PDA

Ver la versión completa : Pensamientos de un forero casado



Páginas : [1] 2

aramma
04/08/2010, 10:27
Vista la campaña "demagógica y tendenciosa" que se está intentando hacer desde este foro con respecto a la vida en pareja me he decidido a crear este hilo, para que de forma anónima (podéis crear un troll si os da vergüenza que os reconozcan) contemos nuestros pensamientos.

Sí, ya sabemos que la vida en común es maravillosa, que tienes el polvo garantizado y que el sexo es seguro. Además es fácil el reparto de tareas (véase el hilo de Arsequi: "yo madrugo y a tí te viene la regla (http://debates.coches.net/showthread.php?t=179303)").

Pero, en fin, no prolonguemos este tochazo y comencemos.


TARDE DE COMPRAS.

Un sábado cualquiera, mientras pienso si recostarme en el sofá o reposar la comida y su cerveza en el balancín del jardín, se me acerca mi señora y me dice "¿no pensarás acostarte?. Tenemos que ir sin falta al carrefú. Vamos ahora, que luego hay más gente".

Primer error: todas las mujeres piensan lo mismo, por tanto es inevitable: el carrefú está lleno.

Llegamos al centro comercial. ¡Que suerte!, un sitio en la entrada... "¿que haces?, vete hasta la puerta, seguro que hay sitio".

Después de 10 minutos dando vueltas sale una vieja* en la otra punta del aparcamiento y consigo aparcar.

Cogemos el carrito en el aparcamiento y nos dirigimos a hacer nuestras compras.

Lo primero que me dice es "¿traes la lista de la compra?". Sí, tómala. "No, déjala estar, es por si se me olvida algo".

Por si se le olvida algo, dice. Pero si se recorre todos los pasillos (alguno dos veces) por si hay ofertas.

Intento ir hacia la zona de las herramientas, ya que necesito un rollo de cinta americana (no me preguntéis por que, pero todo hombre necesita comprar alguna herramienta o similar cuando va de compras).

"Cariño, ¿el carro va mal?, es que yo quería ir por aquí"... ¡mierda!, se me jodió el asunto.

¡Bien!, se encamina hacia la zona de ropa interior femenina, al menos me alegraré la vista.

Mientras mi mujer busca un sujetador y unas bragas "cómodas", es decir, con más tela que el Juan Sebastián Elcano en todas sus velas, veo llegar a otra pareja... se nota que son novios y no viven juntos... gilipollas... hablan de un fin de semana romántico... ella agarra un tanga de esos que son más pequeños que la etiqueta y un sujetador que no creo que sostenga nada... él es un chulo gimnasio, de esos que van marcando pezones.

Giramos el pasillo y nos los volvemos a encontrar: ella escoge un slip rojo y comprueba que no le quede muy grande acercándoselo al culo. Mi mujer agarra unos boxer más grandes que las bermudas que llevo puestas y me dice "te voy a llevar dos o tres de estos, a ver si tiras esos tan viejos que llevas puestos".

No contaré mis desdichas a lo largo de la sección de comestibles (como cuando cuenta las aceitunas de los paquetes para ver cual compensa); seguiré hasta el momento en que me volví a encontrar con los gilipollas.

Estábamos en la sección de parafarmacia y mientras mi mujer escogía las compresas con las alas más aerodinámicas (creo) me dirigí a los preservativos. Busco los normales, caja de doce (los últimos once anteriores deben estar a punto de caducar). Llega el chulo y agarra una caja de treintayseis, extrafinos y con sabor; además se lleva un gel efecto calor.... debe ser que no se le levanta... pobrecito, serán las hormonas que se meten.

No me gustó como sonrió mirando hacia mí en el momento en que llegó mi mujer con seis paquetes extragrandes de compresas "están de oferta 3x2".

En ese momento mi mujer dio por finalizada la compra, así que en un rápido movimiento a lo chumaquer cerré al chulo contra los condones... no se esperaba el movimiento y tiró el expositor... me alejé con una sonrisa.

En otro momento contaré como conseguir sobrevivir al retorno desde el centro comercial, mientras tu mujer va repasando lo que compró, lo que se olvidó, lo que no debería haber permitido que comprara y lo que no le compré "es que nunca tienes un detalle"


* vieja: persona que, aparentemente, es al menos diez años mayor que tú.


PD: en este hilo está prohibido escribir menos de 6 líneas

:11:

Pal
04/08/2010, 10:32
Yo
hago
la
compra
los
viernes
por
la
tarde,
voy
solo
y
no
tardo
más
de
15
minutos.

el_cura
04/08/2010, 10:33
Mi dona
me hace una lista
y compro lo que me sale
de los cojones
5ª linea
6ª linea

aramma
04/08/2010, 10:37
Yo
hago
la
compra
los
viernes
por
la
tarde,
voy
solo
y
no
tardo
más
de
15
minutos.


Mi dona
me hace una lista
y compro lo que me sale
de los cojones
5ª linea
6ª linea

c
a
b
r
o
n
e
s
:4::4::4:

M_returns
04/08/2010, 10:39
Yo
hago
la
compra
los
viernes
por
la
tarde,
voy
solo
y
no
tardo
más
de
15
minutos.



Porque
no
la
harás
en
el
Carrefús,
porque
allí
el
tiempo
mínimo
es
media
hora.

rover75
04/08/2010, 10:42
la compra la hace la dona y luego la traen a casa...de ese tormento me libro...me toca ir a comprar ropa...un dia creare un post sobre como una mujer se puede recorrer 200 tiendas comparando precios, telas, ajustes y calidades para volver a la primera que vio a comprarse unos pantalones....

5º linea
6º linea

mud_ito
04/08/2010, 10:42
Pues yo
me compre
el sábado
unos condones
de control
con estrías
y puntitos.
Ella dice que molan.

Por que no le ponen estrías y puntitos por el interior???
No tenemos derecho a disfrutar como ellas???

El anillo vibrador un timo,pero timo, timo.
En mi opinión,claro.

Pal
04/08/2010, 10:42
Porque
no
la
harás
en
el
Carrefús,
porque
allí
el
tiempo
mínimo
es
media
hora.

Exacto!!!,
la
hago
en
el
Mercadona
y
ordeno
la
lista
de
productos
por
pasillos.

Pal
04/08/2010, 10:44
Pues yo
me compre
el sábado
unos condones
de control
con estrías
y puntitos.
Ella dice que molan.

Por que no le ponen estrías y puntitos por el interior???
No tenemos derecho a disfrutar como ellas???

El anillo vibrador un timo,pero timo, timo.
En mi opinión,claro.

Póntelo
del
revés
...
...
...

mud_ito
04/08/2010, 10:46
póntelo
del
revés
...
...
...
ya entiendo,ya...................
Primero por una cara y luego le doy la vuelta para el segundo.......

:4::4::4::4::4::11::11::11::11::11:

Pal
04/08/2010, 10:46
ya entiendo,ya...................
Primero por una cara y luego le doy la vuelta para el segundo.......

:4::4::4::4::4::11::11::11::11::11:

Estamos
en
crisis
...
:11:
:11:

M_returns
04/08/2010, 10:49
Pues yo
me compre
el sábado
unos condones
de control
con estrías
y puntitos.
Ella dice que molan.

Por que no le ponen estrías y puntitos por el interior???
No tenemos derecho a disfrutar como ellas???

El anillo vibrador un timo,pero timo, timo.
En mi opinión,claro.


Yo
el
otro
día
le
pegué
un
lametazo
a
uno
de
frambuesa.
Estaba
rico
de
cojones.
:11:
:11:

alfonsico
04/08/2010, 10:56
no
sabe
dios
lo bien
que estoy
soltero

aramma
04/08/2010, 11:01
Yo
el
otro
día
le
pegué
un
lametazo
a
uno
de
frambuesa.
Estaba
rico
de
cojones.
:11:
:11:

Lo
que
hace
el
hambre
:4:

Edito:



Estaba
rico
de
cojones.
:11:
:11:

Ejem, ejem

alfonsico
04/08/2010, 11:03
cuando tenia pareja
iba ella a la compra
yo como buen macho
la esperaba en el bar
que para eso
somos hombres y no nenitas calzonazos

Fl0r3s
04/08/2010, 11:03
Yo
solo
puedo
opinar
cuando
voy a comprar con la novia, de momento no tenemos problemas.









PD: Follo a pelo, es lo que tienen las pastillitas... :105: :105: :105:
PD2: No me he puesto un condon en la vida... :105: :105: :105:
PD3: Compro geles por que mola cuando la metes y estas mas calentito de lo normal.




:4: :4: :4: :4: :4:

mud_ito
04/08/2010, 11:08
yo
el
otro
día
le
pegué
un
lametazo
a
uno
de
frambuesa.
Estaba
rico
de
cojones.
:11:
:11:

te lo acabaste???:4:
Hay pillin,pillin!!!!!!!!!!!!!!:11::11:
Goloson,goloson!!!!!!!!!!!!:11::11:

Mauro
04/08/2010, 11:15
http://img227.imageshack.us/img227/5471/dibujospy.png

Correautopistas
04/08/2010, 11:20
te lo acabaste???:4:
Hay pillin,pillin!!!!!!!!!!!!!!:11::11:
Goloson,goloson!!!!!!!!!!!!:11::11:

no
has escrito
las
seis
lineas
reglamentarias, tu post no es valido :4:

alfonsico
04/08/2010, 11:20
te
hemos
robado
droja


aramma
04/08/2010, 11:34
LIMPIEZA GENERAL

La limpieza general es un proceso que suele acontecer los fines de semana, principalmente aquellos en los que hace buen tiempo después de 3 meses de lluvia.

Esta historia, como tantas otras suele comenzar con una frase femenina:

"Había que limpiar la casa, que está muy sucia".

Entonces tú examinas con ojo crítico a tu alrededor y compruebas que la tele se ve cojonudamente y que todavía es posible escribir en el teclado del ordenador... lo demás es accesorio.

Pero te dejas arrastrar, ya que "si me ayudas acabamos en media horita". En ese momento no te das cuenta, pero esa media horita es lo mismo que dicen a las 18.00 que tardan en prepararse para salir a cenar... y suerte el día que consigues salir antes de las 21.30.

El proceso de limpieza es algo curioso: para tí consistiría en tirar una serie de latas de bebida a la basura y apilar las revistas y periódicos; después pasarías la aspiradora con el accesorio tubo-gordo y listo.

Sin embargo para ellas es todo un ritual: se comienza por ordenar, es decir, se tiran todas tus revistas y se reordenan los objetos decorativos y, salvo imprevisto, se moverán al menos dos muebles ya que "así me dan mejor servicio".

Después hay que limpiar el polvo, lo cual jode pero no satisface. Por cierto, este es un proceso que nunca entenderé: ¿por que hay que empujar el polvo de un sitio para el otro?. Hace tiempo le compré un chisme que tiene un accesorio atrapapolvo en el extremo, pero ella prefiere el plumero "se maneja mejor".

Una vez desplazado el polvo te dispones a enchufar la aspiradora, pero "hoy mejor pasamos la vaporeto"... pasamos dice.

Colocas la vaporeto, compruebas niveles y añades agua y líquido mata-ácaros-huele-bien. Después debes controlar que la presión del vapor y los accesorios sean los adecuados al tipo de suelo... le dedicas tú más tiempo a la vaporeto en una mañana que ella al coche en cuatro años.

Mientras vas pasando la vaporeto, entre chorro de vapor y aspiración, descubres que debajo del sofá se había formado un ecosistema y te entra la duda de si debieras avisar al Seprona.

Mientras tú estás pasando la vaporeto ella acaba de ordenar las cosas que habéis puesto encima del sofá para mover los muebles. A este proceso se le conoce con el nombre de ¿Dónde coño están los papeles que tenía junto al ordenador? y suele acabar con un "creí que ya no valían para nada, ¡como llevaban tanto tiempo por ahí!"... pues si llevaban tanto tiempo será que eran importantes ¿no?.

Después de todo ha merecido la pena: había una alfombra delante del sofá y la mesita de centro no era de color caoba.

Entoces ella se sienta y dice "limpias tú la vaporeto, ¿verdad?".

¡Mierda!, vacía depósitos, lava y escurre los tubos, limpia los cepillos....

¿He dicho ya que le dedicas más tiempo tú a la vaporeto en una mañana que tu mujer al coche cada cuatro años?.




hasta pronto.

karstark
04/08/2010, 11:37
Pues yo convencí a mi mujer de que:

-los supermercados me agobian

-el tacto de la verdura a la hora de lavarla con agua fría me da dentera

-tardo más en fregar un plato que en construir un Boeing 737 plenamente operativo usando solo gominolas

-y de que mi especialidad culinaria más elaborada, el sandwich de jamón con philadelphia, no solo me lleva 30 minutos hacerlo, sino que además uso para ello 3 ollas, una sartén, varias cucharas de madera, una espátula, un colador, un rallador, y toda la encimera acaba salpicada con una mezcla de aceite quemado, harina y pan rallado.

Así que ni hago la compra, ni limpio verdura, ni friego, ni cocino...

... y no veas como jode tener que bajar la basura todas las noches :11:

znk
04/08/2010, 11:39
Voy
a
comprar
yo
hago
la
lista
yo
Y
otro
dia
ella
compra
lo
que
falta
:11:

M_returns
04/08/2010, 11:40
Lo
que
hace
el
hambre
:4:

Edito:



Ejem, ejem




"...sәuoɾoɔ so| uә" ou 'sәuoɾoɔ әp oɥɔ!p әɥ...ɥә 'ɥә


:11::11:

TURU
04/08/2010, 11:45
http://img227.imageshack.us/img227/5471/dibujospy.png

minimo seis lineas,
esto es una linea
este de lado,
horizontal,
o
vertical

aramma
04/08/2010, 11:46
minimo seis lineas,
esto es una linea
este de lado,
horizontal,
o
vertical

Coño, es Mauro
y
viola las normas
que
le da la gana

:8:

peyote
04/08/2010, 11:52
verdades
como
un
cas
ti
llo


y paro ya que no veas como me enrollo

Rinconete
04/08/2010, 12:08
Yo voy a hacer la compra al carreful, los viernes a la hora de comer que hay poca gente, ordeno la lista según los pasillos (cuando me cambian los pasillos me paso un mes desorientado por el carriful:11:) y no tardo nuca menos de una hora.

Por las tardes yo recojo a los niños, los baño y los doy de cenar, cuando llega mi mujer los acuesta. Los sábados por las mañanas también estoy yo sólo con ellos y los domingos me toca plancha y limpieza de zapatos.
























No os pongo como lo contaría ella, que si no dejo de dar pena y lo mismo los del ministerio de Igualdad me entrullan:11::11::11::11::11::11::11:

aramma
04/08/2010, 12:11
Yo voy a hacer la compra al carreful, los viernes a la hora de comer que hay poca gente, ordeno la lista según los pasillos (cuando me cambian los pasillos me paso un mes desorientado por el carriful:11:) y no tardo nuca menos de una hora.

Por las tardes yo recojo a los niños, los baño y los doy de cenar, cuando llega mi mujer los acuesta. Los sábados por las mañanas también estoy yo sólo con ellos y los domingos me toca plancha y limpieza de zapatos.

No os pongo como lo contaría ella, que si no dejo de dar pena y lo mismo los del ministerio de Igualdad me entrullan:11::11::11::11::11::11::11:

Y después de todo ese esfuerzo
seguro que follas
lo mismo que Arsequi
Las mujeres
que cuenten su versión
si tienen ovarios....... me juego el ban :11:

Fl0r3s
04/08/2010, 12:26
http://img227.imageshack.us/img227/5471/dibujospy.png

Tas como una chota... :105:


PD: He dicho ya que follo a pelo? :4:

aramma
04/08/2010, 12:30
Tas como una chota... :105:


PD: He dicho ya que me follo al perro? :4:

1 por cabrón
2 por joputa
3 por burlarte del mal ajeno
4 así te quedes preñá
5 por el culo te la hinco
6 :4::4::4::4::4::4::4::4::4::4::4:

Wrathchild
04/08/2010, 12:44
http://img227.imageshack.us/img227/5471/dibujospy.png

Y yo que creía que necesitaba un curso intensivo de código BB o algo deso

Y resuta que es una imagen

Tram
po
so

:4:

Ferdinand928
04/08/2010, 12:48
Me parece que sois un poco torpes :5:

Compras en el super.

En mi caso no es el Carrefur, que no dan bolsas :8: y me queda lejos, es el Alcampo.

Cariño, no vamos a ir ahora a comprar que hay mucha gente, vamos a hacer una lista y me bajo yo un momento el sábado a primera hora que no hay nadie.

Llega el sábado.

- Ferdinand, llévate el carro de la compra para no ir tan cargado.

- No, no te preocupes, es igual. (Claro que es igual porque en lugar del carro cojo las llaves del coche, el Alcampo me queda a 10 minutos a pie, tres en coche. Ahorro de 14 minutos entre ida y vuelta).

Ya en el Alcampo el carro que previamente he pillado alcanza velocidades ilegales en autovía mientras es rellenado siguiendo la lista de la compra. Nada fuera de la lista, nada innecesario.

Tiempo total estimado: 30 minutos máximo. Con mi mujer se multiplicaría esa cifra hasta el infinito y más allá.

Plancha.

- Plancho yo, cariño.

- Anda, deja, que tú tardas mucho.

Conversación que se produce cuando un par de veces has cuadruplicado a propósito el tiempo que precisas para planchar una camisa.

Limpieza.

Aquí hemos alcanzado una compenetración que ni en la cama :11:, la casa la limpiamos entre los dos a velocidades estratosféricas.


Hace tiempo tenemos quien nos planche y limpie, así que todo esto ya pertenece al pasado.


Ir de tiendas.

El invento mágico: los niños.

- Ferdinand, vamos a dar una vuelta a ver si me compro algo de ropa.

- Cariño, mejor vete tú sola, yo me quedo con los niños que luego se ponen muy pesados y no te dejan ver nada.

Yo si hay algo que no soporto es tirarme dos o tres horas viendo cosas para no comprar nada.

chacho
04/08/2010, 12:59
ya entiendo,ya...................
Primero por una cara y luego le doy la vuelta para el segundo.......

:4::4::4::4::4::11::11::11::11::11:

o le metes un pepino y te lo insertas en el ojete :D

chus
04/08/2010, 13:05
sois
todos
unos
calzonazos,
ea...
:4:

Fl0r3s
04/08/2010, 13:06
1 por cabrón
2 por joputa
3 por burlarte del mal ajeno
4 así te quedes preñá
5 por el culo te la hinco
6 :4::4::4::4::4::4::4::4::4::4::4:

1 por maricon
2 por calzonazos
3 por calzonazos otra vez
4 yo es un 99,9% imposible, veras como se te rompa el condon
5 con condon?
6 Te dicho alguna vez lo de cabronazo??? :4:

Franz Robbick
04/08/2010, 13:11
¡Bien!, se encamina hacia la zona de ropa interior femenina, al menos me alegraré la vista.

Mientras mi mujer busca un sujetador y unas bragas "cómodas", es decir, con más tela que el Juan Sebastián Elcano en todas sus velas, veo llegar a otra pareja... se nota que son novios y no viven juntos... gilipollas... hablan de un fin de semana romántico... ella agarra un tanga de esos que son más pequeños que la etiqueta y un sujetador que no creo que sostenga nada... él es un chulo gimnasio, de esos que van marcando pezones.


:11:


:105::105::105::105::105:


Me ha venido una imagen tuya mirando con cara de asco y resignación los pezones del chuloperas mientras su novia busca un tanga y tu mujer una braga-camilla...

Nadie entiende lo duro que es estar casado.

Saludos, Franz.

Oldie
04/08/2010, 15:54
Plataforma
por la
dignidad
de los
foreros
casados
¡ya!

Yo voy los viernes por la tarde a última hora pero antes del baño del enano. Siempre está la excusa de que hay que irse rápido que se le pasa la hora y luego no deja dormir.

Me sacan las cosas del carro si no responden a los niveles de exigencia femeninos.

Necesito
quedarme
de
Rodríguez
unos
días.

mud_ito
04/08/2010, 16:07
o le metes un pepino y te lo insertas en el ojete :d

y que tal va eso???
Lo probaste???????????:4::4::4::4::4:
Menudo cabronazo tas hacio!!!!!!!!!!!!:11::11:

Paticorto
04/08/2010, 16:14
aiisss....
hay que ve
que sois
unos marujones
que no os veis la churra
porque se os ha metio pa
dentro de no usarla:4:

chacho
04/08/2010, 16:36
y que tal va eso???
Lo probaste???????????:4::4::4::4::4:
Menudo cabronazo tas hacio!!!!!!!!!!!!:11::11:

no coño, pero como dices que quieres probar los puntitos :D
Igual te vale con meterle un puñao tierra y luego meter la chorra, los grumitos los notarás :D

Oldie
04/08/2010, 16:39
Con respecto a las compras, yo trato de hacerla online a Mercadona.

Se pierde el morbo de ver a las jenny-cajeras de tetas gordas:11::11::11:

Rinconete
04/08/2010, 16:56
Plataforma
por la
dignidad
de los
foreros
casados
¡ya!

Yo voy los viernes por la tarde a última hora pero antes del baño del enano. Siempre está la excusa de que hay que irse rápido que se le pasa la hora y luego no deja dormir.

Me sacan las cosas del carro si no responden a los niveles de exigencia femeninos.

Necesito
quedarme
de
Rodríguez
unos
días.

Suscribo esto, que además también sería un buen nombre para una plataforma desas.

Oldie
04/08/2010, 16:57
Suscribo esto, que además también sería un buen nombre para una plataforma desas.

Hay que crearla. Esas tardes de gintonics, cenas con amiguetes, mañanas perras de tocarse los huevos tumbado en el sofá sin hacer nada, viendo la tele sin verla y con una cervecita al lado... :51:

30.06
04/08/2010, 17:26
Hay que crearla. Esas tardes de gintonics, cenas con amiguetes, mañanas perras de tocarse los huevos tumbado en el sofá sin hacer nada, viendo la tele sin verla y con una cervecita al lado... :51:
si quieres intercambiamos nuestras vidas por un dia.......................


pero a los 9 meses no me vengas a pponer ninguna reclamacion.



<label for="rb_iconid_10">http://debates.coches.net/images/icons/icon10.gif</label>

Oldie
04/08/2010, 17:28
si quieres intercambiamos nuestras vidas por un dia.......................


pero a los 9 meses no me vengas a pponer ninguna reclamacion.



<label for="rb_iconid_10">http://debates.coches.net/images/icons/icon10.gif</label>

Tú tranqui, que al más puro estilo Arsequi hay ocasiones en las que ni si te cambiase mi vida una semana ibas a tener chance... :11::11::11:

30.06
04/08/2010, 17:28
pfff.... yo es que de jennys y tetas gordas no entiendo mucho, la verdad...:8:
Hace mucho que no te has mirado en el espejo, no???


:4::4::4:

Oldie
04/08/2010, 17:28
pfff.... yo es que de jennys y tetas gordas no entiendo mucho, la verdad...:8:

Prefieres el rollo pescadero enrollao y reponedor cachas:5::5:

rover75
04/08/2010, 18:15
Plataforma
por la
dignidad
de los
foreros
casados
¡ya!

Yo voy los viernes por la tarde a última hora pero antes del baño del enano. Siempre está la excusa de que hay que irse rápido que se le pasa la hora y luego no deja dormir.

Me sacan las cosas del carro si no responden a los niveles de exigencia femeninos.

