Inicio Off-Topics
¡Hola a [email protected]!

[email protected] al nuevo foro de coches.net. ¡Esperamos que os guste! :)

Si tenéis algún problema o sugerencia podéis comentarlo en este post

El alma y el cuerpo. ¿Cosas distintas?

135

Comentarios

  • Baby IceBaby Ice MegaForero
    AlfaroRomero escribió :
    Si, ese sería el final de este debate, pero me temo que para saber esto falta muchisimo tiempo, tanto que tal vez nos volvería a pillar el big bang y seguiriamos sin descubrirlo.

    Pero pruebas las hay y han habido desde siempre, es solo que es mas facil negar, ignorar o mofarse cuando se habla de temas que no comprendemos, que acaban cuando naces y empiezan cuando mueres.

    Yo no tengo duda de que hay un alma, y la prueba está en que a veces se quedan y manifiestan en nuestra dimension, cuando hay algo a medio hacer, cuando queda un pesar, cuando les falta paz y eso es indiscutible, pero insisto, es mas facil reirse o pasar del tema que interesarse objetivamente.
    Yo los fenomenos paranormales se los dejo a iker jimenez...
    302x4i0.jpg

    Organizando el pesimismo


  • jumacojumaco MegaForero ✭✭✭✭
    AlfaroRomero escribió :
    Si, ese sería el final de este debate, pero me temo que para saber esto falta muchisimo tiempo, tanto que tal vez nos volvería a pillar el big bang y seguiriamos sin descubrirlo.

    Pero pruebas las hay y han habido desde siempre, es solo que es mas facil negar, ignorar o mofarse cuando se habla de temas que no comprendemos, que acaban cuando naces y empiezan cuando mueres.

    Yo no tengo duda de que hay un alma, y la prueba está en que a veces se quedan y manifiestan en nuestra dimension, cuando hay algo a medio hacer, cuando queda un pesar, cuando les falta paz y eso es indiscutible, pero insisto, es mas facil reirse o pasar del tema que interesarse objetivamente.

    Hace poco vi un reportaje de Carl Sagan en el que explicaba que era perféctamente posible que existiera una cuarta dimensión ocupando el mismo espacio físico que la nuestra, aunque obviamente nosotros no llegaríamos a apreciarla, o por lo menos no en su totalidad.

    Pero hay gente muy cerrada para estas cosas. No se si por miedo o porque son incapaces de abrirse a otras alternativas. De hecho, los " no creyentes ", ante un hecho registrado ( como una psicofonía, psicoimagen, desplazamiento de objetos,.... ) son capaces de sacar las explicaciones más rocambolescas para explicar de manera "científica" lo que ha pasado.
  • M3thM3th MegaForero ✭✭✭✭✭
    joanet escribió :
    basicamente esta seria mi opinion
    solo que yo no estoy cada vez mas convencido sino que lo he estado siempre por igual

    el amor, el alma, la felicidad... son conceptos no reales, creados por el hombre para intentar explicar cosas abstractas. Palabras creadas de estados, conciencias...
    eso no quiere decir que no sean importantes porque el alma hace que mucha gente sea mejor persona (o peor), ya no digamos de lo que es capaz el amor...

    Como explicas la felicidad de una persona? la felicidad la habrás experimentado alguna vez, no? es irreal?

    que explicacion quimica das para esos estados... o conciencias?

    es mas... como saben los atomos que forman nuestro cuerpo, que ese dolor (los atomos duelen? le dolerá la barriga al oxigeno de nuestra atmosfera?) como saben esos atomos que ese dolor de estomago, significa que tenemos hambre? o una ulcera?


    ya no hablemos de la depresion... que explicaciones quimicas hay para eso?

    no me cabe duda de que las habrá, pero se han descubierto, y demostrado ya? que no se haya descubierto o demostrado aun significa que no existen?
    Perque plori la meva mare que plori la teva...
  • AlfaroRomeroAlfaroRomero Forero Master ✭✭✭
    Jumaco ha contestado a todos.

    Lo dicho es mas facil reirse o pasar que investigar y formarse una opinion objetiva y personal.
  • joanetjoanet MegaForero ✭✭✭✭✭
    Baby Ice escribió :
    La cuestión no abarca tanto las diferencias entre varias personas, sino más bien el hecho de si:
    1. el alma es producto de la materia (cuando el cerebro de una persona funciona, los pensamientos y sentimientos que se tienen son los que forman ese llamado "alma")
    o bien
    2. el cuerpo simplemente es un recipiente del alma, la cual es independiente de la materia del cuerpo.

    bien explicado para simples como yo, entonces lo tengo claro, la primera opcion es mi opinion
    CRUIJFF_JOHAN_jpg.jpg
  • M3thM3th MegaForero ✭✭✭✭✭
    AlfaroRomero escribió :
    Jumaco ha contestado a todos.

