Inicio Off-Topics
¡Hola a [email protected]!
Debido a los abusos por parte de algunos usuarios del foro de coches.net en sus denuncias por spam, nos vemos obligados a banear y/o borrar los usuarios que denuncien a spam de forma indiscriminada conversaciones o hilos que no lo sean.
Por favor, entre todos hagamos un buen uso de las herramientas disponibles del foro, para que todo el mundo pueda opinar libremente siguiendo la normativa ética y de respeto. Muchas gracias por vuestra colaboración

Los minutos más emocionantes jamás vividos en Can Barça !!!

PAPINPAPIN MegaForero ✭✭✭
Anda que habéis picado. Aprovecho para subir esto dada la eliminatoria entre dos superhistóricos del fútbol europeo.

Una vez más aprovecho para recomendar la web sin ánimo de lucro de estos chavales. (alguno como Dadan Narval escribe con su alias):


www.diariosdefutbol.com

Ahí va:

Aquellos tres minutos para la historia


<object width="640" height="385"><param name="movie" value="http://www.youtube.com/v/i7wRA2qF6Hw&hl=es_ES&fs=1&"></param><param name="allowFullScreen" value="true"></param><param name="allowscriptaccess" value="always"></param><embed src="http://www.youtube.com/v/i7wRA2qF6Hw&hl=es_ES&fs=1&&quot; type="application/x-shockwave-flash" allowscriptaccess="always" allowfullscreen="true" width="640" height="385"></embed></object>


Samuel Kuffour, llorando desesperado, derrumbado sobre el césped. Oliver Kahn sentado sobre su línea de gol, apoyando los brazos en las rodillas y la cabeza hundida entre éstas. Fue como si un rayo, con efecto únicamente para los jugadores vestidos de gris, hubiese golpeado sobre el centro del Camp Nou. El pitido final de Pier Luigi Collina dejó al poderoso conjunto alemán aturdido, como si fuera incapaz de digerir la pesadilla en la que los postreros goles de Teddy Sheringham y Ole-Gunnar Solskjaer le había dejado sumido. En el banquillo, todo un icono como Lottar Mätthaus no daba crédito a lo que el final de su carrera deportiva le había reservado. La alegría inglesa contrastaba, más si cabe por la peculiaridad y crudeza de la derrota, con la pesadumbre teutona.


Fue un palo insospechado. Como una emboscada tendida en mitad de la noche en un camino lúgubre y poco transitado. Hay una expresión inglesa muy apropiada para casos como el de aquella noche: ‘It ain’t over ’til the fat lady sings‘. Fue lo que debió de pensar Sir Alex Ferguson y los miles de seguidores ingleses que abrazaron el treble justo cuando ya no lo esperaban.

Al durísimo y muy competitivo Bayern de Ottmar Hitzfeld la competición le había deparado un complicado grupo, en la fase de liguillas, con Barcelona, Manchester United y Brondby. Curiosamente, su única derrota en toda la competición, hasta la final, tuvo lugar en Copenhague. Después, su paso firme hacia el título se hizo notar por Barcelona (1-2), Manchester (1-1), Kaiserslautern o Kiev. Hitzfeld había conseguido armar un bloque durísimo, sólido por cada esquina y sin apenas puntos débiles. No estaba sujeto a ningún canon de belleza habitual, pero su fiabilidad era la misma que la de un diésel BMW: prácticamente indestructible.

Prueba de la consistencia de aquel cuadro bávaro fue el hecho de que aquella inesperada derrota en la final de Barcelona no les impidió plantarse en semifinales una temporada más tarde (cayendo derrotado ante el Madrid de la octava, aquel gol de Anelka en el Olympiastadion…) y alzarse con el título dos años después, en aquella final de Milan ante el Valencia. Fue el cenit de la obra magna de Hitzfeld.

Bayern de Múnich y Manchester United revivirán en estos cuartos de final de la Liga de Campeones un duelo histórico, inolvidable. Uno de esos partidos que marcan indefectiblemente la memoria futbolística de toda una generación.


SALUDOS<img src="https://us.v-cdn.net/6030826/uploads/emojis/3.gif"/&gt;

Deja un Comentario

NegritaItálicaTacharOrdered listLista desordenada
Emoji
Imagen
Alinear a la izquierdaAlinear al centro Alinear a la derechaAlternar vista HTMLAlternar la página completa Alternar luces
Sube una imagen o archivo