Inicio General
¡Hola a [email protected]!
Debido a los abusos por parte de algunos usuarios del foro de coches.net en sus denuncias por spam, nos vemos obligados a banear y/o borrar los usuarios que denuncien a spam de forma indiscriminada conversaciones o hilos que no lo sean.
Por favor, entre todos hagamos un buen uso de las herramientas disponibles del foro, para que todo el mundo pueda opinar libremente siguiendo la normativa ética y de respeto. Muchas gracias por vuestra colaboración

Cómo incendiar el motor de un Lamborghini Gallardo sin moverlo del sitio

MikeCDMikeCD Forero Master ✭✭✭✭
Visto en menéame.
Hay que ser torpes.


Cómo incendiar el motor de un Lamborghini Gallardo sin moverlo del sitio

lambo1.jpg
Aunque sea una foto, este deportivo huele a churruscado. Y estaba casi nuevo. Lo que estamos viendo es el compartimiento del motor recién apagado (con extintor) de un Lamborghini Gallardo, que se incendió el pasado 25 de enero en la puerta de entrada del Salón del Automóvil de Portland.
El motor de este tipo de coches, por su potencia, en ocasiones se puede quemar de forma inesperada si no lo tratas con respeto; pero este no fue el caso. Bastó con una regla de seguridad, un dueño demasiado torpe y la confabulación de un cacho de madera para que aquello saliera ardiendo ante el asombro de los presentes.
Al parecer, en el Salón del Automóvil de Portland no se admiten coches en exposición con mas de 1/4 de depósito lleno de gasolina, por motivos de seguridad para prevenir incendios o accidentes. El Gallardo tenía un poquito más, así que tras varios intentos de convencer al personal para admitirlo con la gasolina que en ese momento tenia en el deposito, decidieron consumir el carburante que sobraba.

gallardo2.jpg
gallardo22.jpg
Pero en vez de salir a dar unas vueltas al complejo para gastar combustible, pensaron que lo mejor sería dejar el coche donde estaba, poner el punto muerto y darle zapatilla al motor sin marchas.
Y como apretar el pedal hasta el límite del cuentarrevoluciones puede ser contraproducente para los tendones del tobillo, también se les ocurrió que metiendo un taco de madera entre el pedal y el asiento podría dejarlo pisado a fondo, mientras ellos esperaban fuera.
Después de varios minutos de humo y estruendo, llegó el completamente predecible, inevitable y, por qué no decirlo, previsible final: el motor se sobrecalentó y se incendió. Lo apagaron con extintores, llamaron a la grúa y el Gallardo se retiró del salón con las orejas gachas, sin ni siquiera haber cruzado las puertas de entrada.
fuego1.jpg

thump_8847162mercedes.jpgthump_9630373mercedes11.jpg

A veces para ganar, hay que arriesgarse a perder.

Comentarios

Deja un Comentario

NegritaItálicaTacharOrdered listLista desordenada
Emoji
Imagen
Alinear a la izquierdaAlinear al centro Alinear a la derechaAlternar vista HTMLAlternar la página completa Alternar luces
Sube una imagen o archivo