Anuncio

Colapsar
No hay anuncios todavía.

El Austin Gypsy

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar todos
nuevos mensajes

  • El Austin Gypsy

    El Austin Gipsy fue el intento de Austin Motor Co. de un vehículo con tracción total capaz de competir con el Land Rover fabricado por Rover.

    Austin utilizó el nombre "Gypsy" ("gitano") eliminando la primera "y" y sustituyéndola por una "i". Visualmente muy parecido al Land Rover, estaba fabricado con una carrocería de acero (al contrario que su contrincante, de carrocería de Aluminio), característica esta que le hacía propenso a la corrosión. De hecho, esta es la principal causa de que no sobrevivan muchos ejemplos hoy en día. La suspensión del Gipsy era bastante sofisticada, siendo en los primeros modelos completamente independiente con brazos equipados con el sistema de muelles de goma "Flexitor", al igual que el diseño original del Mini. Los diferenciales iban montados en el chásis y como motorizaciones se servían el Austin A70 2.2 de gasolina o un diesel de 2.5 litros, ambos modificados para obtener un mayor par.

    El Austin Gipsy en una foto en la que se ve el enorme parecido con el Land Rover
    Inicialmente estaba disponible solo con un largo de 90 pulgadas (este modelo seria conocido más tarde como SWB de "Short Wheel Base"), para añadirse en la Serie II una versión con un largo de 111 pulgadas, el LWB (Long Wheel Base). Los Gipsy eran fabricados con techo de lona, pero se realizaron numerosísimas conversiones para añadirles techos rígidos, ya fueran metálicos o de fibra.
    La suspensión independiente demostró que proporcionaba poca luz sobre el suelo (sobre todo al transportar cargas especialmente pesadas) y daba un aspecto de poca resistencia, por lo que los Gipsy tardíos montaban un sistema modificado con eje rígido. Estas versiones también comenzaron a montar motores Austin A90 de 2,9 litros.

    Varios Gipsy restaurados hoy en día.
    En uso militar, perdió los contratos para complementar al Austin Champ, aunque sirvió en el Ejército Británico de forma limitada. De hecho, muchos Gipsy fueron almacenados como reserva estratégica hasta fechas tan tardías como 1998, cuando fueron vendidos en el mercado civil de vehículos de segunda mano. Fueron bien recibidos, pues muchos de estos vehículos estaban embalados y prácticamente no habían rodado. De hecho, llegaron a venderse modelos con menos de 3000 millas en su cuentakilómetros.

    Una bonita estampa de varios Gipsy en la que se puede ver, en primer término, una de las ahora raras conversiones de ambulancia.
    Otro uso público habitual fue el de vehículo para las embajadas dentro de la Commonwealth, ganándose el Gipsy una reputación de vehículo duradero. De hecho, algunas unidades aún permanecen en servicio dentro de este cometido. Existieron unas cuantas variantes de ambulancia, pero tal vez la mas popular en los servicios públicos fueron las conversiones a vehículos de bomberos, siendo retiradas las últimas unidades de este tipo a mediados de los años 90.


    Dos ejemplos de Austin Gipsy en servicios de bomberos, el de arriba en 111'' y el de abajo en 90''
    En los años 60, con la formación de la British Motor Co., el Austin Gipsy y el Land Rover pasan a ser fabricados por la misma compañía. Frente a la popularidad y resistencia del Land Rover, el Gipsy resulta ser el caballo perdedor y cesa su fabricación en 1967 tras haberse fabricado poco más de 20000 unidades. No obstante, existe gran cantidad de entusiastas de este modelo que aún posee un cierto aura de indestructibilidad y fiabilidad pese a sus problemas de corrosión.
    A España llegaron algunas unidades, estando la mayoría en las Canarias y los antiguos territorios españoles del Sahara.
Trabajando...
X