¡Hola a [email protected]!

[email protected] al nuevo foro de coches.net. ¡Esperamos que os guste! :)

Si tenéis algún problema o sugerencia podéis comentarlo en este post

Prueba: Renault Mégane CC 1.9 dCi 130 CV Dynamique (1/2)

tritonetritone MegaForero ✭✭✭
por Enrique García de 31 de Dec del 2010
0pruebarenaultmeganeccdci13089.jpg
Haz clic en la imagen para saltar a la galería


Renault es una de las firmas que ha conseguido generalizar las carrocerías descapotables en los modelos de gama media. Tras el éxito de los R19 y Mégane Cabriolet de primera generación equipados con cubierta de lona, la firma francesa optó por ofrecer un sistema metálico más seguro y versátil. Así en 2003 lanzó el primer Coupé-Cabrio de la marca, con cuatro plazas y un maletero que oscilaba entre los 190 y 490 litros dependiendo de si el techo estaba plegado o no.

En 2010 el Mégane III recibe la versión descapotable, que manteniendo el esquema de techo visto en la generación precedente, trata de mejorar aspectos como la sonoridad y estanqueidad, pero conservando la interesante superficie acristalada. Alcanza los 4,48 metros de longitud, siendo notablemente más grande que el Mégane convencional, y respecto al anterior CC, 13 cm más largo.

Gallery: Prueba: Renault Mégane CC 1.9 dCi Dynamique
  • pruebarenaultmeganeccdci130116_thumbnail.jpg
  • pruebarenaultmeganeccdci13042_thumbnail.jpg
  • pruebarenaultmeganeccdci1302_thumbnail.jpg
  • pruebarenaultmeganeccdci13075_thumbnail.jpg
  • pruebarenaultmeganeccdci13070_thumbnail.jpg
  • pruebarenaultmeganeccdci13044_thumbnail.jpg


De primeras, el Mégane CC no mantiene unas proporciones muy equilibradas. El enorme voladizo posterior necesario para dejar espacio al techo una vez se pliega, pasa factura a la estética. Sin embargo, y pese a ser culón, el diseño de las ópticas y la estampación de la carrocería permiten mejorar visualmente el resultado. Y lo hace consiguiendo un aspecto llamativo y personal. Si lo ves exclusivamente por detrás no necesariamente se reconoce que es un Renault (sales de dudas al ver el rombo), y sólo una vez te fijas en el frontal sale a la luz el aire de familia. Durante los días de la prueba, muchos han sido los que han girado su cabeza para observar la estética. No sabría decir si para bien o para mal, pero si ha generado atracción.

00pruebarenaultmeganeccdci130117.jpg

El frontal es posiblemente lo que menos cambia respecto al Coupé convencional. Es sólo a partir del pilar A cuando aparecen las modificaciones, con un parabrisas mucho más inclinado. Visto de perfil el techo no le queda mal, aunque su principal atractivo reside una vez quitado.

0pruebarenaultmeganeccdci13075.jpg

Entonces lo que no parecía proporcionado se muestra más equilibrado, con un resultado final más coherente y digerible. De todos modos, para disimular este aspecto, Renault ha pintado en negro el techo, color que también se emplea en los retrovisores. En el caso del parabrisas, todos los CC lo llevan pintado en color plata, al igual que el elemento decorativo que bordea la luneta posterior. Estos elementos en combinación con el blanco nacarado de la unidad probada no se notan mucho, pero en otros colores la cosa cambia.

0pruebarenaultmeganeccdci13043.jpg

INTERIOR SIN CAMBIOS IMPORTANTES RESPECTO AL BERLINA

Una vez en el interior, los cambios frente a las versiones cerradas son pequeños. Tanto el salpicadero como la instrumentación son compartidos, y sólo el botón que acciona el techo eléctrico delata que estamos ante un Mégane diferente. El diseño, bastante sobrio, me gusta. Es cierto que algunos mandos, como los de la climatización o el equipo de sonido son algo pequeños, pero no resultan incómodos.