Necesito
quedarme
de
Rodríguez
unos
días.

del 15 al 29 de Agosto el que escribe estas lineas se queda de Rodriguez...no te digo ná y te lo digo tó

Oldie
04/08/2010, 18:16
del 15 al 29 de Agosto el que escribe estas lineas se queda de Rodriguez...no te digo ná y te lo digo tó

Joder, yo en esas fechas "vacaciono", que también lo necesito.

rover75
04/08/2010, 18:27
Joder, yo en esas fechas "vacaciono", que también lo necesito.

a mi me va a sentar de muerte.......estoy preparando planes pa to lso dias de la semana....mi mujer se lleva el portatil y dice que me va a controlar por el Skype ese como se llame.....

tengo que hablar con el informatico pa que me desvie las video llamadas esas al movil....

aramma
04/08/2010, 22:44
Después de "Tarde de compras" (post 1) y "Limpieza general" (post 21) llega el momento de:

NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (I).

En primer lugar veamos que dice la RAE:



sexo.

(Del lat. sexus).


1. m. Condición orgánica, masculina o femenina, de los animales y las plantas.


2. m. Conjunto de seres pertenecientes a un mismo sexo. Sexo masculino, femenino.

3. m. Órganos sexuales.


4. m. Placer venéreo. Está obsesionado con el sexo.



Es importante que captéis el concepto:

Los hombres podemos cambiar fácilmente de opinión y así pasamos del significado 3 al 4 según la situación. Un ejemplo nos lo aclara: si estamos hablando un grupo de amigos (o simplemente estamos en la playa) nos rascamos los cojones para demostrar nuestra naturalidad. Si se aproxima una bella fémina rápidamente nos mostramos dispuestos a facilitarle su placer venéreo altruistamente.

Las mujeres, sin embargo, se ciñen a un movimiento lineal: comienzan descubriendo el placer venéreo, para darse cuenta que te tienen cogido por los órganos sexuales y, en cuanto se juntan con otros seres de su mismo sexo, adquieren la condición orgánica de las plantas y acaban diciendo "Estás obsesionado con el sexo".

Aclarada esta cuestión pasemos a analizar por qué es imposible negociar con una mujer y salir victorioso.

Lo primero es recordar que, aunque no se pase por el altar, toda mujer lleva integrada en su subconsciente información suficiente como para hacer ver al hombre que incluso sin papeles de por medio "lo nuestro es especial y es tan válido como haberse casado ante Dios o un Juez".

Los que hemos pasado por el altar sabemos (aunque nos lo callemos como hipócritas) que hay un apartado llamado de las Capitulaciones, aunque el cura diga "vamos a hacer unas promesas".... ¡los cojones! estamos capitulando ya en el mismo momento de unirnos a ellas.

y ¿de que os suena la palabra capitulación?... como mínimo de la Rendición de Breda o de la derrota de Napoleón.

Pues ahora ponte tú a negociar una "ración" de sexo en la pareja:

1º.- Ella se acuerda de todas las veces que lo habéis hecho, incluso aunque a tí no salgan las cuentas... "estás obsesionado con el sexo".

2Aº.- Parece que va acceder y aparece la cláusula capitulatoria "creo que me va a venir la regla"... intentas negociar unos trabajos manuales y "estás obsesionado con el sexo".

2Bº.- Un "estoy muerta estoy hoy" o un "como me duele hoy la cabeza" antes de que consigas introducir el primer pie en la cama te crea un trauma y recuerdas aquella capitulación "para lo bueno y para lo malo" y piensas "estoy obsesionado con el sexo".

Pero no todo está perdido, ya que en ocasiones es ella la que inicia la aproximación sexual. Este acercamiento suele ser más habitual en fechas próximas a descansos laborales. Veamos algunos ejemplos y sus desenlaces más probables:

1º.- "Cariño, podíamos aprovechar este puente para ir al balneario sólos tú y yo". Ni que decir tiene que te falta tiempo para conseguir la reserva (¡mierda!, sólo queda la suite presidencial)... al llegar compruebas que, casualmente sus amigas pepi, mari y juani también tuvieron la misma idea. El final es un clásico: ellas reciben masajes de un tío al que se le marcan los pezones y vosotros os rascais los cojones...recuerda "estás obsesionado con el sexo".

2º.- "Ahora que viene el buen tiempo podíamos limpiar el jardín para hacer unas cenitas románticas a la luz de la luna". Sales disparado, acabas con las existencias de la ferretería y del vivero y consigues en una tarde de viernes que aquello parezca un vergel paradisíaco. Curiosamente ese fin de semana aparece tu cuñada y sus niños... acabáis los hombres con una lata de cerveza cada uno viendo "Los lunnis. The revenge" con los niños mientras las dos hermanas ponen a parir a todas sus amigas de la infancia... recuerda "estás obsesionado con el sexo".

3º.- Ella te dice "si madrugas y te ocupas de los niños, te hecho un polvo diario". Casualmente ese día le viene la regla... recuerda "estás obsesionado con el sexo".




continuará.

larala
04/08/2010, 22:54
Cada
día
me
creo
más
que
soy
rara :11:

( 8 líneas que no se diga?)

aramma
04/08/2010, 23:00
Cada
día
me
creo
más
que
soy
rara :11:

( 8 líneas que no se diga?)

Cásate o arrejúntate
y
serás una más de "la manada".

Mientras estarás en el limbo de las vírgenes
y
disfrutarás (o no) de los placeres venéros.
.

larala
04/08/2010, 23:04
Cásate o arrejúntate
y
serás una más de "la manada".

Mientras estarás en el limbo de las vírgenes
y
disfrutarás (o no) de los placeres venéros.
.

Durante 8 años he estado casada y mi vida no se parece ni ha parecido a eso jamás.

chacho
04/08/2010, 23:09
si quieres intercambiamos nuestras vidas por un dia.......................


pero a los 9 meses no me vengas a pponer ninguna reclamacion.



<label for="rb_iconid_10">http://debates.coches.net/images/icons/icon10.gif</label>

eres de un joputa de lo que no hay :105: :4:

chacho
04/08/2010, 23:11
Tú tranqui, que al más puro estilo Arsequi hay ocasiones en las que ni si te cambiase mi vida una semana ibas a tener chance... :11::11::11:

:105: tú eres yo, o algo :D

aramma
04/08/2010, 23:14
Durante 8 años he estado casada y mi vida no se parece ni ha parecido a eso jamás.

Malo sería que lo escrito por mí fuese el fiel reflejo de una vida matrimonial (en este caso la mía).

Simplemente, como en muchas otras cosas, toma un detalle, exagera las posturas, remarca los "defectos", haz que quien tenga un mal momento piense "joder lo mío no es para tanto"... quítale dramatismo a la vida cotidiana... ríete contigo mism@.

PD1: ¿y tus seis líneas?

PD2: espero que actualmente seas feliz, tengas o no pareja. :96:

Rinconete
05/08/2010, 07:54
:11::11::11:
Hermano,
Estás
escribiendo
La Biblia.

Ansioso espero
El sexo 2ª parte. Por fin hay tema, manos a la obra......

:11::11::11::11:

30.06
05/08/2010, 08:25
Lo que llega a aprender uno en el foro. A ver cuando pongo en practica todo esto.

:4:

aramma
05/08/2010, 11:35
Bueno, queridos foreros, después de los post 1, 21 y 55 surgen nuevos horizontes.

Mi mujer ha visto este hilo y, después de una dura negociación donde las expresiones "sexo", "cuando el 29 de febrero sea martes y trece", "sofá", "siete lunas llenas" y otras similares jugaron un papel determinante hubo un acuerdo con capitulaciones varias... todas mías.

Por supuesto, como no podía ser menos, yo dije las tres últimas palabras: "Sí, cariño, sí".

y con motivo de tan magna ocasión, este post me lo dictan la cabeza y el corazón.... los suyos.

DE LOS HOMBRES Y EL DESCUBRIMIENTO DE SU CUERPO.

Parece ser que las mujeres estamos malditas por culpa de una manzana.

Y una de nuestras maldiciones la constituyen los hombres.

Primero son nuestros padres y hermanos que sólo quieren que vayan chicas a casa, para protegernos... claro, por eso las examinan con tanto detalle.

Pero el problema surge cuando decides escoger tu propia pareja para independizarte... manda narices, ¡para independizarte!... es como si Esther Koplowich dejase sus empresas y se apuntase de limpiadora de escaleras: pasas de tener un trabajo más o menos intenso pero que ya dominas a uno cuyo final desconoces.

Porque el problema está en que, mientras que tú ya estás totalmente evolucionada, el hombre no: su evolución se produce repentinamente y lo hace entres los dos y los cuatro minutos después de iniciarse la "vida en pareja".

Si quieres saber cual es el punto exacto de inflexión, es fácil: él, siempre tal cuidadoso y pulcro, suelta un sonoro pedo seguido de un "aaaaahhhhh" y, cuando tú lo miras horrorizada, te dice "más vale perder un amigo que una tripa".

Y aquí ya no hay marcha atrás, el proceso es irreversible: vuestro hombre acaba de empezar a descubrir su cuerpo y a cada descubrimiento seguirá una campaña publicitaria.

Porque antes, por ejemplo, para estornudar giraba la cabeza y apretaba los labios; como mucho se oía un "pffuuu". Ahora, estornuda moviendo la cabeza de arriba hacia abajo con la boca abierta, de forma que se oye un "atchuááááááaááá, ostiaaaaaaa"... porque sus sonidos siempre son a pares como mínimo.

También es el momento en que descubren la limpieza corporal detallada: meten el dedo en la nariz u oreja y te enseñan el resultado o te detallan el hallazgo "Mira que tapón tenía en la oreja, con esto se da cera a todo el salón".

Por si esto os parece poco, no os podéis olvidar de lo que sucede con cada movimiento suyo, ya que debe estar acompañado de, como minimo, un suspiro: "aaaay" indica que se está levantando del sofá, "ufff" que se vuelve a sentar,...

Y el silencio deja de existir. Antes podíais estar una hora viendo pasar las nubes en silencio. Ahora es obligatorio que cada diez segundo se oiga un bostezo, un carraspeo o se sorban los mocos.

Bueno, para no cansaros recordaros que estáis viviendo con dos personas: la pública y la privada.

La pública es aquella que se "desgüeva" contra una barandilla y mantiene la compostura.

La privada es aquella que le salta un poco de aceite al freir un huevo y repasa todos los juramentos bíblicos y se pone un bote de silvederma y palidece pensando si saldrá de esa.

Saludos, queridas foreras y recordad: somos el sexo fuerte.








Fin de la capitulación.


volveré

Oldie
05/08/2010, 11:39
volveré


Si te deja tu mujer. Arsequi volverá, porque su mujer le deja mucho tiempo libre. :11:

aramma
05/08/2010, 13:12
Tras un breve paréntesis, retomamos nuestros pensamientos.

NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (II).

Hemos visto lo duro que puede llegar a ser conseguir un contacto sexual; de hecho cuando lo logramos no nos lo acabamos de creer y fantaseamos con posturas increíbles, jadeos desgarradores y orgamos múltiples y estremecedores.

Por supuesto, ni por asomo nos planteamos un vulgar misionero de un minuto en el que ni siquiera se le descoloca el sujetador.

Ese día, mientras desayunas te dice "esta noche podíamos.....". No es necesario que termine la frase: tú ya has acabado el café, lavado las tazas del desayuno y salido a toda leche para el trabajo.

Tu jefe piensa que te pasa algo extraño, ya que has triplicado la facturación diaria y ni siquiera has entrado al foro (¿qué?, ¿lo has dicho el foro?... ¡borra el post hombre!).

Llegas por la tarde, te encierras en el baño te afeitas, te cortas las uñas de las manos y los pies y te duchas. En medio de la ducha piensas en la cantidad de veces que ella te decía "que cantidad de pelo tienes aquí". Decides depilarte los bajos y, como no tienes ni puta idea, te afeitas del ombligo p'abajo con la maquinilla desechable del mercadona. Resistes como un campeón los catorce cortes. Te lo ves peladito y piensas: parece más grande, la voy a impresionar, seguro.

Por la noche preparas un cena creativa pero ligera, con un pequeño toque de alcohol que despierte los sentidos y cenáis con una suave música de fondo. Notas como te mira extrañada... no se imagina lo que roza el puto calzoncillo en los huevos pelados... no debiste echarte colonia ahí.

Después de unos arrumacos cariñosos en el sillón "despacio, que parece que estás obsesionado con el sexo" pasáis al dormitorio... piensas que ya podía haberte dado una chupadita allí de rodillas... pero bueno, seguro que en la cama compensamos.

Vais de la manita y cuando empiezas a desnudarla (parece que los mordisquitos en el cuello ya no le hacen tanta gracia) te dice "quita, torpe, que me vas a romper la blusa nueva. Métete en la cama que voy a hacer un pis y ya vengo".

Tú ya estas totalmente desnudo en la cama y te la imaginas moviéndose sensualmente hacia ti en braguitas y sujetador.

Al cabo de tres cuartos de hora aparece con su camisón Agatha Ruiz de la Prada de elefantes rosas. Quitas de un sólo golpe la sábana, para que ella vea tus intimidades y se asombre.

Y se asombra, vaya si se asombra. Lo hace tanto que le entra la risa floja... se sienta a tu lado, lo agarra con dos dedos y lo mueve arriba, abajo, a la derecha y a la izquierda si parar de reirse.

De repente te dice "Aquí te dejaste un pelito", se levanta y va y viene del baño en dos segundos (¿se puede mover tan rápido?). Trae unas pinzas y, sin que puedas reaccionar, se pone a arrancar los ciento ocho pelitos que no habías cortado bien.

Después se tumba a tu lado y te dice "ven aquí"... vas, pero como estás hasta los cojones (y nunca mejor dicho), haces un vulgar misionero de un minuto en el que ni siquiera se le descoloca el sujetador.

Al acabar, ella se recuesta contra ti y te dice "que guapo estás peladito..... mañana te podía arreglar las cejas".






continuará

José-Tojeiro
05/08/2010, 13:14
yioooo no tengo esos problemas cuando llege de suisa de emigrar eche a mi muller de casa y me dedique a o gran vida con mis amigas prestiputas

Fl0r3s
05/08/2010, 13:23
:105: :105: :105: :105: :105: :105:

Yo creo que he encontrado a una mujer rara... No me casare por si las moscas... :4:

jacarmo
05/08/2010, 13:28
genial , esperando la continuación

Quagmire
05/08/2010, 14:14
Creo que no me casaré nunca....
joder pero que bueno visto desde fuera....

aramma
05/08/2010, 16:20
Antecedentes en post 1, 21, 55, 66 y 68.

Cariño, no estoy obsesionado con el sexo. Prueba de ello es este capítulo.

NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. LA PELUQUERÍA.

No voy a hablar de ellas en la peluquería más que nada porque sería una opinión infundada, ya que no se distinguir entre un tinte y un baño de color o entre una permanente y un moldeado y tampoco sé apreciar su "toque personal"... ese que la lleva a gastarse 150 € en la peluquería para llegar a casa y recogerse el pelo con una goma.

Eso sí, no intentes mantener relaciones esa noche que le fastidias el peinado para la cena del día siguiente.

El asunto suele comenzar con un comentario inocente "deberías probar mi peluquería. Te taparían esas canas y parecerías mucho más joven".

Ahí han tocado tu punto débil. Te acuerdas de aquella cajera maciza que el otro día te dijo "¿las compresas son suyas, señor?" y piensas en como cambiaría el asunto si tu pelo no tuviese tantas canas... como si al tapar las canas desapareciese la barriga cervecera. Pero tu ego está ahí, relamiéndose del éxito futuro.

Total, que la siguiente vez que tu mujer va a la peluquería vas con ella.

Recuerda que estás acostumbrado a tu peluquero de siempre, que te dice "Buenos días forero, ¿lo de siempre?". A continuación te sienta en la silla, te pone una sábana azul alrededor del cuello, te moja el pelo con un vaporizador, te corta, repasa el cuello con una navaja, retira la sábana, te pasa un pequeño cepillo, le pagas 15 € y te vas... en total 20 minutos.

Esto es otro mundo. Lo primero comprueban que tengas cita y te mandan sentar en la zona de espera. Cuando ya acumulas veinte minutos de retraso te pasan a la que tú crees que va a ser tu silla. Aquí no te ponen una sábana azul alrededor del cuello, aquí es negra y además te ponen un cacho de goma cerrado con velcro.

Descubres que tu pelo no es negro, es negro número dos o tres. Mientras ves que preparan un potingue otra chica (y ya van tres) te empieza a untar la frente, el cuello y las orejas con una crema "para evitar las manchas"... eso es profesionalidad.

A los cinco minutos viene de nuevo la segunda chica y dice "¡uy!, que alto eres, ¿podías reclinarte un poco?". Te deslizas hasta que tus rodillas se clavan en el soporte del espejo y ella empieza a extender el potingue con ayuda de un pincel, que tú piensas dos cosas: 1º esto me lo podía hacer yo en casa y 2º si mi pelo es negro ¿por qué me pintas de color crema?.

Cuando tienes tu cabeza bien untada aproximan una máquina que tu piensas ¡ostias!, una cortadora automática. Pero no, resulta que es una estufa para acelerar el proceso.

Te traen revistas, incluso tienen el intervíu. Pasa el tiempo y notas como si el sudor te corriese por las sienes; miras para el espejo y ¡diossss!, estás pintado de negro-negro y la pintura se desliza por tu cara. Con disimulo cortas la caída de una gota y te la limpias con la sábana... ahora comprendes por qué es negra.

Cuando ya estás desesperado y con la cabeza recocida oyes un pi-pi-pi y piensas que ya está, pero no: viene la chica y dice "te voy a poner cinco minutos más".

Por fin viene al rescate la tercera chica y te lleva al fregadero. Te apoyas la cabeza pensando que de esa te desnucan y empieza a lavarte la cabeza y piensas ¡jesús!, voy a venir todos los días a que me laven la cabeza. Por dios, ¡que manos!, ¡que arte!.... "caballero, ¿le pongo una mascarilla que parece que tiene el pelo mal?"; que haga lo que quiera, pero que no pare.

Y cuando estás casi en el cielo aparece tu mujer y le dice "depílale el entrecejo, anda"... japuta, además con cera caliente. Y hablan entre ellas, ¿que dicen?... ¿Puntos negros?, ¿está Pere Navarro aquí?... notas que te agarran la nariz y aprietan.... ¡cagonlalechediosbendito!, parece mentira que aquellas manos angelicales puedan causar tanto dolor.

Escocido como te han dejado te pasan a la zona de corte. Allí una peluquera (la cuarta tía) con unas tetas de impresión se inclina una y otra vez sobre ti y, al tiempo que te revuelve el pelo (tú ya esperas que se arranque allí mismo la blusa) te suelta "se nota que no te cuidas"... ¿mande?... "como quieres que te lo deje"... ¡está hablando con tu mujer!, ¡no te piden tu opinión!.

Empieza a cortar el pelo de una forma que no sabes que está haciendo ya que has preferido cerrar los ojos para no verle el escote... ¡coño!, ¿es necesario frotarse las tetas contra uno para cortarle el pelo?.

Tras dos horas y media de peluquería estás listo: te han teñido de negro, te han limpiado los restos de pintura de las orejas con aguarrás (eso crees), han empleado tres tipos de champú y cuatro clases de tijeras para cortarte el pelo para dejarte una imagen más actual.

Además ya te han dado cita para dentro de un mes, ya que así el trabajo es menos.

Pagas 100 €.

Llegas a casa, te miras en el espejo y descubres que tienes la mitad de cejas que antes, el doble de nariz y que el corte de pelo moderno es el que te hace tu peluquero desde siempre.


continuará

30.06
05/08/2010, 17:01
No tengo ni un solo post guardado como favoritos, ni uno solo, pero esta lo voy a pegar en un word y guardarlo para la postreridad, sin coñas. :3:

Oldie
05/08/2010, 17:02
Estás sembrao, aramma. :5::3::11:

Quagmire
05/08/2010, 18:12
Joder que bueno jajajaja.......

hh1
05/08/2010, 20:22
:105::105::105:

aramma
06/08/2010, 11:21
Llega otra mañana más... hoy no hemos madrugado ya que ayer no hubo polvo.

NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (III).

El origen de este capítulo hay que buscarlo unos cuantos años atrás, exactamente en el momento en que te sale el primer pelo en los cojones y decides investigar el asunto. Como ves que la cosa se pone dura decides compartir tu descubrimiento con tus amigas, ya que piensas que tus amigos estarán tan asombrados e ignorantes como tú.

En ese momento descubres dos cosas: no puedes confiar en que una mujer guarde un secreto y al parecer, según la opinión mayoritaria, el asunto no es para tanto, en cambio el del churrero...

Como la curiosidad no tiene límites, decides averiguar si con los pechos de tus amigas para lo mismo, es decir: si su tamaño se modifica con el contacto. Aquí descubres otras dos cosas: las tetas no se tocan sin permiso y las amigas también saben dar ostias.

A partir de ese momento decides ser autodidacta. La tarea no es fácil, ya que algo te dice que practicar sexo exige conocer al oponente. Piensas en preguntarle a tu padre, pero al ver a tu madre con los rulos y la redecilla en el pelo deshechas la idea ya que sospechas que no es precisamente un experto.

Al fin, os juntáis los colegas y uno que tiene un hermano mayor saca un penthouse.... acabas de enamorarte.

Conseguir una buena documentación para la iniciación sexual no es tan fácil. Primero hay que buscar un kiosko en la otra punta de la ciudad. Después hay que volver a casa, con la revista metida dentro de un marca (así se joden las estadísticas de la prensa) y notando como las viejas "saben". Por último tienes que encontrar un escondite seguro frente a tu madre... pero ella "sabe".

De vuelta en el momento actual.

Ya eres un hombre casado. Sonríes melancólicamente al recordar viejos temores: quedarte ciego, salirte pelos en las manos, que te pillaran,...

Piensas en ese día, unos cuantos después de volver de la luna de miel, en el que el contacto íntimo fue acomodándose perfectamente hasta llegar a la situación actual: hoy tampoco follas.

Y decidiste volver a ser autodidacta.

Lo primero fue convencerte de la necesidad de actualizar el esperma, no fuese a ser que el día que ella decidiese quedarse embarazada se quedase preñada por un espermatozoide nacido antes del euro.

Lo segundo fue encontrar el momento. Esto es más fácil si cada uno tiene su baño y los horarios laborales permiten tener el espacio en exclusividad.

Lo tercero fue empezar a recopilar material. Ya no estás para ir al kiosko de la otra punta de la ciudad, más que nada por vergüenza.

Aquí descubres internet y google. Introduces "mujeres desnudas" y aparecen más páginas de las que te podrías imaginar (¿pero cuanto necesitado habrá en el mundo?). Abres una página al azar y ... ¡cooooooño!.... videos onlain... ¡lo bien que se lo deben pasar los adolescentes de ahora!.

Con el tiempo te vuelves un experto en inglés y las palabras milf, bbw, blowjob, hairy,... no tienen secretos para ti. Incluso te puedes permitir el escoger un tipo de mujer para cada día: que hoy quiero uno rapidito: "mature", que me siento con ganas de hacer una travesura: "schoolgirl", que viene tu mujer "ALT+F4",...

Y así llevas ya...

Eso sí: de vez en cuando sigues comprobando si te sale pelo en las palmas de las manos y dudas de si lo tuyo es vista cansada.

Además notas que tu mujer lo sabe...

