¡Hola a [email protected]!

[email protected] al nuevo foro de coches.net. ¡Esperamos que os guste! :)

Si tenéis algún problema o sugerencia podéis comentarlo en este post

Manolete, si no sabes pa qué te metes.

EltranquiEltranqui Forero Senior ✭✭✭
"Esta revelación es un ataque a la comunidad internacional". Con esta frase, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, responsable del departamento de donde nacieron o murieron los cables filtrados por Wikileaks, ha censurado la revelación de los documentos secretos dados a conocer ayer a través de cinco diarios, entre ellos EL PAÍS. "Aun así -ha continuado Clinton en rueda de prensa desde Washington- confío en que las alianzas con nuestros aliados nos sufran ningún daño".


La noticia en otros webs




Revisión de los sistemas de comunicación
El Gabinete de Barack Obama ya ha empezado a medir los daños y ha ordenado a todas sus agencias de espionaje una revisión inmediata de sus sistemas de comunicación para que en el futuro la información clasificada de la diplomacia esté protegida y no sucedan espectáculos bochornosos como el al que ahora se enfrenta el Departamento de Estado norteamericano, con su jefa a punto de salir de gira hacia Asia, una región muy mencionada en los cables.
A través de la Oficina del Presupuesto (OMB, en sus siglas en inglés), la Casa Blanca ha insistido en que "cualquier publicación de información clasificada es una **** de nuestra ley y compromete nuestra seguridad nacional". Dicho esto, Jacob Lew, director de la OMB, ha ordenado a las 16 agencias que componen la inteligencia norteamericana que reestructuren sus sistemas de manera que no todos los empleados tengan acceso a toda la información sino sólo a la que sea estrictamente necesaria para su trabajo.
La orden de Obama llega un día después de que la organización WikiLeaks hiciese públicos decenas de miles de documentos secretos del Departamento de Estado en los que sus diplomáticos ejercen en unas ocasiones de espías y en otras hacen comentarios en los que queda al desnudo la política exterior norteamericana.
Por mucho que la Administración intente mantener su mejor cara de póker, las aguas están revueltas y mucho. La secretaria de Estado ha anunciado a primera hora de la mañana en Washington una reunión con la prensa para hacer declaraciones sobre el ya conocido como "cablegate".
El presidente también ha convocado a la prensa aunque todo indica que para hablar de la recién anunciada congelación de salarios para los empelados federales. No se descarta por supuesto que se intenten preguntas.
finm.jpg

+3620

Deja un comentario

NegritaCursivaTacharLista ordenadaLista sin ordenar
Emoticonos
Imagen
Alinear a la izquierdaCentrarAlinear a la derechaEnciende/apaga vista HTMLActivar/desactivar la página enteraEncender/apagar las luces
Sube imagen o archivo