Inicio Off-Topics
¡Hola a [email protected]!
Debido a los abusos por parte de algunos usuarios del foro de coches.net en sus denuncias por spam, nos vemos obligados a banear y/o borrar los usuarios que denuncien a spam de forma indiscriminada conversaciones o hilos que no lo sean.
Por favor, entre todos hagamos un buen uso de las herramientas disponibles del foro, para que todo el mundo pueda opinar libremente siguiendo la normativa ética y de respeto. Muchas gracias por vuestra colaboración

70 años de la muerte de Miguel Hernandez

ReservoirdogsReservoirdogs Forero Master ✭✭✭
[h=2]Tal día como hoy en 1942, el poeta oriolano murió enfermo en una cárcel de Alicante condenado por el franquismo[/h]
2eal9uc.jpg

Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor”. (Pablo Neruda)
*El sentido común no es tan común.
*Más vale un “toma” que dos “te daré”.
*El primer paso de la ignorancia es presumir de saber.
*Es muy difícil saber hablar, pero lo es más saber callar.
*El problema de las mentes cerradas es que siempre tienen la boca abierta.

Respuesta a la firma de savio:
porque estamos hasta los **** de tener que pagaros el vicio
«13

Comentarios

  • Ana_1964Ana_1964 Forero Senior ✭✭✭
    [h=1]" Comentario del poema TRISTES GUERRAS de Miguel Hernández[/h]mayo 24, 2008 in 2- CRÍTICA LITERARIA, Miguel Hernández | by Esther








    12 Votes

    [h=6](escucha el poema recitado por alumnos del instituto en otra entrada del blog)[/h]Siguiendo a Leopoldo de Luis y Jorge Urrutia entendemos el Cancionero y romancero de ausencias de Miguel Hernández como un diario íntimo fruto de tres desgarradoras ausencias: la del hijo muerto, la de los seres queridos lejanos por la guerra y la del mundo, provocada por su estancia en la cárcel.
    foto-miguel-hernandez.jpg?w=200&h=240El poema que comentamos pertenecería al segundo grupo ya que en él Hernández expresa la inmensa tristeza que le envuelve a causa de los horrores de aquella trágica y a la vez incomprensible contienda fratricida.
    Sin ánimo de frivolizar el dolor de los contendientes, juega a establecer un cierto paralelismo entre la cruda realidad que sobrecoge a su país y lo que él considera que son motivos suficientes para emprender una campaña “belicosa”. Desde el primer verso –Tristes guerras– hasta el último –Tristes. Tristes.– el poema está recorrido por una patética paradoja: ¿acaso no son tristes todas las guerras?
    Y a pesar de su dolor y su profunda angustia trata de ofrecernos una alternativa al odio que se desparrama por toda nuestra geografía: sólo merece la pena luchar si es el amor lo que nos mueve; sólo debemos empuñar las armas de las palabras, el diálogo, el deseo de llegar a un acuerdo consensuado que no provoque muertos; y si por todos los muertos de la guerra debemos llorar porque merecen nuestra compasión, más aún por aquellos que han caído movidos por el odio: Tristes hombres / si no mueren de amores.
    El propio poeta sintió la obligación de acudir al frente para luchar por los oprimidos, por las clases desfavorecidas que corrían el riesgo de ser aplastadas por los militares sublevados que sólo representaban a los patronos déspotas e insolidarios. Sus ideales comunistas, cercanos a los proletarios, le hicieron empuñar las armas, pero el paso del tiempo, la conclusión de la guerra, su encarcelamiento en diversos establecimientos penitenciarios y la contemplación de la destrucción y el dolor causados por la contienda le hicieron reflexionar sobre el sinsentido de toda manifestación de violencia. En ningún momento renunció a sus ideales solidarios y reivindicativos, pero las largas jornadas de soledad en la prisión le hicieron comprender que el único sentimiento posible en aquellos momentos era la tristeza: las guerras son tristes y hacen a los hombres “tristes, tristes“.
    La repetición –hasta siete veces en tan solo nueve versos– de esta palabra –tristes– por toda la composición dotan a esta canción asonante de un sombrío tremendismo que provoca en el lector un estremecimiento pocas veces conseguido por otro poeta a lo largo de toda nuestra tradición literaria."


    Me ha parecido interesante subirla... tuvo que sufrir muchísimo....








