¡Hola a [email protected]!

[email protected] al nuevo foro de coches.net. ¡Esperamos que os guste! :)

Si tenéis algún problema o sugerencia podéis comentarlo en este post

Hyundai i30 CW 1.6 CRDI Tecno S Sky (110CV) a prueba (I): practicidad sin concesiones

tritonetritone MegaForero ✭✭✭
David G.Artés (@davidgartes) el 28 de octubre de 2013


Hyundai_i30_CW_700-004.jpg
Hyundai es una marca confusa. Hace unos años eran los parias de la tierra, intentando abrirse camino con modelos low-cost en el mercado europeo. Unos pocos años más tarde, tengo las llaves de un Hyundai i30 CW y la primera pregunta que creo que tendré que responder es en qué nivel se encuentran ahora mismo. Hyundai ya no es lo que era, pero ¿qué es Hyundai?
Un familiar amplio y práctico, que pretende resolver las necesidades de transporte familiar con eficacia y eficiencia
El Hyundai i30 CW es un familiar amplio y práctico, que pretende resolver las necesidades de transporte familiar con eficacia y eficiencia. Lo de la eficacia nos ha quedado bastante claro, siendo un coche amplio, confortable y capaz. Lo de la eficiencia, sin embargo, habrá que verlo con más detenimiento puesto que su precio, equipamiento y consumos no acaban de brillar con la luz cegadora que cabría esperar. Empezamos.
[h=2]Diseño exterior del Hyundai i30 CW[/h]Hyundai_i30_CW_700-024.jpgHyundai_i30_CW_349-021.jpgHyundai_i30_CW_349-020.jpg
El coche fluye hacia atrás, como sacado de un tubo de pasta de dientes
El Hyundai i30 CW es un coche de líneas muy fluidas. Con una carrocería marcada por curvas que lo recorren de delante a atrás, tiene un aire dinámico agradable aunque no rompedor. Se trata de un coche muy apto para todos los públicos que, lejos de desmarcarse en este aspecto, pretende convencer a la gran mayoría.
Comenzando por el frontal, encontramos un morro bajo, con una cierta concentración de elementos en poco espacio (faros, calandra, antinieblas). Después el coche fluye hacia atrás, como sacado de un tubo de pasta de dientes. La zona más crítica en todo familiar, la trasera, es sencilla y está bien resuelta, aunque la línea ascendente de ventanillas termina con bastante chapa sobre la rueda trasera, que acaba pareciendo algo pequeña tan abajo y tan lejos de la zona acristalada.
Hyundai_i30_CW_700-005.jpgHyundai_i30_CW_349-006.jpgHyundai_i30_CW_349-007.jpg
La menor altura con respecto a un monovolumen lo hace menos práctico
Lo que sí marca la línea del i30 CW es la practicidad y eso es un punto a favor en un vehículo familiar como este. Las cinco puertas son amplias y cómodas y el acceso es muy bueno para personas y objetos. Esto es crítico en un familiar, puesto que tendrá que admitir de buen grado la “carga y descarga” de sillas, bebés, todo tipo de bolsas y equipamiento infantil. En este sentido, la menor altura con respecto a un monovolumen lo hace menos práctico, sobre todo si hay bebés de por medio a los que colocar atrás, pero dentro del esquema de carrocería familiar creo que puntúa muy alto.
Cuando valoro el apartado estético de un coche siempre me surge la duda acerca del envejecimiento que tendrá, y sucede lo mismo con las calidades. Los coches nuevos suelen tener muy buen aspecto, lo difícil es que lo sigan teniendo 10 años después. En el caso de Hyundai, y por eso saco este tema, la experiencia que tenemos probablemente sea engañosa porque los Hyundai de hace 10 años han envejecido regular (me refiero a la estética) pero han cambiado tanto su forma de hacerlos que no creo que nos sirva de precedente para los modelos actuales. Mi sensación es que ahora mismo pueden estar al nivel de cualquier marca generalista europea.