Y aquí es donde cometes el peor error de tu vida: un día en que acabáis de tener sexo, mientras ella te dice "sé que tú querías tener relaciones más a menudo, pero..."se lo confiesas. Le dices que ya te arreglas de vez en cuando (no se vaya pensar que estás obsesionado con el sexo).

A partir de aquí estás perdido, ya que ella te dice "bueno, entonces no me siento tan mal, ya que yo no tengo la misma necesidad que tú".

Y a partir de aquí, ya puedes ir desnudo por la casa, hacer zapping y detenerte en los canales que emiten porno, comentar las tetas de la presentadora de deportes, hablar en las cenas con los amigos de lo bien que funcionais en el sexo,... que nunca se dará por aludida ya que tú "te vas arreglando".

En este momento sientes que vuelves a estar en la adolescencia: las mujeres no te hacen caso y te caducan los condones.



Continuará

chica hyundai
06/08/2010, 12:14
A mi lo que más me jode de la vida en pareja es tener que consultarlo casi todo.....

Te parece bien esto?

Te parece bien lo otro?

Cuando lo hago yo y punto luego tengo que estar dando 1000 explicaciones también de porque lo he hecho.

Odio dar explicaciones :27:

aramma
06/08/2010, 12:23
A mi lo que más me jode de la vida en pareja es tener que consultarlo casi todo.....

Te parece bien esto?

Te parece bien lo otro?

Cuando lo hago yo y punto luego tengo que estar dando 1000 explicaciones también de porque lo he hecho.

Odio dar explicaciones :27:

Me alegra que me haga esta sugerencia una bella forera :11:

En breve prometo tratar este espinoso tema.

Haré algo así como:

De las preguntas retóricas y la respuesta imposible.

:4::4::4::4::4:

Gracias por su colaboración. :5:

Oldie
06/08/2010, 12:25
Me alegra que me haga esta sugerencia una bella forera :11:

En breve prometo tratar este espinoso tema.

Haré algo así como:

De las preguntas retóricas y la respuesta imposible.

:4::4::4::4::4:

Gracias por su colaboración. :5:

Imagínate que me gasto 9.000 € en comprarme mañana un descapotable, sin dar explicaciones. E imagínate que mi mujer se gastase el mismo dinero en 10 vestidos para boda de 900 €. Para la comparación, por si te quedas corto de ideas (aunque me parece que no, que tienes fuente de inspiración)...:11:

chica hyundai
06/08/2010, 12:26
Imagínate que me gasto 9.000 € en comprarme mañana un descapotable, sin dar explicaciones. E imagínate que mi mujer se gastase el mismo dinero en 10 vestidos para boda de 900 €. Para la comparación, por si te quedas corto de ideas (aunque me parece que no, que tienes fuente de inspiración)...:11:

Hablo de cosas cotidianas, del día a día...

hh1
06/08/2010, 12:28
A mi lo que más me jode de la vida en pareja es tener que consultarlo casi todo.....

Te parece bien esto?

Te parece bien lo otro?

Cuando lo hago yo y punto luego tengo que estar dando 1000 explicaciones también de porque lo he hecho.

Odio dar explicaciones :27:
Para mí eso no es lo peor,es más,no me importa.
Yo no doy explicaciones.Digo lo que voy a hacer o dónde voy a ir,nada más.
Igual que la otra persona hace lo que le da la gana,yo también.
Yo creo que es lo lógico en una pareja.
Estamos juntos,nos debemos decir las cosas,pero ninguno es dueño del otro.

Lo que no soporto es que mi pareja me dé órdenes y me diga lo que tengo que hacer.
Una cosa es que me aconseje y otra que me mande hacer...

macaluan
06/08/2010, 12:32
Para mí eso no es lo peor,es más,no me importa.
Yo no doy explicaciones.digo lo que voy a hacer o dónde voy a ir,nada más.
Igual que la otra persona hace lo que le da la gana,yop también.
Yo creo que es lo lógico en una pareja.
Estamos juntos,nos debemos decir las cosas,pero ninguno es dueño del otro.

Lo que no soporto es que mi pareja me dé órdenes y me diga lo que tengo que hacer.
Una cosa es que me aconseje y otra que me mande hacer...

muy tipico de una mujer

Rinconete
06/08/2010, 12:32
Para mí eso no es lo peor,es más,no me importa.
Yo no doy explicaciones.digo lo que voy a hacer o dónde voy a ir,nada más.
Igual que la otra persona hace lo que le da la gana,yop también.
Yo creo que es lo lógico en una pareja.
Estamos juntos,nos debemos decir las cosas,pero ninguno es dueño del otro.

Lo que no soporto es que mi pareja me dé órdenes y me diga lo que tengo que hacer.
Una cosa es que me aconseje y otra que me mande hacer...

Ellas nunca ordenan,, siempre usan formas impersonales: Hay que tender, hay que poner la mesa, hay que recoger la mesa, hay que limpiar, hay que comprar un mueble para el salón (con cariño a Arsequi:11:).....

aramma
06/08/2010, 21:13
Se aproxima el fin de semana. Según el instituto nacional de sexología se espera un fin de semana despejado, sin presencia de coitos a lo largo de toda la jornada; es posible algún meneo ocasional en el baño, que podrá ser de especial intensidad en la mañana del domingo.


NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. DISCUSIONES (I).

Iniciamos el tema de la mano del diccionario de la RAE:



discusión.

(Del lat. discussĭo, -ōnis).


1. f. Acción y efecto de discutir.


2. f. Análisis o comparación de los resultados de una investigación, a la luz de otros existentes o posibles.


discutir.

(Del lat. discutĕre, disipar, resolver).


1. tr. Dicho de dos o más personas: Examinar atenta y particularmente una materia.

2. tr. Contender y alegar razones contra el parecer de alguien.




Se observa que, siendo académicos, la definición correcta en el caso que nos ocupa sería:



discusión de pareja:

Análisis detallado de por qué tú tienes la culpa, examinando atentamente tus errores y comparándolos con otras posibles alternativas que no has tomado.


Visto así parece sencillo: ella dice, tu intentas meter baza, ella se excita (así no, que estás obsesinado con el sexo) y acaba cada uno por su lado, más o menos lejos según el tamaño de la casa.

No obstante, es un asunto bastante más complejo de lo que parece a simple vista. Por ello, en este primer capítulo, vamos a comentar solamente tres tipos de discusiones.

discusión cara:

Es la más común de las discusiones. Sus inicios pueden ser variados pero nunca pueden ser culpa tuya.

Popularmente se dice que suelen empezar con una pregunta del tipo "¿me ves gorda?", "¿me quieres?" o similar. No es cierto: puede bastar que hallas tardado un segundo más de lo necesario en apartar tus ojos de la cajera del mercadona o que te pares a saludar a una antigua compañera del colegio y os despidáis dándoos dos besos... el único factor en común es que se debe iniciar antes de las seis de la tarde.

La cuestión es que, a partir de ese momento se inicia una espiral de preguntas cuya respuesta será siempre errónea y notas como cada vez te cuesta más no balbucear e intentas permanecer callado.

Craso error: quien calla otorga. "Ves como tengo razón".

Sólo hay una posibilidad de romper este tipo de situación: capitular en silencio y gastar dinero. Tendrás que invitarla a cenar en un restaurante (mejor con reservados, no vaya a aparecer tu compañera del colegio). Además, si es un fin de semana tendrás que madrugar el domingo y prepararle un deasyuno con zumo de naranjas recién exprimidas, unos mini cruasán y el ELLE.

En total, la pu** de tu compañera del colegio te ha costado unos 200 € y una semana más sin sexo.


discusión muy cara:

Toda pareja debe tener como mínimo tres discusiones de este tipo al año: una antes de su cumpleaños, otra antes del aniversario de vida en común y la tercera será aleatoria.

Cabe destacar que si las fechas de las dos primeras discusiones están muy próximas (un mes o menos), sólo habrá una discusión, pero será del tipo carísima.

Aunque hay quien sostiene que se suelen iniciar con un "me siento vieja" o un "no sirvo para nada", personalmente creo que este tipo de discusiones obedecer al formato familiar: algún miembro de la familia hace un comentario.

Tú aún no lo sabes, pero el gérmen de la discusión ya se ha depositado.

Esa noche, mientras os preparáis para ir a dormir, inocentemente te pregunta "y tú ¿qué opinas de...?" o "¿que te pareció....?".

Si intentas suavizar el asunto malo "eso, dales la razón", si te manifiestas en contra peor "como a ti no te afecta". Hagas lo que hagas estás perdido... ni siquiera te sirve cambiar de opinión "claro, a ti todo te resbala".

Ya has perdido, si esa noche tenías alguna esperanza (tal vez confiabas que aquel chupito que se tomó te ayudase) ves como se evapora. Si tenéis almohadas independientes te espera tu mitad de la cama, si no el sofá.

Pero lo peor aún está por llegar. Aquí no sirve una cena romántica, ya que la hora de la cena ya pasó. Tampoco sirve llevarle el desayuno a la cama, sobre todo si has dormido en el sofá.

Notas como aquí la capitulación es más dolorosa y suele exigir una contraprestación mayor... al menos un fin de semana en un balneario, con un programa de relax y belleza para ella. Además esos pendientes que habías apalabrado para celebrar su cumpleaños o el aniversario se convierten en un conjunto de pendientes-collar-pulsera.

En total, la jodía merienda familiar te cuesta 1000 € y otro mes sin sexo.

Nota importante: si una discusión del tipo cara se inicia a partir de las ocho de la tarde pasa a ser del tipo muy cara.

discusión tres milagros:

Comienza la discusión un día al llegar tú del trabajo, tarde como todos los días de esa semana.

Ella te está esperando en un sillón a oscuras, en pijama y sin arreglar. Con voz entre dolida y llorosa empieza a hablar de "estar sóla todo el día", "cargar con todas las responsabilidades", "es cosa de dos", "criada", "siempre encerrada", "también tengo mis necesidades",.... tú sólo consigues introducir unas pocas palabras: ascenso, director, triple salario.

Después de unos pocos lloros más, suficientes para diluír tus palabras dice "por lo menos ve y dúchate, que ya te preparo la cena".

A los quince minutos regresas al salón y descubres que tú mujer está perfectamente vestida, peinada y maquillada (no recordabas que tuviese tanta teta) y te sonríe abiertamente; además Ferrá Adriá ha venido y os ha preparado una cena exquisita, regada con los mejores vinos y ¡tu mujer también bebe!... se ha producido el primer milagro.

Después de cenar, ya solos en el salón, tu mujer se acerca a ti, te afloja la corbata y tenéis sexo sobre la alfombra... ¡dos veces!... se ha producido el segundo milagro.

Más tarde, los dos abrazados en la cama, dice "lo siento cariño, a veces me dejo llevar"... ¡se ha disculpado!... es el tercer milagro.

De la existencia de este tipo de discusión sólo pueden dar fe unos pocos privilegiados, el resto solemos despertar en el primer o segundo milagro.


Continuará.

Quagmire
06/08/2010, 21:21
Por Dios son buenisimosssssssss:11::11::11::11::11:

spiq-e
08/08/2010, 01:38
ir a la tienda es un coñazo... yo prefiero ir solo, pero mi mujer no me deja por que soy como ET en carnavales... todo me gusta todo me vale, mi mujer siempre me está riñendo... -suelta eso que no lo vamos a comprar! odio las aglomeraciones, si hay muchos coches en el parking me piro, o tengo dos sitios vacios a los lados del coche o me piro del centro comercial (en vigo la jente es una cazurra descuidada con su coche y con el de los demas son aun peor... cuidan mas los bastoncillos de los oidos que los coches) prefiero gastar 20€ de gasolina que 70 de pintar una puerta o 300€ de pagarle daños y perjuicios a un imbecil descuidado por romperle las piernas... comprar condones en un centro comercial es lo peor, normalmente nunca tienen XXL y si los tienen les ponen alarmas para que cuando los cojas y los pagues en la caja parezca que has provocado una fusion del nucleo atomico en chernobil, por no hablar de las caras que ponen las cajeras... a mi no me parece gracioso que tu novio la tenga pequeña... y no... la mia no la vas a ver en tu vida... no te conozco de nada ... ahora no necesito gonorrea gracias... pero me guardo tu telefono por si algun dia me apetece pillarla... me gusta llegar al coche cargado con mil bolsas pesadisimas a lo HULK... si, tambien me da pereza volver a colocar el puto carrito en su sitio si tengo el coche lleno de cosas y tengo que cerrarlo pa ir ahi al lado y luego volver a abrirlo, odio la gente que va a comer a los centros comerciales, deverian darles una buena leccion, mas de una vez necesitas ese producto por cojones, es el unico que queda y cuando te das cuenta... mierda... tiene la tapa abierta... despues hay un tema importante cuando estás a medio comprar a la mujer siempre le dan ganas de mear... es matematico o una nueva forma de tocarmeloshuevos... despues tambien hay que decir que mi mujer tiene coco en los estudios... pero en el resto... en fin... cuantas veces le digo al ir con las bolsas de la compra a abrir el coche...
-sujeta aqui...
-donde??? me dice justo al lado mia sin intentar nisiquiera ayudarme...
-coño! en huelva!! no jodas!! por lo menos gira la cabeza y mira a donde estoy señalando... o quieres que te haga un croquis de como tienes que cojer una bolsa de la compra?...:8:

spiq-e
08/08/2010, 02:04
con el tema de la limpieza de la casa lo mio es justo alrevés, mi mujer es informatica y por mas que intenta dandole al boton de vaciar papelera de reciclage la casa no se limpia sola... por otro lado yo trabajo 10 horas al dia a ritmo heavi duty pocas mas horas me quedan de luz del dia teniendo en cuenta que trabajo a media hora de casa lo cual hacen 2 horas mas... ella se siente tranquila poniendo una lavadora al dia, tendiendo la ropa de la lavadora de ayer, tirando la basura y haciendo la compra de la cena del dia (ya que comemos en casa de los abuelos de ella)... parece ser que está tan ocupada siempre que no le da tiempo a mas (a todo esto mi mujer no trabaja, pero empiezo a sospechar que deve ser una CSI o algo asi por lo ocupada que está siempre) mas de una vez le he amenazado con dejar el trabajo yo y quedarme en casa y que viviesemos de lo que ella ganase... pero... en esta vida hay cosas muy dificiles de cambiar
normalmente me pega la locura algún fin de semana general mente provocado por topezarme con algo tirado, en ese momento suena la frase en casa...
<object width="480" height="385"><param name="movie" value="http://www.youtube.com/v/O3VO5Q9wzVw&amp;hl=es_ES&amp;fs=1"></param><param name="allowFullScreen" value="true"></param><param name="allowscriptaccess" value="always"></param><embed src="http://www.youtube.com/v/O3VO5Q9wzVw&amp;hl=es_ES&amp;fs=1" type="application/x-shockwave-flash" allowscriptaccess="always" allowfullscreen="true" width="480" height="385"></embed></object>

en ese momento me pillo la escoba y me pongo en faena... la llamo y la pongo a currar... normalmente ella llora (no por que le haga nada, sino solo por el hecho de estar enfadado con ella) lo curioso es que mientras yo barro, limpio el polvo, riego 34 bonsais, limpio el acuario, friego, recojo los vasos que hay sueltos por toda la casa, recojo los juguetes de la niña, recojo la ropa, coloco la loza del lavabajillas etc... ella dobla la ropa, hace la cama y pone una lavadora... cualquier dia esto nos lleva al divorcio...

GloriaMundi
08/08/2010, 04:33
El matrimonio es algo oscuro y sucio. Por eso yo no pienso casarme más de dos o tres veces.

jacarmo
08/08/2010, 09:58
Aranma y Spik.e GRACIAS POR ESTOS BUENOS RATOS :5:

aramma
09/08/2010, 12:32
Estamos a lunes. La semana se presenta igual que la anterior: poco sexo, tendiendo a disminuir.

A petición de nuestra forera "Chica hyundai" trataremos de aclarar en este post como evoluciona la vida en pareja en base a la comunicación.

EL CONVENIO PAREJIL.

Todos habéis oído alguna vez la siguiente expresión: "nosotros no necesitamos decirnos nada. Nos basta con mirarnos".

Esa expresión es mentira. Lo que sucede es que uno de los miembros de la pareja está acojonao y basta una mirada del otro para acatar las órdenes.

Es posible que creas que yo estoy equivocado ya que, después de cierto tiempo de convivencia, crees conocer perfectamente los gustos de tu pareja. Entonces, ¿Por qué tenéis esas discusiones absurdas que empiezan "pues hoy hubiese preferido paella"?.

Aclarado este aspecto y dadas las sutiles diferencias que van apareciendo a lo largo del tiempo, tomaremos tres tipos de parejas para hablar de como es su comunicación o, dicho de otro modo, qué convenio parejil siguen.

Las parejas elegidas serán: novatos (menos de un mes de convivencia en común), expertos (entre un mes y un año de convivencia en común) y veteranos (más de un año de conviencia en común). Debe entenderse que los tiempos son orientativos, así, se han dado casos de veteranos después de dos horas de convivencia en común; sin embargo, no se conocen casos de novatos que lleven un año de convivencia.

Como este es un tema complejo, lo abordaremos por sectores.

El desayuno diario

En una pareja novata: se levantan a la misma hora, aunque no fuese preciso levantarse a las seis de la mañana los dos. Uno pregunta "¿quieres tostadas, amorcito?" y el otro dice "Sí, por favor, cari, con mermelada". Se untan mutuamente (las tostadas, que estáis obsesionados con el sexo).

En una pareja experta: si no hay que madrugar mucho, se levantan juntos. Uno prepara el desayuno, se sientan y cada uno se unta su tostada. Se hablan "¿me puedes pasar el azucar?, "me alcanzas la mantequilla?".

En una pareja veterana: si hay que levantarse a la misma hora uno echa al otro de la cama. Cada uno se prepara su desayuno, ya que la temperatura de la leche no coincide y no hay tostadas; como mucho galletas, preferiblemente integrales, para ir de vientre. No se habla mientras se come, como mucho para decir "hasta después de desayunar no soy humano".

La limpieza y la colocación de objetos.

Pareja novata: están todo el día "¿que te parece si ponemos el jarrón que nos dio tu madre aquí, detrás del que nos dio la mía?", "¿nos ponemos y limpiamos la casa?", "¿descansamos un ratito y luego seguimos?", "El sol se refleja mucho en la tele, ¿qué te parece si cambiamos los muebles del salón de sitio?".

Pareja experta: Los dos jarrones han pasado a mejor vida. Ya no hay preguntas. Existe un reparto equitativo de las tareas: mientras uno limpia el polvo el otro pone la lavadora, etc. Esto permite a quien limpia el polvo hacer comentarios del tipo "¿quien será el cerdito que va dejando por ahí tirados los pañuelos de papel usados?"; a su vez quien está preparando la lavadora dirá "¡hay que darle la vuelta a los pantalones! y ¡a ver si cambiamos más a menudo de bragas!".

Pareja veterana: Han llegado a un acuerdo decorativo: el minimalismo. Sólo se cambian los muebles o cualquier otro objeto por necesidad o por capricho; en cualquier caso se da por supuesta la aprobación del otro, sobre todo cuanto más absurdo e innecesario es el cambio. En lo referente a limpieza suele iniciarse con la expresión "hoy toca limpieza", seguida de la desaparición de uno de los miembros durante el resto de la mañana.

La gestión económica.

Pareja novata: Se sientan los dos y ven las cuentas. No les importa pasar hambre con tal de estar juntos y poder disfrutar lo que tienen. Sacan de donde sea para tener un fin de semana romántico. Si tienen que apretarse el cinturón comentan "¿Compramos pan del de oferta en vez de Bimbo?", "¿Compramos cacao alcampillo en vez de Cola-Cao?" (¡antes muerto, vive dios!), "¿follamos a pelo y ahorramos condones?" (si te crees que es por esto vas jodío).

Pareja experta: Se sientan los dos. Si hay que apretarse el cinturón es por culpa del gobierno. Si hay que sacrificarse y no irse de puente para cambiar la tele no se va de puente. Se comentan "¿Cómo es posible que gastes ochenta euros de móvil?, ¿tienes que hablar todos los días con tu madre?", "Llevas toda la vida tirando diez euros semanales en la primitiva y nunca te ha tocado nada".

Pareja veterana: no se sientan. Tengan una única cuenta o diecisiete, los dos intentan ocultarle al otro dinero para vicios. Siempre hay que apretarse el cinturón. Se oyen murmullos "si se fumase menos...", "la peluquera debe ser millonaria...", "menos mal que el coche salió bueno...".

El sexo.

Pareja novata: ¡quedan tantas cosa por descubrir!... hay que probarlo encima de la lavadora, durante el centrifugado. Si un día no lo hacen al menos una vez parece que les falta algo. Se lo preguntan todo: "¿Te ha gustado?", "¿mejor el tercero o el primero?", "¿me avisarás?".

Pareja experta: saben lo que le gusta al otro: acabar rápido. Si un día lo hacen saben que al menos el resto de la semana estarán tranquilos. Las preguntas suelen ser "¿crees que esta noche podríamos...?, "¿Te has lavado los bajos?".

Pareja veterana: Cuentan el tiempo que falta para el siguiente contacto sexual y se acojonan. Los comentarios suelen ser "aprovecha, que hasta el próximo mes no te vuelve a tocar", "¿era por aquí?", "ya podías apoyarte en tus manos y no aplastarme".

Las cenas importantes

Pareja novata: se sorprende a la otra persona llevándola a cenar a un restaurante, preferiblemente con una romántica velada a la luz de las velas. No hay ningún motivo especial. Viendo la carta "¿Pedimos unos pinchitos mientras?", "¿prefieres un plato cada uno o picamos de los dos?", "¿quieres vino?, luego conduzco yo".

Pareja experta: después de una discusión cara (véase post 87) se lleva a la mujer a un restaurante. Cada uno pide lo que quiera, normalmente ella "finnesse de l'amelie au fines herbes" y tú un solomillo en salsa de setas. La finnesse de l'amelie au fines herbes resulta ser una tortilla francesa con perejil. Acabas cenando tortilla francesa acompañada de Vega Sicilia y tu mujer solomillo en salsa de setas con coca-cola. Las preguntas suelen ser "¿te gusta el sitio cariño?","¿te lo estás pasando bien?", "Después, ¿quieres ir a bailar?", vamos una bajada de calzoncillos en toda regla.

Pareja veterana: suelen iniciarse con una pregunta doble "¿salir?, ¿no podemos pedir pizza?". Acto seguido recapacitas y recuerdas que hoy "toca". Reservas la mejor mesa del mejor restaurante, sobornando al maitre, al botones y al aparcacoches. Ella pide "L'omelette de januaire au bavaroisse" y tú un entrecot poco hecho. La omelette de januaire au bavaroisse resulta ser un revuelto de espinacas tempraneras con un pegote de nata que trae una galleta pinchada. Acabas cenando revuelto de espinacas con un Rioja reserva excepcional y tu mujer vuelve a mandar a la cocina el entrecot, para que se lo devuelvan requemado. El monólogo es "no bebas tanto, que luego roncas", "¿crees que el puro te sentará bien?", "¿crees que debo repetir el postre?", "¿Otra vez tengo que conducir yo?, ¿ya estás borracho?". no follas.

resumen.

La vida en pareja está llena de interrogantes. Disfrútalos.





continuará

Rinconete
09/08/2010, 12:48
Mi diagnóstico: Pareja experta con clara tendencia al veteranismo.:11::11:

__KROM__
09/08/2010, 22:05
Vista la campaña "demagógica y tendenciosa" que se está intentando hacer desde este foro con respecto a la vida en pareja me he decidido a crear este hilo, para que de forma anónima (podéis crear un troll si os da vergüenza que os reconozcan) contemos nuestros pensamientos.