    " No sea humilde. Usted no es tan grande..." (Golda Meir).
  • salvalopezsalvalopez MegaForero
    El sol, la rosa y el niño
    flores de un día nacieron.
    Los de cada día son
    soles, flores, niños nuevos.

    Mañana no seré yo:
    otro será el verdadero.
    Y no seré más allá
    de quien quiera su recuerdo.

    Flor de un día es lo más grande
    al pie de lo más pequeño.
    Flor de la luz el relámpago,
    y flor del instante el tiempo.

    Entre las flores te fuiste.
    Entre las flores me quedo.

    <tbody>

    Miguel Hernández



    </tbody>
    burro3.gif

    Ausente por motivos personales.

    Discupen las molestias.
  • Gracias por abrir el tema<img src="https://us.v-cdn.net/6030826/uploads/emojis/3.gif"/&gt;
  • belmarbelmar MegaForero
    ¿Cual sería su delito?
    Carpe Diem.

    zkm5y552mq1b.jpg































































  • alfonsicoalfonsico MegaForero ✭✭✭
    las nanas de la cebolla....magistral
    vientos del pueblo....sublime
  • El chico FREl chico FR MegaForero ✭✭✭
    sigue siendo un grande.....
  • EdinEdin MegaForero ✭✭✭✭✭
    [FONT=Arial,Helvetica,Geneva,Swiss,SunSans-Regular]Vientos del pueblo me llevan, vientos del pueblo me arrastran, me esparcen el corazón y me aventan la garganta. Los bueyes doblan la frente, impotentemente mansa, delante de los castigos: los leones la levantan y al mismo tiempo castigan con su clamorosa zarpa. No soy de un pueblo de bueyes, que soy de un pueblo que embargan yacimientos de leones, desfiladeros de águilas y cordilleras de toros con el orgullo en el asta. Nunca medraron los bueyes en los páramos de España. ¿Quién habló de echar un yugo sobre el cuello de esta raza? ¿Quién ha puesto al huracán jamás ni yugos ni trabas, ni quién al rayo detuvo prisionero en una jaula? Asturianos de braveza, vascos de piedra blindada, valencianos de alegría y castellanos de alma, labrados como la tierra y airosos como las alas; andaluces de relámpagos, nacidos entre guitarras y forjados en los yunques torrenciales de las lágrimas; extremeños de centeno, gallegos de lluvia y calma, catalanes de firmeza, aragoneses de casta, murcianos de dinamita frutalmente propagada, leoneses, navarros, dueños del hambre, el sudor y el hacha, reyes de la minería, señores de la labranza, hombres que entre las raíces, como raíces gallardas, vais de la vida a la muerte, vais de la nada a la nada: yugos os quieren poner gentes de la hierba mala, yugos que habéis de dejar rotos sobre sus espaldas. Crepúsculo de los bueyes está despuntando el alba. Los bueyes mueren vestidos de humildad y olor de cuadra: las águilas, los leones y los toros de arrogancia, y detrás de ellos, el cielo ni se enturbia ni se acaba. La agonía de los bueyes tiene pequeña la cara, la del animal varón toda la creación agranda. Si me muero, que me muera con la cabeza muy alta. Muerto y veinte veces muerto, la boca contra la grama, tendré apretados los dientes y decidida la barba. Cantando espero a la muerte, que hay ruiseñores que cantan encima de los fusiles y en medio de las batallas.






