Anuncio

Colapsar
No hay anuncios todavía.

Por qué Volkswagen y Renault pueden ganar a Tesla la batalla del coche eléctrico

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar todos
nuevos mensajes

  • Por qué Volkswagen y Renault pueden ganar a Tesla la batalla del coche eléctrico

    La firma de inversión Magallanes explica su visión del sector y las claves para sacar provecho del emergente coche eléctrico. El gestor se suma a otros que dudan del potencial de Tesla



    Tesla sigue encontrando incrédulos, pese al fulgurante recorrido bursátil logrado en los úlltimos años por la compañía de Elon Musk. El último agnóstico de la firma más famosa de vehículos eléctricos esIván Martín, director de inversiones de Magallanes Value Investors.

    En su última carta trimestral dirigida a los clientes, explica su reciente entrada en los fabricantes europeos Renault y Porsche. En primer lugar señala que el sector del automóvil en Europa es el que está más barato. Esto se debe, según Magallanes, a que la industria europea es percibida como la perdedora en el coche eléctrico, frente a otras regiones comoEstados Unidos, cuna de Tesla. "En nuestra opinión, esta percepción no parece correcta".

    Para justificar su posición, Martín se fija en el número de patentesregistradas en relación al coche eléctrico. Europa tiene casi el 50% de las mismas y lidera el 'ranking', muy por encima de Japón (23%) y Estados Unidos (18%), según el Ifo Institute.



    A esto añade el gasto en I+D. Según Bloomberg, de las 25 compañías que más invierten, siete son fabricantes tradicionales de automóviles El segundo puesto es para Volkswagen, solo superada por Amazon, con16.000 millones de presupuesto destinados a este fin. En esta clasificación, Tesla no aparece.

    Por otro lado, Magallanes opina que la implantación del coche eléctricono se extenderá de forma masiva. "El objetivo de la mayoría de fabricantes es que, a partir de 2025, su producción de coches eléctricos sea alrededor del 20% del total", observa.

    Por estos motivos, su caballo ganador es Renault, al que consideran que cotiza muy por debajo de su valor.

    El cuestionamiento de Tesla y la predilección por las marcas tradicionales es un rasgo que comparte con Francisco García Paramés, considerado el Warren Buffett español. Paramés es un enamorado deBMW, compañía en la que invierte desde sus años en Bestinver y que mantiene en cartera en su actual gestora, Cobas AM.

    En la presentación anual, su equipo de analistas señaló que Tesla puede ser un gran dinamizador del mercado del coche eléctrico pero no se trata de una buena opción de inversión. En este sentido, Paramés despejó la posibilidad de entrar en una compañía con elevadísimos múltiplos que da pérdidas trimestre tras trimestre y sigue adelante a base de ampliaciones de capital, en referencia a Tesla.

    Otro de los que dudó de la firma de Elon Musk fue el analista Javier Hombría. Este experto ya puso en cuestión en 2016 a Tesla por motivos como el bajo nivel de ventas, la autonomía, la dependencia de otras compañías que le suministran como Panasonic, sus números rojos o su filosofía de no defender las patentes.

    A todo esto añadía el gran riesgo: la compentencia. Para el experto, el mayor problema con el que podría encontrarse la compañía para justificar su nivel de cotización y traducir en negocio sus innovaciones es la capacidad de otras grandes empresas fabricantes que están más preparadas para el 'bussiness' cuando se extienda el uso de este vehículo.

    Por el momento, Tesla sigue mejorando sus ventas. Sin embargo, en España hay otras marcas como Renault, BMW o Nissan que vende más.

    Pese a todo, los inversores siguen confiando en la marca de coches americana, cuyos modelos creen que serán los iPhones del secotr de los vehículos, ya que la burbuja que muchos vaticinaban por el momento no ha explotado.

    https://www.elconfidencial.com/merca...trico_1468338/





  • #2
    Renault/Nissan lleva muchos años investigando en vehículos eléctricos, es el una de las apuestas de Carlos Ghosn.

    Comentario


    • #3
      El otro día un amigo teleco, apasionado de la informática y la electrónica en general me hablaba de Tesla como el fabricante que podía romper la hegemonía del mercado. Y me ponía como ejemplo el caso de Nokia y su caída frente a hoy gigantes de la telefonía como Apple o Samsung. Yo le intentaba convencer de que ni por asomo son casos equiparables, por varios motivos.

      El primero, y nada desdeñable, es la influencia que ejercen en la industria de forma transversal, no sólo en su sector, las grandes corporaciones como VAG, GM, Daimler y compañía.

      En segundo lugar, por los distintos órdenes de magnitud que se manejan en ambas industrias. No es igual el timing que supone lanzar un smartphone al mercado, que en el peor de los casos, es renovado una vez al año, que industrializar un nuevo modelo, que desde su concepción, fase de prototipos y hasta la puesta en marcha de la producción nos plantamos, como poco en tres años.

