Qué puta vergüenza me da esto... cada dos por tres hay noticias de este estilo en la prensa, los padres se calientan viendo a sus hijos jugar y acaban zurrándose los unos a los otros.

Deberían de prohibir la entrada y/o visualización de partidos de menores de 18 años, así de simple. ¿No hay que proteger a los menores de edad? pues eso, que jueguen ellos solos, coño... yo de chavalín jugaba al fútbol en el equipo del cole y ningún padre venía a vernos, bueno sí, el que se encargaba de acompañarnos al campo que tocase, pero nada más... desde que los padres están "obligados" a ir a ver a sus nenes todo ha empeorado.

http://www.elmundo.es/baleares/2017/...d3e8b4601.html

Menos mal que hace ya muchos años que me dejó de gustar el fútbol, y que a mis hijos no les ha dado por jugar porque juro que los echaba de casa