Es una pena que con todo esto del nacionalismo catalán lo estemos pagando el pueblo. Y sinceramente creo que lo peor esta pro venir. Ni agencia del medicamentos, dentro de poco ni congreso de móviles y a este paso ni turismo ni empresas.

Los hoteles, los restaurantes y el taxi de Barcelona...