Sí, ya sabemos que la vida en común es maravillosa, que tienes el polvo garantizado y que el sexo es seguro. Además es fácil el reparto de tareas (véase el hilo de Arsequi: "yo madrugo y a tí te viene la regla (http://debates.coches.net/showthread.php?t=179303)").
:11:


Imagino que si sigues casado es porque al poner en tu balanza emocional de la vida en pareja, lo bueno y lo malo. Seguira inclinandose todavia hacia lo bueno. Y si gana lo malo. Pues cada uno elige lo que quiere para su vida.

Yo hace años hacia exactamente lo mismo que tu. Pero en mi caso lo malo superaba a lo bueno. Lo di por terminado, y ahora creo que debo ser como el chulo playa que te encontraste en el supermercado, imagino.

Pero tanto lo uno, como lo otro tienen sus cosas buenas y malas. Pero que siempre gane lo bueno para seguir adelante.

Un abrazo.

aramma
09/08/2010, 22:21
Imagino que si sigues casado es porque al poner en tu balanza emocional de la vida en pareja, lo bueno y lo malo. Seguira inclinandose todavia hacia lo bueno. Y si gana lo malo. Pues cada uno elige lo que quiere para su vida.

Yo hace años hacia exactamente lo mismo que tu. Pero en mi caso lo malo superaba a lo bueno. Lo di por terminado, y ahora creo que debo ser como el chulo playa que te encontraste en el supermercado, imagino.

Pero tanto lo uno, como lo otro tienen sus cosas buenas y malas. Pero que siempre gane lo bueno para seguir adelante.

Un abrazo.



Ufff.

Seguro que en cada pensamiento hay más autobiografia de la que yo quisiera. Porque cada línea, casi diría que cada palabra, se toman tanto de mi vida como de lo que veo.

Pero, afortunadamente para mí y mi señora, nuestras vida es bastante más que estos párrafos.

Sólo sé que hay una cosa cierta: necesitaré toda mi vida para conocer a mi mujer y ella la suya para conocerme a mí... no sabemos si lo lograremos, pero aquí estamos.

.

__KROM__
09/08/2010, 22:25
Ufff.

Seguro que en cada pensamiento hay más autobiografia de la que yo quisiera. Porque cada línea, casi diría que cada palabra, se toman tanto de mi vida como de lo que veo.

Pero, afortunadamente para mí y mi señora, nuestras vida es bastante más que estos párrafos.

Sólo sé que hay una cosa cierta: necesitaré toda mi vida para conocer a mi mujer y ella la suya para conocerme a mí... no sabemos si lo lograremos, pero aquí estamos.

.

Eso es que gana lo bueno.

Me alegro de corazon, y que dure toda una vida asi, conociendose el uno al otro. Que es como un volver a empezar de novios continuo. Sorprendiendose cada dia ambos, pero viviendo en pareja.

Un abrazo.

aramma
09/08/2010, 23:22
Sólo existe una razón para que exista una pareja: el otro.


NEGOCIACIONES Y CAPITLACIONES. EL SEXO <s>(IIII)</s> (IV).

Dejábamos el capítulo anterior en el momento en que cometías el grandísimo error de confesarle a tu pareja que te "apañabas" de vez en cuando.

Sí, es cierto que eres un experto del placer, pero te gustaría practicarlo "contra" alguien y ya que tienes pareja piensas que sería la persona adecuada para poner en práctica todas esas técnicas.

Empiezas intentando que vea una película porno. Lo haces como por error: ella te pidió "Cris story" y tu bajaste "Clítoris". A los diez segundos te dice "no entiendo porque dicen que es una superproducción, no será por el vestuario". Al tercer polvo tú ya estás como una moto y, de repente, ella suelta "esta escena ya la pusieron antes"... ¡ostias!,¿hay alguien que se fije en estas cosas?.

Como te ve la cara de incredulidad, te dice "rebobina, que yo te aviso". Aquí descubres algo nuevo: es posible memorizar el orden de las escenas y ¡las películas porno hacia atrás son la leche!. Vale, ella tenia razón, ahí estaba la escena repetida, ahora avanza rápido... en esto ya tienes más practica ¿verdad?.

Cuando va a iniciarse la orgía ya no te puedes resistir y te lanzas cual caballo desbocado. Pero en vez de un par de tetas te tropiezas contra dos codos y, al tiempo que intenta seguir viendo la película te suelta "deja, que quiero ver como acaba". ¡Como acaba dice!, ¡por favor!, ¡en un bukkake!, ¡está clarísimo!.

Lo dejas por imposible, ya has perdido toda la emoción, casi ni te apetece apañarte como puedas, pero lo haces en el baño... con desgana para mostrar tu cabreo.

Después de cenar te vas para cama, ese día no te apetece ni ver el foro.

Sorpresivamente, aparece tu mujer... sólo lleva un tanguita y ¡tacones!... te recuperas milagrosamente: se abre la veda.

Iniciáis un sexo desbocado: ella y tú, de rodillas sobre la cama os besáis. Le susurras una guarrería al oído y ella te pellizca una teta... ¡ostias!, ¡duele!, "será que no estás acostumbrado" y te larga un mordisco con todas las ganas... ¡cojones!... piensas que es ella, que le falta práctica, pero te callas: esto puede ser el inicio de un filón por descubrir, ya se pulirán estos pequeños detalles.

Inicias un movimiento envolvente para colocarte detrás de ella y le das una palmada que le marca la mano en el trasero, tal como aprendiste en internet. Con la emoción, ella levanta la pierna y te clava el tacón en el testículo derecho. Mientras te retuerces de dolor piensas que es una bendición que no fuesen tacones de aguja.

Para calmar un poco los ánimos os proponéis algo más tradicional y os colocáis para un sesentaynueve. Algo falla, en las películas el chico no se asfixia... deben de ser actrices anoréxicas...

Recuperas la respiración y decidís probar en una silla. Descubrís dos cosas: los pies de ella no llegan al suelo y las sillas de casa se rompen cuando se balancean con dos personas encima.

A la desesperada, la coges y la levantas, con intención de hacerlo contra la pared... y contra la pared os vais.

Esa noche os dais los dos por jodidos.

Al día siguiente hacéis recuento del material que necesitáis para intentarlo con más garantías: condones de sabores, gel lubricante, trombocid, reflex y betadine.




continuará.

jacarmo
09/08/2010, 23:36
:110::110::110::110::105::105::105::105::105::58::58::58::58::58::58:

Quagmire
10/08/2010, 09:23
Joder que buenos.........

aramma
10/08/2010, 23:20
Incorporamos a la saga una nueva serie de temas.

EL HOMBRE Y SU RAZÓN DE SER. MANUALIDADES (I).

Acaso respetando su instinto, toda mujer siente la necesidad imperiosa de preparar comidas, lavar ropa, planchar y limpiar desde el mismo momento en que comienza una vida en pareja... aunque es posible que esta tradición inmemorial se esté perdiendo.

Sin embargo, en ese mismo instante en que se inicia la vida en común, surge en el hombre un deseo insaciable y no, no se trata del sexo... ese ya viene de antes. Este nuevo deseo es el de reparar, construír y, en cualquier caso, golpear los objetos para hacer su entorno más agradable y funcional.

¿Qué es lo que impulsa al hombre a esta locura "creativa"?. Libros de más de mil páginas se han escrito y encuentran una explicación en la necesidad del ego masculino de asegurar la supervivencia de su prole creando una "cueva" segura y suficiente.

Mi experienca personal, basada en hechos propios y en la observación directa de los vecinos, me lleva a afirmar que la anterior hipótesis es errónea. Así, sostengo que el hombre se inicia en el mundo de las manualidades por tacañería. Véase el siguiente ejemplo:

"cari, necesitábamos cambiar las estanterías, ya no entran mis novelas rosas."

"Vale, precisamente tengo aquí una publicidad de muebles El Madero Apolillado. ¡Leche!, esta mierda de estanteria 145 €. Esto lo hago yo con dos tablas".

¿Cómo es posible que nuestro querido forero se adentre en este oscuro mundo si no es por tacañería?. Bueno, existe otra razón pero se incorpora más tarde: el orgullo, "vamos, esto lo arreglo yo por mis huevos".

Pongámonos en antecedentes:

El primer contacto con las manualidades del hombre se suele producir entre los tres y los cinco años: aprende a soltar el freno de mano del coche de papá.... unas risas.

Más tarde, ya en edad escolar descubre unas asignaturas en las que hay que dibujar y hacer trabajos manuales. Sus cuadros suelen ser impresionistas, vamos la impresión que causan es espantosa. En cuanto a sus creaciones constructivas, en una ocasión realizó una réplica de la torre de pisa que fue definida por su profesora como "más deforme que el pene de mi marido", lo cual marcó un hito en la historia del colegio.

Y este es el hombre que va a construír unas estanterías para libros.

La primera dificultad aparece cuando comprueba que el único objeto que hay para medir en casa es una cinta métrica que guardaba su pareja en el costurero de emergencia y que para cortar madera cuenta con su vieja sierra de marquetería.

Consciente de su desconocimiento, el hombre decide ver las veintisiete temporadas de Bricomanía.

Acto seguido hace una visita al Liromierlín y, debidamente asesorado se gasta dosmilcuatrocientos euros en herramientas y trescientosveintiuno con cincuenta en material para las estanterías, eso sí, de madera-madera.

Tras ocupar todo el salón y, tomadas las medidas oportunas, se inicia el proceso constructivo. El primer pensamiento es que la tarea es más sencilla de lo que aparentaba: el rotulador permanente marca perfectamente la madera. Además, para no confundirte vas numerando todas las piezas.

El primer inconveniente lo notas al empezar a cortar con la sierra de calar: la japuta no sigue sola la línea marcada y ha llenado de serrín toda la moqueta del salón. No te lo crees, en Bricomanía no aparecía polvo y el tío cortaba con una mano, mientras que a ti te cuesta dominar a esa herramienta diabólica con las dos y además la sierra no se puede parar con los dedos ya que corta; gracias a dios tienes tiritas para los tres dedos.

Con mucha paciencia, la de tu compañera, consigues cortar todas las maderas. Llega el momento de hacer los agujeros para los tornillos. Gracias a los ochenta taladros que tenías que hacer has aprendido que el taladro en la madera lisa corre que se las pela, mientras que en los nudos se va para donde quiere y además lo más importante: la broca quema después de hacer agujeros, menos mal que tenías silvederma.

Te tomas una cerveza e inicias el ensamblaje. Aquí compruebas que la mitad de los agujeros no coinciden y decides hacerlos sobre la marcha. Además, el destornillador te ha hecho una ampolla en la palma de la mano y te has dado un martillazo en el dedo tratando de acabar de meter un tornillo que entró torcido. Suerte que tenías trombocid y gasas.

Con la estantería ya en su sitio, tu pareja te hace ver que está inclinada y que hay estantes que no ajustan del todo, de hecho se puede meter un dedo en algunas zonas. Insistes en que con el barniz no se va a notar.

Abres un bote de barniz y te preparas par empezar. Enciendes un cigarrillo y descubres que el barniz sintético es inflamable. Tras arreglarte las pestañas empiezas a pintar. Te acuerdas de la madre del montador de pinceles... en cada pasada pierde dos pelos y ya tienes las manos pringadas de barniz; la buena noticia es que el barniz ha taponado la ampolla.

Al acabar observas tu obra de arte y, mientras la ves embelesado, tu compañera te indica que todos y cada uno de los números se ven a través del barniz... te da un ultimatum que por respeto no voy a reproducir aquí.

Le jurás que el domingo por la noche tendrá su estantería montada en condiciones, que para eso eres el manitas de la casa.

Y cumples tu palabra: el domingo por la tarde vas a Iqueha y compras la estantería modelo "libro-gordo", con un precio de cien euros. Rozas la tapicería de cuero del coche pero te da lo mismo. A las ocho de la tarde la estantería está montada, eso sí: la maldita llave de allen te ha hecho dos ampollas en los dedos.

Te sientes bien, has trabajado y has ahorrado cuarentaycinco euros respecto a El Madero Apolillado.



continuará.

Navarrico
11/08/2010, 00:40
me acabo de leer todos los post y vaya jarta de reir me he pegao:11::11::11::11:

Paticorto
11/08/2010, 01:39
que manos mas blanditas tienes churri:4:

GTS_20CDTI
11/08/2010, 08:42
jajjaajjaa, la ostia me rio por no llorar, verdades como puños :11::11::11:

Wrathchild
11/08/2010, 14:08
Incorporamos a la saga una nueva serie de temas.

EL HOMBRE Y SU RAZÓN DE SER. MANUALIDADES (I).


ARSEQUI!!! Esto te interesa!! :4::4::4:

C6_Pallas
11/08/2010, 14:11
ARSEQUI!!! Esto te interesa!! :4::4::4:

Yo creo que la hitoria es suya!!

aramma
11/08/2010, 22:17
Si no sabes distinguir entre sexo y amor es que todavía follas.

NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (V).

Este capítulo es C
Por el culo te la. E
No te va a doler N
..........................S
..........................U
..........................R
..........................A
..........................D
..........................O


continuará

aramma
11/08/2010, 23:04
Los pérfidos censores coartaron mi libertad y os han privado del verdadero conocimiento sobre aquellos aspectos oscuros del sexo que siempre quisisteis saber y nunca os atrevísteis a preguntar.

Pero, a riesgo de mi exclusión social, os haré un breve tratado con un lenguaje más apto para todos los públicos.

NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (VI).

Lo primero que hay que tener presente es que el sexo en la vida en pareja existe: yo personalmente conozco un caso.

Pensaréis que es una exageración, pero no: los que vivimos en pareja sabemos reconocer a quien miente cuando dice haber tenido sexo con su pareja.

Y es que el matiz es importante: se trata de tener sexo con tu pareja, uno con el otro; no vale aquello de instruir a la criada mientras la mujer educa al jardinero.

Aclarados estos aspectos pasemos a resolver algunas dudas.

Ayer tuve sexo con tres mujeres al mismo tiempo. ¿Es malo?.

Sí. Recuerda que ya desde pequeño te enseñaron que está mal contar mentiras.

Mi pareja es multiorgásmica, ¿qué puedo hacer?.

Hazle ver que una relación en pareja debe ser equitativa. Por cada orgasmo que tenga ella a ti te corresponde otro. Ella debe compensarte, por ejemplo con una felación matinal.

Otra opción, quizás un poco más drástica, es batir tu propia marca de eyaculador precoz para que ella no alcance el segundo orgasmo.

Mi pareja no quiere practicar el sexo anal, pero yo sí. ¿Insisto?.

Por supuesto. Además, para convencerla de que no duele y es sumamente placentero, pídele que te intoduzca un dedo y sorpréndela comprándole un pene de plástico para que te domine. Seguro que triunfarás y ella querrá tener todos los días sexo; lo que no te aseguro es que tú también lo quieras.

¿Es verdad que el tamaño importa?.

A mí no; sin embargo mi mujer no es de la misma opinión, lo cual no me impide en absoluto disfrutar del sexo.

¿Cuando hay que ponerse el condón para estar seguro?.

Antes de salir de casa.

Estoy casado, ¿Es necesario usar condón?

Si es con tu mujer y deseáis un embarazo no. En cualquier otro caso, lo mejor es asegurarse: usa un condón y destrúyelo después.

Mi pareja toma la pildora, pero es muy olvidadiza ¿se puede quedar embarazada?.

Si lo que se le olvida es mantener relaciones sexuales no. En cualquier otro caso sí.

¿Existe el sexo más allá de los cuarenta?.

Por supuesto, yo mismo habré mantenido unos cuarentaytres contactos sexuales?.

¿Es malo echar un polvo antes de practicar deporte?.

Desengáñate: lo que es malo es practicar deporte.

¿Cómo puedo convencer a mi pareja para hacer un sesentaynueve?

Ponte un anillo de diamantes en el pene y dile que es suyo si lo quita con la boca.

¿Es posible convencer a mi pareja para hacerlo en otra postura diferente al misionero?.

Si me haces esta pregunta la respuesta es no.

¿Cual es la postura más satisfactoria?

Cualquiera, lo importante es hacerlo.



continuará

jo.e
12/08/2010, 07:27
:105::105::105::105::105::105::105::105::105::105::105::105::108::108::110::110::110::110::110::110::110::110::110::109::109::109::109::109:

jacarmo
12/08/2010, 19:51
esto hay que subirlo

aramma
12/08/2010, 20:53
Debo informar que mañana, si dios lo permite, saldremos de nuestro hogar habitual rumbo a los Murcias, donde pasaremos unos días mi señora, el gato y yo.

La cobertura de móvil no es muy buena en la zona, por lo que desconozco si me será posible continuar con mi labor informativa hasta fin de mes. En caso de serme factible os haré un reportaje detallado de la emocionante aventura de viajar en pareja.

Saludos.

Copi_TDCi
12/08/2010, 21:25
Pásalo muy bien en las vacaciones aramma.

Por cierto, le he enseñado uno de los capítulos a mi novia y se ha ido de la habitación mientras decía "madre mía..."

Hoy mojo? :4:

aramma
12/08/2010, 22:12
Cuando un hombre dice "esto lo arreglo yo en dos patadas" está siendo literal.

EL HOMBRE Y SU RAZÓN DE SER. MANUALIDADES (II).

Hay un tipo de manualidades que podríamos denominar como "labores del hogar". Pero, para desgracia de muchas féminas, esta denominación no engloba tareas comunes como fregar la loza, barrer, etc. Aquí las labores del hogar se refieren a intentar reparar los objetos que no funcionan.

Pues bien, las labores del hogar son de tres tipos: imprescindibles, por orden directa y por orden indirecta.

Labores imprescindibles.

Engloba a todas aquellas averías que descubre el hombre. Afectan a los objetos imprescindibles para el día a día: la televisión, el ordenador, el microondas, la nevera...

Requieren una intervención inmediata de mano de obra cualificada y, en caso necesario, se sobornará al técnico correspondiente con cerveza, pinchos de tortilla y/o sexo a fin de conseguir una mayor rapidez.

Ni que decir tiene que el técnico aceptará el soborno, salvo el sexo, lo cual hará más lenta su tarea y más abultada su factura.

Pero veamos un caso práctico: se estropea la nevera. Es una avería de rápida detección ya que la cerveza no está fría y los cubitos de hielo se han convertido en charquitos.

Llamas al técnico. Aparecen dos tios cachas. Mueven la nevera al tiempo que dicen "va a ser del gas". Piensas "¡coño!. La nevera también padece de gases, como yo". El más joven se agacha, toca y dice "el compresor está caliente. Es del gas". ¡Qué profesional!, como los médicos, por palpación.

Se llevan tu adorada nevera y los tres días que te prometieron se convierten en quince "por culpa de una huelga de fabricantes de tornillos en Latvia". Pero no pasa nada, al fin volvió a casa.

La factura pone doscientos cuarenta euros. Dudas si la tuvieron en un taller o la mandaron a un balneario. No importa, pagas con gusto... una nevera hace hogar.

Labores por orden directa.

Son aquellas que descubre la mujer y afectan a aparatos cuya existencia desconocías: lavadora, aspirador, horno, plancha, etc.

Una vez detectado un fallo en uno de ellos se produce una orden directa "Cari, la lavadora no desagüa, mira a ver que le pasa, por si es del filtro".

¡Ostias!, tienes en casa un aparato que tiene filtro... como el coche.

Piensas en los doscientos cuarenta euros de la nevera y dices "¿tiene que ser ahora?, es que estoy cansado". Una mirada que dice "esta noche duermes con el gato" te produce el mismo efecto que tres rezbul y te pones manos a la obra.

Intentas escaquearte y dices "es que sin un manual...". ¡La madre que la parió!, osea que la caja esa sirve para guardar los manuales de todos los aparatos estén en uso o hayan pasado a mejor vida.

Buscas el manual el apartado del filtro. Sacas el filtro y verificas que:



El filtro está totalmente lleno de una pasta asquerosa.
El que escribió el manual es un hijo de p***
No es tan fácil poner el filtro a toda leche.
El agua que había dentro de la lavadora está por toda la cocina.

Límpias el filtro e intentas secar el agua... bueno lo intenta tu pareja con una escoba a la que ella llama fregona.

Como no para de salir agua de debajo de la lavadora, decides sacarla de su hueco. Abrís la puerta y sacáis la ropa para una tina (¿dónde guarda esas cosas?. La casa debe tener una habitación oculta). Tiras de la lavadora hasta que sale una pequeña parte. Por comodidad la agarras por la parte superior y haces otro descubrimiento: pasa corriente.

Bueno, ha saltado un automático, ya no hay nada que temer. Sigues tirando de la lavadora... pesa un huevo... cuando acabas de sacarla descubres por que: tiene cemento, ¡cantidad de cemento!... así empezó la crisis de la construcción.

Secáis todo y volvéis a guardar la lavadora. Arrancáis y no gira... hay que llamar al técnico.

Viene uno y flacucho, te ríes pensando en que se va a herniar para sacar la lavadora del hueco. El cabrón la saca con una mano. Coge un tubo de plástico y lo cambia... así, sin palpar ni nada. Enciende la lavadora y funciona. La vuelve a poner en el sitio.

En total ha tardado diez minutos. Te presenta la factura: cientoochenta euros con cincuenta y cuatro. Tu primera intención es arrearle un ostión, pero piensas que el flacucho movió la lavadora con una mano y prefieres ver el detalle de la factura: setentaycinco por desplazamiento, tres euros por el cacho de plástico, setentaycinco de mano de obra y veintisiete con cincuentaycuatro de IVA.

Ves al flacucho y ves la factura lógica: es jodío aparcar en tu barrio, para mover así una lavadora hacen falta horas de gimnasio y el IVA es culpa de ZP... realmente sólo te cobra tres euros

Le das doscientos euros y que se tome una caña a tu salú.

Labores por orden indirecta.

Afectan a objetos de uso común.

Una vez descubierta, se produce una orden indirecta "el grifo pierde... había que arreglarlo". Normalmente es preciso que la orden se repita varias veces, siendo en última instancia acompañada de una coletilla "si no eres capaz, llamo a un fontanero".

¡Quieto!... un fontanero no entra en esta casa mientras esté yo.

Te agachas detrás del lavabo y ves un tubo que gotea. Te levantas y te golpeas la cabeza contra el lavabo.

Vas a una ferretería que hay cerca de casa y pides "un tubo de esos que van en el lavabo". Te enteras de varias cosas: se llaman manguitos, los hay de diferentes largos y de diferentes gordos. Si eso, que le lleves una muestra.

¡Una muestra!, ¿cómo no se te había ocurrido antes?.

Te vuelves a agachar detrás del lavabo. La jodía de la llave inglesa casi no entra y, en cada vuelta, te dejas un cacho de dedo. Cuando ya has dado media vuelta descubres que no habías cortado el agua. Te levantas a toda leche y te golpeas otra vez la cabeza. Gracias al golpe ves que debajo del manguito hay una llave de paso. La cierras y acabas de sacar el manguito... no te extraña que perdiese, se estaba deshilachando.

En la ferretería te dan el nuevo manguito: ocho euros, ni IVA ni leches.

Colocas el nuevo manguito, machacándote el único dedo que te quedaba sano. Abres la llave de paso y te vuelves a empapar. Cierras la llave de paso y quitas el manguito.

Vuelves a la ferretería, ya te saludan por tu nombre. Les dices que te han vendido un manguito defectuoso, que pierde. Te preguntan si le pusiste teflón. Tu propia cara te delata. Te venden teflón y, para prevenir "reclamaciones" te explican como se pone.... ¡vaya!, los "hilitos" que pensaste que eran del manguito viejo.

