¡Hola a [email protected]!

[email protected] al nuevo foro de coches.net. ¡Esperamos que os guste! :)

Si tenéis algún problema o sugerencia podéis comentarlo en este post

Escuela de jóvenes conductores

antonio_volvoantonio_volvo Forero Master ✭✭✭✭
CURSOS DE CONDUCCIÓN
Escuela de jóvenes conductores

La Escuela de Conducción del RACE, en colaboración la Comunidad de Madrid, lleva a cabo cada verano un curso de perfeccionamiento para conductores menores de 26 años.


Los kilómetros acumulados durante una vida son un grado, cierto; pero la experiencia sin los suficientes fundamentos técnicos no podrá salvarnos en una situación de riesgo. Para ser conductores más seguros deberemos recurrir a los diversos cursos que se organizan en nuestro país.

El Real Automóvil Club de España, el RACE, es una de las instituciones que responde a esta demanda. El Club imparte tres tipos de cursos dependiendo de la capacitación de cada conductor, si bien todos están impartidos por un experimentado elenco de profesores con amplia experiencia en el mundo del motor.

Desde el año 2001, en colaboración con la Comunidad de Madrid, y pensando en la educación vial de los conductores jóvenes, la Escuela de Conducción RACE oferta el primero de sus cursos, el Curso de Perfeccionamiento para los menores de 26 años a un precio imbatible: 27 euros.
Ante tal oferta, son muchos los conductores noveles y responsables que se interesan por dicho. Como uno más, elmundo.es quiso vivir la experiencia para contársela a nuestros lectores.

Aprender, más importante que pilotar

A las 9 de la mañana y tras acercarnos al madrileño circuito del Jarama donde se encuentra la Escuela del RACE, nos disponemos a afrontar una primera hora de explicaciones teóricas. Son ocho los alumnos que tienen previsto asistir al curso de esta mañana -por la tarde se impartirá otro- y sin duda hay cierta expectación, aún mas curiosidad y, sobre todo, ganas de salir a la pista.

Tendremos que esperar. Antes, José Ginés Jiménez, uno de los profesores que impartirán el curso junto a Emilio de Diego y Ariela Tramont, se afana en contarnos en apenas una hora, una sucesión de necesarias reflexiones. Además de prodigarse en consejos y referencias sobre la transferencia de pesos y cómo afecta a un automóvil, dedica asimismo un tiempo a la dinámica de conducción, el trazado de curvas o la frenada, con y sin ABS.
Muchos de los asistentes no poseen estas nociones, indispensables para entender las reacciones del vehículo. Es el principal problema de nuestros conductores y ya nos lo advierte Ginés: "Les faltan técnicas de conducción y desconocen cómo influyen las leyes físicas en el coche". Tendrán ocasión de aprenderlo apenas un rato más tarde, cuando se pongan al volante. Aunque antes de empezar a conducir, aún nos aguardan más explicaciones.

La postura al volante, clave en la seguridad

De una correcta postura de conducción depende, entre otras cosas, la rapidez de reacción, el cansancio acumulado en un viaje o el umbral de seguridad en caso de impacto; de ahí la importancia de saber ajustar los distintos reglajes del vehículo para maximizar la seguridad.
Esta idea es la que quiere transmitir Emilio de Diego, quién muestra a los asistentes como regular perfectamente la postura al volante: la distancia de la banqueta, con un truco: si pisamos a fondo el embrague, la pierna debe descansar semiflexionada; el respaldo, con otro. "Encajando bien las caderas en el asiento", señala a la vez que muestra, "cuando estiremos el brazo la muñeca debe quedar por delante del aro del volante".

Asimismo recomienda colocar el reposacabezas de tal forma que la parte más ancha quede a la altura de la coronilla. En cuanto a la distancia respecto al cuello, "de dos a tres dedos, no más". El cinturón, si en nuestro vehículo es regulable en altura, debe ir al hombro y otro consejo: siempre deberemos dar un tirón tras colocárnoslo para ajustarlo lo máximo posible.

