Inicio General Competición
¡Hola a [email protected]!
Debido a los abusos por parte de algunos usuarios del foro de coches.net en sus denuncias por spam, nos vemos obligados a banear y/o borrar los usuarios que denuncien a spam de forma indiscriminada conversaciones o hilos que no lo sean.
Por favor, entre todos hagamos un buen uso de las herramientas disponibles del foro, para que todo el mundo pueda opinar libremente siguiendo la normativa ética y de respeto. Muchas gracias por vuestra colaboración

Cuando Don Enzo demostró saber construir pilotos

FerrariasturFerrariastur MegaForero ✭✭✭
"Me ganó, sí, y en Francia, pero no me preocupó en absoluto. Supe que había sido batido por el mejor piloto del mundo"
René Arnoux, sobre Gilles Villeneuve, tras su duelo en el GP de Francia en 1979.


¿Qué había llevado a James Hunt a disputar aquella carrera de Fórmula Atlantic aquel día de verano del 1976 en el circuito canadiense de Trois Rivieres? Hunt era por aquel entonces el principal candidato al título de Campeón del Mundo de F1, toda vez que el líder y ganador de las seis primeras carreras, Niki Lauda, había sufrido un terrible accidente en el GP de Alemania disputado en el viejo Nurburgring y se iba a quedar sin puntuar durante varias carreras; y la Fórmula Atlantic no pasaba de ser una competición muy menor, para pilotos semiprofesionales o privados que corrían con su propio monoplaza. Quizás fuera la invitación a participar de su amigo y también piloto Alan Jones, quizás su gusto por la velocidad sobre cuatro ruedas, o quizás simplemente el destino; lo importante es que por un motivo u otro James Hunt estaba allí aquel día.

Y si pasó a la historia aquella carrera de Fórmula Atlantic no fue por la victoria del que luego sería aquel mismo año Campeón del Mundo de F1. Porque el vencedor de aquella carrera fue un joven piloto local, por quien el propio Hunt se interesó al finalizar la prueba:

.- ¿Este chico pilota así siempre? No he visto cosa igual en mi vida, no creo que haya nadie en el Mundial de F1 con ese dominio del coche en las curvas.
.- Es muy conocido en Canadá, y sí, siempre pilota así.
.- Es increíble, cómo derrapa en las curvas, cómo es capaz de deslizar las ruedas para colocar el coche y salir acelerando sin desviarse de la trazada ¿dónde aprendió a pilotar así? ¿Podría enseñarme?
.- ¡Ja, ja, ja! Son muchos años practicando; ahora en verano pilota coches, pero en invierno participa en el Mundial de Motos de Nieve; ahí aprendió a tomar las curvas derrapando de esa manera. No hay otro como él.
.- ¿Y cómo decís que se llama?
.- Villeneuve, Gilles Villeneuve.


002_small.jpg

Aquella misma noche Hunt se puso en contacto con su Jefe de Equipo en Mclaren, Teddy Mayer.

.- Teddy, no te lo vas a creer; me ha ganado un piloto local.
.- Se conocería el circuito mejor que tú, no tiene importancia.
.- Teddy, tenías que haberle visto; entraba en las curvas derrapando y se mantenía deslizando el tren trasero hasta la salida ¡y sin desviarse de la trazada! No creo que haya nadie en la F1 capaz de hacer algo así. Tienes que ficharle para McLaren.
.- ¡No digas tonterías! Deja de distraerte con estos asuntos y céntrate en lo importante: puedes ser Campeón del Mundo de F1 este año, aunque se rumorea que Lauda volverá para las últimas carreras. Así que tienes que sacar el máximo de puntos mientras esté fuera.
.- Fíchalo, Teddy, fíchalo. No harás mejor inversión en tu vida. Su nombre es Gilles Villeneuve.
.- De momento vamos a intentar ganar este campeonato; para el año que viene hablaremos.
.- Es mejor que yo, Teddy; es mejor que cualquiera.







003_small.jpg

Gilles Villeneuve recibió una invitación del equipo McLaren-Ford para pilotar un monoplaza de la marca en el GP de Gran Bretaña de 1977 disputado en el circuito de Silverstone, donde tuvo mucho que ver la recomendación del piloto James Hunt, que a la postre resultó ganador del Campeonato del Mundo de F1 del año anterior. Junto a él también tomó parte en el certamen como piloto invitado por el equipo inglés el español Emilio de Villota.