Una vez colocado todo compruebas que todo está correcto y te levantas orgulloso, volviendo a golpearte la cabeza.

A pesar de tanto golpe te sientas en el sofa a tomar una cerveza fría de la nevera mientras la lavadora se encarga de tu ropa.


continuará

aramma
12/08/2010, 22:36
Pásalo muy bien en las vacaciones aramma.

Por cierto, le he enseñado uno de los capítulos a mi novia y se ha ido de la habitación mientras decía "madre mía..."

Hoy mojo? :4:

Si ella quiere sí, en caso contrario no.

Por si acaso, insístele en que vosotros no sois así.

Y no te muestres más cariñoso de lo normal, o pensará mal.

C6_Pallas
12/08/2010, 23:46
Labores por orden indirecta.

Afectan a objetos de uso común.

Una vez descubierta, se produce una orden indirecta "el grifo pierde... había que arreglarlo". Normalmente es preciso que la orden se repita varias veces, siendo en última instancia acompañada de una coletilla "si no eres capaz, llamo a un fontanero".

¡Quieto!... un fontanero no entra en esta casa mientras esté yo.

Te agachas detrás del lavabo y ves un tubo que gotea. Te levantas y te golpeas la cabeza contra el lavabo.

Vas a una ferretería que hay cerca de casa y pides "un tubo de esos que van en el lavabo". Te enteras de varias cosas: se llaman manguitos, los hay de diferentes largos y de diferentes gordos. Si eso, que le lleves una muestra.

¡Una muestra!, ¿cómo no se te había ocurrido antes?.

Te vuelves a agachar detrás del lavabo. La jodía de la llave inglesa casi no entra y, en cada vuelta, te dejas un cacho de dedo. Cuando ya has dado media vuelta descubres que no habías cortado el agua. Te levantas a toda leche y te golpeas otra vez la cabeza. Gracias al golpe ves que debajo del manguito hay una llave de paso. La cierras y acabas de sacar el manguito... no te extraña que perdiese, se estaba deshilachando.

En la ferretería te dan el nuevo manguito: ocho euros, ni IVA ni leches.

Colocas el nuevo manguito, machacándote el único dedo que te quedaba sano. Abres la llave de paso y te vuelves a empapar. Cierras la llave de paso y quitas el manguito.

Vuelves a la ferretería, ya te saludan por tu nombre. Les dices que te han vendido un manguito defectuoso, que pierde. Te preguntan si le pusiste teflón. Tu propia cara te delata. Te venden teflón y, para prevenir "reclamaciones" te explican como se pone.... ¡vaya!, los "hilitos" que pensaste que eran del manguito viejo.

Una vez colocado todo compruebas que todo está correcto y te levantas orgulloso, volviendo a golpearte la cabeza.

A pesar de tanto golpe te sientas en el sofa a tomar una cerveza fría de la nevera mientras la lavadora se encarga de tu ropa.


continuará

Esto me recuerda cuando estaba de alquiler.

El fregador de la cocina saiempre se quedaba atascado. Asi que un dia me dije (aqui estoy yo!).

Y vaya si estuve (podia haber estado entro lado tambien...:2::2:).

Me pongo a quitar manguitos sin ton ni son, riete del sistema intestinal humano. (yo tambien olvide de cortar el agua:4:). Y me puse a limpìarlos (me di cuenta de ser el primero en meterle mano a la muy zorra).

Despues de limpiarlos y provocarlos tres orgasmos seguidos. Me pongo a colocarlos cuando... (esto iba aqui, no?? pero si estaba asi como que ahora no encaja??).

Me paro un momento a reflexionar detenidamente (parecia que iba a planearel desembarco de Normandia), e intentarlo de nuevo, y asi una y otra vez.

Hasta que llego el "patriarca" del piso (el primer inquilino, el oficial de primera del piso) y se agacho a mirar: "Es que esto tiene su miga (en verdad queria decir: "Te podias haberte metido la mano por el culo y asi disfrutarias mas tu y los demas").

Ahi me dije: "La proxima vez que lo pague la dueña con lo que le doy al mes", y asi tendre una excusa para no tener que fregar.

aramma
18/08/2010, 23:45
Si una mujer te dice "no hace falta tener sexo", créeme: no hace falta.

Si una mujer te dice "no hace falta que me regales este anillo", créeme: sí hace falta.

EL HOMBRE Y SU RAZÓN DE SER. MANUALIDADES (III)

NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (VII).

Este capítulo está dedicado a todos aquellos santos varones que viven en pareja y tienen un hogar en propiedad (o en propiedad compartida con el banco).

Estamos en una época del año que es proclive a ver destacados los defectos, tanto los propios como los ajenos. Un ejemplo de defecto propio es la zona comprendida entre el esternón y el pene, que ha pasado de ser una tableta de chocolate a ser un donuts bombón. Un ejemplo de defecto ajeno es la pintura de la casa, ya que tu señora te recordó el otro día que cuando hicistéis el amor en semana santa se fijó que había manchas en el techo.

Como veis, las manualidades y el sexo están muy ligados en la época estival.

Así que, ayudada por los consejos del genio de bricomanía, tu mujer decide que vayáis de visita al Leroy Merlín para comprar unos botes de pintura blanca. Una vez allí, casualmente, está una joven con una bata blanca que, antes de darte tiempo a comprobar si lleva braga o tanga, pinta en un cuadrado de madera un perfecto estucado veneciano... facilísimo para ti que eres un manitas, según tu mujer.

Salis de la tienda con seis botes distintos entre fondos preparadores, pinturas base y veladuras. Por supuesto, no podemos olvidarnos del aquaplast, las lijas, los rodillos, los guantes de pelo y las muñequillas de trapo. Tú opinas que venticinco euros por un rodillo de esponja con una bayeta mal enrollada es un abuso, pero la chica de la bata dijo que era lo mejor.

Al día siguiente hay que preparar la habitación. Aquí descubres que tu mujer tiene una idea distinta de preparación a la tuya y, por supuesto, la suya triunfa. Así que toca desmontar el radiador, secar el agua, vaciar los armarios, desmontar la cama, apilar todos los muebles en el centro de la habitación y tapar todo con plástico. Después se cubre el suelo con papeles y se pone cinta de carrocero por todo aquello que no se va a pintar.

Ya ha pasado la mañana y, como estáis de vacaciones, te toca preparar la comida y lavar los platos.

Por la tarde empiezas a preparar las paredes, maldiciendo al que inventó el aquaplast y sus instrucciones: ¿Cómo es posible tapar una grieta en capas de dos milímetros con esa mierda de espátula?. Decides aplicarlo con las manos y hacerlo en capas gordas... a los diez minutos compruebas que se escurre. Lo limpias y das con la solución: metes en el fondo de la grieta papel higiénico y lo tapas con el aquaplast... mucho mejor.

Como tiene que secar lo dejas reposar hasta el día siguiente y te vas a duchar.

Sales de la ducha desnudo, aprovechando el calorcito, te diriges a junto de tu señora y, con tu proverbial delicadeza, le dices "mira, peladito", a lo que ella responde "vístete, que se te va a enfriar la barriga y mañana hay mucho que trabajar". Se te bajan dos cosas: peladito y la moral... en fin, las vacaciones acaban de empezar y seguro que alguno caerá. De momento te vas a la nevera y te tomas una cerveza.

Al día siguiente compruebas que tu idea del papel higiénico funcionó correctamente, pero que dormir en el sofá os jodió la espalda.

Abres el bote de pintura base, metes el rodillo y te diriges a la pared. Dos cosas: no tenías que haber pisado la tapa del bote de pintura y la rejilla del bote de pintura es para escurrir el rodillo. Salvado el primer escollo descubres que pintar una pared si mides uno setenta es bastante cansado, ya que hay que subirse constantemente a una banqueta; sin embargo tu mujer lo lleva de maravilla: ha cogido un cacharrito y va con un pincel pintando las esquinas donde tú no le llegarías con el rodillo.

Acabadas las paredes te pones con el techo, descubriendo que tenías que haberlo pintado antes, ya que ahora vas salpicando de gotitas las paredes, además ya estás hasta los cojones de subirte al banquito... "tenías que haber comprado el mango largo".

Por la tarde te dispones a aplicar la veladura, pero compruebas que, aunque el bote pone "pintura monocapa" debajo del amarillo que acabas de dar se ve el verde oscuro que había antes, así que tienes que dar otras dos manos más.

Ya es de noche, te has duchado y puesto el calzoncillo, no puedes con el alma. Te tumbas en el sofá y cierras los ojos. Aún no han llegado abajo los párdados cuando una mano te agarra "ahí". Pegas un brinco que casi rompes el sofá y tu mujer, picarona, te dice "¿te he asustado?". ¡Ostias!, claro que me has asustado, ¿qué has hecho con mi mujer?. Afortunadamente, pasado el primer shock, reaccionas y te lanzas como un loco... piensas que te vas a convertir en pintor.

Al día siguiente os levantáis con la espalda más jodía.

Toca aplicar la veladura: primero se aplica un brochazo con el pincel y luego se extiende con el guante. La pared chupa la pintura como si fuese una esponja, por lo que se impone un trabajo en equipo: tu das un brochazo y tu mujer pasa el guante... no se puede parar hasta llegar a la esquina... decidís que la chica del Leroy es una arpía ya que sólo pintaba un trozo de medio metro cuadrado.

Después de comer decidís dormir la siesta.

Despiertas "en plena forma" y decides despertar suavemente a tu pareja y empiezas una maniobra envolvente a base de besos. esta maniobra es habilmente cortada "deja, que estoy sudada"... ¡y más que vas a sudar!...

Decides ser romántico y le preparas un baño refrescante-relajante, que acepta encantada. Al acabar, sale con un rostro de felicidad que tu piensas "ahora sí" y, efectivamente sí es: te jode vilmente... "cariño, podías ordenar tú la habitación.... ¡es que estoy taaaan relajada...".

Reiras la cinta de carrocero (lo mal que se pega a las paredes y como se agarra a los dedos), colocas el radiador, mueves todos los muebles, colocas la ropa en el armario y cometes el error de confundir el lado de las bragas en el cajón... "yo sé perfectamente dónde van tus cosas"... ¡mierda!, pero si hasta tú desconoces donde entán tus pinkis.... ahora ya yabes que hoy no toca.


continuará.

OTRO MASS
19/08/2010, 08:39
Aramma, eres un puto crack.:5::3:





Con respecto a las compras, yo trato de hacerla online a Mercadona. Me cobran 7 pavos por traérmela a casa, pero es que no tengo ni que subirla (vivo en un 3º sin ascensor), ni cargarla en carros, ni siquiera perder el tiempo en arreglarme y arreglar a los nanos para ir a comprar. Con el pijamita de casa se compra sssssssstupendamente.

Para los productos frescos voy una vez a la semana. Generalmente los viernes por la mañana, que no hay mucha peña. Sólo marujeitors 2.0 como yo...:8::4:

Compras lo fresco los viernes a la mañana, es decir, que el jueves que comas unas vainas tienen que estar de lujo, lujo, ¿no?:10::11:

Juanantonio1989
19/08/2010, 13:25
Pues yo convencí a mi mujer de que:

-los supermercados me agobian

-el tacto de la verdura a la hora de lavarla con agua fría me da dentera

-tardo más en fregar un plato que en construir un Boeing 737 plenamente operativo usando solo gominolas

-y de que mi especialidad culinaria más elaborada, el sandwich de jamón con philadelphia, no solo me lleva 30 minutos hacerlo, sino que además uso para ello 3 ollas, una sartén, varias cucharas de madera, una espátula, un colador, un rallador, y toda la encimera acaba salpicada con una mezcla de aceite quemado, harina y pan rallado.

Así que ni hago la compra, ni limpio verdura, ni friego, ni cocino...

... y no veas como jode tener que bajar la basura todas las noches :11:
Jajajaja
q
u
e

b
u
e
n
o

Juanantonio1989
19/08/2010, 13:47
Pagas 100 €.

Llegas a casa, te miras en el espejo y descubres que tienes la mitad de cejas que antes, el doble de nariz y que el corte de pelo moderno es el que te hace tu peluquero desde siempre.


jaajajajaja
Q
u
e

B
u
e
n
o

Balki
20/08/2010, 08:29
Yo también
hago la compra
Los sábados
voy a comprar
el pan y el periodico
también el tabaco
de la donna.
Yo no fumo

Esto es compartir
las tareas del hogar
¿no?

aramma
20/08/2010, 15:40
El no mantener relaciones sexuales es una opción personal... normalmente femenina.

LAS LEYES DEL ESPACIO Y EL ORDEN.

Cuando se inicia la vida en pareja surge dos problemas: la distribución del espacio y el orden en dichos espacios.

Por comodidad de exposición tomaremos el caso de esa parejita acaramelada que busca su primer nidito de amor.

Ven un piso y el chico se fija en si cabe una cama en la habitación y si el salón admite un sofá y una tele plana. Por su parte, la chica comprueba si el número de armarios es suficiente, si hay una habitación extra "por si las moscas" (y luego se cabrea si insultas a tu suegra... si ella le llama mosca), si los baños son amplios y tienen ventana, si la cocina tiene todos los electrodomésticos y si está bien ventilada y, por último, si el salón admite una cena con toda la familia.

Si has cedido en el tamaño del piso vete pensando que tu citroen C2 servirá de entrada para un C4 Picasso.

Elegido el piso hay que llenarlo. Tú te llevas el portatil, la tele y el MP3; además, en una caja has metido tus cuatro calzoncillos, los dos vaqueros, las cuatro camisas, tu cazadora, los dos pares de calcetines, los pinkis, unos zapatos, unas deportivas y una maquinilla de afeitar deshechable. Ella se lleva su ordenador, su Ipod, su secador del pelo, la plancha del pelo, el peine , el cepillo, el set de maquillaje, las bandas de cera fría, la epilady, las compresas, los tampones, los bigudies, la espuma, las sales de baño y las ocho colonias; en una caja ha metido sus joyas; además ha ido haciendo cajas: una para las braguitas, otra para los sujetadores, otra para los pijamas, otra para la ropa de andar por casa, otra... ya has dejado de leer las etiquetas.

Con todo lo anterior amontonado en el salón comienza el reparto. Gracias a dios, ella ya te había asignado un cajón del armario y una estantería para tu ropa. Ella ocupa todo el resto y, mientras no compráis otro, el armario de la habitación "por si las moscas".

En el baño de ella, sus cosas ocupan todos los espacios visibles e invisibles. En el tuyo, dispones de un estante para tu maquinilla deshechable y el resto se usa para almacenar el papel higiénico, las toallas, y otras cosas de las que prefieres ignorar su uso.

En el salón, tu ordenador ocupa un hueco entre el DVD y el TDT, mientras que habéis comprado una mesa y silla para el suyo. Además, ignoras por qué es preciso disponer de dos docenas de platos si sólo sois dos y, también en tu ignorancia, desconocías que las tazas de té no sirven para el café.

Con toda la casita ya ordenada aparecen los primeros roces, fruto del uso de las cosas. Así, para ti el ciclo de vida de un calzoncillo era: lo coges del cajón, lo usas una semana, lo dejas en el suelo y reaparece en el cajón. Ahora es distinto: hay un cubo en una habitación llamada lavadero en el que debes depositar tus calzoncillos y otras prendas... además, no siempre se reintegran solos al cajón y entonces tienes que ir a coger los calzoncillos al tendal, coincidiendo siempre con la vieja de enfrente.

Por otra parte, existen oscuras razones por las cuales si, por ejemplo, dejas un pañuelo usado encima de la mesita del salón su desaparición suele ir acompañada de murmullos "guarro,...." .

Pero lo que más te descoloca es el orden:

Tu tienes todas tus cosas bajo control, pero estás equivocado: las has puesto donde estorban, que parece mentira que no sepas que cada cosa tiene su sitio.

Y llega el día en que la descubres en un renuncio: ha dejado el sujetador sobre la mesa del ordenador. Lo coges y vas orgulloso a junto de ella diciendo "mira donde dejaste el sujetador" y ahí te remata "Ya lo sé, lo puse ahí para acordarme de coserlo luego" y te quedas con cara de gilipollas. Sin embargo, al cabo de dos semanas el sujetador sigue allí y vuelves a la carga... gilipollas... "es que todavía no he tenido para arreglarlo y eso que es un minuto".

Aquí claudicas, coges la aguja y el hilo, le arreglas el sujetador y se dejas encima de la almohada... "parece mentira, podías haberlo guardado aquí".


continuará

OTRO MASS
20/08/2010, 15:53
a ver..... las vainas como tú dices, las compro congeladas. Me refiero a fruta, patatas, los huevos para toda la semana, el pan bimbo pa lo mismo....

Es que pedir ésto al mercadona online no sale bien. Ya he hecho la prueba. Y yendo yo veo lo que me gusta y lo que no.

Los lunes, además, son un día pésimo para, por ejemplo, el pescado.:5:


Por aquí, los lunes, la mayoría de pescadería ni abren.

Con el tema de online, cuando compras los yogures o la leche, ¿con que caducidad te llegan? Man contaú que buscan los que antes caducan para enviarlo en las compras online y no sé si es leyenda urbana.

mud_ito
20/08/2010, 15:55
El no mantener relaciones sexuales es una opción personal... normalmente femenina.

LAS LEYES DEL ESPACIO Y EL ORDEN.

Cuando se inicia la vida en pareja surge dos problemas: la distribución del espacio y el orden en dichos espacios.

Por comodidad de exposición tomaremos el caso de esa parejita acaramelada que busca su primer nidito de amor.

Ven un piso y el chico se fija en si cabe una cama en la habitación y si el salón admite un sofá y una tele plana. Por su parte, la chica comprueba si el número de armarios es suficiente, si hay una habitación extra "por si las moscas" (y luego se cabrea si insultas a tu suegra... si ella le llama mosca), si los baños son amplios y tienen ventana, si la cocina tiene todos los electrodomésticos y si está bien ventilada y, por último, si el salón admite una cena con toda la familia.

Si has cedido en el tamaño del piso vete pensando que tu citroen C2 servirá de entrada para un C4 Picasso.

Elegido el piso hay que llenarlo. Tú te llevas el portatil, la tele y el MP3; además, en una caja has metido tus cuatro calzoncillos, los dos vaqueros, las cuatro camisas, tu cazadora, los dos pares de calcetines, los pinkis, unos zapatos, unas deportivas y una maquinilla de afeitar deshechable. Ella se lleva su ordenador, su Ipod, su secador del pelo, la plancha del pelo, el peine , el cepillo, el set de maquillaje, las bandas de cera fría, la epilady, las compresas, los tampones, los bigudies, la espuma, las sales de baño y las ocho colonias; en una caja ha metido sus joyas; además ha ido haciendo cajas: una para las braguitas, otra para los sujetadores, otra para los pijamas, otra para la ropa de andar por casa, otra... ya has dejado de leer las etiquetas.

Con todo lo anterior amontonado en el salón comienza el reparto. Gracias a dios, ella ya te había asignado un cajón del armario y una estantería para tu ropa. Ella ocupa todo el resto y, mientras no compráis otro, el armario de la habitación "por si las moscas".

En el baño de ella, sus cosas ocupan todos los espacios visibles e invisibles. En el tuyo, dispones de un estante para tu maquinilla deshechable y el resto se usa para almacenar el papel higiénico, las toallas, y otras cosas de las que prefieres ignorar su uso.

En el salón, tu ordenador ocupa un hueco entre el DVD y el TDT, mientras que habéis comprado una mesa y silla para el suyo. Además, ignoras por qué es preciso disponer de dos docenas de platos si sólo sois dos y, también en tu ignorancia, desconocías que las tazas de té no sirven para el café.

Con toda la casita ya ordenada aparecen los primeros roces, fruto del uso de las cosas. Así, para ti el ciclo de vida de un calzoncillo era: lo coges del cajón, lo usas una semana, lo dejas en el suelo y reaparece en el cajón. Ahora es distinto: hay un cubo en una habitación llamada lavadero en el que debes depositar tus calzoncillos y otras prendas... además, no siempre se reintegran solos al cajón y entonces tienes que ir a coger los calzoncillos al tendal, coincidiendo siempre con la vieja de enfrente.

Por otra parte, existen oscuras razones por las cuales si, por ejemplo, dejas un pañuelo usado encima de la mesita del salón su desaparición suele ir acompañada de murmullos "guarro,...." .

Pero lo que más te descoloca es el orden:

Tu tienes todas tus cosas bajo control, pero estás equivocado: las has puesto donde estorban, que parece mentira que no sepas que cada cosa tiene su sitio.

Y llega el día en que la descubres en un renuncio: ha dejado el sujetador sobre la mesa del ordenador. Lo coges y vas orgulloso a junto de ella diciendo "mira donde dejaste el sujetador" y ahí te remata "Ya lo sé, lo puse ahí para acordarme de coserlo luego" y te quedas con cara de gilipollas. Sin embargo, al cabo de dos semanas el sujetador sigue allí y vuelves a la carga... gilipollas... "es que todavía no he tenido para arreglarlo y eso que es un minuto".

Aquí claudicas, coges la aguja y el hilo, le arreglas el sujetador y se dejas encima de la almohada... "parece mentira, podías haberlo guardado aquí".


continuará
http://www.chicadelatele.com/wp-content/uploads/2008/04/aplausos.gif

znk
20/08/2010, 16:15
Los lunes, además, son un día pésimo para, por ejemplo, el pescado.:5:

Los Lunes solo compran pescado "fresco" los de Madrid :11:

Que los domingos no se pesca !!!!
El lunes solo hay pescado congelado y las sobras del fin de semana :5:

coño, que eso lo se hasta yo...

aramma
20/08/2010, 19:23
El sexo es un juego en el que tu pones las pelotas y ella modifica las reglas.


NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (VIII).

Seguimos aclarando conceptos básicos.

¿Cual es el máximo de relaciones sexuales que se pueden mantener en un día?

Una o ninguna. Deja algo para los demás.

Soy chica. ¿Tengo que fingir los orgasmos?.

No necesariamente, lo importante es que hagas que tu pareja no los finja.

¿Es malo tener un pene de cuarenta centímetros?

Consultadas unas cuantas mujeres, dicen que mejor dos de veinte.

Ayer mi pareja y yo hicimos sexo. ¿Puedo quitarme ya el condón?

Mejor espera hasta que le venga la regla. Toda precaución es poca.

Cuando me pongo un condón me sobra una puntita al final ¿que hago?.

Córtala, si no podrás hacerle cosquillas en las trompas de falopio y no querrá tener más sexo contigo.

¿Es obligatorio practicar el sexo oral?.

Por supuesto.

¿Como se practica el sexo oral?

Hablando mucho y follando poco.

¿Es bueno o malo fijarse un día y hora a la semana para mantener relaciones sexuales?.

Es malísimo. Imagina que te toca el día de la final del mundial.

¿Cómo saber si una mujer no finje los orgasmos?

Por el sonido, la sensibilidad de la piel, el brillo de los ojos, la tersura de los pechos y sobre todo porque quiere repetir.

Mi pareja sólo me deja hacerlo una vez. ¿significa que finje?

No. Te está protegiendo para que no te conviertas en un vicioso.

Cada vez que veo a mi pareja desnuda sufro una erección. ¿Es bueno?.

No. Lo normal es tener la erección aunque esté vestida.

Mi pareja quiere hacer el amor con las luces apagadas. ¿que hago?.