[h=2]Diseño interior, acabados y ergonomía[/h]Hyundai_i30_CW_700-040.jpg
El interior del i30 CW es sencillo, claro, coherente. Es sencillo porque no busca el adorno y sus formas y mandos están marcados por la simplicidad. Es claro porque todos los mandos están agrupados por funciones de tal forma que no hay que buscar nada y todo está donde esperas. Me parece coherente porque se percibe una continuidad con la estética exterior en formas y calidades y el interior “se corresponde” con el resto del coche.
Y llegamos a las calidades… ¿dónde está Hyundai?
Y llegamos a las calidades… ¿dónde está Hyundai? Vamos a pararnos aquí un poquito, porque creo que en este coche tiene especial interés. En resumen, creo que estamos ante un coche de extremos, aunque tal vez no lo parezca a primera vista.
Hyundai_i30_CW_700-035.jpg
Lo primero que llama la atención el sonido de las puertas: de lo mejor del mercado
Lo primero que llama la atención el sonido de las puertas: de lo mejor del mercado. Concretamente, el cierre del portón es, para mi gusto, perfecto, porque la amortiguación lo deja caer en el momento justo, cierra solo con la fuerza justa, y sobre todo emite un sonido ahogado que es música para los oídos (los obsesos de la acústica lo entenderán). Baste decir que al dejar el Hyundai recogí un Lexus y en lo tocante a sonidos de puertas no soy capaz de decir quien está por encima. Suenan bien, bien.
En el interior, el tacto de los botones, tanto en la consola central como en el volante también está bastante logrado, incluso la rueda del climatizador, y transmite una sensación muy positiva del coche y de su durabilidad (que más tarde se confirmará o no con el paso del tiempo). Hasta aquí la sensación es que lo esencial en calidades está muy bien.
Hyundai_i30_CW_700-038.jpgHyundai_i30_CW_349-046.jpgHyundai_i30_CW_349-056.jpg
El uso que han hecho de plásticos duros y blandos en el salpicadero también se ha quedado algo justo
Llegamos a los mandos de las ventanillas, situados en las puertas, y empezamos a bajar un poco el listón. El uso que han hecho de plásticos duros y blandos en el salpicadero también se ha quedado algo justo, pues solamente la parte superior es mullida y lo que queda más a mano, que viene siendo la franja central, es totalmente rígida. Comenzamos a perder puntos.
Con su cla-cla-cla al arrancar y un ronroneo tractoril que se convierte en quejido
El volante es de un cuero muy agradable y su diámetro y grosor están justo en la medida estándar para todos los públicos. Tal vez algo resbaladizo de tan pulido que está, pero es suave como el culito de un bebé. Los asientos son cómodos y bastante envolventes, aunque carecen de suficiente apoyo lumbar para mi gusto (y carecen también de regulación para poner remedio al problema). De nuevo cal y arena.
Aún existen otros pequeños detalles que nos dejan un poco con la duda de la “redondez” del producto, y que son también detalles de calidad. El sonido del motor, por ejemplo. Es feo, claramente diésel, con su cla-cla-cla al arrancar y un ronroneo tractoril que se convierte en quejido a medida que estiramos las vueltas. Está bastante bien aislado y llega atenuado a regímenes medios, pero el sonido que emite en frío al ralentí, o después a partir de 3.000 vueltas es de todo menos bonito.
Hyundai_i30_CW_700-051.jpgHyundai_i30_CW_349-057.jpgHyundai_i30_CW_349-058.jpg
