¡Hola a [email protected]!

[email protected] al nuevo foro de coches.net. ¡Esperamos que os guste! :)

Si tenéis algún problema o sugerencia podéis comentarlo en este post

De lo bueno, lo mejor Entre más de 90 victorias de Schumi, sobresalen algunas antológ

FerrariasturFerrariastur MegaForero ✭✭✭
La elección entre la abundancia impone un reto: paciencia para distinguir calidad donde hay cantidad. Cuando el asunto es desgranar las mejores victorias de Michael Schumacher en Fórmula Uno queda en evidencia la época que le tocó vivir al alemán, las diferencias tecnológicas y el verticalismo en Ferrari. Entonces, sus triunfos más logrados fueron consecuencia de una osada estrategia de carrera o de su consistente supervivencia en el agua antes que resultado de una maniobra impecable o de antología.



Siempre se destacó bajo la lluvia y luego de la muerte de Ayrton Senna, más todavía. El primer triunfo, un año después de su debut y en la misma pista, fue en el Gran Premio de Bélgica de 1992. Ese año, Nigel Mansell y Williams dominaban. El inglés y Senna partían en la primera fila. Schumacher, 3º. Cuando empezó a llover, Mansell paró para colocar neumáticos con dibujo y su compañero, Riccardo Patrese, pasó al frente. Cuando el italiano se detuvo, Senna tomó la punta. El tricampeón apostó a que dejaría de llover. Al final, paró y se retrasó. En la 30ª vuelta, Schumi entró a boxes porque la pista estaba secándose. Cuando los Williams reaccionaron, era tarde. Les había ganado.



La segunda de sus seis victorias en Bélgica fue en 1995. El mal tiempo en clasificación había mezclado la parrilla. Gerhard Berger y Jean Alesi partían adelante. Schumacher, 16º. Cuando empezaron las paradas en boxes, el alemán pasó al frente. Schumacher siguió con gomas lisas cuando empezó a llover, Damon Hill lo alcanzó y el alemán defendió su lugar como pudo, hasta que pisó el pasto y el inglés lo superó. Sin embargo, paró de llover, los neumáticos lisos recuperaron rendimiento y Schumi regresó a la punta con el Benetton-Renault. Y otra vez volvió a llover. Entró el auto de seguridad, el pelotón se juntó, pero una sanción a Hill por haber excedido la velocidad en boxes lo sacó de la lucha. Ganó Schumacher.




a_schumacherband_htop.jpgLa victoria de Montmeló, en 1996, fue histórica




Su primer triunfo con Ferrari, el 2 de junio de 1996, también fue propiciado por el agua. Ocurrió en el Gran Premio de España, en Montmeló. Nada se veía en el arranque. Eddie Irvine, compañero de Schumi se despistó en la segunda vuelta. Hill, autor de la pole, se salió, más tarde hizo un trompo y en el 11º giro se golpeó y abandonó. En la 14ª pasada, Schumacher marcó un récord de vuelta que fue 2s2 más rápido que el giro de su colega más cercano. El motor empezó a fallar, perdió rendimiento, pero no impidió su 20ª victoria.

Sobre asfalto mojado, en Malasia 2001, el flamante campeón largó desde la pole pero con el muletto porque la Ferrari titular perdía aceite. Scumacher lideraba pero se despisto al pisar aceite. Volviendo a la pista comenzaba a llover. Con la neutralización del auto de seguridad, la mayoría fue a boxes. Schumi esperó turno para repostaje detrás de su compañero Rubens Barrichello. Quedó 11º. Cuando se habilitó la pista, en tres vueltas trepó a la punta y ganó tranquilo.


Cuando el campeonato 2003 aún se jugaba punto a punto, dio cátedra en Estados Unidos. Saltó de 7º a 4º en la primera curva de Indianápolis, a poco de la partida. Juan Pablo Montoya, que peleaba por el título, fue sancionado por un toque a Barrichello. Cuando se inició la llovizna, el alemán perdió con los usuarios de Michelin. Camino a boxes, comenzó un aguacero. Los mecánicos de Ferrari sólo tenían listas gomas para piso seco. Entonces, salió a pista, dio una vuelta y volvió a entrar por neumaticos con dibujo. Feroz en el agua, remontó. Cuando paró la lluvia, cambió neumáticos otra vez. Venció y quedó al **** de su 6º título.