      En tercer lugar, citaba el know-how de compañías que llevan en la fabricación de elementos de tal complejidad varias décadas, algunas hasta cien años, con todo lo que implica llevar un modelo a la gran serie (aspectos logísticos, de calidad, técnicos, productivos, etc.). Y un ejemplo palmario de ello son los problemas de juventud que está teniendo Tesla, tanto con el Model 3, que ya acumula un retraso en las entregas como en lo referente a los múltiples problemas de calidad por todos conocidos tanto en el Model S como en el X.

      Por último, surgió el aspecto de la conducción autónoma. Ahí sí que tuve que darle la razón en que los fabricantes tradicionales iban a la zaga respecto a compañías como la propia Tesla o Google. Sin embargo, le puse precisamente este último ejemplo para rebatir su argumento. Todos recordamos cuando hace un lustro se comenzaba a hablar del famoso coche autónomo de Google y de que estaría en el mercado a la vuelta de la esquina para revolucionar el sector y romper el status quo. Y estamos ya en 2017, con la mayoría de marcas exhibiendo en los salones del automóvil sus últimas novedades al respecto, y ni una noticia del famoso coche de Google. Al final les saldrá más a cuenta comercializar su tecnología a las marcas antes que meterse a fabricar sus propios modelos. Y es que zapatero a tus zapatos.

      En lo que sí coincidía es en que la irrupción de Tesla ha sido positiva porque ha servido como elemento catalizador para acelerar la transición hacia el coche eléctrico, haciendo que los grandes fabricantes se hayan puesto las pilas. Pero de ahí a decir que vayan a romper la hegemonía de BMW y compañía media un abismo. De hecho, yo veo muchos castillos en el aire y pajas mentales por parte de los fanboys de la electrónica, como si Tesla hubiera inventado la rueda y Elon Musk fuera una especia de mesías. Sin negarle su mérito, que lo tiene y mucho, relativicemos y pongamos de relieve un hecho incuestionable: si los fabricantes de automóviles no han apostado antes por el coche eléctrico ha sido simple y llanamente porque no les ha convenido (la tecnología para dominar la combustión es demasiado compleja y costosa como para renunciar al retorno en la inversión realizada), no porque no tuvieran capacidad. Si una marca pequeña como Tesla es capaz de hacer lo que ha hecho, ¡cómo no va a serlo cualquier multinacional del automóvil!

      Por eso me temo, como algunos analistas, que en el momento en que las vacas sagradas irrumpan en el mercado con propuestas semejantes a las de Tesla, la marca americana va a vivir un momento crítico. Y es que o se dedican a un nicho de mercado muy concreto o se verán abocados a un futuro cuando menos incierto. Porque la batalla por las ventas entre el gran público la tiene perdida de antemano, por los motivos que he comentado anteriormente.

      Y me encantaría que fuera la primera opción, por esa idea romántica del outsider transgresor. Pero siendo realistas para un fabricante hoy en día es inviable sobrevivir si no es capaz de sinergiarse (caso de Mazda) o bien moverse en el entorno de los seis millones de unidades, como comentó Marchionne en su día. O eso o será absorbida en unos años por otro fabricante, pasando a ser un logotipo más.
      Última edición por el afilador; 30-10-2017, 00:06.
      "El secreto de esta especialidad radica en frenar un segundo después de lo que indica el sentido común y en acelerar un segundo antes de lo que impera la lógica". (Walter Rörhl)

      Comentario


      • #4
        El que compra un VAG seguirá comprando un VAG por el posicionamento de la marca y lo que ellos implica, vaya con aire o polvo de hadas.

        A la gente le importa un pimiento la mecánica o la posible contaminación derivada de un mantenimiento "pobre". Así que o los Teslas los venden con recargas gratis de por vida o se van a comer un mojón pinchado en un palo.

        Yo apuesto por el mojón.

        Comentario


        • #5
          Poco que añadir a lo que ha dicho el afilador...

          La postura de Tesla no está siendo otra que popularizar el coche eléctrico. Si tu te das una vuelta por la calle y preguntas sobre si conocen el coche electrico, y cuál, la mayoría que lo conozca te contestará que "el Tesla". Pero cuando todo esto se active de verdad, van a pasar muy seguramente a segundo plano. Ojalá me equivoque y aquella marca que "inició" todo pueda seguir en los primeros puestos, pero me extrañaría.

          Asemejandolo al mundo de los smartphones como comenta el afilador, yo a Tesla la pondría en el puesto de HTC... llevaban años haciendo PDAs, los primeros Androids fueron los HTC Dream y HTC Magic, y cuando sacaron la HTC Desire años después, con todo el boom, simplemente arrasaron. Pero después de eso apareció Samsung, LG, Sony... y HTC a día de hoy es una empresa al pie de la quiebra, que poco mas que se sustenta con la realidad virtual y no con los móviles. Pues esto podría ser Tesla, que poco mas que se sustentaría con las Powerwalls y las placas solares, y no tanto por sus coches...

          Sea lo que sea, tenemos un futuro muy prometedor, no será aburrido, desde luego.

          Comentario

          Trabajando...
          X