Anuncio

Colapsar
No hay anuncios todavía.

Volvo V90 Cross Country D5, a prueba: la reconquista

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar todos
nuevos mensajes

  • Volvo V90 Cross Country D5, a prueba: la reconquista



    Las hordas de todocaminos han llegado arrasando en todos los segmentos del mercado. Pero el nuevo Volvo V90 Cross Country D5, en esta versión con una “armadura” más campera, tiene experiencia y buenas artes para restaurar su fortaleza.

    Enemigos tiene y muchos, no solo de la numerosísima prole SUV, la imperante en todos los segmentos. La receta de crear un familiar con “ropajes” aventureros también ha traído más oponentes con los que disputar su trozo de pastel.

    Audi, con su asentado Audi A6 Allroad, y ahora Mercedes-Benz con el Mercedes Clase E Estate All-Terrain son otros productos premium que reclaman el mismo protagonismo que el modelo de Volvo.


    Volvo V90 Cross Country D5: exterior



    Ante este panorama, la variante que nos presenta el fabricante escandinavo recoge una larga tradición en la materia. Veinte años avalan a los Volvo Cross Country con carrocería station wagon; una solución a las demandas de espacio desde un punto de vista, si cabe, más versátil.

    Como ya hicieran sus ancestros (aquel Volvo V70 XC de 1997, llamado XC70 en su última generación), el Volvo V90 Cross Country D5 adereza su armazón con las consabidas protecciones en los pasos de rueda, paragolpes y faldones laterales.

    Elementos indispensables para enfatizar su faceta todoterreno. En cierto modo, estos aditivos confieren al coche una personalidad distinta, reforzada en un primer vistazo con una distancia libre al suelo claramente mayor.

    Los 65 milímetros de más respecto a un Volvo V90 convencional se aprecian desde el primer momento, arrojando una cota final de 210 milímetros, por encima incluso de la de algunos crossover puros.




    En este caso, la tracción total es obligatoria y Volvo la adopta en toda la gama Cross Country. El complemento viene de la mano del programa de conducción Off-Road (uno de los cinco disponibles), que ajusta el automóvil para circular a velocidades inferiores a 40 km/h fuera del asfalto.

    Los dos perfiles que ofrece este Cross Country, familiar y aventurero, van de la mano en un modelo que podríamos catalogar como una perfecta simbiosis del Volvo XC90 (del que toma algunas de sus aptitudes campestres) y de su germen, el Volvo V90.


    Volvo V90 Cross Country D5: interior




    Con este último comparte un espacio interior muy grande, confortable y resuelto con exquisitez, tanto en diseño como en calidad de materiales y ajustes. El minimalista salpicadero concentra casi todas las funciones en una pantalla táctil de 9,0 pulgadas, a modo de tableta, de buena resolución e infinidad de prestaciones, algunas difíciles de localizar.

    Echamos en falta más accesos directos; por ejemplo, para regular la temperatura hay que pasar por dos menús, cuando con un mando tradicional lo haríamos directamente. En otro orden de cosas, en la parte trasera la zona de carga es muy amplia y, abatiendo eléctricamente los asientos traseros (es una opción, así como el portón eléctrico), queda una superficie útil larguísima.





    Volvo V90 Cross Country D5: offroad




    De su faceta relacionada con la aventura encontramos un control de descenso de pendientes en la dotación de serie. Los que no vienen incluidos son el chasis adaptativo Four-C y la suspensión neumática autonivelante en el eje trasero, equipados en nuestra unidad y, a mi juicio, imprescindibles para ofrecer el mejor compromiso en todo tipo de ambientes.

    En carreteras de firme roto y pistas de tierra el buen talante de los amortiguadores favorece un uso más offroad del previsible, y con la buena altura que comentaba también es capaz de sortear piedras y montículos de cierta entidad.


    Volvo V90 Cross Country D5: comportamiento


    Llevado a carretera, al final su hábitat predilecto, este Volvo V90 Cross Country D5 se preocupa en mostrar una comodidad de marcha ejemplar, a tenor igualmente de su sobresaliente insonorización.

    En los modos de conducción Eco (prima el consumo) y Confort (el predeterminado al arrancar) la carrocería muestra un ligero y suave cabeceo que acompañará durante todo el viaje. No compromete la estabilidad, pero para obtener mayor confianza y mitigar ese balanceo el perfil Dynamic resulta más convincente: dirección y suspensión se endurecen, y mecánica y transmisión responden con mayor celeridad. Para activar el quinto modo Individual, personalizable, incomprensiblemente hay que “bucear” por varios menús de la pantalla central hasta localizarlo.