La jornada de entrenamientos del viernes fue caótica; los hombres de McLaren perdieron la cuenta de los trompos y salidas de pista del piloto canadiense, se miraban unos a otros en el garaje y meneaban la cabeza negativamente; el piloto español que le acompañaba sin embargo fue capaz de darse cuenta del detalle de que no caló el coche ni una sola vez en sus innumerables salidas de pista, ni tampoco tuvo que ser sacado por la grúa de ninguna escapatoria. Cuando llegó al garaje tras la sesión, Villeneuve se limitó a contestar a las quejas de los mecánicos que solo estaba buscando los límites del coche, que tenía la situación completamente bajo control. La primera sorpresa llegó el sábado en clasificación; los pilotos invitados corrían con un MP23, modelo ya un tanto anticuado respecto al oficial MP26 de los titulares Hunt y Mass. De Villota no consiguió el tiempo mínimo para poder disputar la carrera, mientras Gilles se alzaba con el 9º lugar en la parrilla de salida.

En carrera, Villeneuve sabía que debía jugarse el todo por el todo, pues podría ser su primera y última oportunidad. En el primer paso por meta era ya 7º, pero con el discurrir de las vueltas su motor se resintió y perdió potencia, logrando terminar la carrera en 11ª posición. Lo que no perdió ni un ápice de fuerza fue la determinación del piloto y sus ganas de agradar, peleando siempre la posición y llevando su coche hasta el máximo de sus posibilidades, lo que llamó la atención de la prensa especializada. A pesar de ello, McLaren no volvió a contar con Gilles para ninguna carrera de aquella temporada; no les habían gustado demasiado sus salidas de pista ni sus trompos, pero su pilotaje en Silverstone sí había llamado la atención de otro equipo; al final del verano Villeneuve recibió una llamada telefónica, en inglés pero con marcado acento extranjero:

.- ¿Está usted disponible para el próximo GP de Canadá de F1?
.- ¿De parte de qué equipo me llama?
.- Ferrari
.- Sí, estoy libre; para Ferrari estoy libre.


En una de las situaciones más absurdas que se han visto en la historia de la F1, Ferrari se había quedado sin primer piloto para las dos últimas carreras de aquella temporada. Niki Lauda ya era campeón matemáticamente y había anunciado su marcha al equipo Brabham al año siguiente; ni el fichaje ni el anuncio antes de que terminara la temporada sentó muy bien a Enzo Ferrari, que acusó a su piloto de haberse vendido por un plato de lentejas tras haber conseguido el titulo; Lauda no estaba por la labor de aguantar las reprimendas de Enzo y dijo adiós por anticipado, negándose a disputar las dos últimas carreras de la temporada. En ese momento Ferrari llamó a Villeneuve.

No puede decirse que el debut con Ferrari fuera algo extraordinario; en la carrera de Canadá tuvo que abandonar a falta de 4 vueltas para el final por un problema de transmisión, mientras que en la última carrera de la temporada disputada en Japón sufrió un aparatoso accidente al salir volando por encima del Tyrrel de seis ruedas de Ronnie Peterson. No sería la primera vez que saltaría por encima de otro monoplaza, costumbre que sus mecánicos convirtieron en chanza al ponerle el sobrenombre de "El Aviador"; tampoco sería la última carrera que disputaría para Ferrari, al contrario, como si de una historia de amor se tratara, podríamos decir que piloto y equipo habían encontrado a su media naranja.


004_small.jpg

La temporada de 1978 no fue fácil para el equipo Ferrari. La casa de Maranello siempre había destacado por fabricar los mejores motores y las peores carrocerías; por diferentes razones, los italianos nunca estaban al nivel de sus rivales ingleses en cuanto a investigación y desarrollo aerodinámicos se trataba. Y si algún año aquella diferencia marcó de forma palmaria el devenir de la temporada fue en aquel año de 1978; Colin Chapman había diseñado un Lotus 79 con motor Ford y efecto suelo inalcanzable para el Ferrari, en realidad inalcanzable para casi todo el mundo. Ferrari intentó copiar la idea añadiendo faldillas laterales a su prototipo, pero sin resultados visibles; tampoco ayudaba demasiado la actitud de su primer piloto, el argentino Carlos Alberto Reutemann, quien a las primeras de cambio tras alzarse con la victoria en la segunda carrera de la temporada en Brasil, rebajo los ánimos del equipo manifestando ante la prensa:

.- El coche de este año es bastante peor que el del año pasado. Si le quitamos las faldillas seguramente correremos más.