Compra unas gafas de visión nocturna, pero no la rechaces hombre.


continuará

Quagmire
20/08/2010, 20:43
Joder.........

aramma
20/08/2010, 21:05
Joder.........

especifica, hombre, especifica. :11:

aramma
22/08/2010, 00:12
Sin la aspirina la humanidad se habría extinguido.


ACONTECIMIENTOS (I).

Resulta que un buen día decides nacer y te ponen un nombre.

Al principio tú no te das cuenta, pero ambas cosas tienen importancia, ya que coincidiendo con el día de tu nacimiento te hacen regalos y lo llaman cumpleaños... está bien. Además, salvo que tu nombre sea Chindasvinto los regalos pueden repetirse cuando tu nombre aparece en el calendario y le llaman "santo"... a ti que eres un cabronazo.

Hay otra fecha, llamada navidad, en la que hay regalos para todos, aunque esto no mola tanto. Primero te llevan a junto de unos señores a los que llaman "reyes" y allí, sentado en sus rodillas, les pides tus regalos, aunque hay otra versión en la que escribes una carta, si bien el resultado es el mismo: traen lo que le sale de los cojones.

Con el tiempo descubres que los reyes son los padres y que a ti también te toca poner pasta para los regalos... vamos que te hacen perder la ilusión de recibir.

Sin embargo, te acostumbras a esta vida: la navidad te la avisa el Corte Inglés y siempre hay alguien que avisa de los cumpleaños y santos.

El verdadero problema aparece el día que decides "adquirir" una pareja.

Tú sales con ella y crees que está todo hecho... craso error. Un día normal para ti, estáis paseando acarameladitos y, casualmente, al pasar por delante de una floristería o una joyería ella dice "sabes que hoy hacemos una semana". Una semana... ¡record! piensas feliz. Y tu conciencia te obliga a comprarle algo: una orquidea de las caras, quince rosas rojas o una pulsera de plata.

La misma situación se repite al mes, a los seis meses a los... Decides acabar con esto de tanto regalo tonto, pero ella se te adelanta "¿nos llevamos bien?, ¿verdad?, ¿crees que es pronto para vivir juntos?"... sí, es así, aunque tú creas que has llevado la iniciativa y le pidieras que se casara contigo de rodillas en medio de un restaurante, es iniciativa de ella, gracias a infinidad de mensajes subliminales que ha ido insertando en tu cerebro.

Y ahí estáis los dos en vuestro nidito de amor.

Ya tienes que recordar: la navidad (gracias infinitas a El Corte Inglés), su cumpleaños, su santo (¡coño!, que se llama María de la Encarnación y del Perpetuo Socorro.... por si acaso memoriza los cuatro), el día en que empezásteis a salir, el día en que os fuisteis a vivir juntos, el día de la madre (aunque no tengáis niños)... crees que vas a necesitar una secretaria, pero te acuerdas de tu móvil: metes todos los datos en la agenda.

Todo marcha bien, pero aparece un problema: el móvil te avisa el mismo día por la tarde, para que puedas salir del trabajo y comprar algo. Pero durante la comida "no me has dicho nada todavía"... ¡mierda!... ¡felicidades cariño!... "¿Cómo que felicidades?, ¿no ves que he ido a la peluquería?"... ¡mierda, mierda!... toca regalar unos pendientes que hagan juego con el nuevo peinado.

Peor es el día en que te lías en el trabajo (ya se sabe que las cañas son malas) y llegas por la noche sin regalo... ¡sorpresa!, ¡hoy salimos a cenar fuera!...toca llamar a toda leche a los doscientos restaurantes que aparecen en las páginas amarillas, que parece que nadie cena en casa. Y todavía más trágico es si la cena ya estaba preparada... toca hablar de una segunda luna de miel el próximo fin de semana, eso suponiendo que la luna de miel fuese un éxito, lo cual no recuerdas muy bien.

Decides cambiar de estrategia: compras varios regalos juntos y los escondes por la casa. Mal asunto: una tarde llegas a casa y descubres a tu mujer con el collar que tenías reservado para su cumpleaños, dentro de un mes, "que romántico eres cariño, me lo habías dejado junto a tus calzoncillos". Tendrás que comprar otra cosa... al menos esa noche follas.

Además al poco tiempo, recuerda que son un mínimo de seis regalos al año, te empiezas a repetir "¡que flores más bonitas!, son como las de la última vez ¿no?, ¿o aquellas eran amarillas?".

Tienes que usar tu limitada imaginación "regaladora" y empezar a preguntar a las dependientas de las tiendas de lencerías por cosas. Lo haces peor: antes comprabas unas bragas y ya, ahora sales con un conjunto que le encanta pero que no se pone porque "eres un bruto y seguro que lo rompes"... mierda, preferías las bragas, al menos sabías que de vez en cuando se las ibas a quitar; el conjunto ese se lo pone cuando salís de cena con los amigos... que ya no cenas de lo caliente que vas sabiendo que lo lleva puesto. Esperas hasta llegar a casa; ella va al baño y sale ¡con el camisón de franela!, ¡no hay derecho!.

Y lo que más te cabrea es que ella no hace más que regalarte colonias y corbatas... cosas que nunca usas.


continuará

spiq-e
22/08/2010, 10:52
joer!! pues menuda suerte tienes

la mia para los regalos es un caso imposible, mismo en su propia familia se vende a precio de oro las cosas que le pueden gustar... para empezar mi mujer es informatica y adicta a los ordenadores... pero mucho, mucho! por tando desde que se levanta hasta casi que se acuesta casi permanece toldia pegada a la pantalla, por lo que apenas se le puede sonsacar información de ningún tipo, por no hablar de que jamás hace mención de haber visto algo tan bonito que lo quisiese para ella, antes le regalaba flores, pero no le gustan, le regalé joyas pero dice que mi gusto por las joyas es completamente contraria al suyo, y me ha explicado varias veces como le gustan pero nada... no hay nadie en la familia que lo entienda, con la ropa exactamente igual, yo veo modelitos super sexis que sé que le quedarían de infarto, pero a ella le gustan otras cosas que yo nunca acabo de ver tan bien como lo otro, le dije un dia que le iba a regalar un ordenador ultrapotente poco a poco cada fecha señalada un aparato super cañero, pero nada, dice que no lo quiere, el portatil ya se lo regalé pero no quiere mas, en ese aspecto mi mujer es imposible, yo ya opto por darle la tarjeta de credito y que se compre todo lo que le dé la gana, pero ni asi funciona tampoco por que dice que no le gusta gastar mucho dinero :2:

aramma
22/08/2010, 18:20
Respuesta de examen: La mejor forma de comprobrar si llega corriente a un enchufe es con un cortocirtuíto.

EL HOMBRE Y SU RAZÓN DE SER. MANUALIDADES (IV)

Siempre llega el día en que los armarios no son suficientes y hay que ampliar los actuales. Después de comprobar que los armarios en kit o son muy pequeños o muy grandes y desaprovechan mucho espacio en la parte superior decidís pedir presupuesto para un armario a medida. Tras visitar los distintos establecimientos del ramo comprobáis que hay un pacto entre ellos: son carísimos.

Entoces decides sacarle uso a tus herramientas (martillo, destornillador de estrella, sierra de calar y taladro). Tomas la medida del largo, del ancho y del fondo. Con esas medidas vas a la tienda de bricolaje y elegís la madera. Os la dan ya cortada. Te frotas las manos: te vas a ahorrar una pasta.

Después de meter la madera en el coche (laterales de 2,54 de largo, fondos de 2,54 de largo, base, techo y puertasde 2,54) acordándote del día que decidiste comprar una berlina en vez de una furgoneta, llegas a casa y descargas todo... ¡mierda!, en el ascensor sólo entran cosas de 2 metros. Subes todo por las escaleras, jodiendo las esquinas contra las paredes... ya podían hacer las escaleras más anchas.

Con todo en casa te das cuenta que has olvidado los tornillos. Te sientas y decides hacer una lista con los tornillos y bisagras necesarios. Vas al centro de bricolaje y pagas: parece mentira que una mierda de tornillos y bisagras valgan tanto.

Ya lo tienes todo (que te lo has creído). Empiezas: primer lateral arriba... ¡coño!, no se arrima bien a la pared. Cortas con la sierra el espacio del zócalo, ya está arrimado. Segundo lateral, ya con el espacio del zócalo hecho... ¡joder! no entra. Mides con el metro: hay 2, 50 metros... mierda de albañiles, en dos metros de ancho hay 4 centímetros de diferencia.

Cortas el tablero con tu sierra de calar. Consigues dos cosas: llenar de polvo la habitación y un corte perfectamente torcido. Piensas que allá arriba no se notará.

Colocas el fondo. Para ello tienes que cortar la madera siguiendo la inclinación de la pared. Una vez que compruebas que encajan, usas el "no más clavos"... los paneles se te caen. Decides dejarlos apoyados con las puertas hasta el día siguiente.

Al día siguiente vas a poner la primera puerta... ¿cómo se hacen los agujeros de las bisagras?. Vas al centro comercial y preguntas. Vuelves con un aparato llamado fresadora; vale doscientos euros pero ya te queda para otras veces. Montas las bisagras, gracias a dios que tus amigos del centro de bricolaje te han explicado como se hace para que queden derechas, y sitúas la puerta en su sitio. Te has olvidado de los tiradores, pero como es la primera no hay problema: la agarras por dentro y la abres. Al llegar a la mitad de recorrido torpieza en el techo y en el suelo.

Ya estás desesperado. Te fijas en otro armario y ves que tienen un pequeño listón en la parte superior y otro en la inferior.

Vuelves al centro de bricolaje (te hacen la ola), les explicas tu problema. Te recortan las puertas y compras los listones para arriba y para abajo.

Al cabo de tres días has conseguido acabar el exterior del armario y le has dado pasta de relleno en los huecos que han ido quedando. Por supuesto, has manchado la pared y tendrás que volver a pintarla.

Toca hacer el interior.

Resulta que tu genial idea de aprovechar hasta el último centímetro de pared tiene una consecuencia inesperada: los elementos estándar no te sirven.

Vuelves al centro de bricolaje, sección corte a medida. Manolo ya te saluda por tu nombre. Encargas las estanterías y Manolo te pregunta si las quieres para ensamble escondido... ¿mande?... Te lo explica y le dices que tú ya tienes la fresadora, que ya lo harás en casa, que así te ahorras dinero.

Ya puedes colocar la primera estantería. Mides las distancias desde el suelo y pones los tornillos de sujección. Agujereas la estantería para poner os tuercas ocultas (ahora llenas de virutas la habitación). pones la estantería y pruebas su firmeza... se cae... ¡las tuercas van en el lado de abajo!. Le das la vuelta y la colocas bien, lo haces orgulloso y le notas algo raro. Pones el nivel... ¡mierda!, está inclinada. Sacas los tronillos de un lado, ajustas con el nivel, recolocas los tornillos del otro lado, tapas los agujeros con más pasta... ¡conseguido!.

Bueno, ya tienes tu armario acabado... casi: hay que barnizarlo.

Le das una mano de matacarcomas. Huele a rayos, no es extraño que las mate. Una vez ha secado le pasas la mano... ¡rasca!.

Pensando que el producto estaba mal, de paso que vas a comprar el barniz le preguntas al del centro de bricolaje. Te explican que entre mano y mano hay que pasar una lija del 00 o del 000 para matar las asperezas. Además te informan que el barniz puede ser mate, satinado o brillante... ¿?... mejor el satinado.

Lijas el mueble. Continúas incrementanto el polvo, que ya llega a la cocina.

Das la primera mano de barniz, pringándote todos los dedos de tanto sacar pelos que se le caen a los pinceles y tu pelo al barnizar el interior.

Haces cuentas para ver cuanto te has ahorrado... te acojonas y decides ocultar que te has comprado una fresadora, un atornillador eléctrico por culpa de las ampollas y unas torniquetas de escuadra para ir sujetando las piezas.

Trabajo hecho... "¿quién va a limpiar todo esto?"... limpias toda la casa, parece mentira que haya entrado polvo hasta en el mueble del cuarto de baño. "¿No pensarás dejar esta pared así?". Toca pintar la pared de la habitación.


continuará

aramma
22/08/2010, 22:48
Si tu pareja te dice no..... algo harías (Mauro dixit)

EL HOMBRE Y SU RAZÓN DE SER. MANUALIDADES (V)

Es el momento de aclarar las dudas a aquellos neófitos que quieren descubrir el placentero y relajante mundo del bricolaje.

Haremos un repaso de las herramientas básicas, sus usos y algunas aplicaciones accesorias.

El martillo.

Es la herramienta universal por excelencia, si bien en caso necesario puede ser sustituída por cualquier otra con el suficiente peso. Su uso principal constituye el noble arte del golpeo. Así, con golpes secos y precisos, permite introducir clavos en los lugares más insospechados: una madera, una pared o un pie. Si partimos del típico martillo con mango de madera, debe ser agarrado por la parte de la madera más alejada de la cabeza (del martillo), si bien es típico de las féminas asirlo casi al lado de la cabeza (del martillo).

Mientras con dos dedos de la otra mano se sujeta el clavo, se dirige un golpe hacia el mismo, consiguiendo el objetivo. Si has golpeado los dedos y el clavo se ha caído, el objetivo no se ha conseguido; tampoco se considera alcanzado el objetivo cuando te golpeas la cabeza al subir el martillo.

Otro uso consiste en golpear con un martillo de cabeza de goma, madera o nylon algunos objetos hasta conseguir un encaje perfecto. No se considera encaje el golpeo seguido de la expresión "por mis cojones que entras".

Una variante del martillo es el martillón. Consiste en un "cacho" de hierro de unos cinco kilos situado en el extremo de un mango de al menos un metro de longitud. Su uso suele ser la demolición y/o la introducción en el suelo de objetos como puntales de madera. En este último caso la sujección suele correr a cargo de otra persona. En ningún caso se considerará meritorio el golpear a la otra persona o dejar caer el martillón sobre el propio cuerpo.

Alicates.

Agruparemos todas las variantes (universal, punta fina, curvos,...). Sirven para retorcer, cortar, agarrar. Sin embargo, gracias a su estudiado diseño, consiguen soltar su presa y pillar carne allí donde más duele.

Huye de ellos como del diablo. Es preferible cambiar de casa a intentar sacar un tornillo sin cabeza con un alicates.

Destornilladores.

Hay dos variantes: manuales y de batería. Además los hay de diferentes largos y formas.

Existe una ley no escrita que dice que con un destornillador plano puedes sustituír a los demás, aunque el éxito no está garantizado.

Lo que sí está garantizado es que en el primer o segundo tornillo que tengas que apretar con un destornillador manual te harás una ampolla en la palma de la mano, lo cual hace rentable la compra de uno de baterías, ya que se compensa el gasto inicial con el ahorro en tiritas.

Los atornilladores de baterías son de dos tipos: pequeños e inútiles y grandes que no entran en ningún sitio. Los mejores son los segundos, si bien, mientras no se les coge el "tranquillo" se fustrará la operación por cascar la cabeza del tornillo o la punta del atornillador.

En cualquier caso, conviene tener a mano un martillo, por si es preciso acabar de introducir ese maldito tornillo.

Por cierto, otro uso bastante extendido de los destornilladores de punta fina es hacer de punzón, tanto para marcar un agujero como para perforar la mano.

Existe la creencia de que si te limpias las orejas con un destornillador de punta plana te perforas el cerebro, pero no es más que una leyenda urbana.

Taladro.

Dice el refranero que un hombre sin taladro es como radar fijo, sólo te folla si le dejas.

El taladro debe ser lo más porente que puedas pagar y hacer mucho ruído.

Para saber manejar un taladro debes saber que existen tres tipos de brocas: madera, hierro y hormigón/piedra. Ninguna de ellas consigue agujerear el otro material.

Además el taladro tendrá dos posiciones: sólo giro y giro más percusión... que es la que mola.

También debes saber que para hacer un agujero en una pared con una broca del 8 es preferible hacer primero uno con una del 5, por dos razones: es más fácil hacer un agujero fino y si te desvías (cosa habitual) no se notará tanto.

Cabe destacar aquí los agujeros en azulejos: conviene primero dar un golpecito suave con un martillo y un objeto punzante para "marcar" el agujero; en caso contrario el agujero final saldrá a unos cinco centímetros del lugar previsto. Por otro lado, si el golpe es demasiado fuerte se hará necesario cambiar el azulejo.

Mención especial requieren los agujeros en el techo: te llenan de mierda y siempre son más gordos que el taco.

Además conviene recordar que el taladro tarda en detenerse, por lo que si lo apoyas sobre una mesa o silla se caerá.

Sierra.

Incluímos toda la gama de sierras, inculídas las de calar y las circulares.

En la mayoría de los casos debes medir a ojo, marcar con un rotulador gordo y cortar a ciegas. El resultado será el mismo que si mides al milímetro y marcas con un lápiz bien afilado: el corte saldrá torcido y tendrás que encajarlo con el martillo.

Por cierto: ¿cómo cojones hacían los que cortaban árboles con sierra de mano?, porque tú, a la segunda pasada ya tienes luxado el hombro.

Nivel y escuadra.

Son dos elementos que, según demuestra la experiencia, sólo sirven para confirmar que el ángulo recto y la vertical/horizontal únicamente existen en los planos.

Un margen aceptable es aquel que, a ojo, no se nota excesivamente.


continuará

Wrathchild
23/08/2010, 10:05
Si tu pareja te dice no..... algo harías (Mauro dixit)

Alicates.

Agruparemos todas las variantes (universal, punta fina, curvos,...). Sirven para retorcer, cortar, agarrar. Sin embargo, gracias a su estudiado diseño, consiguen soltar su presa y pillar carne allí donde más duele.

Huye de ellos como del diablo. Es preferible cambiar de casa a intentar sacar un tornillo sin cabeza con un alicates.

No sabes usar unos alicates, los alicaes bien usados pueen utilizarse como alicates, martillo, tenazas/tijeras, abrir nueces e incluso como destorilador



Lo que sí está garantizado es que en el primer o segundo tornillo que tengas que apretar con un destornillador manual te harás una ampolla en la palma de la mano, lo cual hace rentable la compra de uno de baterías, ya que se compensa el gasto inicial con el ahorro en tiritas.

madikita


Además el taladro tendrá dos posiciones: sólo giro y giro más percusión... que es la que mola.



retiro lo de madikita



Sierra.

Incluímos toda la gama de sierras, inculídas las de calar y las circulares.

En la mayoría de los casos debes medir a ojo, marcar con un rotulador gordo y cortar a ciegas. El resultado será el mismo que si mides al milímetro y marcas con un lápiz bien afilado: el corte saldrá torcido y tendrás que encajarlo con el martillo.

Por cierto: ¿cómo cojones hacían los que cortaban árboles con sierra de mano?, porque tú, a la segunda pasada ya tienes luxado el hombro.


Incluimos radial como sierra?



Nivel y escuadra.

Son dos elementos que, según demuestra la experiencia, sólo sirven para confirmar que el ángulo recto y la vertical/horizontal únicamente existen en los planos.

Un margen aceptable es aquel que, a ojo, no se nota excesivamente.

continuará
te ha faltado decir que son útiles para aficionados

Un forero casado nunca haría uso de esto :4:

aramma
23/08/2010, 14:27
No sabes usar unos alicates, los alicaes bien usados pueen utilizarse como alicates, martillo, tenazas/tijeras, abrir nueces e incluso como destorilador

Me reitero en que su diseño está enfocado a pillarte la piel que une el pulgar con la palma de la mano, el resto son usos accesorios :11:

madikita


retiro lo de madikita

total, p'a lo que follo :4::4:

Incluimos radial como sierra?

La radial, amoladora o desbarbadora es la reina de las herramientas. Lo que mola es ver como alguien la usa por primera vez: en bermudas, con camiseta de tirantes... en cuanto empiezan a salir chispitas se acuerda de todo el santoral :11::11:

te ha faltado decir que son útiles para aficionados

Un forero casado nunca haría uso de esto :4:[
El summun son los niveles con "laser", te permiten marcar bien la pared para equivocarte a conciencia



Tu espera que sigua poniendo ejemplos y verás :8:

aramma
23/08/2010, 15:15
El tiempo entre dos polvos tiene múltiples usos: fumar un cigarrito, abrazarse, esperar a que nazca el niño o incluso descubrir la fórmula de la fusión fría.


NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (IX).

Cada cosa tiene su momento y, como pareja, habéis llegado a ese momento en el que queréis probar cosas nuevas.

Como no vais a ir por la calle preguntándole a la gente cómo y dónde lo hace, decidís comprar un buen libro sobre sexo. En la Casa del Libro ojeáis el kamasutra... trae dibujitos, está bien. Lo compras, te da la impresión que la cajera es la misma farmacéutica que te vendió tu primera caja de condones, al menos te mira igual.

Ya en casa os ponéis al asunto emocionados. La primera postura parece fácil: sentados en la cama de frente... pero ¿cuánto le medía al indio este la picha?... os acercáis más... ya no es tan cómoda.

Pasáis a otra: las piernas de ella se entrelazan con las de él y lo atraen hacia si. Al intentar acercaros suena un chasquido simultáneo en las cuatro rodillas.

Empezáis una labor frenética leyendo la descripción de todas las posturas y os dais cuenta de dos cosas: ya sabéis porque va tanta gente a los gimnasios y porque hay tanto anuncio de reflex e ibuprofeno en la tele.

Mandáis el libro a la mierda: tendrían que prohibirlo para mayores de veinte años.

Aprovecháis que estáis en pelotas y con un misionero os dais por satisfechos... algo es algo.

Al día siguiente, en la cama, cometes un gran error: le confiesas cuales son tus fantasías. Claro que empiezas por las sencillitas: hacerlo con uno atado a la cama. Para vencer sus reparos te ofreces a ser tú el primer prisionero.

Claro que no has caído en un detalle: tu cama no tiene dosel ni cabecero y pies de hierro forjado. Es un simple somier.

En esas condiciones, tu pareja toma cuatro corbatas (por fin les vas a dar uso) y te ata a las cuatro patas del somier. En vez de parecer un galán de cine pareces un cerdo a la parrilla, pero te da lo mismo: ella está por la labor.

Empieza a hacerte un traje de saliva y te mordisquea un pezón... ¡esto va bien!... ¡ring, ring!... ¡mierda su móvil!.

Ella se levanta, ya que si no no se concentra y ¡contesta!. Es la maripuri, que tiene un problema: necesita ¡ya! la receta secreta de la salsa de champiñones. Tu pareja se la da y aprovecha para preguntarle por los niños, que la pequeña parece que tiene el sarampión.

A los tres cuartos de hora, cuando cuelga, ya estás con las muñecas y los tobillos amoratados... crees que ha apretado mucho, pero resistes, no estás para tonterías, estamos a lo que estamos.

En esto tu pareja se fija en el despertador: falta una hora para que vengan los amigos, que habéis quedado para cenar... hay que darse prisa.

Tu pareja decide ir al grano y quitarte el tanga que te pusiste para la ocasión. Hay un problema: con los pies atados no se puede quitar. Ella va a la cocina y vuelve con el cuchillo jamonero, que tu piensas si no habría otro más pequeño o unas tijeras. Sin embargo, su mirada sádica te acojona y ves como entre risas tira del tanga para cortarlo. Se le escapa... ¡joder! como duele la jodía goma al golpear. Segundo intento y tanga cortado... si no llegas a estar delpilado con el mismo golpe te hubiese rasurado.

Ya estás en pelotas. Ella se saca su tanguita y se dirige hacia ti, reptando desde los pies... ¡din-don!... ¡coño!, el timbre de la puerta, ¡los cojones del juanito y su manía de llegar antes!.