0pruebarenaultmeganeccdci130100.jpg

La instrumentación mezcla información digital con analógica, algo llamativo de día y en cierto modo molesta de noche, pues el velocímetro ilumina con demasiada intensidad y terminarás bajando la intensidad para no quedar cegado. El nivel de gasolina no tiene aguja, y aunque el consumo es muy contenido en este 1.9 dCi, soy de los que prefiere el sistema de medición tradicional para estas cosas. Una curiosidad del velocímetro es que lleva un circulo alrededor que cambia de color si tenemos conectado el control de crucero y por cualquier cosa tenemos que aumentar el ritmo. En un principio marca una **** verde y, si superamos la velocidad fijada por el regulador en 10 km/h o más, entonces se pone en rojo. Parece una pijada, pero es muy visible y podría evitarnos alguna multa.

0pruebarenaultmeganeccdci13062.jpg

En la puerta están situados correctamente los mandos para control los espejos retrovisores, elevalunas eléctricos y, uno específico que tiene la función de subir/bajar los cuatro cristales al mismo tiempo. Es un gadget práctico que ahorra tiempo y resulta cómodo.

El volante multifunción me ha gustado por tacto y grosor. Lo que no me convence es el elevado número de funciones que tienen los mandos situados tras él, quizás excesivas y que requieren de un periodo superior al habitual para familiarizarse con ellos. Algo similar pasa con los que controlan el navegador, entre los asientos, que no resultan especialmente sencillos de manipular. Como todo, es pillarle el truco, pero una persona algo alejada de las nuevas tecnologías no lo verá encontrará especialmente sencillo.

00pruebarenaultmeganeccdci13021.jpg

Puestos a mejorar, también cambiaría la situación de la entrada auxiliar de audio y el puerto de USB, que quedan escondidos tras el único posa-latas/cenicero que hay en las plazas delanteras. Esto significa que puedes llevar un refresco pero no enchufar un pendrive, o al contrario.

00pruebarenaultmeganeccdci130109.jpg

La terminación hace tiempo que en Renault es una virtud, más por ajustes que por calidad. Todos los materiales que previsiblemente pueden tener un contacto más frecuente son agradables, aunque esto no implica necesariamente que sean acolchados. Parte de las puertas y los asientos están cubiertos de piel mientras que la zona superior del salpicadero cuenta con un material gomoso de buena calidad. En las partes más escondidas están menos elaborados, pero es algo normal en coches de este tipo. En lo relativo a los ajustes, salvo algún ruido producido por el techo en momentos puntuales, no hay pegas que poner. Todo parece bien ensamblado y no hay rebabas ni bordes cortantes. Sí son mejorables los plásticos lisos empleados en los apoyabrazos y la zona que rodea el sistema de climatización, muy sensibles a rayaduras.

0pruebarenaultmeganeccdci13033.jpg

El espacio en las plazas delanteras es holgado. La sensación mejora gracias al techo de cristal, que aporta luz y claridad. Respecto a un Mégane cerrado sólo la cota de altura sale peor parada, pero sigue siendo suficiente. En las traseras la cosa cambia. De entrada sólo hay dos, de anchura muy justa y con poco espacio longitudinal. La altura disponible, sin ser destacable debido a la caída del techo, es suficiente incluso para personas de hasta 1,80 metros. De todos modos esto se consigue hundiendo la banqueta y dejando un respaldo muy vertical, suficientemente cómodo para desplazamientos cortos, pero no para viajar. En caso de hacerlo y sin el techo, el factor viento podrá incidir en la comodidad de los mismos, por lo que para un uso plural lo mejor será considerarlo como un dos plazas con otras dos ocasionales.

0pruebarenaultmeganeccdci130104.jpg

El maletero por su parte es más que correcto. Con el techo plegado la labor de introducir objetos se complica un poco, pero sigue quedando espacio para depositar un par de bolsas, mejor si son flexibles. Con el techo puesto, la cosa cambia y sus 417 litros lo sitúan a la altura de muchas berlinas, contando además con un **** de carga muy bajo y cómodo.

00pruebarenaultmeganeccdci130111.jpg 0-0renaultmeganecca3editado-1.jpg

En cuanto a la unidad probada, corresponde a un 1.9 dCi con 130 CV, que en España sólo se comercializa con el nivel de terminación Dynamique. De serie cuenta con una dotación muy rica, que podrá completarse con opciones igualmente interesantes y de precios bastante contenidos.