Es curioso que la tapa del hueco portaobjetos en la consola central es muy gruesa, pero en su interior no se puede guardar nada como es habitual en otros modelos. El espacio perdido en un familiar debería ser uno de los 7 pecados capitales. El equipo de sonido es de un nivel justito, en la línea del segmento. Los satélites que hay detrás del volante, de un plástico duro y liso, parecen anclados en los años noventa, incluso por su tacto y simbología.
El resultado es una cierta falta de frescura en el diseño
El estilo interior nos recuerda a Ford por su forma y distribución, en especial la consola central y las salidas de ventilación. Esto plantea dos problemas: el primero es que no mejora al original y el segundo es que el estilo interior de Ford ya está bastante visto sin necesidad de que nadie se parezca a él. El resultado es una cierta falta de frescura en el diseño.
Otro detalle que no acaba de estar a la altura del resto del producto es el envejecimiento prematuro de los plásticos de los cuatro reposabrazos, que han generado pequeñas burbujas en apenas 12.000 km de utilización (hay alguna foto de esto para los curiosos). Es un pequeño detalle, tal vez insignificante, pero cuando es tu coche es de esas cosas que no sientan bien.
[h=2]Ergonomía y practicidad para toda la familia[/h]Hyundai_i30_CW_700-042.jpg
En lo referente a ergonomía, destacan dos cosas: la gran amplitud interior, especialmente en las plazas traseras y maletero, y la orientación práctica de todo el coche.
Destacan dos cosas: la gran amplitud interior, especialmente en las plazas traseras y maletero, y la orientación práctica de todo el coche
Al plegar el asiento trasero, con el viejo truco de levantar la banqueta primero para que el respaldo baje más, nos encontramos con que no hay que preocuparse de los cinturones, que permanecen en su lugar original sin obligarnos a enganchar o apartar nada. La bandeja trasera, retráctil, funciona de forma simple y eficaz y el travesaño que la sostiene es ligero y fácil de quitar en un momento. Practicidad y simplicidad igual a buen diseño. Me gusta.
Hyundai_i30_CW_700-050.jpgHyundai_i30_CW_349-048.jpgHyundai_i30_CW_349-049.jpg
En puertas y consola central existen huecos portaobjetos donde dejar el móvil, las llaves o lo que llevemos en los bolsillos. En este sentido el coche se deja querer, y además el espacio que hay abajo en la consola central es una pequeña bandeja dividida en dos partes en las que cabrían sendos móviles de cualquier tamaño y algo más. Sencillo, barato y muy práctico.
La toma USB es una forma barata y resolutiva de llevar toda nuestra música, punto para el Hyundai, si bien es cierto que está totalmente a la vista y no parece buena idea dejar algo caro conectado ahí. Está pensado para un pen-drive, pero yo no dejaría un iPod conectado en el coche aparcado en la calle. Siempre creo que estos conectores están mejor en una guantera, por esa razón y por estética.
Hyundai_i30_CW_700-059.jpgHyundai_i30_CW_349-064.jpgHyundai_i30_CW_349-060.jpg
El ralentí está empezando a dejarse de oír masivamente y ya extraña un coche que no lo elimine en los semáforos
En cuanto a equipamiento, se echan en falta detalles bastante básicos hoy en día como el sensor de lluvia y luces, los faros de xenón o, por encima de todo ello, un sistema start-stop que el coche pide a gritos (por consumo en ciudad, por su enfoque económico y por confort acústico). El ralentí está empezando a dejarse de oír masivamente y ya extraña un coche que no lo elimine en los semáforos. Si hablamos de un turbodiésel con elevadas aspiraciones de ahorro, parece una ausencia grave.
Y hasta aquí llegamos con el coche parado, en el próximo episodio le damos una vuelta y os contamos cómo va en movimiento.
Galería Hyundai i30 CW 1.6 CRDI TECNO S SKY (110CV) a prueba (I): practicidad sin concesiones