    ¿Qué opinaría el gran Miguel Hernández al ver en lo que se ha convertido el pueblo español?
    [/FONT]</pre>
  • alfonsicoalfonsico MegaForero ✭✭✭
    Edin escribió : »
    Vientos del pueblo me llevan, vientos del pueblo me arrastran, me esparcen el corazón y me aventan la garganta. Los bueyes doblan la frente, impotentemente mansa, delante de los castigos: los leones la levantan y al mismo tiempo castigan con su clamorosa zarpa. No soy de un pueblo de bueyes, que soy de un pueblo que embargan yacimientos de leones, desfiladeros de águilas y cordilleras de toros con el orgullo en el asta. Nunca medraron los bueyes en los páramos de España. ¿Quién habló de echar un yugo sobre el cuello de esta raza? ¿Quién ha puesto al huracán jamás ni yugos ni trabas, ni quién al rayo detuvo prisionero en una jaula? Asturianos de braveza, vascos de piedra blindada, valencianos de alegría y castellanos de alma, labrados como la tierra y airosos como las alas; andaluces de relámpagos, nacidos entre guitarras y forjados en los yunques torrenciales de las lágrimas; extremeños de centeno, gallegos de lluvia y calma, catalanes de firmeza, aragoneses de casta, murcianos de dinamita frutalmente propagada, leoneses, navarros, dueños del hambre, el sudor y el hacha, reyes de la minería, señores de la labranza, hombres que entre las raíces, como raíces gallardas, vais de la vida a la muerte, vais de la nada a la nada: yugos os quieren poner gentes de la hierba mala, yugos que habéis de dejar rotos sobre sus espaldas. Crepúsculo de los bueyes está despuntando el alba. Los bueyes mueren vestidos de humildad y olor de cuadra: las águilas, los leones y los toros de arrogancia, y detrás de ellos, el cielo ni se enturbia ni se acaba. La agonía de los bueyes tiene pequeña la cara, la del animal varón toda la creación agranda. Si me muero, que me muera con la cabeza muy alta. Muerto y veinte veces muerto, la boca contra la grama, tendré apretados los dientes y decidida la barba. Cantando espero a la muerte, que hay ruiseñores que cantan encima de los fusiles y en medio de las batallas.






    ¿Qué opinaría el gran Miguel Hernández al ver en lo que se ha convertido el pueblo español?
    muy grande........
  • LagunacascajoLagunacascajo Forero ✭✭
    Edin escribió : »
    Vientos del pueblo me llevan, vientos del pueblo me arrastran, me esparcen el corazón y me aventan la garganta. Los bueyes doblan la frente, impotentemente mansa, delante de los castigos: los leones la levantan y al mismo tiempo castigan con su clamorosa zarpa. No soy de un pueblo de bueyes, que soy de un pueblo que embargan yacimientos de leones, desfiladeros de águilas y cordilleras de toros con el orgullo en el asta. Nunca medraron los bueyes en los páramos de España. ¿Quién habló de echar un yugo sobre el cuello de esta raza? ¿Quién ha puesto al huracán jamás ni yugos ni trabas, ni quién al rayo detuvo prisionero en una jaula? Asturianos de braveza, vascos de piedra blindada, valencianos de alegría y castellanos de alma, labrados como la tierra y airosos como las alas; andaluces de relámpagos, nacidos entre guitarras y forjados en los yunques torrenciales de las lágrimas; extremeños de centeno, gallegos de lluvia y calma, catalanes de firmeza, aragoneses de casta, murcianos de dinamita frutalmente propagada, leoneses, navarros, dueños del hambre, el sudor y el hacha, reyes de la minería, señores de la labranza, hombres que entre las raíces, como raíces gallardas, vais de la vida a la muerte, vais de la nada a la nada: yugos os quieren poner gentes de la hierba mala, yugos que habéis de dejar rotos sobre sus espaldas. Crepúsculo de los bueyes está despuntando el alba. Los bueyes mueren vestidos de humildad y olor de cuadra: las águilas, los leones y los toros de arrogancia, y detrás de ellos, el cielo ni se enturbia ni se acaba. La agonía de los bueyes tiene pequeña la cara, la del animal varón toda la creación agranda. Si me muero, que me muera con la cabeza muy alta. Muerto y veinte veces muerto, la boca contra la grama, tendré apretados los dientes y decidida la barba. Cantando espero a la muerte, que hay ruiseñores que cantan encima de los fusiles y en medio de las batallas.






    ¿Qué opinaría el gran Miguel Hernández al ver en lo que se ha convertido el pueblo español?