Esta actitud del argentino desquiciaba a Enzo Ferrari, que exigía lealtad feudal a sus pilotos; por ello encajaba mucho mejor con el carácter de Villeneuve, quien tras llegar al garaje tras los primeros entrenamientos de la temporada y ser preguntado por el propio Enzo, le dijo sinceramente:

.- Sr.Ferrari, el coche es una birria. Pero no me entienda mal, pilotaré para usted, sacaré del coche todo lo que pueda dar y me divertiré en la pista hasta el último minuto de carrera. Siempre soñé con pilotar un Ferrari.

Desgraciadamente, la buena predisposición de Gilles no iba pareja con sus resultados en la pista; el primer GP de aquel año disputado en Argentina solo pudo ser 8º, justo por detrás de su compañero Reutemann; de los cuatro siguientes, no terminó ninguno. La prensa italiana se echaba encima de Ferrari porque había sustituido al campeón del año pasado, Niki Lauda, por un joven canadiense desconocido que de sus 7 primeras carreras (2 en 1977 y 5 en 1978) para la Scudería solo había conseguido terminar una. Pero Enzo confiaba en su piloto, había visto en él algo especial, y pedía paciencia a sus aficionados:

.- Tranquilos, soy Enzo Ferrari; creo que he demostrado que sé construir coches de carreras. Ahora os voy a demostrar que también sé construir pilotos de carreras.

005_small.jpg

Efectivamente, Enzo se tomó la carrera de Villeneuve como algo personal; se dio cuenta que el canadiense llevaba dentro un piloto excepcional al que había que enseñar a controlar sus instintos, porque el talento le salía por los poros de la piel. Así que comenzó con su labor, moldeando el carácter de Gilles como si de una biela se tratara.

.- "Para llegar primero, primero hay que llegar" ¿Sabe usted quién dijo eso?
.- No, no lo sé.
.- Lo dijo Juan Manuel Fangio, y es una gran verdad. Gilles, he conocido muchos pilotos como usted a lo largo de estos años, rapidísimos, llenos de talento, geniales al volante,... pero que no terminaban la mitad de las carreras. Solo uno de ellos llegó a ser campeón, Nino Farina; el resto, quedaron en el olvido.
.- ¿Qué está intentando decirme?
.- Que pilotar no es solo acelerar y frenar. Veo en usted el talento para pilotar de Farina, pero tiene que aprender cómo planteaba las carreras Fangio, cómo defendía la posición Ascari, el ritmo constante de Jackie Icks,... Confío en usted.
.- Cuente conmigo señor Ferrari, para lo que sea.
.- Empezamos en la próxima carrera; como no llegue a meta tendré que hacer caso a la prensa y me pensaré su despido. Y ahora acompáñeme, quiero enseñarle algo y presentarle algunas personas.


010_small.jpg

Salieron del despacho de Il Commendatore y se dirigieron a la fábrica; entraron en la nave y se acercaron a un grupo de operarios que trabajaban afanosamente.

.- Bon giorno Francesco, bon giorno Luigi.
.- Bon giorno, signore Ferrari.
.- Mira lo que están haciendo, Gilles. ¿Sabes lo que es?
.- No estoy seguro, señor Ferrari ¿Un tirante de la suspensión?

.- ¡Muy bien, es un tirante de la suspensión trasera! ¿Cuánto tiempo tardais en fabricar uno de estos, muchachos?
.- Usted lo sabe muy bien señor Ferrari; hacemos dos cada día, cada rueda lleva cuatro, luego tardamos 8 días en tener el juego completo para un coche.
.- ¡Ocho días de trabajo, Gilles! ¿Se da cuenta? Y todo para que usted estrelle su monoplaza a 13 vueltas del final, como hizo la última carrera en Mónaco. Debería pedirles perdón.
.- Lo siento, tendré más cuidado la próxima vez.


Y así fue llevando Ferrari a Villeneuve por la fábrica; tras Francesco y Luigi, le presentó a Andrea y a Valerio que montaban las cajas de cambio, a Silvio que probaba los lubricantes, a Marco, a Paolo, a Vitelio, los que fabricaban y montaban los cigüeñales y las bielas... a todos los trabajadores, que Ferrari conocía por sus nombres de pila. Y le explicó el trabajo que cada uno hacía, el esfuerzo que suponía y la ilusión con la que trabajaban.

.- Piense en ellos la próxima vez que se suba al coche.