    Lo dicho es mas facil reirse o pasar que investigar y formarse una opinion objetiva y personal.

    las opiniones objetivas en causas no demostradas son un poco dificiles... y opiniones personales tenemos todos.

    otra cosa es que no coincidan las de unos con las de otros...
    Perque plori la meva mare que plori la teva...
  • Baby IceBaby Ice MegaForero
    M3th escribió :
    Como explicas la felicidad de una persona? la felicidad la habrás experimentado alguna vez, no? es irreal?

    que explicacion quimica das para esos estados... o conciencias?

    es mas... como saben los atomos que forman nuestro cuerpo, que ese dolor (los atomos duelen? le dolerá la barriga al oxigeno de nuestra atmosfera?) como saben esos atomos que ese dolor de estomago, significa que tenemos hambre? o una ulcera?


    ya no hablemos de la depresion... que explicaciones quimicas hay para eso?

    no me cabe duda de que las habrá, pero se han descubierto, y demostrado ya? que no se haya descubierto o demostrado aun significa que no existen?
    El miedo es una respuesta quimica de nuestro cerebro hacia algo que creemos que representa un peligro para nosotros. Yo veo la felicidad desde un punto de vista epicureista, felicidad como ausencia de miedos.
    Asi explico yo la felicidad, explicando el miedo. Sigue siendo una reaccion quimica de nuestro cerebro hacia cosas que nos producen diversas sensaciones, en este caso esta.
    302x4i0.jpg

    Organizando el pesimismo


  • M3th escribió :
    Como explicas la felicidad de una persona? la felicidad la habrás experimentado alguna vez, no? es irreal?

    que explicacion quimica das para esos estados... o conciencias

    ¿Dopamina?
  • AlfaroRomeroAlfaroRomero Forero Master ✭✭✭
    Me temo que confundis los sentimientos humanos con la esencia de los humanos, los sentimientos son quimicos, fisicos, psicologicos, todos emanan del cerebro, pero el alma va mucho mas allá, es la esencia de la persona, el espíritu no se puede explicar ni entiender, está ahí y es el pilar de una persona, su esencia, algo mucho mas trascendental que meros sentimientos, o miedos.

    Intentais explicar el alma fisicamente, psicologicamente, quimicamente, ese es vuestro error, el espiritu va mas allá de todos estos campos. El alma no se ve, ni huele, ni se toca, no es nada que tenga que ver con la naturaleza propiamente humana o este mundo/dimension, y vosotros intentais buscarle una explicacion 'racional' adaptando los conocimientos actuales segun vuestros intereses oculares o tangibles sin ver mas allá.
  • M3thM3th MegaForero ✭✭✭✭✭
    Baby Ice escribió :
    El miedo es una respuesta quimica de nuestro cerebro hacia algo que creemos que representa un peligro para nosotros. Yo veo la felicidad desde un punto de vista epicureista, felicidad como ausencia de miedos.
    Asi explico yo la felicidad, explicando el miedo. Sigue siendo una reaccion quimica de nuestro cerebro hacia cosas que nos producen diversas sensaciones, en este caso esta.

    Si, eso invita a pensar el libro de punset que habla de la felicidad...

    Ahora podemos debatir qué es el miedo.

    En un animal que huye el miedo es facilmente explicable...

    pero qué es el miedo exactamente? una reaccion quimica.

    dos combustiones son reacciones quimicas, y siempre se produce el mismo resultado.

    Porqué diferentes elementos que en una persona causan miedo, en otras no?

    que es lo que hace que una se sienta amenazada y se produzca esa reaccion quimica en su cerebro, y sin embargo en otro no?

    dicho de otra forma, si el cerebro es cerebro, y las personas somos un 70 % agua.

    porqué mi madre tiene miedo a viajar en coche, y yo disfruto? si varío mi alimentacion esto cambiará?
    Perque plori la meva mare que plori la teva...
  • M3thM3th MegaForero ✭✭✭✭✭
    mauro escribió :
    ¿Dopamina?
    creo que no, en todo caso seria THC ...
    Perque plori la meva mare que plori la teva...
  • M3th escribió :
    creo que no, en todo caso seria THC ...

    Hasta donde yo sé el THC es una sustancia que el cuerpo no produce, así que si fuera el responsable de la sensación de alegría sólo los fumetas podrían alcanzar la felicidad... No creo que sea el THC el responsable.
  • M3thM3th MegaForero ✭✭✭✭✭
    que haya gente que no sepa lo que es la felicidad autentica no significa que no exista.... image
    Perque plori la meva mare que plori la teva...
  • M3th escribió :
    que haya gente que no sepa lo que es la felicidad autentica no significa que no exista.... image

    Jajajajajajajajajajaja image
  • M3thM3th MegaForero ✭✭✭✭✭
    mauro así que lo produzca el cuerpo... no querrás referirte a las endorfinas?
    Perque plori la meva mare que plori la teva...
  • M3th escribió :
    mauro así que lo produzca el cuerpo... no querrás referirte a las endorfinas?

    Yo qué sé, no soy médico image

    Es posible que sean las endorfinas, de lo que estaba seguro es de que acababa en "ina" y no en "orro" o "anuto" imageimageimage
  • Baby IceBaby Ice MegaForero
    M3th escribió :
    Si, eso invita a pensar el libro de punset que habla de la felicidad...

    Ahora podemos debatir qué es el miedo.

    En un animal que huye el miedo es facilmente explicable...

    pero qué es el miedo exactamente? una reaccion quimica.

    dos combustiones son reacciones quimicas, y siempre se produce el mismo resultado.