    Miguel Hernandez hablaba de un pueblo con valor e ideales, hoy por desgracia eso ya no existe. Ahora sólo somos los bueyes del poema.
    [SIGPIC][/SIGPIC]
    Así si algún día ves tu mundo estallar
    yo, probablemente, nunca te vaya a ayudar
    no me creo mundos ni causas que quemar
    nada que me ate, para siempre en libertad
  • fleischfleisch MegaForero ✭✭✭
    Edin escribió : »
    Vientos del pueblo me llevan, vientos del pueblo me arrastran, me esparcen el corazón y me aventan la garganta. Los bueyes doblan la frente, impotentemente mansa, delante de los castigos: los leones la levantan y al mismo tiempo castigan con su clamorosa zarpa. No soy de un pueblo de bueyes, que soy de un pueblo que embargan yacimientos de leones, desfiladeros de águilas y cordilleras de toros con el orgullo en el asta. Nunca medraron los bueyes en los páramos de España. ¿Quién habló de echar un yugo sobre el cuello de esta raza? ¿Quién ha puesto al huracán jamás ni yugos ni trabas, ni quién al rayo detuvo prisionero en una jaula? Asturianos de braveza, vascos de piedra blindada, valencianos de alegría y castellanos de alma, labrados como la tierra y airosos como las alas; andaluces de relámpagos, nacidos entre guitarras y forjados en los yunques torrenciales de las lágrimas; extremeños de centeno, gallegos de lluvia y calma, catalanes de firmeza, aragoneses de casta, murcianos de dinamita frutalmente propagada, leoneses, navarros, dueños del hambre, el sudor y el hacha, reyes de la minería, señores de la labranza, hombres que entre las raíces, como raíces gallardas, vais de la vida a la muerte, vais de la nada a la nada: yugos os quieren poner gentes de la hierba mala, yugos que habéis de dejar rotos sobre sus espaldas. Crepúsculo de los bueyes está despuntando el alba. Los bueyes mueren vestidos de humildad y olor de cuadra: las águilas, los leones y los toros de arrogancia, y detrás de ellos, el cielo ni se enturbia ni se acaba. La agonía de los bueyes tiene pequeña la cara, la del animal varón toda la creación agranda. Si me muero, que me muera con la cabeza muy alta. Muerto y veinte veces muerto, la boca contra la grama, tendré apretados los dientes y decidida la barba. Cantando espero a la muerte, que hay ruiseñores que cantan encima de los fusiles y en medio de las batallas.






    ¿Qué opinaría el gran Miguel Hernández al ver en lo que se ha convertido el pueblo español?
    Pero tenemos iPads...
    [*=center]Sólo cuando el túnel está en la más absoluta oscuridad es cuando puede vover otra vez la luz.

  • MarcovaldoMarcovaldo Forero Master
    Qué grande Miguel Hernández. Gracias por abrir el hilo.
  • belmar escribió : »
    ¿Cual sería su delito?

    Estamos esperando a que nos lo digan los herededos foriles de quien tu ya sabes....

    Pero me parece que será complicado
  • belmar escribió : »
    ¿Cual sería su delito?

    Rebelión contra el movimiento franquista, de eso se le acusó en su día
  • ReservoirdogsReservoirdogs Forero Master ✭✭✭
    el_cura escribió : »
    Gracias por abrir el tema<img src="https://us.v-cdn.net/6030826/uploads/emojis/3.gif"/&gt;

    Faltaría más, es de mi pueblo. O yo del suyo.
    *El sentido común no es tan común.
    *Más vale un “toma” que dos “te daré”.
    *El primer paso de la ignorancia es presumir de saber.
    *Es muy difícil saber hablar, pero lo es más saber callar.
    *El problema de las mentes cerradas es que siempre tienen la boca abierta.

    Respuesta a la firma de savio:
    porque estamos hasta los **** de tener que pagaros el vicio
  • ReservoirdogsReservoirdogs Forero Master ✭✭✭
    belmar escribió : »
    ¿Cual sería su delito?

    Cabrear al enano de los **** (del ****, que solo tenía uno)
    *El sentido común no es tan común.
    *Más vale un “toma” que dos “te daré”.
    *El primer paso de la ignorancia es presumir de saber.
    *Es muy difícil saber hablar, pero lo es más saber callar.
    *El problema de las mentes cerradas es que siempre tienen la boca abierta.

    Respuesta a la firma de savio:
    porque estamos hasta los **** de tener que pagaros el vicio
  • MANOLIN82MANOLIN82 MegaForero ✭✭✭
    Por la libertad

    Un recuerdo para este gran poeta.
    " No se puede confiar en alguien que no tiene nada que perder "
  • alfonsico escribió : »
    las nanas de la cebolla....magistral


    Cuanta la leyenda que recibió una carta de su santa cuando se encontraba preso en la que entre otras cosas le comentaba que solo tenian para comer pan y cebolla


    La cebolla es escarcha
    cerrada y pobre.