  • Hyundai_i30_CW_Ext-001-180x120.jpg
  • Hyundai_i30_CW_Ext-002-180x120.jpg
  • Hyundai_i30_CW_Ext-003-180x120.jpg
  • Hyundai_i30_CW_Ext-004-180x120.jpg
  • Hyundai_i30_CW_Ext-005-180x120.jpg
http://www.diariomotor.com/2013/10/28/hyundai-i30-cw-1-6-crdi-tecno-s-sky-110cv-a-prueba-i-practicidad-sin-concesiones/

Comentarios

  • GreyjuyGreyjuy Forero Senior ✭✭✭
    Entre este I30, el Auris Touring y el Leon St estaría mi gran dilema. Los tres me gustan y ya dependería de equipamiento y precio, aunque dinamicamente puede que el SEAT vaya algo mejor. Seria una gran comparativa.
  • bertoobertoo Forero Master ✭✭✭✭
    Este hyundai me parece bastante del monton, otro familiar con su gran espacio, un diseño exterior bonito, un interior bastante normal y una calidad normal para un familiar, me parece una buena opción para alguien que tenga niños.
  • tritonetritone MegaForero ✭✭✭
    [h=1]Hyundai i30 CW 1.6 CRDI TECNO S SKY (110CV) a prueba (II): resultón, aunque aburrido[/h]