Tu mujer se levanta como el rayo, te suelta la mano izquierda y, mientras se pone el tanguita y un vestido de andar por casa dice "ya te acabas de soltar tú".

¿habéis probado a soltaros la mano derecha y los pies en una cama de un metro cincuenta?.

Al cabo de diez minutos estás suelto. Te vistes y te incorporas a la reunión. Te miran raro, sigues sus miradas y ves tus manos amoratadas. Mascullas una disculpa y vas al baño... ¡mierda!, tienes un chupón en el cuello.

Pasas la velada aguantando el tipo hasta que volvéis a casa.

Te metes en la cama y aparece tu pareja con gana de marcha "¿seguimos donde lo dejamos"... entonces murmuras algo de que las fantasías deben ser eso, fantasías, que si las haces pierden su emoción.

continuará

cheskyastur
23/08/2010, 17:58
Es la repolla este post... el único que sigo y espero nuevos "capitulos"

Muy muy bueno Aramma
:3:

aramma
23/08/2010, 23:15
Pregúntale a tú pareja qué es para ella hacer el amor. Entenderás por que follas tan poco.

ESTÁS BÉBEDO.

Si eres de los de mi quinta (benditos sesentaytantos) seguramente tu primer contacto con el alcohol lo provocaron tus abuelos o tus tíos al darte a probar las "gotas" del café, si eras de una familia "de pueblo", ya que el vino no es alcohol. Pero si eras urbanita, tu primer chupito vino obligado por el médico (o por la vecina, que a su hijo le fue bien) y la culpa fue de la falta de apetito: ahí descubriste el Sanson (o el Quinito)... no entro a valorar a aquellos valientes que desayunaban sopas de aguardiente.

A partir de ese momento te convertiste en un adicto y visitabas a escondidas la botella, al principio con recelo, luego ya sin miedo y al final acojonado cuando alguien decía "esta botella está muy baja".

Luego, ya crecidito, pillaste la primera cogorza seria, esa que nunca se olvida: con sidra, champán, anís,... esa que, si te pillan te dicen "estás bébedo rapás" (galego que es uno).

Superada esa fase, ya estás preparado para salir al mundo. Pongamos que tienes dieciocho años (seamos legales): las cervezas carecen de misterio, los cubatas tienen que ser originales (pipermint con cacaolat los pijos, güisky con cocacola los aburridos y vodka con naranja las nenas), las bebidas fuertes se toman en rondas (esos tequilas).

Después llega la universidad, da igual que estés matriculado o no, lo que importa es el parchís-chupito y el strip-poker (aunque este no llevaba sólo alcohol).

Pero todo pasa y un día descubres que tienes pareja y que eso es un status quo que lleva obligaciones: cuando se sale a cenar hay que beber una cerveza en la barra, una botella de vino en la comida, un par de chupitos en el postre y algún cubata en el "paf". Y tu pareja colabora, vaya si colabora, aunque sea bebiendo pepsi.

Y llega el día en que empezáis a vivir juntos. Si os casáis, en el banquete ella te supera en graduación alcohólica.

Pero cuando cuando os convertís en "pareja veterana" (ver post anteriores) todo cambia. Empieza una ofensiva envolvente.

Primero es un simple comentario "no sé por que siempre tienes que beber tanto". Después surgen los comentarios con los amigos "¿os acordáis del cumpleaños de Luisa, que iba haciendo eses?".

Le siguen los comentarios alternativos "Algún día me tendrías que dejar beber a mí y conducir tú". y le dices ¡hazlo!... pero realmente piensas: a ver si así pillo cacho.

Y crees que de ahí no va a pasar. Pero un día, con los amigos, cuando vais por el quinto chupito y la camarera acerca el sexto te suelta "¿más?, ¡pero si ya estás bébedo!, que se te traba la lengua" y le dices "no es blerdá, estoy fien", a lo que responde "tú verás, yo no digo nada".

Y es cierto, a partir de ese día no te dice nada, hace algo peor: te mira y te pega pataditas por debajo de la mesa, que piensas ¡coño!, si Luisa me enseña las tetas ¿qué culpa tengo yo?.

Y lo peor llega al día siguiente, cuando te acercas a ella y le dices "podíamos..." y te suelta "ayer sí que tenía ganas, pero claro, estabas bébedo".

La siguiente vez que salís a cenar con los amigos bebes cerveza sin alcohol, agua mineral y nestea con hielo en vaso ancho (¡que parezca güisky, por dios!). Llegas a casa conduciendo tú, que ya no te acordabas que el garage tenía luz y os vais a la cama. Te lavas los dientes y vienes dispuesto a dar guerra, pero te dice "el ambiente ese estaba taaaan cargado que me dduele la cabeza".

Es el fin, sabes que a partir de entonces serás un bébedo más.

continuará.

Sabiondo
24/08/2010, 00:51
Joder, qué escojono de post... y al mismo tiempo real como la vida misma...

Fl0r3s
24/08/2010, 12:49
Llevo 2 horas partiéndome de risa!!! :105: :105: :105: :105: :105:

Espero que cuando a mi me ocurra no sea igual, por dios!!!! :105:

Aquí quedo a la espera de más y guardo el post como favorito. ;)

aramma
24/08/2010, 15:27
Hay parejas que prefieren hacerlo con la luz encendida, otras son incapaces si no están a oscuras. Lo importante es dormir ocho horas.

ACONTECIMIENTOS (II).

Ves tu agenda: es un día especial, de esos en los que tienes que comprar un regalo.

Regalarle a los hombres es fácil. Si es un manitas, te lo ganarás con un taladro percutor reversible o con un par de limas. Si es un metrosexual, bastará una crema de contorno de ojos o una colonia. Si es un inútil integral, flipará con un tanga que tenga una trompa de elefante para meter el cacharrillo. Además siempre le puedes preguntar y te lo dirá con sinceridad, por ejemplo: estoy sin calzoncillos.

Pero con las mujeres es más complejo. Si ella es una artista de la pintura y le regalas un juego de pinturas al óleo pata negra... esperaba algo "más personal", como una simple rosa. Si es de esas que no salen de la cama sin maquillar y le regalas, pongamos por caso, un set completo de manicura, pedicura y maquillaje... esperaba algo "más útil", como una batidora. Si es una inútil y le regalas un salto de cama (que no tiene nada que ver con el salto del tigre)... esperaba algo más romántico, como un fin de semana en un balneario. Además, si les preguntas, siempre te dirán "cualquier cosa, lo importante es que estamos juntos".

La cuestíon es que para ti el momento de la elección del regalo es algo trágico: sabes que, incluso si aciertas con el regalo, al día siguiente aparecerá algún inconveniente.

Primero piensas en comprarle un conjunto de ropa interior, para poner un toque entre romántico y erótico. Recorres los escaparates de las tiendas y ves un conjunto con ligueros que, en tu opinión, el maniquí se salva porque está el cristal.

Entras a la tienda y le dices a la dependienta que quieres ese conjunto; te pregunta que talla quieres y le dices " es más bajita/alta/como yo, tal que así " (pones tu mano a la altura aproximada). La dependienta te mira con cara de circunstancias, pero como es una profesional, insiste "¿talla?"... ¡mierda!... de repente te acuerdas de que un día, después de cruzaros con una amiga, dijo "si esta usa una noventaycinco como yo no sé donde mete las tetas", así que respondes orgulloso "una noventaycinco". ves aparecer una sonrisa malévola en la dependienta, que te dice "¿copa?"... "¿mande?, sí un güiski", esto es nivel. La dependienta ya está perdiendo los papeles y te explica que hay copa A,B,C,D,E,F,... ¡joder, más que divisones de fútbol!. Te enseña varios modelos para que veas la diferencia... te estás poniendo malo, tanto tiempo tocándole las tetas y no sabes cuanto abarcan... vas a arriesgarte con una D, que a ti te gusta el tamaño, pero te informa que la ropa interior no se cambia... claudicas y le dices que volverás.

Ya en la calle te preguntas cómo hace para acertar con la talla de calzoncillos... seguro que tiene una vida privada de la que no estás enterado.

Es el momento de ir a lo seguro: las joyas. Entras y la joyera (¿por qué nunca te atiende el joyero cuando vas a comprar algo para tu pareja?) te pregunta tus intenciones... honestas, piensas. Le pides un conjunto de pendientes, collar, pulsera y anillo. Te pregunta si el collar lo quieres largo o tipo gargantilla; los pendientes pueden ser de agujero de agujero o de clip, largos o un simple puntito; las pulseras las hay en semanario o independientes, para grabar o no; para el anillo necesita la talla. Te empieza a enseñar el muestrario, pero tú ya has decidido que el riesgo es muy elevado. Disimulas un poco viendo las perlas y los diamantes y prometes volver con ella para que escoja.

Otra vez en la calle, sudas aunque sea invierno.

Desesperado, entras en una tienda de electrodomésticos dispuesto a comprar una batidora... las japutas pueden ser de cuchillas fijas o intercambiables, además las hay de varilla, de pie desmontable, con accesorio para amasar... menos mal que aquí te atendió un señor mayor y te comprendió "mejor pregúntele a ella para que la va a utilizar"... seguro que para darme en la cabeza, piensas.

Son las ocho menos diez. Habéis quedado a las ocho para ir a cenar fuera. El tiempo se agota. te suena el móvil "¿me voy preparando?, ¿te falta mucho?"... esto es stress y no la mina.

Al final, te acuerdas de aquello de "cualquier cosa, lo importante es que estamos juntos", entras en una floristería y compras un ramo de margaritas... que "al ser miércoles no hay mucha flor", según te informa la florista.

Llegas a casa y se las das poniendo la mejor de tus sonrisas mientras le dices que el próximo fin de semana la vas a llevar a un balneario, aunque, recalcas, no debías decírselo ya que así le rompes la sorpresa... "bueno, al menos no es una batidora más" ... ¡coño!, ¿ya le regalé una batidora?... tendrás que hacer una lista de los regalos que le has hecho.

Si tienes suerte, le habrán gustado las margaritas. Esto se nota en que te hace esperar media hora mientras las coloca en un jarrón; si no le gustan las pone sobre el fregadero y dice "venga, que llegamos tarde".

Y aquí llega el momento crítico: durante la cena tienes que conseguir que confiese cual es el hotel/balneario/casa rural/... que le gusta. Y camino a casa debes prometerle que el resto de la semana te encargarás de las cosas de casa para que ella pueda disfrutar el fin de semana.

Si tienes suerte, igual hasta mojas y todo.

continuará.

aramma
24/08/2010, 21:07
Las mujeres no sufren gatillazos, simplemente les duele la cabeza.

ESCAPADAS ROMÁNTICAS (I).

Vuelvo a recurrir aquí a mis tres parejas favoritas: la pareja novata, la experta y la veterana.

Escapada romántica de una pareja novata.

Estáis un día los dos ahí, tirados en el sofá viendo Pretty Woman y surge el comentario "Podíamos ir el fin de semana a aquella casita de turismo rural a la que me llevaste al poco de empezar, ¿te acuerdas?".

¡Vaya que si te acuerdas!... se te escapa una lágrima mientras recuerdas: Llegasteis de noche después de haberos perdido en el medio del monte. Subisteis directamente a la habitación y lo hicisteis... dos veces. Al día siguiente, al despertar lo volvisteis a hacer. Desayunasteis un tazón de leche-leche con una magdalena de tres kilos. Después disteis un paseo a caballo y al volver, en la ducha, volvisteis a pecar. Tras la comida una siesta ahí, los dos abrazaditos. Por la noche repetisteis la jugada... otra lágrima sigue a la primera.

Evidentemente reserváis un fin de semana, no recordabas que fuese tan caro.

Llegáis tarde, de noche y lloviendo... "ya te decía yo que por allí no era, que teníamos que preguntar". Piensas ¿Preguntar a quien?, ¿a una vaca?. Ella está agotada y sólo le apetece descansar, al menos dormís abrazados. Al día siguiente te despiertas primero e inicias tus maniobras envolventes. Al segundo roce se despierta y salta de la cama al grito de "¡que hambre tengo!, ¡bajemos a desayunar!"... ¡mierda!, ya habías abierto el condón. El desayuno es de leche de brik de oferta y magdalenas de ayer, eso sí de tres kilos, que no hay dios que le meta el diente.

Preguntas por los caballos y te dicen que en invierno los bajan al pueblo por culpa del frío, pero que podéis dar un paseo, que hay rutas preciosas... para rutas estás tú. Ella se empeña y salís. En el primer charco descubres que tus zapatillas deportivas resultan no ser impermeables. A mitad de camino os sorprende una granizada. Ya en la habitación ella dice "voy a darme una ducha"... antes de que se saque el sujetador ya estás en la bañera en pelotas, esperando. Te dice "Cuando acabes avisa para ir yo". En venganza le dejas toda la bañera llena de jabón y pelos.

Por la tarde te dispones a dormir la siesta y ella, mirando por la ventana dice "parece que ha despejado, podíamos dar otro paseo". Te pones tus deportivas empapadas, ¿quien cojones pensaba en dar paseos?. Os pilla una tormenta. Volvéis a la habitación y le dices que se duche ella, te responde "anda, ven, tontorrón". Te emocionas y entras en la ducha con ella. Empiezas a enjabonarle las tetas y vas bajando. Te para y dice "luego, mejor por la noche". Le rascas la espalda con la esponja y, mientras te secas le haces el elefante.

Y, !por fin!, llega la noche. Estás desnudo, ella en salto de cama. Mira tus ojillos llorosos y te dice "¡venga!, uno rapidito que mañana hay que madrugar".

De camino a casa piensas que el turismo rural ya no es lo que era, que estamos perdiendo la llamada de la naturaleza...

Escapada romántica de una pareja experta.

Este tipo de escapadas se caracterizan por su mayor planificación. Ella te dice "Podíamos ir a Madrid, que hace mucho que no vamos". Tu le dices que si la revisión del coche, que si el IBI, pero ella rebate "Sólo es el hotel y la gasolina. Nos movemos en metro y comemos bocatas". Te quedas callado y ella sigue con su ataque "venga, que el hotel que he reservado tiene jacuzzi".... jacuzzi ¡ahmmmm!... esto.... ¿reservado?, ¡mierda!, ¿Por qué le darías una Visa?.

Llegáis el viernes por la noche... ¡joputas los del hotel! ¡os han dado camas separadas!.

El sábado por la mañana te despierta tu mujer, miras el reloj ¡las siete!, pero... "¡arriba!, casualmente, me acabo de enterar que hay una exposición de lencería que quiero ir a ver"... lencería ¡ahmmm!... esto... ¿casualmente?. Bueno es lencería, tampoco lo pasarás tan mal.

En la exposición descubres que a la ropa del hogar también se le llama lencería. Te conviertes en un experto en sábanas de encaje y fundas de almohada antiácaros. Coméis un sandwich frío, supuestamente de pollo, y tú te tomas una lata de cruzcampo.

Llegáis al hotel a las diez. Tu mujer te dice "¿pedimos algo al servicio de habitaciones?". Te emocionas. ves la lista de precios y te vuelves a emocionar, casi te da una taquicardia. Cenáis un cuarto de sandwich, supuestamente de pollo y tu te tomas una mini lata de cruzcampo.

Las diez y media. Tu mujer se pone el camisón y se tira encima de la cama. Tú te quedas en calzoncillos y saltas a su lado. Te aparta con el mando a distancia de la tele, diciendo "¡quita!, que empieza la Noria". A las dos de la mañana estás seguro de que Paquirrín tuvo un hijo con la Obregón y por eso uno de los matamoros se tatuó la cabeza. Te quedas dormido sobre tu cama en calzoncillos. A las cuatro tu mujer te despierta "Tápate la barriga, a ver si mañana vas a estar malo".

De camino a casa piensas de dónde salieron esas veintisiete bolsas de sábanas y edredones nórdicos. Ella interrumpe tus pensamientos diciendo "lo hemos pasado bien ¿verdad?. Aunque tú a lo mejor querías ir al parque de atracciones".

Piensas cómo retirarle la Visa.

Escapada romántica de una pareja experta.

Un día llegas a casa y le dices a tu pareja: Juana, prepara las maletas, que Pepe, Manolo y yo os vamos a llevar a las tres a Sevilla.

Tu pareja se emociona, piensa en el Guadalquivir, el Rocío...

Os cogéis unos días a cuenta de las vacaciones y allá os vais los seis, en tres coches, como debe ser... "No corras tanto, no ves que Luisa se está quedando atrás"... "acelera, no ves que Maripuri se está escapando"... "no los vayamos a perder ahora".

Pasada la primera hora se hace una parada. Mientras ellas hacen pis os tomáis el primer café y habláis bajito... "¿Qué tramáis los tres?"... nosotros?, ¡nada!, cariño.

Sigue el camino con las conversaciones habituales: "Pobre maripuri, teniendo que soportar los ronquidos de Manolo"... "Habréis escogido las habitaciones alejadas ¿no?"... "¿Eso es Sevilla?", no todavía no hemos entrado en Andalucía.

Llegáis al hotel... ¡bien!, camas separadas. Una ducha rápida y salís a cenar... sí que debe costar criar cerdos en Andalucía, treintaycinco euros una tapa de dos lonchas de jamón... señor que es de bellota y esto es un tablao flamenco... al tercer fino ya sabes bailar sevillanas.

Al día siguiente salís a dar un paseo, vais hacia la Giralda... "Cuanta gente con traje de futbol ¿no?", pues no sé, espera que pregunto en un bar... sonríes por lo bajo... ¡vaya!, ¡que casualidad!, hoy se juega la final de copa y juega nuestro equipo... ¿tú lo sabías Manolo?.

Hacéis un rápido cambio de planes. Las dejáis en el Corte Inglés y os vais al partido. Perdéis.

Llegáis al hotel y os están esperando. Tu mujer ha sobrepasado el límite de su Visa "por tu culpa". Juras que no sabías nada del partido.

Esa noche no follas... tampoco contabas con ello, además estás jodido por haber perdido... seguro que el árbitro estaba comprado.

Al día siguiente hacéis el camino del Rocío. Para tratar de calmar a tu pareja le compras todo lo que te pide... llegas al límite de tu Visa... "y lo que te espera".

De vuelta a casa piensas en el partido y se te saltan las lágrimas.

Otro tipo de escapadas románticas.

En este tipo de escapadas hablo de oídas, ya que no estoy en situación de opinar por vivencias propias.

Este tipo de escapadas se producen en aquellas parejas que tienen hijos y, normalmente, se basan en encontrar una excusa como un estreno de la ópera, una convención del trabajo o un funeral en Barcelona... la cuestión es conseguir empaquetarle a los niños a los abuelos y disponer de tiempo y espacio para los dos solos.

Se suelen preparar con uno o dos meses de antelación.

El día de dejar a los niños es todo nervios, parecen una pareja de novios pillados in fraganti.

Cuando llegan al hotel, ella va al baño y vuelve a salir de mala ostia... "m'a venío la regla"... ¡mierda!, hoy no follas.

Aprovecháis el viaje para ver museos y visitar los parques.

De camino a casa empezáis a planificar la siguiente escapada.


continuará

ixuxus
25/08/2010, 07:42
:105::105::105::105::105::105::105::105::105::105:

Diossss... qué jartá de reirrrr.... :11::11::11::11::11:

Saludos.

jo.e
25/08/2010, 07:51
:110::110::110::110::110::110::110::110::110::110::110::110::110:

OTRO MASS
25/08/2010, 07:58
Al día siguiente salís a dar un paseo, vais hacia la Giralda... "Cuanta gente con traje de futbol ¿no?", pues no sé, espera que pregunto en un bar... sonríes por lo bajo... ¡vaya!, ¡que casualidad!, hoy se juega la final de copa y juega nuestro equipo... ¿tú lo sabías Manolo?.










:10::10::10::10::10::10::11::11::11::11::11::11::11::11::105::105::105::105:

Fl0r3s
25/08/2010, 09:00
:105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105:

:110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110: :110:

jacarmo
25/08/2010, 14:33
uuuuuuuuuuuuuuupppppppppppppppppppppppp

Navarrico
25/08/2010, 15:52
uuuuuuuuuuuuuuupppppppppppppppppppppppp


eso eso, que no decaiga!!

aramma
25/08/2010, 21:14
Conquistar a una mujer es fácil: basta que ella quiera.

NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (X).

Existen diferentes situaciones en el ámbito erótico-sexual que no siempre son de tu agrado. Veamos algunas y como se superan.

El ridículo.

Un día estás de vacaciones y decides darle una sorpresa a tu pareja, que salió "de compras". Te das una ducha, te pones su tanguita rojo de hilo y su delantal, ese que tiene una vaquita.

Te sientas en el sillón a esperarla... se te pone morcillona de pensar en el momento.

Al fin llega ella. Te quedas callado mientras entra al salón y, en ese momento te levantas gritando "¡sorpresa!"... sorpesa la que te llevas tú: viene con Maripuri.

Sales andando de espaldas hacia el pasillo mientras las dos se escojonan de risa. Vas pensando que has hecho el ridículo. Al llegar a la puerta te das la vuelta y sales corriendo hacia la habitación... una nueva serie de carcajadas te hace ver que ahora sí que has hecho el ridículo enseñando el hilo del tanga con su brillantito.

Vuelves a los cinco minutos, correctamente vestido e intentando mantener la compostura. Maripuri te sonríe "no pasa nada", pero crees que te está imaginando con el delantal.

Sólo hay una forma de superar esta situación: invitar a Maripuri y su pareja y recibirlos vestido con el delantal y el tanga "Pasad, mientras me pongo algo, que en casa me gusta estar cómodo".

El bochorno.

Para el día de Fin de año habéis alquilado una casa de turismo rural para seis. También van Maripuri, Luisa, Manolo y Pepe. Hace un frío que pela y llueve, no parece tan bucólico como en las películas: no se ven alces en la nieve, ni ardillas en la ventana... ¡coño!, que esto es la sierra madrileña.

Cenáis y después de una ronda de tres botellas de licor café os vais cada uno a su habitación. La calefacción de las habitaciones es una estufa de leña, suerte que a Pepe se le ocurrió usar algo de licor café para encenderlas.

Os metéis en cama. Las mantas pesan unos diez kilos pero no dan calor, así que os arrimáis. Sorpresivamente, tu pareja "quiere"... no serás tú quien le diga que no.

Estáis en plena faena, las mantas se han caído de la cama... ¡la naturaleza es increíble!, esto es algo más que un simple revolcón... ella te dice "mira la estufa, no se vaya a apagar"... para ver llamitas estás tú, pero te levantas y ves que casi no hay leña. Además te has olvidado de traer más troncos... ¡mierda!, tienes que ir a la chimenea del salón... desde la cama, ella te dice "venga, vuelve rápido".

Sales al salón y no enciendes la luz, que a Manolo lo despierta enseguida. LLegas a la chimenea y, previsor, coges quince troncos. Al volver no te acuerdas de la mesita del centro y le das una patada con el dedo gordo del pie derecho... cometes tu primer error: gritas ¡mierda!... no consigues estabilizarte y te caes con los quince troncos.

Se empiezan a encender luces y aparecen tu pareja, Maripuri y Luisa... al menos no han salido Manolo y Pepe... intentas levantarte, pisas un tronco y te vuelves a caer... gritan a dúo "¡Cariño ven, que se ha hecho daño".

Ya están todos a tu alrededor. No ha sido para tanto, piensas mientras te levantas. Ves que Maripuri mira hacia abajo y sigues la mirada: todavía llevas el condón puesto... "son cosas naturales" dice la Luisa.