    [SIZE=+1]Escarcha de tus días[/SIZE]
    [SIZE=+1]y de mis noches.[/SIZE]
    [SIZE=+1]Hambre y cebolla,[/SIZE]
    [SIZE=+1]hielo negro y escarcha[/SIZE]
    [SIZE=+1]grande y redonda.[/SIZE]
    [SIZE=+1].[/SIZE]
    [SIZE=+1]En la cuna del hambre[/SIZE]
    [SIZE=+1]mi niño estaba.[/SIZE]
    [SIZE=+1]Con sangre de cebolla[/SIZE]
    [SIZE=+1]se amamantaba.[/SIZE]
    [SIZE=+1]Pero tu sangre,[/SIZE]
    [SIZE=+1]escarchada de azúcar,[/SIZE]
    [SIZE=+1]cebolla y hambre.[/SIZE]
    [SIZE=+1].[/SIZE]
    [SIZE=+1]Una mujer morena[/SIZE]
    [SIZE=+1]resuelta en luna[/SIZE]
    [SIZE=+1]se derrama hilo a hilo[/SIZE]
    [SIZE=+1]sobre la cuna.[/SIZE]
    [SIZE=+1]Ríete, niño,[/SIZE]
    [SIZE=+1]que te traigo la luna[/SIZE]
    [SIZE=+1]cuando es preciso.[/SIZE]
    [SIZE=+1].[/SIZE]
    [SIZE=+1]Alondra de mi casa,[/SIZE]
    [SIZE=+1]ríete mucho.[/SIZE]
    [SIZE=+1]Es tu risa en tus ojos[/SIZE]
    [SIZE=+1]la luz del mundo.[/SIZE]
    [SIZE=+1]Ríete tanto[/SIZE]
    [SIZE=+1]que mi alma al oírte[/SIZE]
    [SIZE=+1]bata el espacio.[/SIZE]
    [SIZE=+1].[/SIZE]
    [SIZE=+1]Tu risa me hace libre,[/SIZE]
    [SIZE=+1]me pone alas.[/SIZE]
    [SIZE=+1]Soledades me quita,[/SIZE]
    [SIZE=+1]cárcel me arranca.[/SIZE]
    [SIZE=+1]Boca que vuela,[/SIZE]
    [SIZE=+1]corazón que en tus labios[/SIZE]
    [SIZE=+1]relampaguea.[/SIZE]
    [SIZE=+1].[/SIZE]
    [SIZE=+1]Es tu risa la espada[/SIZE]
    [SIZE=+1]más victoriosa,[/SIZE]
    [SIZE=+1]vencedor de las flores[/SIZE]
    [SIZE=+1]y las alondras[/SIZE]
    [SIZE=+1]Rival del sol.[/SIZE]
    [SIZE=+1]Porvenir de mis huesos[/SIZE]
    [SIZE=+1]y de mi amor.[/SIZE]
    [SIZE=+1].[/SIZE]
    [SIZE=+1]La carne aleteante,[/SIZE]
    [SIZE=+1]súbito el párpado,[/SIZE]
    [SIZE=+1]el vivir como nunca[/SIZE]
    [SIZE=+1]coloreado.[/SIZE]
    [SIZE=+1]¡Cuánto jilguero[/SIZE]
    [SIZE=+1]se remonta, aletea,[/SIZE]
    [SIZE=+1]desde tu cuerpo![/SIZE]
    [SIZE=+1].[/SIZE]
    [SIZE=+1]Desperté de ser niño:[/SIZE]
    [SIZE=+1]nunca despiertes.[/SIZE]
    [SIZE=+1]Triste llevo la boca:[/SIZE]
    [SIZE=+1]ríete siempre.[/SIZE]
    [SIZE=+1]Siempre en la cuna,[/SIZE]
    [SIZE=+1]defendiendo la risa[/SIZE]
    [SIZE=+1]pluma por pluma.[/SIZE]
    [SIZE=+1].[/SIZE]
    [SIZE=+1]Ser de vuelo tan lato,[/SIZE]
    [SIZE=+1]tan extendido,[/SIZE]
    [SIZE=+1]que tu carne es el cielo[/SIZE]
    [SIZE=+1]recién nacido.[/SIZE]
    [SIZE=+1]¡Si yo pudiera[/SIZE]
    [SIZE=+1]remontarme al origen[/SIZE]
    [SIZE=+1]de tu carrera![/SIZE]
    [SIZE=+1].[/SIZE]
    [SIZE=+1]Al octavo mes ríes[/SIZE]
    [SIZE=+1]con cinco azahares.[/SIZE]
    [SIZE=+1]Con cinco diminutas[/SIZE]
    [SIZE=+1]ferocidades.[/SIZE]
    [SIZE=+1]Con cinco dientes[/SIZE]
    [SIZE=+1]como cinco jazmines[/SIZE]
    [SIZE=+1]adolescentes.[/SIZE]
    [SIZE=+1].[/SIZE]
    [SIZE=+1]Frontera de los besos[/SIZE]
    [SIZE=+1]serán mañana,[/SIZE]
    [SIZE=+1]cuando en la dentadura[/SIZE]
    [SIZE=+1]sientas un ****.[/SIZE]
    [SIZE=+1]Sientas un fuego[/SIZE]
    [SIZE=+1]correr dientes abajo[/SIZE]
    [SIZE=+1]buscando el centro.[/SIZE]
    [SIZE=+1].[/SIZE]
    [SIZE=+1]Vuela niño en la doble[/SIZE]
    [SIZE=+1]luna del pecho:[/SIZE]
    [SIZE=+1]él, triste de cebolla,[/SIZE]
    [SIZE=+1]tú, satisfecho.[/SIZE]
    [SIZE=+1]No te derrumbes.[/SIZE]
    [SIZE=+1]No sepas lo que pasa ni[/SIZE]
    [SIZE=+1]lo que ocurre[/SIZE]
  • rover75rover75 MegaForero ✭✭✭✭✭
    Grande Miguel Hernandez............