    Volvo V90 Cross Country D5: motor




    El potente motor diésel biturbo D5 (235 CV) probado redondea un conjunto. Está especialmentebien dotado para recorrer largas distancias sin desfallecer y la alianza que forma con el cambio automático, de ocho velocidades, es de lo más adecuada.

    Ambos responden con suavidad y celeridad. Una garantía a la hora adelantar con seguridad en vías de un solo carril para cada sentido… y a plena carga. Este tetracilíndrico de 2,0 litros vibra poco, solo un poco más en frío, y apoyado en un generoso par máximo de 480 Nm manifiesta una fuerza constante, independientemente del régimen de giro.

    Ahora bien, en la balanza de las prestaciones ha pesado más la contención del consumo que un rendimiento superlativo, porque hacer una media en torno a los 7,5 l/100 km con casi dos toneladas de peso, y yendo alegres, no parece mal acuerdo.




    Volvo V90 Cross Country D5: tecnología


    Para seguir endulzando la marcha, el Volvo V90 Cross Country D5 agasaja con una ingente cantidad de sistemas de seguridad, activa y pasiva. Si se sale del carril, el coche intentará recuperar por si solo la trazada; ante una posible colisión, frenará de forma autónoma; e incluso permite disfrutar de la ruta, en autovía, sin tocar acelerador, freno (gracias a control de velocidad de crucero adaptativo) o dirección (el sistema Pilot Assist mueve el volante para mantener el centro del carril).




    Todo un compendio de ingenios, y mucho más, de serie tanto en esta versión Pro como en el escalón de acceso a la gama, claro está, justificado con un precio elevado, que roza los 70.000 euros.

    Volvo V90 Cross Country D5: conclusión




    Partiendo de la base de un excelso familiar como el V90, el Cross Country aporta cualidades camperas interesantes. Un trotamundos excelente para viajar sobre todo tipo de terrenos, por motor y confort general, solo limitado por su alto precio.


    Volvo V90 Cross Country D5: valoración



    Imagen: 5
    Acabados: 5
    Puesto de conducción: 5
    Habitabilidad: 5
    Maletero: 5
    Motor: 4
    Recuperación: 4
    Prestaciones: 4
    Dirección: 4
    Caja de cambios: 4
    Frenos: 4
    Estabilidad: 4
    Consumo: 4

    Volvo V90 Cross Country D5: ficha técnica


    Tipo de motor Diésel, 4 cilindros en línea, biturbo
    Cilindrada 1.969 cm3
    Potencia 235 CV a 4.000 rpm
    Par 480 Nm entre 1.750 y 2.250 rpm
    Velocidad máxima 235 km/h
    Aceleración 7,5 s (0 a 100 km/h)
    Consumo 5,3 l/100 km (mixto)
    Medidas (L/An/Al) 4.939 / 1.879 / 1.543 mm
    Neumáticos 235 / 50 R 19
    Peso en vacío 1.920 kg
    Maletero 560-1.526 l
    Precio base


    http://www.cosasdecoches.com/volvo-v...try-d5-prueba/
    69.161 euros





  • #2
    Vaya tanque el Cross,lo he visto en vivo y es brutal.
    .......................................................................................................

    Comentario


    • #3
      Yo me quedo con el S90 estandar, lo vi en el concesionario cuando fui a firmar cosas del Pulsar (es un conce Nissan / Kia / Volvo) y me quedé en plan "Wow menudo barco"
      Pronto cambio una P por otra P...

      Comentario


      • #4
        Impresionante, pero poco práctico para las plazas de parking que te encuentras en muchos sitios.

        Comentario


        • #5
          Tiene suspensión neumatica como el Audi???

          Comentario


          • #6
            La semana pasada aparqué delante de uno y me impresionó lo grande y bonito que es. Me recordó al Q7 pero mucho mas estilizado. Me gustó.

            Comentario


            • #7
              Alces corred insensatos....esta vez no hace falta que crucen la carretera .
              (Bueno solo en latitudes norteñas de distribución,lógicamente...).
              Pedazo ballenatus

              Comentario

              Trabajando...
              X