La próxima carrera era el GP de Bélgica a disputarse en el viejo circuito de Spa-Francorchamps. Allí Villeneuve puso especial cuidado en llegar a meta, y lo consiguió; logró la cuarta plaza, por detrás de Reutemann y los dos Lotus que se alzaron con la victoria ¡Era un buen principio! De las once carreras que restaban de la temporada Gilles Villeneuve terminó nueve y no sufrió ni un solo accidente más, sus dos retiradas fueron debidas a fallos mecánicos. La temporada terminaba con el GP de Canadá, donde Gilles se alzó con la victoria, su primera victoria en la F1; y curiosamente no quiso quedarse a empezar sus vacaciones en su país natal con su familia. Quiso regresar a Maranello para enseñar él mismo el trofeo de ganador a los empleados de la fábrica. Villeneuve dejaba de ser un piloto que corría para Ferrari para convertirse en un "piloto Ferrari".


¿Por que nunca fue campeon? Monza 1979 tiene mucho que ver, pero ese es otro tema ...
Pd:Monza 79 explica muchas cosas de S.Marino 82.
ford_logos.jpg
cos_logo.jpg

"Quiero seguir en Ferrari y ganar el tercer título con ellos, acabar el trabajo de años" 02/09/2014
"Vengo a Mclaren para acabar el trabajo que empecé en 2007" 11/12/2014

"Nunca volveré a McLaren". 01/12/2010
"Dejar Mclaren fue la mejor decisión que he tomado en mi vida". 12/09/2012

"No pararé hasta ser campeón con Ferrari". 07/09/2011
[h=1][/h]

Comentarios

  • PonalpmPonalpm Forero Master ✭✭✭
    Que grande Gilles. Sin duda uno de los grandes de este deporte.
    [SIGPIC][/SIGPIC]

    El fallo de las dictaduras es creer que uno es más listo que mil.
    El fallo de las democracias es creer que mil son más listos que uno.



    Porra F1 2009: 13 Puntos. (Cuarta posición)
    Porra F1 2010: 21 Puntos. (Sexta posición)
    Porra F1 2011: 36 Puntos. (CAMPEÓN)
    Porra F1 2012: 18 Puntos. (Subcampeón)
    Porra F1 2013: 24 Puntos. (Cuarta posición)
    Porra F1 2014: 45 Puntos. (CAMPEÓN)
    Porra F1 2015: 61 Puntos. (CAMPEÓN)
  • razorbackrazorback MegaForero ✭✭✭✭✭
    Y por eso sera un piloto muy querido pese a no haber ganado ningun campeonato mundial.
    saludos, razorback
    GORA EUSKADI!!!

    Schumi, turn your eyes to the sky. It's the only one thing bigger than you.
    READY TO RACE!!!
    ferrarilogo6tj.jpg
  • techtech Forero Master ✭✭✭
    Me tienes en ascuas. Sigue contando.

    En serio.
    "La opción de vencer no es una opción real..."
  • jazenkillerjazenkiller MegaForero
    Interesantísimo, como siempre.
  • FerrariasturFerrariastur MegaForero ✭✭✭
    Voy a hacer un especial de Monza 1979 y que nos llevara a S.Marino 82 y que explica por que Villeneuve y Pironi entendieron las ordenes de distinta manera...y por que Gilles se sintio traicionado tras lo que habia hecho en 1979.

    Un adelanto...

    imola1982r.jpg

    Lidera Pironi. Esta foto es sumamente importante y todo un descubrimiento



    201-varios1.jpg?w=640&h=426

    Lidera Gilles pero como 1 sigue apareciendo Pironi

    1982_imola_slow.jpg


    Pironi lideró las cinco vueltas anteriores y Villeneuve la penúltima , siendo ya la última cuando Pironi le ataco para ganar.
    ford_logos.jpg
    cos_logo.jpg

    "Quiero seguir en Ferrari y ganar el tercer título con ellos, acabar el trabajo de años" 02/09/2014
    "Vengo a Mclaren para acabar el trabajo que empecé en 2007" 11/12/2014

    "Nunca volveré a McLaren". 01/12/2010
    "Dejar Mclaren fue la mejor decisión que he tomado en mi vida". 12/09/2012

    "No pararé hasta ser campeón con Ferrari". 07/09/2011
    [h=1][/h]
  • ///Mito21///Mito21 MegaForero ✭✭✭✭
    Excelente historia. Muchas gracias por compartirla con nosotros, ex
    Saludos. Mito21
  • FerrariasturFerrariastur MegaForero ✭✭✭
    Gilles empezaba a ser un desconocido para su mujer



    Desde su lujosa villa en lo alto de la cornisa en Mónaco, llamada “La Mascotte”, Joann podía ver el mar que tanto le había gustado al principio de instalarse allí, aunque últimamente la vista y el ambiente de la Costa Azul ya no le seducían como al principio.