    MIEMBRO Nº 12 DEL CLUB DE FANS DEL PATER.


    Miembro nº 4 "El Club de los Comerciales Muertos"

    " el amor tiene facil la entrada y dificil la salida" Lope de Vega dixit.
    Miembro "honorifico" del club " yo nomenterodená tampoco, como si fuese yo mismo"<img src="https://us.v-cdn.net/6030826/uploads/emojis/11.gif"/&gt;
  • misubichimisubichi Forero Master ✭✭✭✭
    salvalopez escribió : »
    El sol, la rosa y el niño
    flores de un día nacieron.
    Los de cada día son
    soles, flores, niños nuevos.

    Mañana no seré yo:
    otro será el verdadero.
    Y no seré más allá
    de quien quiera su recuerdo.

    Flor de un día es lo más grande
    al pie de lo más pequeño.
    Flor de la luz el relámpago,
    y flor del instante el tiempo.

    Entre las flores te fuiste.
    Entre las flores me quedo.

    <tbody>
    Miguel Hernández


    </tbody>

    bonito

    saludos
    primaverales

    <img src="https://us.v-cdn.net/6030826/uploads/emojis/50.gif"/&gt;
    https://es.eurosport.yahoo.com/16092011/47/curiosport-pasion-oculta-xavi.html

    Nada grande se ha realizado nunca sin entusiasmo

    Hay un rincón de insensatez en el cerebro del más sabio.
  • ReservoirdogsReservoirdogs Forero Master ✭✭✭
    Miguel Hernández y los carnívoros cuchillos

    Anda Hernández cabizbajo y ausente por este siglo XXI de extrañezas y extrañamientos, bajo la curtida piel del cielo, en el reino oscuro del silencio.

    Caídos sí, no muertos, ya postrados titanes


    Sospecho que Miguel Hernández, el muchachón de Orihuela que dijo Neruda, anda en el limbo de los poetas cívicos, olvidado y romo, lejos del puntiagudo brío de sus carnívoros cuchillos. Pastoreando por igual cabras y sonetos, versos libres y la sensualidad de la naturaleza, frecuentaba de joven la biblioteca pública y leía a Virgilio y Verlaine gracias a su amigo Luis Almarcha, canónigo local, que con el correr de los años llegó a obispo de León. La morralla española, mantilla y rosario, echó sobre él, sobre su corazón nutriente, un capote de paseo, negro, violentamente negro, hasta terminar con su vida, bronquitis, tifus y tuberculosis, en la prisión de Alicante un 28 de marzo de 1942. Tenía 31 años y la pluma llena de salvajes metáforas.