    Porqué diferentes elementos que en una persona causan miedo, en otras no?

    que es lo que hace que una se sienta amenazada y se produzca esa reaccion quimica en su cerebro, y sin embargo en otro no?

    dicho de otra forma, si el cerebro es cerebro, y las personas somos un 70 % agua.

    porqué mi madre tiene miedo a viajar en coche, y yo disfruto? si varío mi alimentacion esto cambiará?
    ¿Por qué si una grupo de leones se topan con un grupo de cazadores con lanzas, y disposicion a atacarles, algunos leones huyen y otro se quedan a luchar? El primer instinto es de miedo, y cada cual lo maneja o lo expresa de una manera u otra.

    Tu y tu madre podeis sentir miedo hacia la velocidad en el coche, ella lo expresa no queriendose montar, tu lo expresas utilizando, aprovechando ese miedo como una descarga de adrenalina que te hace disfrutar.

    ¿Me explico?
    302x4i0.jpg

    Organizando el pesimismo


  • Baby IceBaby Ice MegaForero
    AlfaroRomero escribió :
    Me temo que confundis los sentimientos humanos con la esencia de los humanos, los sentimientos son quimicos, fisicos, psicologicos, todos emanan del cerebro, pero el alma va mucho mas allá, es la esencia de la persona, el espíritu no se puede explicar ni entiender, está ahí y es el pilar de una persona, su esencia, algo mucho mas trascendental que meros sentimientos, o miedos.

    Intentais explicar el alma fisicamente, psicologicamente, quimicamente, ese es vuestro error, el espiritu va mas allá de todos estos campos. El alma no se ve, ni huele, ni se toca, no es nada que tenga que ver con la naturaleza propiamente humana o este mundo/dimension, y vosotros intentais buscarle una explicacion 'racional' adaptando los conocimientos actuales segun vuestros intereses oculares o tangibles sin ver mas allá.
    Al igual que tu opinas sobre nuestro supuesto error, yo opino que el tuyo esta en que das por sentadas las cosas. Intentas dejar claras tus opiniones como si fuesen verdades absolutas. Esta claro que nadie podra afirmar nada nunca con total seguridad, se puede creer en lo que se dice y apoyarte en pruebas o argumentos, pero no podemos creer que lo que nosotros pensamos y decimos es lo correcto.
    302x4i0.jpg

    Organizando el pesimismo


  • Jose BPJose BP MegaForero
    El punto central de la filosofía de la mente es el problema mente-cuerpo. En su origen está la pregunta: ¿cuál es la relación entre los estados mentales (o la conciencia, lo psíquico, el alma) con los estados físicos (o el cerebro, lo material, el cuerpo)? ¿Se trata de dos sustancias diferentes? ¿O son lo mental y lo físico una sola cosa? Estas son las preguntas fundamentales de la filosofía de la mente. No obstante, las respuestas suscitan un sinfín de nuevas preguntas: ¿Son libres nuestro pensamiento y nuestra voluntad? ¿Pueden las computadoras poseer una mente? ¿Puede existir la mente sin el cuerpo? La filosofía de la mente es por tanto un estudio con ramificaciones muy diversas.
    La primera formulación clásica del problema mente-cuerpo se debe a René Descartes[1]. Pero la reflexión acerca de la relación entre la mente y el cuerpo se remonta hasta la antigüedad. Platón defiende un dualismo explícito, que se pone de manifiesto en su argumentación en favor de la transmigración del alma: Si el alma sobrevive a la muerte del cuerpo, ha de ser algo diferente de este[2]. En Aristóteles esto es diferente. Aristóteles postula un "pneuma", que, como principio de la vida, se encuentra en todo ser vivo, pero que no es algo contrapuesto al mundo material y corporal. En la Edad media cristiana (escolástica) la distinción entre el cuerpo y el alma inmaterial es piedra angular del filosofar. La influencia de la filosofía medieval es evidente en la formulación cartesiana del dualismo.
    La mayoría de las personas perciben intuitivamente un abismo entre los fenómenos mentales y los físicos. Esto ha llevado a que durante largo tiempo los puntos de vista dualistas fueran los predominantes en la filosofía de la mente. Hoy en día la mayoría de los filósofos defiende posiciones materialistas. Sobre esta base debe no obstante darse respuesta a la cuestión de cómo se explica la conciencia desde el punto de vista materialista.

    Respuestas dualistas al problema mente-cuerpo URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=2"]editar[/URL

    El dualismo responde al abismo intuitivo entre la vida mental interior y la realidad física de la siguiente manera. Afirma que aquí nos encontramos ante dos entidades fundamentalmente diferentes: entidades mentales y físicas. Dependiendo de la ulterior caracterización de dichas entidades y de cómo se explique la relación entre las entidades mentales y físicas, se llegará a formas muy diversas de dualismo.

    Argumentos en favor del dualismo URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=3"]editar[/URL

    ¿Se basa el dualismo únicamente en el abismo intuitivo entre lo mental y lo material? ¿O existen argumentos concretos en favor del dualismo? El argumento más conocido es el desarrollado por René Descartes en las Meditaciones. En resumen, es el siguiente: Puedo imaginarme clara y distintamente que el espíritu exista sin la materia. Lo que uno puede imaginar clara y distintamente es al menos, por principio, posible. Así, pues, es al menos posible que el espíritu exista sin la materia. Si es posible que el espíritu exista sin la materia, espíritu y materia han de ser entidades diferentes. Puesto que espíritu y materia han de ser entidades diferentes, en consecuencia el dualismo es cierto.
    Las premisas del argumento pueden ponerse en duda. ¿Por qué, por ejemplo, habría de ser algo posible sólo porque puede imaginarse clara y distintamente? A pesar de problemas de este tipo, aún hoy en día se siguen defendiendo variantes del argumento cartesiano, por ejemplo, Saul Kripke[3]. Las posiciones dualistas se vuelven más plausibles por los problemas que plantea el materialismo que por sus propios argumentos positivos.