    04-gilles.jpg?w=640&h=335


    Ni el mar, ni Mónaco, ni la vida que llevaba en los últimos meses con su marido y sus hijos era la misma, ya que Gilles había cambiado mucho en esta última época, se había vuelto más intransigente de lo que ya lo había sido siempre, empeñado en tener siempre la razón y en hacer siempre lo que le parecía.
    Cada vez tenía menos paciencia con Jacques y con ella, e incluso le había insinuado el divorcio en alguna de sus cada vez más frecuentes discusiones. Y ella no sabía a qué era debido ese cambio, aunque notaba que las cosas habían empezado a torcerse desde que Jody Scheckter se retiró. El sudafricano había sido una especie de hermano mayor que había sabido contener a Gilles, tanto en lo deportivo como en lo humano, pero ahora era él el primer piloto de Ferrari, con todo lo que eso significaba y desde entonces, a nivel personal, las cosas no había hecho más que empeorar.


    1978-villeneuve-y-familia-en-cap-ferrat.jpg?w=172&h=300La familia al completo al llegar a Europa



    Y además estaba su nuevo compañero, Didier Pironi. Desde que llegó a Ferrari se había hecho muy amigo de Gilles, demasiado según su opinión. Era un piloto que llevaba una vida muy distinta a la suya, era soltero, guapo, ligón y muy aficionado a la buena comida, aunque al menos tenía una novia con la que se casaría pronto pero a la que no parecía ser especialmente fiel. Estaba segura que aquellas escapadas juntos por la Costa Azul no habían sido sólo para hacer las gamberradas que le contaba Gilles, como la de conducir los dos el mismo coche: uno los pedales y el otro el volante y el cambio. Eso era una locura, pero seguro que había más cosas que ella no sabía.
    Aunque en el fondo eso no le preocupaba demasiado. Al fin y al cabo siempre habían vivido al límite, se habían casado a los veinte años cuando ella quedó embarazada y habían salido adelante haciendo siempre lo que les parecía, así que una gamberrada o una aventura no eran especialmente importantes. Lo importante era el progresivo cambio de Gilles, que empezaba a ser una persona muy distinta de la que salió de Canadá unos años antes.
    Tras una breve charla-años atras-, Audetto le dijo que Ferrari quería hacerle una prueba, pero Gilles se negó en redondo: o contrato en firme o nada. ¡Recuerda perfectamente la cara de sorpresa del italiano! Tuvo que pedir un tiempo para llamar a Italia y cuando volvió les contó que Ferrari había aceptado
    Todo esto ocurrió un viernes y el lunes siguiente ya estaba en Italia probando el Ferrari. Después volvió durante el Gran Premio, pero no para correrlo, sino para cancelar el contrato que tenía con McLaren, ya que Teddy Mayer no quería liberarle porque se había especulado que Gilles iba a pilotar en Fórmula 2 para el equipo Project Four de Ron Dennis, que ya hacía tiempo que estaba “rondando” cerca de Marlboro, el patrocinador de McLaren. Al final le dijo que sólo le dejaría marchar si le fichaba Ferrari y su sorpresa fue descomunal cuando supo que ese era el destino de su piloto.
    En aquel año de 1977 Ferrari estaba teniendo problemas con su primer piloto, Niki Lauda. El austriaco quería mucho más dinero, pues se acababa de divorciar y de comprarse un avión nuevo, y eso requería un aumento desmesurado de su ficha. Y Ecclestone estaba dispuesto a pagársela, así que Mauro Forghieri, ingeniero jefe, empezó a pensar en la posibilidad de perder al piloto austriaco. Y se fijó en aquel pequeño canadiense que en Silverstone había pilotando el tercer McLaren, lo había colocado en el noveno puesto en la parrilla y marchaba séptimo acosando a los Lotus de Andretti y Nilsson cuando tuvo que parar en boxes, remontando después hasta la 11ª posición. Cuando volvió a Maranello se lo comentó a Enzo, diciéndole “le gustará, pilota siempre derrapando, como los pilotos antiguos”, palabras que le sonaron bien al gran patrón.


    1977-villneuve-fiorano.jpg?w=300&h=248Esta foto pertenece a 1977, cuando Villeneuve fue presentado a la prensa en Fiorano.



