¡Hola a [email protected]!

[email protected] al nuevo foro de coches.net. ¡Esperamos que os guste! :)

Si tenéis algún problema o sugerencia podéis comentarlo en este post

El gran día del 'anónimo' Albert Ramos, un tipo normal

14645224322922.jpg

Albert Ramos dio la sorpresa de la jornada tras clasificarse para la siguiente ronda frente al número 8 del ránking

Albert Ramos ha vivido un gran día en Roland Garros, quizá el más grande en su carrera como profesional.

El número 55 del mundo ganó el año pasado en Shanghai a un mito, Roger Federer, pero su victoria en París ante el canadiense Milos Raonic, número nueve del mundo, lo pone en los cuartos de final de Roland Garros, uno de los cuatro escenarios más grandes del tenis mundial.

"Estoy muy contento, no me esperaba esto", dijo el español de 28 años. Y cuando dice que no se lo esperaba lo dice de verdad. Antes de viajar a París, su padre le preguntó cuándo agendar la fiesta por su 60 cumpleaños y Ramos lo tuvo claro: "Le dije que la pusiera tranquilo este fin de semana porque ya estaría en casa", confesó tras su victoria en tercera ronda.

La fiesta se celebró, pero el tenista de Mataró se tuvo que conformar con ver fotos y videos en su teléfono."Se lo pasaron bien, pero mereció la pena perdérmela", dijo Ramos tras dar el golpe en Roland Garros echando del cuadro a Raonic.

14645392169070.jpg

Es la primera vez que el español, que no cuenta con ningún título profesional, estará entre los ocho mejores de un Grand Slam, un logro notable para un jugador que sólo ha pasado de la primera ronda en cinco de los 19 grandes que disputó.

Se trata además de su segunda victoria sobre un "top ten" en 23 ocasiones, aunque la anterior fue nada menos que ante Federer. Derrotar al ganador de 17 Grand Slams, sin embargo, sólo le sirvió para avanzar una ronda más en Shanghai antes de caer en octavos de final. Los cuartos de final en Roland Garros ubican a Ramos en el mapa del tenis, aparte de que le aseguran un cheque de 294.000 euros (unos 326.000 dólares).

¿Pero quién es Albert Ramos? En lo tenístico, es un jugador que no destaca por un golpe especial, pero que maneja todos con solvencia. En lo personal, mejor que se describa él mismo: "Me gusta estar en Mataró, estar tranquilo, con mi novia y con mis amigos. Ver fútbol. No me gustan cosas raras, soy una persona normal".

[h=3]"Haré lo que he hecho siempre, seguir entrenando"[/h]
Ramos es uno de esos tenistas que entran y salen del club enclavado en el Bois de Bolougne sin que nadie le pida autógrafos. Pocos lo reconocen y tampoco parece importarle. "Cuando acabe esto haré lo que he hecho siempre, seguir entrenando. Mis expectativas son las mismas de antes de llegar aquí. Este es un resultado excepcional, no siempre tiene que ser así", admitió el español, que habló por primera vez en la sala de conferencias principal de Roland Garros.

Hoy derrotó a Raonic en la Suzanne Lenglen, la segunda cancha en jerarquía, pero en cuartos puede que le espere el escenario sobre arcilla más importante del mundo, el estadio Philippe Chatrier, porque su rival será el actual campeón,Stanislas Wawrinka, verdugo del serbio Viktor Troicki por 7-6 (7-5), 6-7 (7-9), 6-3 y 6-2.

Ramos ha caído las seis veces en las que se enfrentó con el suizo, la última de manera aplastante en los octavos de final del torneo de Ginebra por 6-1 y 6-1, en la semana previa al torneo parisino. "Eso me dejó muy triste, pero ahora me siento genial", advirtió el español. "Esto es otro torneo, otra oportunidad para luchar. Es el favorito, pero yo voy a intentar dar el máximo", advirtió.

Para ganar a Wawrinka, Ramos tendrá que subir un peldaño el nivel. Hoy, el día frío y nublado en París, que hace la bola más pesada, le ayudó a contrarrestar el potente servicio de Raonic, que pese a los consejos del campeón Carlos Moyá, evidenció que todavía necesita mejorar mucho sobre el polvo de ladrillo.

Mucho más firme sobre el fondo, Ramos jugó con insistencia sobre el revés de su rival, tratando de impedir que pudiera armar su temible derecha. Con 4-4 en el tercer set, el español rompió el servicio del canadiense y sacó en el siguiente juego para ganar. Raonic salvó dos bolas de partido y tuvo un break point.

Parecía que el brazo de Ramos iba a temblar en el momento decisivo, pero un ace le dio su tercer match point, que esta vez no desaprovechó. Moviendo a su rival de un lado a otro de la cancha, el español cerró el partido de su vida con un doble "smash". Hoy era su gran día.
smiley_emoticons_pokal_gold.gif



157261w640.jpg

Deja un comentario

NegritaCursivaTacharOrdered listLista sin ordenar
Emoticonos
Imagen
Alinear a la izquierdaCentrarAlinear a la derechaEnciende/apaga vista HTMLActivar/desactivar la página enteraEncender/apagar las luces
Sube imagen o archivo