    Dualismo interaccionista URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=4"]editar[/URL

    180px-Frans_Hals_-_Portret_van_Ren%C3%A9_Descartes.jpg magnify-clip.png
    René Descartes en un retrato de Frans Hals (1648)


    La forma clásica del dualismo es el dualismo interaccionista. La primera formulación[4] precisa se la debemos a René Descartes, y aún hoy en día sigue teniendo partidarios. Karl Popper y John Eccles han sido los dualistas interaccionistas más célebres del siglo XX[5]. Las ideas fundamentales son las siguientes: Mente y materia son substancias diferentes e interactúan entre sí. Si me pincho un dedo con una aguja, de él parten señales hacia el cerebro y allí ha de haber un "lugar" donde el cerebro actúe sobre la mente inmaterial. De la misma manera funciona en sentido inverso: cuando siento dolor la mente inmaterial actúa sobre el cerebro. Este envía señales a, por ejemplo, la mano, y la retiro.
    Un dualismo de este tipo tiene que enfrentarse a serios problemas. Si existe un lugar donde se produce la interacción entre la mente y el cerebro, este lugar ha de ser localizable. Sin embargo, las especulaciones de Descartes (él pensó que el lugar de la interacción se encontraba en la epífisis) fueron pronto refutadas. Tampoco se halló en el cerebro ningún otro lugar visible en el que el comportamiento de las neuronas sólo fuera explicable por la acción de un espíritu inmaterial. Dejando a un lado que en el cerebro no parece haber ningún "lugar" en el que se produzca una interacción, la cuestión del tipo de acción recíproca entre mente y cerebro permanece abierta. Algunos filósofos suponen que dicha interacción se produce por medio de efectos cuánticos.

    Otros dualismos URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=5"]editar[/URL

    Existen también otras formas de dualismo, entre las que mencionaremos las cuatro más importantes.
    1) Paralelismo psicofísico: El paralelismo fue desarrollado por Gottfried Wilhelm Leibniz[6]. Las tesis centrales son:
    1. Espíritu y materia son dos substancias diferentes.
    2. Dichas substancias no interactúan entre sí.
    3. Sino que actúan en paralelo, pero de modo sincronizado.
    De este modo se superarían los problemas del dualismo interaccionista, pues ya no habría que buscar un lugar en el cerebro donde se produjera la interacción. Sin embargo, este planteamiento arroja nuevas preguntas. Si quiero ir al frigorífico (proceso mental), normalmente voy al frigorífico (proceso físico). ¿Cómo puede ser que entre mente y materia no se produzcan efectos recíprocos? El paralelismo responde a esto que los sucesos mentales y materiales corren de forma paralela, al igual que relojes sincronizados. Intuitivamente, parecería una casualidad increíble que en todos los seres que experimentan fenómenos mentales la maquinaria física corriera exactamente de forma paralela a dichos fenómenos, pero Leibniz atribuyó la razón de ese paralelismo a la acción de Dios.
    180px-Gottfried_Wilhelm_von_Leibniz.jpg magnify-clip.png
    Gottfried Wilhelm Leibniz en un retrato de Bernhard Christoph Francke (alrededor de 1700)


    2) Ocasionalismo: El ocasionalismo ha sido defendido, entre otros, por Nicolas Malebranche. La idea es la siguiente: Cuando quiero hacer algo se está produciendo un suceso inmaterial en mi espíritu. Dios conoce ese hecho y hace que el cuerpo se ponga en movimiento.
    3) Epifenomenalismo: El epifenomenalismo fue desarrollado por Thomas Henry Huxley. Entiende la conexión entre mente y materia como una relación de un solo sentido: la materia actúa sobre la mente inmaterial, pero no a la inversa. Sin embargo, el epifenomenalismo plantea problemas similares a los del dualismo interaccionista. ¿En qué lugar se produce el efecto sobre la mente? ¿Cómo se produce dicho efecto? Todavía hoy hay defensores del epifenomenalismo. Uno de ellos era, hasta hace poco, Frank Jackson[7].
    4) Dualismo de propiedades: El dualismo de propiedades ha experimentado un renacimiento en los últimos años debido a un libro de David Chalmers[8]. El dualismo de propiedades puede incluirse entre los dualismos sólo con ciertas reservas. Al contrario que los demás, con respecto a la substancia es un monismo; es incluso compatible con la tesis de que todo se compone de pequeñas partículas físicas. Sostiene, no obstante, que hay propiedades no materiales. Chalmers califica a la propiedad de "ser experimentado de determinada manera"(los qualia) de propiedad no material. Sus reflexiones se apoyan en el concepto de superveniencia y en la lógica de las explicaciones reductivas.