    Cuando el divorcio con Lauda era ya inevitable, Ferrari mandó a Audetto a sondear al “pequeño canadiense” para que corriera las dos últimas carreras de la temporada, en Canadá y Japón. Dos carreras que fueron un desastre, incluyendo un grave accidente con nada menos que Ronnie Peterson, uno de los pilotos más rápidos y a la vez más limpios que hayan existido nunca. La prensa, especialmente la italiana, puso a Ferrari en la picota y se preguntaban como podía haber llegado a piloto oficial un tipo cuya experiencia europea se resumía en dos carreras: el GP de Pau de Fórmula 2 ¡y el Gran Premio de Gran Bretaña en Silverstone! Aquel invierno Forghieri y los demás ingenieros de Fiorano tuvieron que trabajar duro con Villeneuve. El trazado de pruebas tenía circuito cerrado de televisión y una célula de medición de velocidad cada quince metros (una especie de telemetría embrionaria) y con ella pudieron ir “domando aquel pura sangre” como dijo el propio Mauro.
    La temporada 1978 significó un cambio radical para Joann y para toda la familia. Se trasladaron todos a Europa y su amigo y también piloto Patrick Tambay les encontró un lugar adecuado cerca de Cannes para vivir, ya que querían que sus hijos tuvieran una educación francófona. Se compraron una autocaravana para ir a las carreras, Gilles la modificó porque le gustaba la mecánica (había estado en Francia con una beca para aprender cuando tenía 19 años) y la convirtió en algo muy peculiar, una pick-up Bronco con un tren anterior GMC y con un puente posterior distinto. El cacharro hacía un ruido infernal y años después el mismo Bernie Ecclestone le contó a Joann que cuando les vio llegar por primera vez, fue presa del pánico.
    En su condición de responsable de la Foca estaba poniendo orden y normas en el paddock y la llegada de aquella especie de tribu de zíngaros le puso de los nervios. Tanto, que al final decidió ir a hablar con Gilles, pero cuando se acercó a la motorhome, el enorme perro que formaba parte de la familia no sólo se le echó encima, sino que el can pareció empeñado en hacerse amigo de aquel señor bajito, con tanta insistencia que no hubo manera de entablar una conversación seria, así que Bernie optó por largarse y dejarlos por imposibles.
    1978-motorhome-de-villeneuve1.jpg?w=300&h=155La furgoneta con matrícula canadiense, y la motor home de la familia.



    La fama y el dinero pudieron más que Ecclestone y ahora Gilles había cambiado Cannes por Mónaco y la motorhome por el dichoso helicóptero, su último capricho, que llevaba por el camino de la amargura a Joann. Ella no entendía de helicópteros, pero eso de pilotarlo a ojo como hacía Gilles no le gustaba nada. Porque ir hasta Maranello siguiendo desde el aire la carretera aún tenía un pase, pero ¿qué pasaría cuando tuviera que ir a algún sitio desconocido?
    Si, Joann estaba preocupada. Aquel empezaba a no ser el Gilles de siempre. Hacía tiempo que le insistía a su marido que no se fiara tanto de Pironi, su instinto le decía que el francés no sería tan leal como había sido él con Jody en el pasado.
    Afortunadamente no ir a la boda de Pironi fue un alivio para Joann, ya que no le apetecía y además estaba más atareada que de costumbre, ya que el 9 de mayo, en apenas un mes, Mélanie hacía la primera comunión y eso requería algunos preparativos que en plena temporada y con Gilles tan distanciado de ella, tenía que hacer en solitario. Y porque además, la comunión de la niña coincidía con el Gran Premio de Bélgica.


    Efectivamente, Villeneuve, debido al éxito personal y la entrada de mucho dinero en su bolsillo, fué cambiando, sin duda, como ocurre a muchas personas con la rapida entrada de dinero y la fama ,le habia hecho perder un poco el norte de su vida en varios aspectos.
    No tuvo que esperar la entrada de Pironi para sus primeros ligues, ya con Scheckter los habia tenido, por otra parte, como todo buen piloto de F1. De ellas, una si fué muy especial para el a partir de principios de 1981, conociendo Gilles, incluso a los padres de esa chica y de la que su mujer Joanne, no tendria conocimiento hasta despues de la muerte del intrépido canadiense. Efectivamente, Joanne no reconocía al hombre con la que habia compartido gran parte de su vida y habia comportamientos de Gilles que ella no podia con ellos, como fué la de hipotecar su casa, para comprarse un espléndido helicoptero Agusta de 950.000 dolares o la de no querer regalarle un anillo d diamantes “por ser muy caro “y a la semana siguiente gastarse el doble en una lancha fuera borda.
    Gilles y Didier, hicieron buenas migas desde el primer momento, si bien eran, como dice Carlos, de extractos sociales bien diferentes, su pasion por el riesgo y la velocidad en todo tipo de engendros mecánicos, no hizo mas que reforzar ese nexo de unión. como pequeñas muestras, recordar como yendo los dos en el mismo coche, y trazando una curva de la carretera por donde circulaban y habiendo debajo un campo de viñas, uno de ellos, el que iba de acompañante, le dijo al otro, me gustaria volver a pasar por esa curva, pero esta vez sin girar para aterrizar en el campo. Dicho y hecho, dieron la vuelta y pasaron de nuevo por la curva en cuestion, esta vez sin girar…. y aterrizando en el campo. Consiguieron llegar a su destino, pero el coche en cuestion ya tenia el suyo, debido al lamentable estado en que habia quedado despues del “aterrizaje”.
    Otra similar es que yendo con otros dos coches de alquiler, y como siempre gas a fondo, primero uno tuvo que abandonar su coche despues de un exceso de optimismo, subiendose al coche del otro, para acabar igual el segundo coche y ellos terminar el viaje andando uns km de noche hasta donde se dirigían.Hay tantas….!
    Con el tema del helicoptero, la mas “clásica” era Didier por tierra con su Ferrari de servicio y Gilles con su Agusta persiguiendolo pero intentando trazar este la carretera cual coche pero volando.



