¡Hola a [email protected]!

[email protected] al nuevo foro de coches.net. ¡Esperamos que os guste! :)

Si tenéis algún problema o sugerencia podéis comentarlo en este post

HISTORIA

GymGym Forero Senior ✭✭✭
La verdadera historia de Di Stéfano

A los 50 años del primer episodio de favoritismo gubernamental hacia el Real Madrid

.El 50 aniversario del debut de Alfredo Di Stéfano en el Real Madrid está propiciando una ola de nacional–madridismo en determinados medios que puede contribuir a la tergiversación de la historia.

El relato auténtico de cómo Di Stéfano le fue birlado al FC Barcelona lo escribió el ilustre periodista Lluís Permanyer en La Vanguardia del 30 de noviembre de 1980. El padre de Permanyer era vicesecretario de la junta del Bar ça cuando ocurrieron los hechos. El relato, extractado, del hijo de este testigo de excepción, lo reproducimos a continuación.

“Cuando en 1952 el Barça estaba gestionando el fichaje de Di Stéfano, la atmósfera en la capital de España era la siguiente: el Barça lo gana todo, el Real está sin equipo y si obtiene a Di Stéfano, tras haber fichado a Kubala, será campeón a perpetuidad.

Veamos si todo eso era cierto:

A) El Barça lo gana todo. En efecto: fue la época conocida como la de las Cinc Copes y además ganó el Teresa Herrera y el Eva Duarte de Perón.

B) El Real Madrid no sólo no tiene equipo, sino que no termina la Liga entre los primeros. Hace 20 años que no gana la Liga y ha estrenado el Estadio Bernabéu cinco años atrás.

C) Si se hacen con Di Stéfano, pensaban los dirigentes madridistas, serán campeones a perpetuidad. Exacto. Años después, y en jornada realmente memorable, se pudo admirar de lo que eran capaces de hacer juntos: el Bolonia encajó seis goles en Les Corts

Samitier, extasiado

En 1952, con motivo de un amistoso en el entonces estadio de Chamartín, acude a jugar el Millonarios de Bogotá. Pepe Samitier, secretario técnico del Barça, quedó extasiado por la clase extraordinaria de Di Stéfano. Samitier recomienda su fichaje inmediato. Pero por problemas con su propietario, el River Plate, el jugador había decidido unilateralmente, sin obtener la baja, marchar a Millonarios. Podía hacerlo porque Colombia no estaba entonces en la FIFA.

El Barça compra la baja de la Saeta Rubia al River Plate. Oficialmente le pagan dos millones de dólares, pero en virtud de un contrato secreto le han pagado uno más. La diferencia era, pues, secreta, ya que los dólares se habían comprado fuera y a mejor precio.

Di Stéfano viene a Barcelona y lo tienen medio escondido hasta que el complejo papeleo contractual quede resuelto, pues el doble contrato con el Millonarios creaba una situación embarazosa. Llegó a jugar algunos amistosos con la camiseta azulgrana, el primero de ellos en Palafrugell.

El Barça es invitado por aquellas fechas a participar en la pequeña Copa del Mundo de Caracas. Allí, un emisario del Millonarios le propone al presidente Enric Martí Carreto la baja de Di Stéfano a cambio de dos amistosos en Bogotá. El presidente no acepta en una decisión lamentable.

El día que el Barça juega en Caracas el Cercle Catalanista ondea en el campo una senyera. El embajador de España hace unas 'recomendaciones' a Martí Carreto, quien pide al vocal Prado que consiga su retirada.

Santiago Bernabéu, que estaba al corriente de todas las gestiones (¿quién le informaba?), envía a Eguiluz a Bogotá para que pague la baja de Di Stéfano.

Al llegar la expedición azulgrana a Barcelona un coche espera a Prado para llevarlo a Madrid.

Pocos días después, Martí Carreto es convocado a la capital por el presidente de la Federación Española, Armando Muñoz Calero. dispuesto a 'compensar' lo bien que se había portado en la tramitación de los papeles de Kubala.

Y así comenzó a exhibir un rosario de presiones para que renunciara al fichaje de Di Stéfano. No sólo obraba en sus manos un dossier sobre el millón de dólares comprados en el extranjero y el incidente de la senyera, sino que se atrevió a amenazar sus intereses particulares, asegurándole que los inspectores de la Fiscalía de Tasas investigarían a fondo la empresa textil que poseía.

Como complemento de la sesión intimidatoria, el General Moscardó, a la sazón Delegado Nacional de Deportes, telefoneaba cada quince minutos para saber si la 'negociación' ya estaba resuelta. Martí Carreto, abrumado, acabó cediendo y firmó un contrato, ideado por Moscardó y Muñoz Calero, sin precedentes: Di Stéfano jugaría un año con el Madrid y otro con el Barça.

Nada más llegar a la Ciudad Condal, el presidente convocó a la junta directiva para explicar lo ocurrido. La reacción de los directivos fue unánime: todos dimiten en señal de protesta. Tres días más tarde, percatado de la gravedad del asunto, también dimitió Martí Carreto. Antes, se había renunciado al contrato 'oficial' por Di Stéfano.

En 1953 aquello no dejaba de ser un acto de indudable alcance político, puesto que hemos de tener en cuenta que en la época se obligaba a la junta del Barça incluir a algún que otro falangista y militar que, teóricamente, 'vigilaba' la junta”.

Y así fue cómo Di Stéfano fue jugador del Real. Aquel no fue sino un primer episodio del nacionalmadridismo, que aún pervive, y que la Brunete mediático–deportiva ha intentado tergiversar

Comentarios

  • DexterDexter Forero Senior ✭✭✭
    HISTORIA

    Lo del Madrid es la historia negra de este pais. Y lo más triste, también su presente.

Deja un comentario

NegritaCursivaTacharOrdered listLista sin ordenar
Emoticonos
Imagen
Alinear a la izquierdaCentrarAlinear a la derechaEnciende/apaga vista HTMLActivar/desactivar la página enteraEncender/apagar las luces
Sube imagen o archivo