    Poeta por convicción que le brota del pecho y el estómago, casi un desparecido de la cultura ajena a la resistencia antifranquista, el que será tenaz combatiente republicano, publica Perito en lunas en Murcia, enero de 1933. La edición consta de 300 ejemplares y aunque ha pasado ya por Madrid, frecuentado tertulias, pateado la calle sin dinero, acarreado naranjas para regalar a sus benefactores y agitado un par de cartas de recomendación, el libro enferma de indiferencia. Media docena de distraídas reseñas. Llorará Hernández (Orihuela, 1910), en el melifluo hombro de Lorca, consagrado ya, que le responderá con una breve nota de alabanza y lejanos cumplidos. Arranca Hernández con tristeza de campesino y una poesía culta, gongorina: el paso necesario. Su perseverancia superará el desafío. Quiere ser poeta, ciudadano poeta, combatiente poeta, hortelano poeta, amante poeta, todo, si puede ser, y poeta.


    Anda Hernández cabizbajo y ausente por este siglo XXI de extrañezas y extrañamientos, bajo la curtida piel del cielo, en el reino oscuro del silencio. Salvo algunos especialistas, investigadores del fonema, profesores de gruesa gafa, noctámbulos y melancólicos, y sus afines ideológicos, cada vez menos (pese a las mareas de protesta), su poesía está huérfana de lectores. Ha pasado demasiada agua bajo el puente desde 1942, agua sucia, escoriada de franquismo y de la desmemoriada democracia de mercado, para que sea reconocida la palabra de un escritor que llevó el compromiso lírico a la batalla, a la barricada que separa la vida y la muerte. Eso que se denominó compromiso -en 1930 era solo la lucha por la dignidad humana frente al fascismo- la poesía social, de fuerte carga política y humana, no está de moda. Poco a poco fue la Generación del 27, Dámaso Alonso le consideró epígono del grupo, recobrando su sitio en el panteón: azares y recomendaciones editoriales, amistad y guiños intelectuales. Con el paso del tiempo, instalada la lógica cultural de la socialdemocracia de consumo, inmersos en masificación del PSOE, los poetas salieron de sus tumbas. Aniversarios, ediciones de obras completas, homenajes en el Círculo de Bellas Artes, congresos a cargo de las diputaciones y pagadores varios: reivindicaciones. Casi todos menos Miguel Hernández. Poeta y comunista. Demasiado sintagma para nuestra pandereta nacional.


    Repito la idea, círculo mágico contra el culpable abandono, para hacerla visible en el texto. Como se repite en Nanas de la cebolla la aterradora imagen de la herbácea, hija del vientre de la tierra, convertida en “sangre de cebolla”. “Vuela niño en la doble / luna del pecho. / Él, triste de cebolla. /Tú, satisfecho. / No te derrumbes. / No sepas lo que pasa / ni lo que ocurre.” El tiempo se detiene y veo a Hernández, voluntario en el Quinto Regimiento, cavando trincheras en Cubas, afueras de Madrid, septiembre de 1936. Emilio Prados le sacará del duro trabajo y empezará otras tareas, acorde con su talento, de agitación y propaganda. Es el Hernández, si posible, más político, el que interioriza el conflicto militar, el que observa la guerra como lucha de clases: la guerra de España. El poeta ha luchado, miliciano, con el Campesino, y en Viento del pueblo, publicaciones del Socorro Rojo Internacional, 1937, desplegará toda su fuerza contenida, la pasión del combate justo. De Rosario, dinamitera a Sentado sobre los muertos, pasando por El niño yuntero o Canción del esposo soldado con el impresionante arranque “He poblado tu vientre de amor y sementera”. Dedicado a Vicente Aleixandre, MH anotará en el prefacio: “El pueblo espera a los poetas con la oreja y el alma tendidas al pie de cada siglo”.
    Cautivos y derrotados. La República ha perdido la guerra. Esa que no podía ganar. La tierra se abre bajo los pies de Hernández. El eminente Joaquín de Entrambasaguas, filólogo y contable de almacén, manda destruir, abril de 1939, sin encuadernar, miles de copias de El hombre acecha. El sendero del odio está custodiado por gastrónomos como el citado catedrático. Poeta de la tierra, como si él mismo fuera surco, polvo o trigo, poeta de atea religiosidad que escribe homenajes a su hijo muerto, a Dolores Ibárruri, al hambre, a los soldados y pueblos de España, su poderío le hace insoportable para los vencedores. Del verso libre al encasillado soneto. Del soneto al verso libre. De Aleixandre a Neruda. Miguel Hernández, culto y popular, niño pastor que no pudo estudiar, lector voraz y subversivo, rompe las formas poéticas, desgarra las palabras, arrastra el ritmo por los entresijos de su conciencia inquieta. Poco dado a elogios, Juan Ramón Jiménez escribirá en El Sol, 23 de febrero de1936, de El rayo que no cesa, “Tienen su empaque quevedesco los poemas, es verdad, su herencia castiza. Pero la áspera belleza tremenda de su corazón arraigado rompe el paquete y se desborda como elemental naturaleza desnuda.”