    La boda de Didier


    El miércoles 14 de Abril de 1982 Nicolás Sarkozy, el joven alcalde de Neully sur Seine que llegaría a Presidente de la República francesa, estaba particularmente contento. Ser alcalde de una población pequeña no era precisamente algo fascinante, pero esta vez su cometido iba a ser interesante ya que iba a oficiar el matrimonio entre la señorita Catherine Bleynie y nada menos que uno de los deportistas más famosos de Francia en aquellos momentos: el corredor de coches Didier Pironi.


    05-pironi-2.jpg?w=640&h=459



    Gerhard Bleynie era el padrino de la novia y el alcalde Sarkozy encontró muy normal que el padrino del novio fuera Marco Piccinini, en aquellos momentos director deportivo de la famosa Scuderia Ferrari para la cual pilotaba Pironi. Él no tenía porqué estar al día de las interioridades de Ferrari y sus pilotos y por ello era el único que no estaba sorprendido por la presencia de Piccinini, cuyo “nombramiento” había sorprendido a muchos, convencidos de que dicho honor iba a ser para Gilles Villeneuve o para José Dolhem.
    La boda era íntima, con apenas una veintena de invitados, a pesar de lo cual la ausencia de Gilles, compañero de equipo y amigo de Didier, había extrañado a quienes estaban al tanto de la lista de asistentes. Para los invitados de la novia, ni su ausencia ni el padrino elegido por Didier tenían especial importancia, pero entre los del novio si que había algo más de sorpresa, ya que todos daban por descontado que el padrino iba a ser José, el hombre que le había inculcado el gusto por la velocidad y que tanto le había ayudado en su camino hacía el éxito.
    04-pironi-41.jpg?w=300&h=238José Dolhem



    Aunque siempre se llevó este tema en absoluto secreto, diversas filtraciones a lo largo de los años permiten asegurar que José Dolhem era su primo hermano y hermanastro al mismo tiempo, ya que sus madres respectivas, Imelda (Pironi) e Ilva (Dolhem) eran hermanas y ambos eran hijos del mismo padre así que no es extraño que además de un gran parecido físico tuvieran aficiones similares. José, ocho años mayor, llevaba el apellido del padre, Louis Dolhem, mientras Didier el del marido legal de su madre, Vali Pironi, de quien estaba separada. Tanto Vali como las dos hermanas eran de origen italiano, de un pueblo llamado Villesse en la región del Friuli. Ambos tenían además una hermanastra, Laurence, que permaneció oculta para ellos hasta que cumplió la mayoría de edad. Didier la conoció cuando se le presentó, para su sorpresa, durante un gran premio.
    José Dolhem se había dedicado al automovilismo y llegó a inscribirse en tres grandes premios, aunque sólo tomó la salida en uno de ellos, Estados Unidos 1974 en el circuito de Watkins Glen. Su carrera duró 25 vueltas, momento en que el Team Surtees le mandó retirarse en señal de luto ya que Helmut Koinnig, su compañero de equipo, acababa de matarse en un terrible accidente en la novena vuelta. El piloto austriaco se salió de la pista al fallarle los frenos y se empotró contra los raíles de seguridad, que no sólo no frenaron el golpe, sino que al estar mal sujetos a tierra se levantaron y dejaron pasar el coche por debajo hasta decapitar al piloto.