En pelea plena por la corona en su última temporada, largó el Gran Premio de China desde el 6º lugar. Penó con el rendimiento de las gomas Bridgestone bajo el agua. En una docena de vueltas, Alonso se le había escapado a 25 segundos. Sin embargo, al español le cambiaron las Michelin delanteras en la primera detención y el Renault se volvió inestable. Giancarlo Fisichella y Schumi lo pasaron. Al salir de la segunda detención, el italiano Fisichella perdió traccion y el multicampeón, certero, lo superó arriesgándose en la primera curva. Con la pista más seca, Alonso recuperó el rendimiento e intentó descontar pero no pudo evitar el triunfo del alemán.



PISTA SECA

En la carrera en la que Alain Prost se aseguró su 4º título mundial, el Gran Premio de Portugal de 1993, el ganador fue Schumacher. A Hill, compañero del Profesor y autor de la pole, el Williams no le arrancó y le tocó remontar desde el fondo. Senna rompió el motor. Los Williams habían programado una detención para reabastecimiento. Entonces, Schumi saltó a la punta con el Benetton. Prost creyó que el alemán volvería a parar. Se equivocó y no pudo con él.







La sociedad estratégica entre Schumacher y el director técnico Ross Brawn brilló en Hungría, en 1998. En los primeros giros, el alemán se mantuvo 3º, como había largado, detrás de los McLaren de Mika Häkkinen y David Coulthard. Schumi había calzado gomas duras. Cuando completaron el primer turno de paradas en Hungaroring, una pista sin lugares para los sobrepasos, seguía 3º. Entonces, Brawn alteró los planes: agregó una detención. En vez de dos paradas, Schumacher haría tres. El alemán demoró sólo 6s8 en la segunda y luego hilvanó una hazaña: 19 vueltas a ritmo de clasificación para conseguir los 25 segundos de ventaja que le permitieran una última parada sin perder la punta. Y así lo hizo.

La penúltima fecha de 2000 fue en Japón. Schumacher, que podía asegurarse su primer y demorado título con Ferrari, le ganó la pole a Häkkinen por 9 milésimas. Sin embargo, el finlandés zafó del apretón del alemán y lo superó en la largada. Schumi recuperó el lugar luego de la primera parada de Häkkinen. Su antiguo rival en Fórmula 3 volvió arriba cuando se detuvo la Rossa. El alemán se rozó con Ricardo Zonta cuando estaba sacándole una vuelta, pero siguió en carrera. Cuando Häkkinen entró por segunda vez, Schumacher se mantuvo tres giros más en pista para aumentar la diferencia. Paró y regresó en punta. El triunfo lo consagró campeón.



La superioridad de Ferrari fue tan abrumadora en 2004 que Schumacher se dio el lujo de detenerse cuatro veces en Francia. En el comienzo se mantuvo atrás de Fernando Alonso, autor de la pole. Paró por primera vez en la 11º vuelta y recién tomó la punta cuando el asturiano repostó por segunda vez. Schumi enhebró giros veloces para mantener el liderazgo luego de su tercera detención y estiró de tres a 22s2 la diferencia antes de cumplir con el reaprovisionamiento final y salir otra vez en punta.



Apenas un racimo de victorias, muestras de la prolífica producción del corredor más ganador de todos los tiempos.
ford_logos.jpg
cos_logo.jpg

"Quiero seguir en Ferrari y ganar el tercer título con ellos, acabar el trabajo de años" 02/09/2014
"Vengo a Mclaren para acabar el trabajo que empecé en 2007" 11/12/2014

"Nunca volveré a McLaren". 01/12/2010
"Dejar Mclaren fue la mejor decisión que he tomado en mi vida". 12/09/2012

"No pararé hasta ser campeón con Ferrari". 07/09/2011
[h=1][/h]

Deja un comentario

NegritaCursivaTacharLista ordenadaLista sin ordenar
Emoticonos
Imagen
Alinear a la izquierdaCentrarAlinear a la derechaEnciende/apaga vista HTMLActivar/desactivar la página enteraEncender/apagar las luces
Sube imagen o archivo