    Respuestas monistas al problema mente-cuerpo URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=6"]editar[/URL

    El monismo, en contraposición al dualismo, afirma que sólo hay una substancia. Hoy en día casi todos los monismos son materialistas. Así, pues, afirman que la única substancia existente es la materia. No obstante, son posibles otras formulaciones: podría también afirmarse que no hay materia, sino sólo espíritu. Tal monismo idealista tiene pocos defensores en la actualidad. Una tercera posibilidad consiste en suponer una substancia que no es ni materia ni espíritu. Lo mental y lo físico serían propiedades de esa única substancia. Esta posición fue defendida por Baruch Spinoza y popularizada por Ernst Haeckel en el siglo XIX. Este monismo se asemeja al dualismo de propiedades (V. más arriba). En lo que sigue nos ocuparemos únicamente de los monismos materialistas clásicos.

    Conductismo URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=7"]editar[/URL

    El conductismo ha sido la corriente dominante en la filosofía de la mente durante la primera mitad del siglo XX. En la psicología surgió como reacción al problema de la introspección: cuando mediante la introspección alguien habla de su mundo mental interior, no hay manera (o no la había entonces) de comprobar la veracidad de sus declaraciones. Pero sin posibilidad de verificación, dicen los conductistas, no hay ciencia posible. ¿Cuál es la solución para la psicología? Debería renunciar a ocuparse de la vida íntima mental y la introspección y, en vez de eso, describir el comportamiento.
    Paralelamente a estos desarrollos de la psicología fue surgiendo un conductismo filosófico. Este se caracteriza por un verificacionismo que considera carentes de sentido las declaraciones sobre la vida íntima mental que no pueden ser comprobadas. Sin embargo, qué son los estados mentales si no conforman una vida íntima mental de la que se pueda dar cuenta mediante la introspección? Los conductistas responden: los estados mentales son descripciones de la conducta o disposiciones.
    El conductismo filosófico se considera hoy en día ya superado. Además de otros problemas, no resulta plausible afirmar que cuando alguien habla de sus punzantes dolores de cabeza esté hablando de su conducta.

    Teoría de la identidad URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=8"]editar[/URL

    La teoría de la identidad[9], desarrollada por John Smart y Ullin Place, fue la reacción al fracaso del conductismo. Si los estados mentales son algo material, pero no conducta, habrá que suponer que son idénticos a los estados físicos internos. De esto se sigue inmediatamente que un estado mental M no es otra cosa que un estado cerebral C. El estado mental "deseo de un café" no sería otra cosa que "la activación de determinadas neuronas de determinadas regiones cerebrales".
    User-FastFission-brain.gif La teoría de la identidad experimentó un impulso debido a los avances de la neurociencia. Los actuales procedimientos de monitorización proporcionan nuevos conocimientos acerca del funcionamiento del cerebro.


    Pese a una cierta plausibilidad inicial, la teoría de la identidad tiene que enfrentarse con al menos un serio problema, la realización múltiple, tal como la formuló Hilary Putnam[10]. Parece claro que no sólo los seres humanos, sino también por ejemplo los anfibios, o los alienígenas si los hubiera, pueden padecer dolores. Pero parece improbable que todos los seres con los mismos dolores se encuentren en el mismo estado cerebral. Pero si no es ese el caso, entonces el dolor no puede ser idéntico a un determinado estado cerebral. De modo que la teoría de la identidad carece de fundamento empírico.
    Incluso si sucediera que un determinado estado cerebral está ligado en cada caso con un único estado "mental" de la persona, esta correlación absoluta entre estado mental y estado cerebral no significaría necesariamente que ambos estados son de hecho uno y el mismo.
    Otro problema de la teoría de la identidad radica en que, ciertamente, puede describir el "deseo de tomar un café" por medio de un determinado estado cerebral; sin embargo, la declaración acerca del estado cerebral sólo tiene significado si sabemos lo que significa sentir el deseo de tomar un café. Así pues, un lenguaje neurocientífico sobre los procesos mentales no puede prescindir del contenido semántico del lenguaje corriente, que expresa tanto los procesos mentales como el deseo de tomar un café, y no puede por tanto sustituirlo, como se pretende.
    Pese a estos problemas, hoy en día se da un cierto renacimiento de la teoría de la identidad, debido sobre todo a Jaegwon Kim.

    Funcionalismo URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=9"]editar[/URL

    El funcionalismo fue desarrollado, entre otros por Hilary Putnam, como reacción a los problemas de la teoría de la identidad[11]. La idea es la siguiente: Si los seres con estados cerebrales diferentes pueden tener el mismo estado mental (con lo que la teoría de la identidad se revela falsa), ha de existir no obstante algo que los estados cerebrales tengan en común. La solución de los funcionalistas consiste en subsumir los distintos estados cerebrales bajo el mismo estado funcional. Los estados mentales serían entonces estados funcionales.
    Pero ¿qué son los estados funcionales? A menudo se explica utilizando el ejemplo de una sencilla máquina automática. Imaginemos una máquina expendedora que por cada euro da una golosina. La máquina puede describirse por medio de sus diferentes estados. Ha de haber un estado en el que la máquina expulse la golosina sin pedir más monedas. Pero ha de haber también estados en los que la máquina pida una moneda de 50 ó 20 céntimos más para expulsar algo. En clave de la teoría de autómatas, la máquina expendedora de golosinas puede describirse completamente de esta manera, por medio de estados funcionales abstractos. Lo fundamental del ejemplo está en que la descripción es válida con independencia de cómo esté hecha la máquina. La analogía es clara: los estados mentales son estados funcionales independientemente de los estados cerebrales concretos que los produzcan.

