¡Hola a [email protected]!

[email protected] al nuevo foro de coches.net. ¡Esperamos que os guste! :)

Si tenéis algún problema o sugerencia podéis comentarlo en este post

La guerra entre el cofundador de Microsoft y las Islas Caimán

Las autoridades del archipiélago acusan a Paul Allen de haber destruido un arrecife de coral con su yate. El magnate contraataca

paul-allen--620x349.jpg

Se trata de un duelo de titanes. Por un lado está
Paul Allen, cofundador de Microsoft y dueño de una de las fortunas más grandes del mundo. Y por otro, la autoridad de las Islas Caimán, el primer paraíso fiscal del planeta. Ambos llevan meses enfrentados por 1.200 metros cuadrados de arrecifes de coral en el Caribe. En el mes de enero, el Departamento de Medio Ambiente del archipiélago denunció al multimillonario por supuestamente haber destruido esa superficie de «selva del mar» con su superyate, el «Tatoosh».

Según las autoridades de Caimán, el ancla y la cadena de la embarcación de Allen pulverizaron el ochenta por ciento de una parte del preciado arrecife en la costa oeste de Gran Caimán, la mayor de las tres islas que forman parte de este territorio británico de ultramar dependiente del Reino Unido y ubicado al noroeste de Jamaica. La ONU alertó en 2014 que los arrecifes de coral del Caribe podrían desaparecer en las próximas dos décadas y todos ellos tienen «prácticas restringidas o prohibidas de la pesca y la navegación».

Allen, que es un gran defensor de la conservación de la vida marina, podría enfrentarse a una multa y la tripulación de su yate podría ser demandada penalmente. Según los periódicos neoyorquinos, Islas Caimán incluso podría ordenar el embargo del «Tatoosh», una embarcación valorada en 162 millones de dólares (145 millones de euros). Ahora, Vulcan Inc., una de las empresas del magnate, pone en duda que el yate haya sido el causante de los daños y también cuestiona la envergadura del impacto medioambiental del paso del «Tatoosh» por las aguas de Caimán.

Pese a que Vulcan Inc. ha objetado las acusaciones contra el «Tatoosh»,Allen ha contratado a una empresa especializada en restauración de arrecifes para reparar el supuesto deterioro que ha ocasionado su superyate. La firma Polaris Applied Sciences Inc. se encuentra trabajando en el lugar desde el mes enero, pero acusa a las autoridades de Caimán de retrasar los trabajos de reconstrucción. Según la prensa de ese pequeño protectorado británico, el cofundador de Microsoft podría tener que verse obligado a pagar hasta 600.000 dólares (medio millón de euros) por los daños. Allen posee una fortuna estimada en casi 18.000 millones.
smiley_emoticons_pokal_gold.gif



157261w640.jpg

Deja un comentario

NegritaCursivaTacharLista ordenadaLista sin ordenar
Emoticonos
Imagen
Alinear a la izquierdaCentrarAlinear a la derechaEnciende/apaga vista HTMLActivar/desactivar la página enteraEncender/apagar las luces
Sube imagen o archivo