    03-pironi-3.jpg?w=200&h=300Didier y Catherine el día de la boda



    Aquel fue prácticamente el final deportivo de José y después, cuando Didier quiso emularle, le ayudó en sus comienzos, le guió y aconsejó hasta que estuvo en condiciones de hacer las cosas por sí solo y las hizo bien, llegó a la Fórmula 1 pero para quedarse, no como él que sólo llegó pero no pudo consolidarse. Didier tenía todo lo necesario para ser campeón, había debutado con el equipo Tyrrell, había ganado su primer Gran Premio con Ligier y ahora era piloto de Ferrari. José estaba muy orgulloso de la trayectoria de su medio hermano.
    Y por tanto, aunque algunos parientes cercanos no entendían que aquel extraño señor que no era de la familia fuera el padrino. El primer año en Ferrari había sido desastroso, un cuarto puesto había sido su mejor resultado mientras su compañero Gilles Villeneuve había obtenido dos memorables victorias en Mónaco y España, conduciendo además “aquel” Ferrari.
    Como había sido su primera temporada en el equipo italiano, era aceptable ser derrotado por el canadiense de quien se había hecho muy amigo, pero aquella situación tenía que cambiar en 1982 y el canadiense empezaba a tener enemigos dentro de Ferrari, personas que habían dejado de creer en él y que se decantaban por Pironi. .
    Piccinini era conocido como “monseñor” por sus ademanes pulcros y ceremoniosos, por su sutil manera de hacer las cosas y por sus profundas creencias religiosas. Unos años antes, cuando Lauda sufrió su dramático accidente, se preocupó especialmente de encontrar un capellán y llevarlo al hospital para que le diera la extremaunción. Una manera muy poco útil de animar a un piloto que aunque quemado y doliente, era perfectamente consciente de cuanto ocurría a su alrededor. Cuando Lauda vio a Marco y al cura quiso mandarlos a la **** y si no lo hizo fue porque hablar le producía grandes dolores en el oído quemado.

    03-pironi-52.jpg?w=300&h=172Piccinini, Sarkozy, Pironi y Blayne





    Este Marco Piccinini era el mismo que cuando Jody Scheckter hizo pública su retirada, contestaba a los periodistas italianos que le pedían insistentemente el nombre del sustituto del sudafricano diciendo:Potete Ipotizzare Ragionevolmente Ogni Nome Imaginable”, cuyo acrónimo era “Pironi”, cosa que ninguno de sus ávidos conciudadanos supo descifrar.
    Era un hombre muy político, el team manager y de hecho quien dirigía la “Scuderia” en los Grandes Premios. Para Didier era importante ser amigo suyo, pertenecer al bando que encabezaba Piccinini con Piero Lardi.Desde el primer ensayo en el Paul Ricard Didier sabía que el Ferrari 126 C2 era un coche muy mejorado con respecto al del año anterior, esta vez no podía fallar y Gilles Villeneuve, su compañero de equipo, era su primer gran rival.
    Volviendo al matrimonio de Didier decir que Didier Pironi estuvo acompañado de su mujer Catherine Bleyne durante el fin de semana del Gp de S.Marino -se habian casado la semana anterior y sin viaje de bodas, ella le acompañó durante ese fin de semana-. Pero solo una semana mas tarde se le fotografio con Elenonora Vallone, (hija del actor Raf Vallone) ...pero no solo eso... existian fotos mas antiguas de ellos en el GP de Italia ’81, así que estos parecia ya se traían gusto de más tiempo..Pinoni casado en Abril para Junio ya estaba separado , !!!!!su matrimonio le habia durado 4 Gps!!!!!




    Pd: Recopilacion de diversas fuentes.
    ford_logos.jpg
    cos_logo.jpg

    "Quiero seguir en Ferrari y ganar el tercer título con ellos, acabar el trabajo de años" 02/09/2014
    "Vengo a Mclaren para acabar el trabajo que empecé en 2007" 11/12/2014

    "Nunca volveré a McLaren". 01/12/2010
    "Dejar Mclaren fue la mejor decisión que he tomado en mi vida". 12/09/2012

    "No pararé hasta ser campeón con Ferrari". 07/09/2011
    [h=1][/h]
  • roki30roki30 MegaForero ✭✭✭
    [IMG]https://C:\Documents and Settings\Propietario\Mis documentos\coches campello\206 cc[/IMG]7515868_6.jpg7515868_5.jpg7661163_3.jpg7661163_1.jpg
  • antonioF40antonioF40 MegaForero ✭✭✭
    buenisimo el reportaje..... todas estas historias hacen que se heche de menos otras epocas de este deporte..... grande villeneuve

Deja un Comentario

NegritaItálicaTacharOrdered listLista desordenada
Emoji
Imagen
Alinear a la izquierdaAlinear al centro Alinear a la derechaAlternar vista HTMLAlternar la página completa Alternar luces
Sube una imagen o archivo