    Materialismo no reductivo URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=10"]editar[/URL

    Para muchos filósofos hay dos convicciones que van juntas:
    1. El materialismo es cierto, los estados mentales han de ser estados materiales.
    2. Todas las propuestas reductivas concretas son insatisfactorias: los estados mentales no pueden reducirse a conductas, estados cerebrales o estados funcionales.
    Esto nos lleva a la pregunta de si puede haber un materialismo no reductivo. El monismo anómalo de Donald Davidson es un intento de formular tal tipo de materialismo [12].
    Esta idea se formula a menudo con el concepto de superveniencia: los estados mentales supervienen sobre los estados físicos, pero no son reducibles a ellos. "Superveniencia" describe ahí una relación de dependencia: lo mental no puede cambiar sin que haya cambios físicos.
    Entre otras alternativas al monismo reduccionista, también se encuentra el fisicalismo no reduccionista propuesto por Malcolm Jeeves, profesor de filosofía de la Universidad de St. Andrews en Escocia, y Warren Brown, profesor de psicología en el Fuller Theological Seminary en California. Para estos autores, su “fisicalismo” estriba en sostener que no es necesario postular para el alma o la mente una segunda entidad metafísica. Para esta postura, el alma o la mente están fisiológicamente expresadas o encarnadas en nuestra persona, pero no cabe una explicación exhaustiva de esta en virtud de un análisis exclusivamente biologicista. Su propuesta se encamina a reconciliar nuestros puntos de vista sobre cuerpo y alma –mente y cerebro– considerándolos en el conjunto de la persona. “Nosotros somos almas, no tenemos almas”, señalan como una frase que pretende resumir acertadamente su pensamiento.

    Materialismo eliminativo URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=11"]editar[/URL

    Si se es materialista, se considera que los esfuerzos reductivos han fracasado y que un materialismo no reductivo es incoherente, puede recurrirse a una última opción y afirmar: "No hay estados mentales".[13] Pero ¿no es esto completamente absurdo? Los materialistas eliminativos afirman que los estados mentales han sido introducidos por nuestra psicología vulgar. Si ahora, con los avances científicos, la psicología vulgar se revela falsa, también habremos de acabar con las entidades por ella postuladas. En este punto, eliminativistas como por ejemplo Patricia y Paul Churchland a menudo señalan el destino de otras teorías falsas a lo largo de la historia. Por ejemplo, la brujería se ha mostrado falsa. La consecuencia es la aceptación de la no existencia de brujas.

    Crítica de la filosofía del lenguaje al problema mente-cuerpo URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=12"]editar[/URL

    Todo intento de resolver el problema mente-cuerpo se topa con serios problemas, en particular problemas conceptuales. Cabe por tanto la posibilidad de rechazar el problema mente-cuerpo como un falso problema. Esta posición es defendida hoy en día en particular por la filosofía analítica, siguiendo a Ludwig Wittgenstein [14]. Los defensores de esta posición explican que es un error preguntarse cómo se ajustan los estados mentales y los biológicos. Más bien debería aceptarse que los seres humanos pueden describirse de formas diversas: por ejemplo, en términos mentales o biológicos. A juicio de la tradición wittgensteniana los falsos problemas surgen cuando se intenta reducir una forma de descripción a otra, o también cuando se emplea el vocabulario mental en el contexto equivocado. Este es por ejemplo el caso cuando se buscan estados mentales en el cerebro. El cerebro es, sencillamente, el contexto equivocado para la utilización del vocabulario mental. La búsqueda de estados mentales en el cerebro es, por tanto, un error categorial o una pura confusión de conceptos.
    En la actualidad esta posición es defendida por intérpretes de Wittgenstein, como Peter Hacker [15]. También Hilary Putnam, el iniciador del funcionalismo, sostiene que el problema mente-cuerpo es un falso problema que se disuelve acudiendo a Wittgenstein [16].

    El naturalismo y sus problemas URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=13"]editar[/URL

    La tesis del materialismo es que la mente es algo material. El problema fundamental de esta posición es que la mente tiene propiedades que ningún objeto material posee. El materialismo debe por tanto explicar cómo puede ser que a un objeto material le correspondan, no obstante, esas propiedades. A menudo se denomina al proyecto de acometer esta explicación "naturalización de la mente". ¿Cuáles son las propiedades críticas? Las más conocidas son las dos siguientes:

    Qualia URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=14"]editar[/URL

    Muchos estados mentales tienen la propiedad de ser experimentados de maneras diversas.[17] Lo esencial del estado mental dolor es, evidentemente, que hace daño. Pero ¿de dónde viene esa experiencia (los qualia)? En un estado neuronal o funcional nada indica que vaya acompañado de una experiencia de dolor. A menudo el argumento se formula también como sigue: Los acontecimientos cerebrales no pueden (aún) explicar, por qué se dan acompañados de las vivencias correspondientes. ¿Por qué muchos procesos cerebrales tienen lugar con un destello en la conciencia? No parece posible explicarlo.
    Parece, no obstante, que las ciencias deberían explicar esas vivencias. Esto se deduce de la lógica de las explicaciones reductivas. Si pretendo explicar reductivamente un fenómeno (p.e., agua), he de explicar también por qué tiene el fenómeno todas las propiedades que tiene (p.e., fluidez, transparencia). En el caso de los estados mentales eso significa que habría de explicarse por qué tienen la propiedad de ser experimentados de determinada manera.

