Inicio General Competición
¡Hola a [email protected]!
Debido a los abusos por parte de algunos usuarios del foro de coches.net en sus denuncias por spam, nos vemos obligados a banear y/o borrar los usuarios que denuncien a spam de forma indiscriminada conversaciones o hilos que no lo sean.
Por favor, entre todos hagamos un buen uso de las herramientas disponibles del foro, para que todo el mundo pueda opinar libremente siguiendo la normativa ética y de respeto. Muchas gracias por vuestra colaboración

Cambios reglamentarios de la F1 para la próxima temporada 2009

TaperetTaperet Forero Master ✭✭✭✭
CAMBIOS REGLAMENTARIOS PARA LA PRÓXIMA TEMPORADA

El botón de la 'hipervelocidad'

1217664576_0.jpgampliarfoto.gif
Alonso podría seguir en Renault tras los cambios en 2009 (Foto: EFE)



Actualizado sábado 02/08/2008 10:09 (<A href="http://www.elmundo.es/imasd/explica/diferencias_horarias/#CET"><ACRONYM title="Central European Time">CET</ACRONYM>)
imprimir.gifenviar.giffuentemenos.giffuentemas.gif

JAIME RODRÍGUEZ
MADRID.- En el cine es un clásico. Aparece en los vehículos futuristas de James Bond o en el Halcón milenario de La guerra de las galaxias. Pasaba de la velocidad de la luz a la hipervelocidad en sus aventuras contra el Imperio usando sólo una palanca. En la televisión, Michael Knight hacía volar a Kitt, su coche fantástico, pulsando el botón rojo del motopropulsor. El próximo año serán Fernando Alonso o Lewis Hamilton los que contarán en sus monoplazas con una versión real de este dispositivo hasta ahora producto de la ficción. La Fórmula 1 se reinventará en 2009 gracias a revolucionarias innovaciones, con el botón de la hipervelocidad como bandera del gran cambio.

El campeonato actual se juega hoy y mañana en el Gran Premio de Hungría, pero las escuderías y los pilotos piensan ya en el futuro que asoma. Un Mundial expuesto a una variación en las jerarquías: más abierto, más igualado, con carreras más divertidas, con más adelantamientos, mayor sensibilidad por el medio ambiente. La Federación Internacional está empeñada en dar un giro a la competición y adecuarla a los duros tiempos económicos que corren.

Los objetivos finales son disminuir el gasto para que las grandes marcas no huyan hartas del brutal desembolso que supone este espectáculo (de 250 a 500 millones de euros anuales) e invitar a nuevos mecenas a que entren en la ruleta. La quiebra meses atrás de Super Aguri, uno de los equipos más modestos de la parrilla, ha sido el empujón definitivo para los planes de la FIA y su presidente.

Max Mosley intenta limpiar su imagen (tras la escandalosa orgía que destapó un periódico inglés) promoviendo un paquete de normas que, en su opinión, garantizarán la solvencia del negocio a medio plazo. "Debemos bajar los costes de la Fórmula 1 un 50 por ciento, me lo han pedido los fabricantes. Se puede y se debe hacer", ha afirmado esta semana Mosley.

Los ideólogos de la reforma han impuesto cuatro grandes novedades: el sistema KERS de recuperación de energía, el regreso de las ruedas lisas (slicks), reducir los elementos aerodinámicos y la implantación de un alerón delantero regulable por el piloto desde su cuadro de mandos.

"Será un cambio radical. En serio, la gente ni se lo imagina", opina Pedro Martínez de la Rosa. "Todos estamos inventando un coche nuevo. No vale casi nada de los modelos de los últimos años. Los equipos de arriba están atemorizados, porque puede ser que a ellos les salga un mal coche y a escuderías con pobres resultados ahora, como la nuestra, uno muy competitivo", apunta Iñaki Rueda, ingeniero de Renault. "Puede haber muchas sorpresas. A los grandes no nos conviene un cambio tan importante. Veremos cómo nos adaptamos", susurran con recelo desde los laboratorios de una de las marcas que pelea en 2008 por el título.

Tan imprevisible panorama asusta a unos e ilusiona a otros, por ejemplo a Fernando Alonso. Uno de los motivos que sopesa el español para continuar el próximo año en Renault, antes de cambiar de colores en 2010, es la posibilidad de que su actual equipo dé con la fórmula adecuada en este carrusel de modificaciones y le fabrique una buena montura.

En los departamentos financieros de Mercedes, Toyota, BMW, Ferrari o Renault aplauden las medidas de ahorro en la carísima Fórmula 1, no así sus encargados de ganar carreras. Esta semana, los directores de las escuderías, con Flavio Briatore al frente, se reunieron en Maranello para constituir la Asociación de Equipos de Fórmula 1. ¿El fin? Coger fuerza para negociar los cambios en el reglamento y también lograr que aumenten los beneficios anuales (ahora unos 800 millones de euros a repartir entre todas las marcas).
Pero mientras tanto, trabajan en los remozados monoplazas de 2009. Hasta el momento, su gran preocupación es la entrada del sistema KERS de recuperación de energía, que en los últimos test de Jerez provocó una descarga eléctrica a un mecánico de BMW.

El denominado KERS toma forma en el botón fantástico que los pilotos apretarán para darle un impulso añadido de potencia a sus coches a la hora de adelantar a un rival en la recta, salir con más brío de una curva o arrancar con fuerza en la salida. En ese instante, se aplicará la energía almacenada en cada frenada en un pequeño motor eléctrico, como algunos autobuses urbanos incorporan ya. El acelerón extra sólo podrá utilizarse durante siete segundos por vuelta.

Será la primera aparición en la elite del automovilismo de sistemas híbridos (gasolina+electricidad) de propulsión. El objetivo es reducir la factura de combustible que gastan en cada carrera los Fórmula 1 (su litro está aproximadamente a 10 euros) y la contaminación que producen. Coches más rápidos, más baratos y más ecológicos. La confirmación, en la temporada 2009.
Hay un gran número de dispositivos mecánicos pensados para aumentar la líbido de las mujeres. El más efectivo es, sin duda, el Mercedes Benz SL.
«13

Comentarios

Deja un Comentario

NegritaItálicaTacharOrdered listLista desordenada
Emoji
Imagen
Alinear a la izquierdaAlinear al centro Alinear a la derechaAlternar vista HTMLAlternar la página completa Alternar luces
Sube una imagen o archivo