EQUIPO DE SERIE
  • ABS + EBD
  • ESP + TCS
  • Seis airbags
  • Control y limitador de velocidad
  • Faros antiniebla
  • Reposacabezas delanteros activos
  • Climatizador automático
  • Elevalunas eléctricos (4)
  • Cierre centralizado con mando
  • Espejos eléctricos y térmicos
  • Ordenador de viaje
  • Equipo de sonido con MP3
  • Bluetooth
  • Puerto USB
  • Tapizado mixto tela/piel
  • Entrada auxiliar de audio
  • Ocho altavoces
  • Sensor de lluvia
  • Encendido automático de luces
  • Sistema de entrada fácil para plazas posteriores
  • Techo solar panorámico
  • Techo escamoteable con mando eléctrico
  • Volante multifunción forrado en piel
  • Guantera iluminada
  • Deflector de cristal posterior
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas
0pruebarenaultmeganeccdci130127.jpg

PRINCIPALES OPCIONES
  • Sistema de navegación Carminat TomTom, 500 €
  • Tapizado en piel, 1.730 €
  • Pintura metalizada, 450 €
  • Pintura Blanca (nacarada), 663 €
  • Pack Comfort (sensor de aparcamiento + espejos plegables + Tarjeta Renault Manos Libres), 480 €
  • Red antirremolinos, 259 €
  • Faros de xenón + lavafaros, 835 €
  • Pack GT Line, 1.450 €
  • Preinstalación de alarma, 130 €
PRECIO BASE: 27.450 € (dto. 2.200 € incluido)
PRECIO UNIDAD PROBADA: 29.093 € (dto. incluido)
Dado el precio, no habría estado de más que elementos como el sensor de aparcamiento, el espejo interior fotosensible y los espejos plegables con mando eléctricos fueran de serie. Otro punto que no llego a entender es la ausencia de freno mano eléctrico, más aún cuando en el nivel Privilege es de serie. En un Mégane berlina, con tarifas más populares es comprensible, pero en todos los CC debería ser estándar. Además, de incorporar el navegador, la palanca del freno dificulta la visión y manipulación de los botones.

0pruebarenaultmeganeccdci1307.jpg

RIVALES

Aunque la moda Coupé-Cabrio ya no está en su mejor momento, siguen habiendo un buen número de modelos que ofrecen esta solución. Entre ellos los Peugeot 308CC, VW Eos, Ford Focus CC y Opel Astra TwinTop, estos dos últimos ya en su última fase de vida. Salvo el modelo de Volkswagen, que es algo más caro a igualdad de equipamiento, el resto andan con tarifas muy parejas. Es posible que la veteranía de los Focus y Astra permita encontrar alguna unidad en concesionario a un precio más ventajoso, lo que puede resultar interesante si nos convence el modelo. Pese a esto, no son vehículos baratos pero gracias al techo duro son más prácticos y seguros que los descapotables de antaño. Sigue habiendo una alta dosis de capricho en la compra de uno de ellos, pero presentan argumentos suficientes para resultar plenamente satisfactorios en el día a día.

Y por hoy esto es todo. Mañana tendrás a la misma hora la segunda parte con todo lo relacionado con los aspectos dinámicos y por supuesto el veredicto final. Hasta ese momento, cuéntanos que te parece esta tercera generación del Mégane en formato descapotable.

0pruebarenaultmeganeccdci130122.jpg
Texto y fotos por Enrique García, también en Facebook

http://es.autoblog.com/2010/12/31/prueba-renault-megane-cc-1-9-dci-130-cv-dynamique-1-2/

Comentarios

  • kuleykuley Forero Senior ✭✭✭
    No me gusta nada este modelo de coche cabriolet,la trasera es muy soso y las lineas bastante sencillo.


    Prefiero el peugeot 308cc y el volkswagen eos(gama media)son las mejores opciones en versiones cc

Deja un comentario

NegritaCursivaTacharLista ordenadaLista sin ordenar
Emoticonos
Imagen
Alinear a la izquierdaCentrarAlinear a la derechaEnciende/apaga vista HTMLActivar/desactivar la página enteraEncender/apagar las luces
Sube imagen o archivo