    Intencionalidad URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=15"]editar[/URL

    180px-John_Searle_Mexico_2005.JPG magnify-clip.png
    John Searle, uno de los filósofos de la mente más influyentes (2005)


    La intencionalidad[18] describe la capacidad de los estados mentales de estar dirigidos hacia o encontrarse en relación con algo, lo que hace también que puedan asignárseles valores de verdad. Esto significa que las ideas pueden ser verdaderas o falsas. En principio esto puede no tener nada de extraño; sin embargo, cuando se pretende reducir las ideas a procesos naturales surge un problema: los procesos naturales no son verdaderos o falsos, simplemente suceden. No tendría sentido decir que un proceso natural es verdadero o falso. Pero las ideas o los juicios mentales son verdaderos o falsos, ¿cómo pueden entonces las ideas ser procesos naturales?
    La posibilidad de asignar a las ideas valores de verdad se debe a que las ideas apuntan a hechos. Así, por ejemplo, la idea de que Herodoto fue historiador se refiere a Herodoto y al hecho de que fue historiador. Si se da el hecho, la idea es verdadera; de lo contrario, es falsa. Pero ¿de dónde procede esta relación? En el cerebro se producen únicamente procesos electroquímicos y estos parecen no tener nada que ver con Herodoto.

    La filosofía de la mente y las ciencias de la naturaleza URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=16"]editar[/URL

    Los humanos son seres corporales y, como tales, pueden ser descritos por las ciencias naturales. Puesto que los procesos mentales no son independientes de los procesos corporales, la descripción que las ciencias de la naturaleza hacen de los humanos juega un importante papel en la filosofía de la mente. Aquí son relevantes todas las disciplinas que describen procesos relacionados con lo mental. En consecuencia, la lista de las ciencias relevantes es larga: biología, informática, ciencia cognitiva, cibernética, lingüística, medicina, farmacología, psicología, etc.

    (Neuro-)biología URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=17"]editar[/URL

    El trasfondo teórico de la biología, como sucede en las ciencias naturales modernas en general, tiene un planteamiento materialista. Objeto de estudio son en primer lugar los procesos físicos, que son contemplados como fundamento de la actividad mental y de la conducta. El éxito creciente de la biología en la explicación de los fenómenos mentales se entiende sobre todo por la ausencia de refutación del supuesto fundamental: no hay „ningún cambio de los estados mentales de una persona sin un cambio en su cerebro".
    Dentro de la neurobiología hay diversas disciplinas que se ocupan de la relación entre los procesos mentales y los físicos: El progreso metodológico de las neurociencias, en particular la introducción de los procedimientos de monitorización, condujo en años pasados de manera creciente a la elaboración de ambiciosos programas de investigación: en la agenda se encuentra el descubrimiento y comprensión de los procesos neuronales correspondientes a las funciones mentales (V. tb.: correlato neuronal). Unos pocos neurobiólogos, como Emil du Bois-Reymond y John Eccles han negado la posibilidad de una "reducción" de los fenómenos mentales a procesos cerebrales, en parte por razones religiosas. Hoy en día, el neurobiólogo y filósofo Gerhard Roth defiende una forma del, así denominado por él, "materialismo no reductivo" [19].

    Informática URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=18"]editar[/URL

    La informática se ocupa del procesamiento automático de informaciones (o al menos de sistemas físicos de símbolos a los que se asigna información), tal como hacen las computadoras. Desde su comienzo, las computadoras han sido capaces de desarrollar acciones para las que una persona necesita su mente. Un ejemplo es la multiplicación. Pero está claro que las computadoras no utilizan una mente para multiplicar. ¿Podrían, no obstante, llegar algún día a tener una mente? Esta pregunta ha experimentado un enorme impulso con las investigaciones en el campo de la inteligencia artificial (IA).
    En la IA hay que distinguir entre un programa de investigación modesto y otro más ambicioso: es la distinción de John Searle entre la IA débil y la fuerte. La IA débil tiene por único objetivo simular estados mentales, sin pretender por ello que las computadoras tengan realmente conciencia, etc. El objetivo de la IA fuerte, por el contrario, es una computadora con conciencia. La IA fuerte se remonta al pionero de la computación Alan Turing [20]. Como respuesta a la pregunta "¿Pueden pensar las computadoras?" él formuló el célebre test de Turing. Turing pensaba que una computadora podría pensar cuando en un "chat" fuera indistinguible de una persona. El test de Turing ha recibido muchas críticas, entre otros de John Searle, con su experimento mental de la "habitación china" [21]. Por lo demás, queda aún sin respuesta la pregunta acerca de una posible sensibilidad (qualia) de las computadoras o robots. En este punto la mayoría de los informáticos son poco optimistas.
    Algunos científicos del campo de la informática creen en la actualidad que su especialidad puede aportar una nueva contribución al problema mente-cuerpo. Suponen que a partir de la acción recíproca entre software y hardware, que se produce en toda computadora, es posible que algún día se puedan descubrir teorías que nos ayuden a comprender la acción recíproca entre la mente humana y el cerebro.