    thumb_dg.jpgDavid G.Artés (@davidgartes) el 29 de octubre de 2013



    Hyundai_i30_CW_700-026.jpg
    El comportamiento del i30 es noble, hace gala de una estabilidad francamente buena y el compromiso confort vs comportamiento me ha parecido ideal
    Llegamos a la segunda parte de la prueba de nuestro Hyundai i30 CW, en la que destriparemos todos sus secretos dinámicos. Tras rodar con él una semana, nos ha parecido un coche muy resultón, que presume de suspensión independiente multibrazo en el eje trasero (como lo mejor de la categoría), dirección de asistencia variable y hace gala de un confort de marcha francamente bueno.
    Desde el punto de vista prestacional, el motor de 110 CV se mostró suficiente para moverlo con soltura, incluso sorprendente, aunque sin la más mínima pretensión racing (no perdamos la perspectiva). En lo referente a consumos es un buen rodador, pero la ausencia de start-stop en ciudad lo mata un poco frente a algunos de sus rivales en cuanto a consumo urbano. Vamos a verlo en detalle.
    [h=2]Motor, prestaciones y consumos[/h]Hyundai_i30_CW_700-045.jpg
    Nuestro i30 CW equipa un motor 1.6 CRDI de 110 CV de potencia y 260 Nm de par máximo, entregado a tan solo 1.900 rpm. Su velocidad máxima es de 185 km/h y puede pasar de 0-100 km/h en 11,8 s. Eso es lo que dicen las cifras, pero en el uso diario este propulsor es más que suficiente para las aspiraciones familiares del coche. Aunque 110 CV no son muchos, siendo turbodiésel tiene suficiente entrega de par a medio régimen como para moverse con soltura en toda circunstancia. Al final, eso es lo que cuenta.
    En lo que respecta a consumos, es de suponer que un turbodiésel de 110 CV debería destacar sobremanera, pero finalmente no ha sido esa mi impresión. El i30 CW homologa 5,3 l/100 km en ciudad, 4 l/100km en carretera y un consumo combinado de 4,5 l/100 km. Son cifras notables, pero en mi semana de uso real no bajaron de 5,5 l/100 km en ninguna circunstancia (tampoco iba buscando batir récords, simplemente un uso tranquilo y normal). En ciudad, se puede ir a 5, 6, 7… l/100 km según el tiempo que estemos parados en atascos.
    Hyundai_i30_CW_700-027.jpg
    El sistema start-stop se echa mucho en falta y empieza a ser una carencia grave. En un motor así bien podría venir de serie, en este caso no es ni opción y hay que irse a un gasolina para encontrarlo. En cuanto a emisiones y a pesar de esta ausencia, este motor se queda en los 113 g/km, lo que lo exime del impuesto de matriculación.
    [h=2]Comportamiento dinámico: noble, pero algo soso[/h]Hyundai_i30_CW_700-070.jpg
    El Hyundai i30 CW cuenta con suspensión independiente a las cuatro ruedas. Delante lleva el eterno esquema McPherson y detrás un meritorio multibrazo, dando a entender que los ingenieros de Hyundai no han reparado en gastos a la hora de dotar a su compacto familiar del mejor comportamiento posible, al menos sobre el papel.
    El coche cuenta además con asistencia variable de serie para la dirección, con tres modos de conducción que vienen siendo Comfort / Normal / Sport que vienen siendo muy blando / normal / muy duro. Vamos a ver lo que han conseguido con estos elementos, la cosa promete.
    Hyundai_i30_CW_700-028.jpg
    A falta de esa información el coche se convierte en aburrido
    El comportamiento del i30 es noble, hace gala de una estabilidad francamente buena y el compromiso confort vs comportamiento me ha parecido ideal en un coche de este perfil y potencia. Toma las curvas con gusto, inclina poco, trata bien a sus ocupantes y tiene un límite subvirador que le da una necesaria red de seguridad. En realidad, lo único que lo separa de un coche divertido es precisamente la dirección.
    El tacto de dirección no está mal, en realidad. Los tres modos regulan la resistencia y podemos optar por aquella que nos guste más, pero al final el volante no transmite prácticamente nada de lo que ocurre entre ruedas y asfalto y el tacto es totalmente artificial. A falta de esa información el coche se convierte en aburrido, aunque tampoco creo que pretenda ofrecer emociones fuertes ya de entrada.
    Hyundai_i30_CW_700-068.jpg
    El cambio está bien escalonado y ofrece recorridos cortos y un tacto mecánico amortiguado muy agradable; resulta perfecto para sacar lo mejor del motor. La sexta no es excesivamente larga, lo que permite afrontar autopistas con desnivel sin complejos e incluso lograr una cierta capacidad de recuperación que siempre se agradece, a cambio de llevar el motor justo por debajo de 2.500 vueltas a 120 km/h. Tiene sentido.
    Hyundai_i30_CW_700-032.jpg
    Con respecto a los frenos, mi teoría es que un pedal muy sensible ha de tener gran resistencia mientras que un pedal más progresivo ha de ser algo más blando y de mayor recorrido. En el caso del Hyundai el recorrido es largo y blando, pero la potencia es mucha, con lo que resultan difíciles de dosificar. Al final, siempre te acostumbras, incluso a esta aparente incoherencia.
    Finalmente, en el apartado de sonoridad encontramos un ruido contenido, tanto de aerodinámica como de rodadura y mecánica. Es un coche muy confortable para viajar, que acompaña su gran amplitud de habitáculo y maletero con un elevado confort de suspensiones y un buen aislamiento del exterior.
    Hyundai_i30_CW_700-037.jpg
    Como ya comentamos más arriba, el motor sólo molesta al ralentí en frío, con un cla-cla-cla poco elegante y a partir de 3.000 vueltas te grita que engranes la siguiente marcha. A regímenes medios, todo está bajo control. http://www.diariomotor.com/2013/10/29/hyundai-i30-cw-1-6-crdi-tecno-s-sky-110cv-a-prueba-ii-resulton-aunque-aburrido/
  • tritonetritone MegaForero ✭✭✭
    [h=1]Hyundai i30 CW 1.6 CRDI TECNO S SKY (110CV) a prueba (III): precio, equipamiento y rivales[/h]