También nos explica ciertas reglas para regular los retrovisores: deberemos poder abarcarlos de un golpe de vista, sin tener que buscarlos con la cabeza salvo cuando queramos aparcar.
El manejo del volante merece una mención destacada. No deberemos llevarlo nunca a una sola mano, sino mantener siempre las manos enfrentadas en una postura que, si visualizamos la esfera de un reloj, se corresponde con las dos menos diez.

A pista

Tras una hora y media de explicaciones, por fin llega el momento de aplicar lo aprendido. Las pruebas no serán precisamente fáciles.

Nos trasladamos a una de las dos pistas de maniobras de las que dispone el RACE en los aledaños del circuito, ambas con tramos deslizantes y con capacidad para reproducir lluvia y suelo mojado. En ella tendrá lugar nuestro aprendizaje, constantemente supervisado por los profesores, quienes se irán turnando en el seguimiento de las pruebas colocándose en distintos puntos del recorrido, a la vez que dictan constantes indicaciones a los conductores gracias a los receptores que los vehículos -en este curso Renault Mégane- llevan incorporados.

Empezamos fuerte: la primera prueba o lección consiste en sortear los conos de dos tandas de eslalon que se enlazan por un giro de 180º. El recorrido se hace a velocidad moderada pero es importante pasar lo mas cerca posible de los conos, eso sí, sin derribar ninguno.

Resulta imprescindible para ello la coordinación entre vista y buen manejo de volante. Tras tres repeticiones, la velocidad de ejecución ha ido aumentando paulatinamente pero también los conos derribados -más de uno y más de dos por el coche de elmundo.es, hemos de reconocerlo -, pero no nos quedaremos aquí. La prueba, y la mañana, acaba de comenzar y aún tenemos mucho por descubrir sobre conducción en situaciones límite.
La importancia de unas siglas: ABS

Recién aclimatados a los coches y con aún escasa asimilación de lo aprendido horas antes, pasamos a una lección importante: las frenadas de emergencia, con y sin ABS.

Para ello, los monitores delimitan una recta y mojan el pavimento. Se trata, en un primer momento, de evitar bloquear las ruedas durante la frenada -desconectaremos el ABS- para luego repetir con el sistema antibloqueo conectado.

Las frenadas bruscas se suceden y los bloqueos…también, el truco está en dosificar la fuerza del pedal y en ir frenando entrecortadamente para evitar el bloqueo mientras clavamos embrague. La teoria es fácil de relatar pero a altas velocidades y frenando sobre suelo mojado, los resultados quedan muy lejos de la perfección. Ya con el ABS conectado, la frenada -siempre con el embrague pisado a fondo- es contundente y transmite confianza, puesto que dicho dispositivo incluye unas válvulas que liberan a intervalos la presion sobre el pedal y evitan así el temido bloqueo de las ruedas.
Aun hay más, posteriormente repetimos el ejercicio frenando sobre firme deslizante pero… ¡en curva! Ahora, los intentos que resultan en bloqueo generan como consecuencia que el coche se salga de la trayectoria del giro y que regularmente incluso derrape varios metros. La espectacularidad y ante todo, el sobresalto, están garantizados -véase la foto-.Y es que hay cosas que no se olvidarán fácilmente.

Una vez más el ABS viene a nuestro rescate, facilitando hasta niveles insospechados una trayectoria perfecta efectuada a una velocidad mayor. Gran invento éste, si señor.