    Psicología URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=19"]editar[/URL

    La psicología es la ciencia que investiga directamente los estados mentales. Investiga en concreto estados mentales como la alegría, el temor o las obsesiones. La psicología investiga ahí las leyes que ligan los estados mentales entre sí o con el input y output de las personas.
    Ejemplos de esto nos los proporciona, por ejemplo, la psicología de la percepción. Esta ha descubierto principios generales de la percepción de las formas. Una ley de la psicología de la forma dice: los objetos que se mueven en el mismo sentido se perciben como relacionados entre sí. Esta ley describe una relación entre el input visual y los estados perceptivos mentales. No obstante, esto no dice aún nada acerca de la naturaleza de los estados perceptivos. Las leyes descubiertas por la psicología son compatibles con todas las respuestas al problema mente-cuerpo ya descritas.

    Consecuencias de la filosofía de la mente URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=20"]editar[/URL

    Hay incontables temas que se ven afectados por los resultados de la filosofía de la mente. Claros ejemplos de ello son la naturaleza de la muerte y su carácter definitivo, la naturaleza de las emociones, de la percepción y de la memoria. También la cuestión acerca de qué es una persona y en qué consiste su identidad tiene mucho que ver con la filosofía de la mente. Hay dos temas que, en conexión con la filosofía de la mente, han despertado especial atención: la libertad y el yo.

    Libertad URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=21"]editar[/URL

    En el contexto de la filosofía de la mente la cuestión acerca de la libertad de la voluntad se plantea con renovada intensidad. Esto es así al menos para materialistas y deterministas. Según ellos, las leyes naturales determinan por completo el curso que sigue el mundo material. Los estados mentales –también por tanto la voluntad humana– serían, en virtud de ello, estados materiales. De modo que la voluntad y el actuar estarían completamente determinados por las leyes naturales. Algunos llevan la argumentación un poco más lejos: las personas no pueden determinar por sí mismas lo que quieren y hacen. En consecuencia, no son libres.
    Esta argumentación es rechazada, por una parte, por los compatibilistas. Estos señalan que la pregunta "¿Somos libres?" sólo puede responderse una vez se ha concretado qué se quiere decir con "libre". Y, así sigue su argumentación, no se debería identificar libertad con indeterminación. Con libertad debería significarse más bien el querer y actuar según el mejor saber y entender. En este sentido la persona puede también ser libre aun cuando el determinismo sea cierto. El compatibilista más conocido de la historia de la filosofía fue David Hume. Hoy en día esa posición es defendida, por ejemplo, por Daniel Dennett [22].
    180px-Immanuel_Kant.jpg magnify-clip.png
    Immanuel Kant rechazó el determinismo de la voluntad y defendió el libre albedrío.


    No obstante, hay también incompatibilistas que opinan que la voluntad de las personas es libre. Estos filósofos afirman que el curso del mundo no está completamente determinado por las leyes naturales: al menos la voluntad no ha de estarlo y, por tanto, es potencialmente libre. El incompatibilista más conocido de la historia de la filosofía fue Immanuel Kant [23]. Los críticos con esta posición acusan al incompatibilismo de emplear un concepto de libertad incoherente. Argumentan de la siguiente manera: si nuestra voluntad no está determinada por nada, entonces queremos lo que queremos por pura casualidad. Y si lo que queremos es puramente casual, no somos libres. De manera que si nuestra voluntad no está determinada por nada, no somos libres.

    Yo URL="http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Filosof%C3%ADa_de_la_mente&action=edit&section=22"]editar[/URL

    Por lo demás, la mente ha tenido importantes consecuencias para el concepto de yo. Si por "yo" se entiende el núcleo esencial inmutable de una persona, la mayoría de los filósofos de la mente afirmarán que no existe tal cosa. La idea de un yo como núcleo esencial inmutable surge de la idea cristiana de un alma inmaterial. Tal idea es inaceptable para la mayoría de los filósofos actuales, debido a sus presupuestos materialistas. No obstante, a la luz de los resultados empíricos de la psicología del desarrollo, la biología del desarrollo y la neurociencia, tampoco la idea de un núcleo esencial material constante –plasmado, por ejemplo, en un área invariable del cerebro– parece plausible.
    En vista de este problema, algunos filósofos afirman que deberíamos dejar de hablar de un yo. De todos modos esta es una posición minoritaria; más extendida está la opinión siguiente: Por "yo" no debería entenderse un núcleo esencial inmutable, sino algo que se encuentra en permanente cambio. Un conocido defensor de esta postura es Daniel Dennett. Es también sorprendente ver cómo las reflexiones de la moderna filosofía de la mente coinciden en este punto con la perspectiva tradicional de culturas no europeas, por ejemplo, el budismo.

    pic0057lm9.jpg27062007018tn1.jpg

  • Jose BPJose BP MegaForero
    ¿te sirve con eso baby o lo amplio un pelin mas????

    imageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimage

    pic0057lm9.jpg27062007018tn1.jpg

Deja un comentario

NegritaCursivaTacharOrdered listLista sin ordenar
Emoticonos
Imagen
Alinear a la izquierdaCentrarAlinear a la derechaEnciende/apaga vista HTMLActivar/desactivar la página enteraEncender/apagar las luces
Sube imagen o archivo