Bueno, el caso es que tengo un Land Rover Discovery de 1998, era de mi padre que ya falleció hace cuatro años, y mi madre lo sigue conservando porque le da mucha pena venderlo, así que lo uso una vez a la semana para que no le afecte demasiado el estar parado... bueno, y porque me gusta andar en el trasto este y meterlo por alguna pista, claro

El coche tiene 125.000 km. y está casi impecable, aunque siempre se ha llevado una vez al año a revisar y cambiar aceites, líquidos y lo que tocase al taller de turno, nunca se le ha hecho una revisión a fondo "oficial"... y tengo tentaciones de llevarlo al concesionario Land Rover para que le den un repasito, aunque me temo que la revisión supere el valor del coche

¿qué hago, lo dejo estar hasta que surja algún problema o me adelanto y le meto una revisión a fondo?