    thumb_dg.jpgDavid G.Artés (@davidgartes) el 30 de octubre de 2013
    Hyundai_i30_CW_700.jpg
    Cerramos ya la prueba a fondo de nuestro Hyundai i30 CW con un repaso de su precio y equipamiento, para continuar dando una vuelta entre sus más directos rivales a modo orientativo. Puesto que Hyundai es una marca que se apoya mucho en descuentos “especiales” que dejan de ser especiales para incorporarse al precio permanentemente, cuesta hablar de nivel de precios con precisión, pero vamos a intentarlo.
    El i30 queda a expensas de ofertas concretas ante la feroz competencia del segmento
    Por lo que respecta a equipamiento, los coreanos tienen fama de traer todo de serie, pero no parece ser el caso del i30 que, en una versión intermedia como la probada carece de elementos bastante comunes como el sensor de lluvia y luces, los faros de xenón, el control de crucero adaptativo o el muy añorado dispositivo start-stop, que se echa en falta más que nada. Estas carencias y un precio no del todo contenido, dejan al i30 a expensas de ofertas concretas ante la feroz competencia del segmento.
    [h=2]Precio y equipamiento del Hyundai i30 CW 1.6 CRDI TECNO S SKY[/h]Hyundai_i30_CW_700-069.jpg
    El precio de partida del i30 con el motor CRDI de 110 CV y en la versión TECNO S SKY es de 23.790 €, aunque partimos de una oferta que antes de empezar lo rebaja hasta los 21.300 € en el momento de escribir estas líneas. Si descontamos el plan PIVE nos quedamos en 19.090 € y si además lo financiamos con la fórmula denominada “iSolución” estamos ya en los 17.690€, que todavía pueden ser 16.964 € si somos propietarios de otro Hyundai. Oficialmente, no va más.
    Por 23.790 € me parece un coche difícilmente recomendable y por 16.964 empieza a ser una opción muy a considerar
    Después de toda esta escalada de precios, resulta difícil saber dónde se queda exactamente el i30, pero para eso habrá que ir al concesionario con nuestro caso concreto y ver qué pasa. Desde luego, por 23.790 € me parece un coche difícilmente recomendable y por 16.964 empieza a ser una opción muy a considerar. Supongamos que cada uno podrá ver cuál es su caso y entremos en detalles.
    El coche viene de serie con el equipamiento que casi podríamos considerar básico hoy en día, con dos excepciones en positivo: el atractivo techo panorámico, que siempre está muy bien aunque añade peso donde menos se necesita (a mí me gustan mucho estos techos, lo reconozco, y lo del peso es hilar bastante fino) y la dirección de asistencia variable, un accesorio perfectamente prescindible en mi opinión.
    Hyundai_i30_CW_700-011.jpg
    No faltan elementos de seguridad en su equipamiento, tanto activa como pasiva, sin llegar a modernidades como el asistente de frenada en ciudad
    No faltan elementos de seguridad en su equipamiento, tanto activa como pasiva, sin llegar a modernidades como el asistente de frenada en ciudad o el control de crucero adaptativo. Cuenta con luces led diurnas, pero no con faros de xenón y la adaptación de las luces en las curvas es la versión pobre en la que se enciende una luz en el lateral para ayudarnos un poco en garajes, pero sin utilidad en carretera.
    Climatizador bizona, volante y palanca en cuero, toma USB para un equipo de sonido más bien modesto, mandos de control del teléfono en el volante vía Bluetooth y un interior agradable y espacioso completan la oferta. El maletero cuenta con unos meritorios 528 litros de capacidad con todos los asientos en su sitio y se va a más de 1.600 litros con todo abatido, resultando una superficie perfectamente lisa y aprovechable.
    Se echan de menos los sensores de lluvia y luces, que se han convertido casi en básicos y ya hemos dicho como diez o doce veces que el start-stop le daría muchos puntos en ciudad, pero no existe ni en opción para este motor.
    [h=2]Posibles rivales del Hyundai i30 CW[/h]kia-ceed-sportswagon-prueba-presentacion-01-dm-700px.jpg
    El rival más directo por configuración, filosofía y origen probablemente sea su alter-ego, el Kia Cee’d Sportswagon. El problema del Cee’d es que en versión turbodiésel de 110 CV sólo está disponible en acabado Concept, siendo la típica versión de acceso a la gama para sacar en el anuncio “desde … euros”. Trae aire acondicionado y elevalunas delanteros, aunque hay que reconocer que no escatima en elementos de seguridad y tiene unos aplastantes 7 años de garantía.
    En la web de Kia podemos encontrar el Kia Cee’d Sportswagon 1.6 CRDI 110 CV Concept por 14.213 € que, como es habitual últimamente, tienen truco. Se trata de un precio con descuento promocional, plan PIVE descontado y sujeto a ciertas condiciones de financiación (mínimo 7.000 €, mínimo a 48 meses) que habrá que cumplir.
    Si queremos mantenernos fieles al motor de 110 CV tendremos que renunciar a algún equipamiento pero nos saldrá mucho mejor de precio