    “No hay más historia de España que la que ellos quieren”, se lee en Todo lo que se llevó el diablo (Tusquets, 2010), de Javier Pérez Andújar. Ni historia ni relato. Hernández es un **** delgado que recorre veredas y acequias con un zurrón lleno de pan y queso, versos dulces y envenenados, que claman por salir del lugar perdido, más allá de la mentira, que la cultura liberal, neoliberal o postliberal les ha asignado. No es un G27 ni un G36. Su generación es un puñado de libros agrupados en unos dóciles volúmenes, Obra Completa, I y II, Espasa Calpe, 1992. El purgatorio de los escritores es un espacio cerrado, claustrofóbico, infierno de penas, atroz encierro para un mozo curtido en los desmontes. En 1925, por orden de su padre padrone, abandonó los estudios con los jesuitas de Santo Domingo y volvió a los animales. En el campo escribe versos místicos, incendiados de amor, siguiendo el eco de Juan de la Cruz. MH vive rodeado de cabras, damiselas de antaño, que rumian adjetivos y hierba fresca.


    Enero de 1940. Antonio Buero Vallejo, preso en la madrileña cárcel de Conde de Toreno, condenado a muerte, luego conmutada la pena por treinta años, igual que MH, coge un lápiz, carboncillo, y dibuja el rostro de Miguel para que su hijo sepa de su padre. El 4 de marzo, Hernández envía el retrato a su mujer, Josefina Manresa, con una nota. “No quiero dejar de cumplir en lo que puedo mi palabra, y ya que no puedo ir de carne y hueso, iré de lápiz, o sea, dibujado por un compañero de fatigas, como verás, bastante bien. Se lo enseñarás al niño todos los días para que vaya conociéndome, y así no me extrañará cuando me vea.” Imaginemos la escena. Una cocina pequeña blanqueada por una luz mediterránea que calienta el escaso alimento disponible. El niño, en el regazo de su madre, contempla con asombrado un rostro extraño. “Un carnívoro cuchillo / de ala dulce y homicida / sostiene un vuelo y un brillo /alrededor de mi vida.


    Diseccionados los poetas, devorados por notas a pie de página que, como voraces hormigas, marcan el camino de las páginas, urge saltarse normas y volver a la primitiva calidez de MH. Ajeno a los tópicos, MH es un poeta de la vida y la transformación que merece una pausada mirada máxime ahora, cuando la casta dominante y sus perros guardianes, nos arrojan, de nuevo, al vertedero de la Historia. Nunca le perdonaron su elegancia de poeta sencillo ni la fiereza de sus críticas. Para ellos, la canalla que regentea esa España obscena y deprimente, por decir con Cernuda, copio estos versos. “Hombres veo que de hombres / solo tienen, solo gastan / el parecer y el cigarro, / el pantalón y la barba.”

    qsumn9.jpg

    http://www.eldiario.es/zonacritica/Miguel-Hernandez-carnivoros-cuchillos_6_145295477.html
    *El sentido común no es tan común.
    *Más vale un “toma” que dos “te daré”.
    *El primer paso de la ignorancia es presumir de saber.
    *Es muy difícil saber hablar, pero lo es más saber callar.
    *El problema de las mentes cerradas es que siempre tienen la boca abierta.

    Respuesta a la firma de savio:
    porque estamos hasta los **** de tener que pagaros el vicio

Deja un Comentario

NegritaItálicaTacharOrdered listLista desordenada
Emoji
Imagen
Alinear a la izquierdaAlinear al centro Alinear a la derechaAlternar vista HTMLAlternar la página completa Alternar luces
Sube una imagen o archivo