El siguiente ejercicio es fácil e incluso relajado viniendo de los sustos anteriores. Se trata de probar en nuestras carnes la entrada en acción del SAFE, un dispositivo que se instala en todos los modelos de la marca Renault y que determina, por la brusquedad y fuerza a la hora de pisar el pedal de freno, si nos encontramos en una emergencia. Si el Renault entiende que es así, actua electrónicamente sobre el freno y embrague y ayuda a detener el coche en escasísimos metros, encendiendo además las luces de emergencia de frenada para avisar a los coches que circulan detrás de nosotros.
Funcionamiento comprobado. Llegando a unos 90 km/h a unos conos que nos indican el momento de frenar, pisamos rápidamente y con todas nuestras fuerzas freno y embrague. El sistema SAFE entra en funcionamiento junto al ABS y la deceleración **** lo brutal, logrando unos resultados muy alentadores en cuanto a distancia de frenada, no más de quince tranquilizadores metros.

El tiempo escasea y aun queda mucho por practicar. Como señala el dicho, tras la calma llega la tormenta, en este caso en forma de un ejercicio donde deberemos alternar la frenada de emergencia sobre suelo deslizante con el cambio de trayectoria. Una vez más lo intentaremos primero sin ABS y, posteriormente, con el dispositivo conectado.

Si ya suena complicado, la práctica nos deja bien claro que realmente el ejercicio lo es y mucho. El conseguir que el coche no bloquee frenos y como consecuencia perdamos el control del mismo se convierte en casi una utopía sin la ayuda del ABS, mientras se suceden los movimientos bruscos y los impotentes volantazos. El problema es de tranquilidad, y es que aún en situaciones simuladas; es realmente difícil mantener la sangre fría al ejecutar las maniobras.
Esa cualidad no puede suplirla tampoco el ABS, por lo que su ayuda, si bien se nota en una mejor frenada lo que permite controlar los movimientos del coche, no incide mucho en el resultado final de los ejercicios. Muy pocos son los que frenan tras cambiar la trayectoria y muchos -entre ellos nosotros mismos- los que se anticipan por instinto y clavan el coche mientras intentan cambiar de carril, dejándolo parado en diagonal respecto a la calzada. Ya lo deja caer Emilio: "los coches han evolucionado terriblemente, las carreteras también, pero el ser humano... no"

Pese a lo escaso de los resultados en esta prueba, el mero hecho de frenar y variar la trayectoria ya es un adelanto en cuanto a la seguridad. En carretera, el coche se habría internado en el arcén y hubiéramos obviado un probable choque a toda velocidad con el vehículo precedente.

Un diploma que merece la pena

Nos queda un último ejercicio en esta movida mañana en el Jarama. Como compendio de lo aprendido, los monitores disponen un recorrido a seguir que incluye curvas con forma de horquilla y dos chicanes. La suavidad y coordinación de movimientos, buenas manos al volante y saber entrar correctamente en las curvas son condiciones clave para realizar a buena velocidad el complicado recorrido.

Tras ese par de vueltas que sirven para descargar las ansias de volante de los conductores, volvemos al Jarama, donde asistimos a un último turno de preguntas y a la entrega de diplomas acreditativos.

Minutos más tarde, los asistentes a este Curso de Perfeccionamiento retornan ya a la ciudad por la carretera de Burgos, eso sí, con unas nociones adquiridas que les pueden llegar a salvar la vida.

Comentarios

  • javi_83javi_83 Forero Senior ✭✭✭
    Muy interesantes me parecen estos cursos y por 27 euros?

    ¿Donde hay que apuntarse?
    ¿Cuando son?
    Podrias poner alguna informacion mas.

    Muchas gracias
  • 2_Fast2_Fast Forero Senior ✭✭✭
    Este post y muchos mas ya los he visto en otro foro.

    Gracias por traerlos pa ca
  • javi_83javi_83 Forero Senior ✭✭✭
    Alguien sabe algo del curso del RACE. Como hay que apuntarse cuanto cuesta y demas?


    Gracias. Un saludo

Deja un comentario

NegritaCursivaTacharOrdered listLista sin ordenar
Emoticonos
Imagen
Alinear a la izquierdaCentrarAlinear a la derechaEnciende/apaga vista HTMLActivar/desactivar la página enteraEncender/apagar las luces
Sube imagen o archivo