    Para igualar en equipamiento al Cee’d con nuestro Hyundai i30 CW habría que irse directamente al motor de 128 CV con acabado Drive y añadirle el pack Confort (lo sé, es un poco lioso) y tendríamos un coche algo más equipado (incluyendo techo panorámico, pero también sensor de aparcamiento) y con 18 CV extra por 17.518 € (precio sujeto al mismo laberinto condicional de antes).
    La conclusión es que, dependiendo de las circunstancias de cada uno y su disponibilidad para financiar la compra, da la sensación de que podríamos llevarnos un Cee’d más potente por un precio bastante competitivo frente al i30, y si queremos mantenernos fieles al motor de 110 CV tendremos que renunciar a algún equipamiento pero nos saldrá mucho mejor de precio. Siempre con 7 años de garantía, no lo olvidemos.
    chevrolet-cruze-sw-55-dm-700px.jpg
    Otro rival directo para el Hyundai i30 CW podría ser el Chevrolet Cruze Station Wagon LT 1.7. Con un motor de 130 CV que va muy, muy fino, unos consumos ajustadísimos para esa potencia, start-stop incorporado y unos acabados que nada tienen que envidiar a los del Hyundai, el Chevrolet pone sobre la mesa un precio de 14.847 € incluyendo unas bonitas llantas de 17” opcionales. Este precio ya tiene el plan PIVE y descuentos incluidos y el coche no lleva techo de cristal ni climatizador (sólo aire acondicionado). Aún así, el motor es bastante mejor y el precio es, como mínimo, para pensárselo dos veces. Es mucho coche por ese dinero.
    Otros posibles rivales del i30 CW serían todas las versiones familiares de compactos de marcas generalistas. Lógicamente la lista es bastante larga y no nos vamos a detener en todos, pero tal vez merezca la pena fijarse en el Ford Focus, que de alguna manera parece ser el inspirador del Hyundai, o al menos el modelo europeo que más me lo recuerda.
    ford-focus-st-01-dm-700px.jpg
    Manejando el configurador de Ford, podemos configurar un Ford Focus SportBreak en acabado Trend y motor 1.6 TDCi 115cv. Podemos reunir un equipamiento similar al del Hyundai, al que se añade start-stop (250€) y sensor de lluvia y luces que el i30 no trae, aunque hemos de renunciar al atractivo techo solar.
    Así configurado, obtendremos un precio final recomendado de 16.150 € sujeto a promoción del mes, ya descontado el plan PIVE y que exige ciertas fórmulas de financiación. En todo caso, es 800€ más barato que el mejor precio “oficial” del Hyundai, sujeto a condiciones similares y no me parece en absoluto un coche inferior, sino bastante similar. De nuevo, una opción interesante y muy a considerar.
    [h=2]Conclusiones[/h]Hyundai_i30_CW_700-004.jpg
    Una opción recomendable, sin llegar a ser lo último en tecnología, diseño ni en equipamiento
    El Hyundai i30 CW se postula como una opción de familiar espacioso, confortable y económico, con un buen comportamiento rutero y un precio que, aisladamente considerado y con todos los descuentos posibles encima, tiene bastante sentido. Sobre todo, el coche no tiene grandes pegas y da una sensación global de producto completo. Podría ser una opción recomendable, sin llegar a ser lo último en tecnología, diseño ni en equipamiento.
    El mayor problema que tiene ahora mismo el i30 CW no está en el propio coche, sino en la situación del mercado, en la que las ofertas arrecian y la competencia es feroz. El Chevrolet Cruze es un producto que nos gustó muchísimo en las versiones que pudimos probar, especialmente con el excelente motor de 130 CV con start-stop, el Kia Cee’d es un producto muy similar al Hyundai que puede superarlo en precio o en motor (no en ambos a la vez) según equipamiento y versión y el Focus es la versión europea de la misma idea, que también parece ser algo más económico que el coreano.
    No puedo evitar recomendar también un recorrido por los concesionarios de la competencia
    En definitiva, el i30 CW es un coche que no me costaría recomendar por sí mismo, pero al hacerlo no puedo evitar recomendar también un recorrido por los concesionarios de la competencia, no sólo el pequeño grupo aquí seleccionado sino incluso algunos modelos más. Ahora mismo, con el mercado en niveles tan bajos de venta y entre marcas generalistas, el menos hábil de los fabricantes hace productos francamente buenos y competitivos.
    Galería Hyundai i30 CW 1.6 CRDI TECNO S SKY (110CV) a prueba (I): practicidad sin concesiones


    • Hyundai_i30_CW_Ext-001-180x120.jpg
    • Hyundai_i30_CW_Ext-002-180x120.jpg
    • Hyundai_i30_CW_Ext-003-180x120.jpg
    • Hyundai_i30_CW_Ext-004-180x120.jpg
    • Hyundai_i30_CW_Ext-005-180x120.jpg
    http://www.diariomotor.com/2013/10/30/hyundai-i30-cw-1-6-crdi-tecno-s-sky-110cv-a-prueba-iii-precio-equipamiento-y-rivales/

Deja un comentario

NegritaCursivaTacharOrdered listLista sin ordenar
Emoticonos
Imagen
Alinear a la izquierdaCentrarAlinear a la derechaEnciende/apaga vista HTMLActivar/desactivar la página enteraEncender/apagar las luces
Sube imagen o archivo