Sólo existe una forma de superar esta situación: en el desayuno decirle a Manolo y Pepe: "Al menos yo casi follo".

El ridículo bochornoso.

Es verano. Estás durmiendo la siesta en la tumbona del jardín.

Despiertas de repente y ves a tu pareja moviéndote el bañador "se te salía un huevo". Abres bien los ojos: detrás de ella están tus suegros.

Sólo existe una forma de superar esta situación: matar a tu suegra antes de que todo el mundo sepa que vas depilado.



continuará

Rinconete
26/08/2010, 07:27
Conquistar a una mujer es fácil: basta que ella quiera.


Estas frases del principio son de lo mejorcito.



(.................)

Sólo existe una forma de superar esta situación: en el desayuno decirle a Manolo y Pepe: "Al menos yo casi follo".

(................)



:105::105::105::105::105::105:

Fl0r3s
26/08/2010, 09:39
Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
jajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaajajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
jajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

En la oficina me miran raro... ¬¬

alcasa
26/08/2010, 12:17
Aramma = Semidios

Rinconete
26/08/2010, 13:19
Aramma = Semidios
¿Semidios porque sólo casi folla?

aramma
26/08/2010, 23:40
Aunque te lo parezca, tu pareja y el banco no disfrutan lo mismo jodiéndote: la banca siempre gana.

EL HOMBRE Y SU RAZÓN DE SER. MANUALIDADES (V)

Estás estresado. Tu psiquiatra te recomienda que te busques alguna tarea alternativa que te distraiga. Te nota desconcertado y te sugiere que pruebes con las manualidades: pintar cuadros, hacer maquetas... maquetas... suena bien. Además, por si tienes un ataque de ansiedad te receta tranquimazín: uno debajo de la lengua cuando lo necesites.

Al día siguiente te vas a una farmacia y compras el tranquimazín... maquetas... piensas en algo original y, sin saber por que, te acuerdas del Belén que vistéis hace unos años y en lo cutre que es el vuestro... si hasta el Niño Jesús se tira del pesebre de lo incómodo que le resulta.

Decidido: vas a construír tu propio Belén. Lo primero es informarte. En internet descubres que ahora eres "belenista" y encuentras montones de casas acojonantes para hacer y consejos de como diseñar tu propio Belén.

Con las ideas más claras te vas al centro de bricolage. Compras pegamento, pintura, pinceles, lijas, maderas, una mesa de trabajo y una dremel con cientoypico accesorios y brazo flexible. Te gastas cuatrocientos euros... te tomas un tranquimazín.

Ya en casa empiezas a colocar todas las cosas en el salón. Tu pareja no está conforme, lo reflexionáis: acabas montando "tu tenderete" en la habitación del fondo, entre la ventana y la cama del perro... te tomas otro tranquimazín.

En la pared pegas los planos que dibujaste. Tu pareja te pregunta si ahora te dedicas al arte abstracto. Con paciencia le explicas lo que vas a hacer: "¡joder!, ¡si está clarísimo!: ¡Es el castillo de Herodes!".

Se marcha. Te tomas otro tranquimazín y empiezas a cortar con la dremel la madera. Vuelve tu mujer y te ve como trabajas y le cambias el accesorio cortador por el accesorio lima. Se sienta a tu lado y, con verdadero interés te pregunta como funciona la dremel esa.

Estás dos horas explicándole como se cambian los accesorios, como se regula la velocidad, cual es la función de cada accesorio... ¡ella te escucha embelesada!.

Esa noche follas... no necesitas el tranquimazín para dormir.

Al día siguiente vuelves del trabajo, pensando ya en tu castillo de Herodes, con sus ventanas labradas, sus columnas torneadas y su soldadito vigilante. Tu mujer se sienta a tu lado y te pide que le dejes ayudarte, incluso te pide consejo a la hora de manejar la dremel.

Esa noche vuelves a follar... ¡es increíble!, ¡este psiquiatra es buenísimo!.

Es un nuevo día, no ves el momento de salir del trabajo para volver a casa, tu jefe piensa que te pasa algo: no has usado internet.

Al entrar en casa oyes voces en el salón. Piensas: ¡vaya!, estarán sus amigas, bueno tú a lo tuyo. Entrás en el salón, para saludar...

Están tu mujer, Maripuri y Luisa haciéndose la pedicura ¡con tu dremel!... "¡Cariño!, esta máquina es buenísima, tiene de todo y va genial. ¡La de dinero que vamos a ahorrar!".

Te vas a la habitación del fondo y te tomas un tranquimazín

Al rato viene tu mujer y te trae la dremel "Ten, que nosotras ya hemos acabado por hoy".

Intentas concentrarte, pero cada vez que coges la dremel en vez de ver una columna ves el dedo gordo de Maripuri... te tomas tres tranquimazines de golpe.

Empiezas a trabajar las celosías, no recordabas haber comprado madera roja... ¡ostias!, te has clavado la dremel en la mano... da lo mismo, el tranquimazín hace su trabajo.

Viene tu mujer "Cariño, ¿me dejas la dremel que quiero hacer unas patatas rellenas?... ¡Ay!, ¡te has pinchado!, anda ponte una tirita antes de mancharte la ropa".

Dos tranquimazines después ya lo has decidido: te importa una mierda si no follas, pero mañana te pasas a la pintura abstracta.

continuará

Fl0r3s
27/08/2010, 11:08
Con lo bien que ibas con el follar y la has liado... :105:

De verdad os pasan esas cosas??? :4:

aramma
27/08/2010, 22:58
Debiéramos tomar notas de como hacemos el amor, así, la siguiente vez que lo hagamos nos será más fácil recordar como era... (un casado dixit).

NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (XI).

Para celebrar que os habéis convertido en pareja veterana, planificas un viaje con tu mujer. Tú prefieres el Aconcagua, Alaska o el Polo Sur; te valdría cualquier sitio en el que no se pudiese salir mucho de casa. Ella prefiere un chalet con piscina en Andalucía. Negociais duramente y al final te sales con la tuya: os váis al Algarve, a un chalet con piscina.

Tenéis una parcelita cerrrada muy mona, con su casita con chimenea y piscina privada, para los dos solos.

En pleno baño, te quitas el bañador y te quedas en pelotas. Animas a tu pareja a que lo haga, que el agua da un gustirrinín especial. Después de reirse del efecto que hace tu peladito cuando nadas de espaldas y tu culo cuando buceas, decide quitarse el bañador; eso sí, primero puso la toalla al borde de la piscina "por si aparece alguien"... ¡pero si es una parcela privada!.

Ahí estáis los dos, nadando en pelotas. Tu sonrisa te delata cuando te intentas acercar a ella. Descubres que es tan jodío darle caza a tu mujer en una piscina de siete por cuatro metros como en una cama de uno cincuenta.

Por fin la has atrapado, le das un beso e intantas abrazarla. Como estáis en "la parte que cubre" no haces pie y se te vuelve a escapar... la vuelves a atrapar en la escalera.

Parece que el ejercicio le resultó excitante. Se deja dar otro beso y empiezas con un toqueteo cada vez más frenético. Le besas una teta y, de repente, se te ocurre hacerle un intríngulis (¿o era un cunnilingus?) y allá que te vas.

Menos mal que tu pareja sabe hacer el boca a boca... claro, tú tienes que abrir la boca y sacar la lengua. Sin embargo, en las películas, el pene les debe hacer de tapón a las tías.

Recuperados del susto, sobre todo tu mujer que se veía viuda y con deudas, decidís dar un paseo por el pueblo y luego cenar tranquilos en casa.

Cenáis en el suelo, delante de la chimenea, con la comida en la mesita de centro. Gracias al vinho verde y al Oporto no se os ocurre otra idea que encender la chimenea y hacerlo ahí, sobre esa alfombra de oso sintétca.

Encender la chimenea no tiene truco gracias a la técnica que aprendiste de Pepe: chorro de licor café y mano de santo.

Os ponéis los dos a la tarea, tú hasta con lágrimas en los ojos al verla tan participativa.

Claro que no habéis caído en algunos detalles: es quince de agosto, hay una temperatura exterior de 35 grados y entre la chimenea y la mesa donde tenéis los restos de la comida y la botella de Oporto (que ya tomáis a morro) hay un metro escaso... da igual.

Estáis desnudos, tú encima por aquello de mantener las tradiciones. Se te queman los pelos de las nalgas y le metes un "empujón" que casi le saltan los ojos. Sibilinamente, la colocas a ella encima. Se tumba hacia ti, crees que se va a quemar cual bruja en el infierno, pero no: has subestimado la baja temperatura habitual del culo de tu pareja.

Con el movimiento la alfombra se va deslizando y ya te estás quemando los dedos de los pies. Encoges las piernas para intentar salvarte. Consigues alzar a tu mujer, que aprovecha que le has puesto un respaldo y se inclina hacia atrás...

No sigo contando como acaba esto, sólo diré que en el Algarve también venden silvederma. Además, ahora tienes una chimenea en tu salón... aunque "no es lo mismo" (¿será la alfombra de oso?) y, por supuesto, también te has comprado unos pinkis ignífugos.

continuará.

aramma
28/08/2010, 21:09
La diferencia entre novia y pareja es tan sutil que cuando la notas ya es demasiado tarde.

DECORACIÓN (I).

Cuando decidistéis empezar la vida en común (véase post correspondiente) ya repartisteis el espacio. Además, si la vivienda no era nueva, seguro que hubo que hacer alguna reforma, basicamente dar unas capas de pintura y cambiar algún mueble.

Poco a poco aparecieron cosas que se fueron adueñando de suelo, paredes y techos, tales como cuadros, lámparas con muchas tulipas y alfombras.

Pero la crisis la desatas tú. Un sábado estás con tu delantal y tu pañuelo en la cabeza limpiando el espejo del tocador cuando se te ocurre bajarlo para limpiarle bien el marco. En ese instante tu pareja, que está sobre la cama limpiando con un trapo húmedo la lámpara, dice "¡mira que diferencia de color en la pared!".

Si en ese momento hubieses encendido la luz se habría solucionado el problema, pero como eres un ignorante te separas de la pared y le das la razón: se observa perfectamente que el color original era amarillo y no café con leche.

A partir de ahí se inicia un zafarrancho de combate: se descubren cercos en el contorno de las lámparas, en el suelo aparecen roces,... "la casa así no es agradable".

Si tuvieses dinero, aprovecharíais vuestras vacaciones en Hawai para dar orden a un equipo de decoradores de deshacer tal desaguisado. Pero no tienes pelas, ya que si no, estarías tomandote el aperitivo en el club de campo en vez de limpiando la casa.

Inicialmente el equipo de decoración lo formáis los dos. Tú opinas que una manita de pintura y tu mujer que un cambio de cortinas.

Pero tú, que ya hemos dicho antes que eres un ignorante, además no sabes tener la boca cerrada y, ese mismo sábado, cuando vienen Maripuri, Luisa, Pepe y Manolo a cenar a casa le sueltas "vamos a pintar la casa". Lo haces con la intención de que Pepe y Manolo se ofrezcan a ayudarte, pero lo único que consigues es que intervengan Maripuri y Luisa "ya era hora, que esto parecía una casa de viejos", "yo es que ya lo habría cambiado hace tiempo, no sé como podéis vivir así".

Y lo peor está por venir: "Tenéis que darle un aire más alegre", "Podéis combinar un rojo oscuro en una de las paredes con un verde manzana ácida en el techo"... ¿mande?... "en el dormitorio os quedaría muy bien un tono violeta con un cabecero blanco"... ¡y no paran las japutas!... "vuestro hall es ideal para poner la mitad papel pintado y el la parte superior una imitación a marmol"... marmol... ya piensas en una lápida funeraria con tu epitafio "murió casi virgen".

Total que el equipo de decoración pasa a estar integrado por las tres féminas y tu mujer se pasa una semana visitando todas las tiendas de decoración de la ciudad acompañada de Maripuri y Luisa "que tienen un gusto excepcional". Al final dispones del materila suficiente para empapelar y pintar cuatro casas. Además, te has compromotedio a construír algunos muebles.

Cuando decidís empezar se produce un reajuste en el equipo y, misteriosamente, vuelve a estar constituído en exclusiva por tu pareja y tú.

Como anticipo del trabajo que se va a desarrollar os diré que no recordabas haber hecho tantos agujeros en las paredes (¿será un compensación por no hacer otro tipo de "agujero"?) y que levantar una moqueta no es tan fácil como se ve en Bricomanía. Además, según tu mujer "como se nota que con dinero es fácil tener buen gusto. A esas dos quería yo verlas lijando puertas, a ver si el relleno de las tetas les aguantaba".

continuará

Quagmire
28/08/2010, 22:10
Es que son muy buenos joder... que risas...

jacarmo
29/08/2010, 11:01
upppppppppppppppppppppp

aramma
29/08/2010, 21:43
Existe una teoría que dice que hombres y mujeres somos iguales. Para demostrar que es errónea basta una simple patada en los cojones.

EL ABURRIMIENTO

El aburrimiento es una actividad que algunas parejas practican habitualmente y cuyas consecuencias pueden llegar a ser fatales si no se posee un mínimo de conocimientos ni se toman ciertas precauciones.

Vamos igual que el sexo pero sin ser tan divertido.

Ella está aburrida.

Esta circunstancia suele coincidir con un momento de intensa labor y concentración por tu parte, como puede ser informarte en internet sobre el último inútil fichado por tu equipo o buscar la postura más cómoda para echar la siesta.

El ataque puede ser de dos tipos: directo o indirecto.

El ataque indirecto comienza con un beso, conocido como "de Judas", seguido de un comentario como "podríamos acabar aquel puzzle que empezamos"... ese puzzle no es un puzzle cualquiera, es el puzzle: cincomil piezas, tres horas para encontrar todas las piezas de los bordes, la mesa del salón abierta a tope para montarlo... en todo el fin de semana sólo conseguistéis colocar cien míseras piezas y ahora, aburrida, ¿quiere hacerlo antes de que empiece Bones?.

El ataque directo comienza apagándote el ordenador o empujándote fuera del sillón, al tiempo que dice "¿qué te parece si cambiamos los muebles del despacho de sitio?. Así tendrías más a mano tus cosas". Es decir: como ella está aburrida, tenéis que trabajar los dos, pero es por tu culpa, que para ella las cosas estaban bien como estaban. Además si te niegas te responde "luego no me pidas que te traiga nada, como siempre... ¡no sé para que pienso en ti!... ¡si es que soy idiota!".

Bien, tienes que evitar ambas situaciones. Para ello es fundamental conocer cual es el síntoma del aburrimiento femenino: la modificación de la velocidad. Si una mujer está viendo la tele y sube la velocidad con que hace zapping, está aburrida. Si una mujer está trabajando por la casa y baja la velocidad de los pasos, está aburrida. Si una mujer está practicando sexo y baja su velocidad, está aburrida.

Una vez que sabes identificar el aburrimiento tienes que combatirlo. Aquí sirve cualquier cosa, desde tirar una cerveza al suelo hasta proponerle sexo aunque no tengas ganas (si ya estás en ello, prueba con la cerveza). Si te parecen medidas muy duras piensa en lo que te espera a cambio: el puzzle de cincomil piezas.

Tú estás aburrido.

Lo habitual es qu tú nunca te aburras. Si eso, lo solucionas con una "pajilla del aburrimiento".

Pero hay ocasiones en las que, bien por haber agotado el cupo de pajillas, bien por imposibilidad manifiesta de ejecutarlas realmente te aburres.

Primero observas a tu pareja y le preguntas que hace "reviso las cuentas" ... vamos cosas que no requieren una gran concentración... eres sincero y le sueltas "me aburro". Ella para, suspira y te dice "podías lavar la loza" o "Pon la ropa en la lavadora".

Recapacitas y le dices: creo que me voy a duchar. Vas a la habitación y te desnudas. Pasas por delante de ella en pelotas, aunque el baño quede en el otro extremo. Vas al baño. Sales y vuelves a pasar por delante de ella en pelotas "me olvidé la toalla". Vas al baño, volviendo a pasar por delante de ella, esta vez con la toalla enrollada. Te bañas, esperando que ella aparezca. Como tarda, de hecho no va a aparecer, te lavas incluso entre los dedos de los pies. Sales y te secas. Vuelves a pasar por delante de ella: llevas la toalla enrollada y la abres diciendo "¡sorpresa!". Ella toca al peladito con el boli diciendo "anda, guarda eso que aún se te va a acatarrar". Te vas a vestir y te quedas en calzoncillos.

Ya se te ha curado el aburrimiento.

Los dos estáis aburridos.

Este es el caso más dificil. Aquí no hay reglas escritas: tanto acabas siendo tú el que propone hacer el puzzle de cincomil piezas como ella la que se pasea desnuda por la casa, aunque de este último caso se suele producir un frenazo en seco al pasar por delante del despacho "¿qué te parece si cambiamos los muebles del despacho de sitio?. Así tendrías más a mano tus cosas".

Lo más importante es que detectes que tú estás aburrido y que ella modifica la velocidad.

En ese momento te debes bajar los pantalones diciendo "me voy a duchar"... pero debes ser rápido ya que ella puede contraatacar "espera que cojo las pinzas y te arreglo el entrecejo, que en la peluquería te dejaron muy guapo"... si lo hace estás perdido: te llevará al despacho "que hay más luz natural" y allí ya sabes lo que ocurrirá: "¿qué te parece si cambiamos los muebles del despacho de sitio?. Así tendrías más a mano tus cosas".

continuará.

aramma
31/08/2010, 16:50
Anatomía masculina: es necesario despelotarse a la mínima oportunidad.

Anatomía femenina: ¿es necesario despelotarse?.

NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (XII).

Nota inicial del autor:

Aviso a todo el que espera una confesión autobiográfica que el tema abordado en este capítulo es ciencia ficción y que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Es más, tras documentarme a través de fuentes fiables no he hallado vestigio alguno que pruebe una existencia real: ningún hombre sabe de su existencia; si acaso, han oído hablar de alguien que conoce a alguien. Esto me lleva a concluír que es una leyenda urbana.

Sin embargo, existe una extensa literatura, tanto científica como popular, que alude al tema. Por ello, he decidido tratarlo aquí.

El gatillazo.

Todo comienza un Viernes, cuando nuestro hipotético personaje finaliza la semana. El pobre desgraciado lleva tres meses de abstinencia parejil, bien fuese por una regla repetitiva, bien fuese por un mal dolor de cabeza o un cansancio repentino con palpitaciones.

Esa noche el humillado decide poner toda la carne en el asador y lanzar su ultimatum "Maripuri: esta noche después de cenar, si te encuentras bien, podíamos hacer cositas... es que ya es mucho tiempo y a mano no es lo mismo".

Ya está Maripuri notando que le vuelven "las cervicales" cuando un pequeño detalle llama su atención: el calzonazos está en las últimas, mejor ceder un poco, no vaya a ser que aparezca una pilingri rubia de bote y lo pervierta... "de acuerdo cariñín, que yo sé que echas de menos mi cuevita".

Su cuevita, piensa el gilipollas, uhmm, que ganas de ir ya mismo... pero se espera a cenar, a ver un poco DEC y a que se prepare para ir a la cama.

Han pasado ya tres horas desde que ella ha dicho que sí. El corazón del hombrecillo ha bombeado más sangre que una unidad móvil de donantes en seis meses.

Pero el insignificante sigue ahí, en calzoncillos bajo las sábanas, no sabiendo ya si atacar o no.

Ella da el primer paso y él se lanza cual jovenzuelo alocado: toca, lame, besa, chupa, mueve, gira,... sorprendentemente, Maripuri le deja la iniciativa y ¡se ha quitado el sujetador!.

Maripuri entra en la lucha y agarra al peladito, que sufre una convulsión repentina y se coloca en posición de firmes como nunca lo había hecho... la cabalgada se presenta pornográfica.

Repentinamente, al primer intento de invadir la cuevita, peladito se desmaya... unas risas acompañan al evento... se intenta por todos los medios revivirlo: con masajes, con la respiración artificial... pasados quince minutos es oficial: peladito ha muerto.

Es la primera vez y ambos, Maripuri y el infelice, están que no saben. Bueno, Maripuri sí sabe porque lo han comentado en la peluquería que le ha pasado al marido de una que va toda repintada.

Maripuri habla de stress, de deshidratación, de ansiedad, de... Pero el desdichado sólo sabe mirar a su peladito y piensa "con la de buenos ratos que hemos pasado juntos, los dos a solas, y te me mueres en combate".

Tras un fin de semana en el que el susodicho iba al baño cada diez minutos para comprobar si peladito revivía, Maripuri decide tomar cartas en el asunto. Al irse a dormir ataca sin piedad al peladito, que no se espera tamaña afrenta y acaba por rendirse a la evidencia: lo están follando.

Bien fuese por las buenas artes de Maripuri, bien por la necesidad de descansar, el caso es que el peladito cumplió esa noche con honores su misión... dos veces.

Nota final del autor:

Visto el desarrollo de esta ficción, sólo puedo dar credibilidad a la existencia del gatillazo en dos situaciones.

La primera es el auto-gatillazo. Esta situación es la que se provocarían aquellos que, tras una larga abstinecia, quieren repetir en un breve período de tiempo.

La segunda es la impresión del novato. Sí, porque a pesar de ver tantas mujeres desnudas en internet, verlas así de cerca y al natural impresiona.

Por eso pido que ayudemos a desterrar esta leyenda urbana.


continuará.

aramma
31/08/2010, 21:20
Un sobrino es alguien a quien no puedes dar una ostia de padre, pero que te sablea más que si fuese tu hijo.

EL CUÑAO (I).

El cuñao es un extraño personaje cuyo hecho diferencial es ser el hermano de tu pareja. Realmente, si no fuese por ese detalle de parentesco no habría sobrevivido a la pubertad ya que su único contacto con el mundo exterior, aparte de la minifalda de la profesora de ciencias eran las amigas que tu señora llevaba a casa, a las que espiaba en el baño... Hasta en eso tuvo suerte el cabrón: mientras que tú tenías que lanzarte a una caza desesperada, él observaba desde su agujero.

Ahora que estás con tu pareja el gilipollas compite contigo: si tú te arrejuntas, él se casa. Si tú te casas como manda la santa madre iglesia católica, él lo hace por el rito sefardí y se circunda allí mismo. Si vosotros decidís no tener hijos, el tiene uno con su pareja, uno con la vecina y adoptan otro.

Que esa es otra. Puestos a adoptar, le aconsejas que adopte un niño del Brasil, por aquello del futbol en los genes; también es válido una china, que serán los dueños del mundo y está bien tener un aliado. Pero el imbécil adopta uno del Congo; que sí, los conguitos están muy ricos, pero el niño no hace más que mirar tus carnes, que tú no duermes tranquilo con el niño en la habitación de al lado.

Pues bien, este elemento, el cuñao, es el que tienes sentado a tu lado en la mesa del restaurante, imponiendo junto con la cuñadísima y los sobrinos "que tanto quieren a sus tíos" una barrera infranqueable entre tú y tu pareja.

Mientras tú intentas que no se enfríe tu filete de merluza y darte a la bebida con una cerveza y tu mujer intenta acceder a su revuelto de setas, tu cuñao despedaza un magnifico entrecot "que no saben hacer en su punto" mientras bebe un ribera del duero gran reserva mezclado con gaseosa y la cuñadísima mastica unos solomillos en salsa de tres quesos. Por su parte los dos niños devoran una tortilla de patatas, una pizza boloñesa y seis cocacolas sin cafeína.

De postre no puede faltar la tarta de tres chocolates, el café y los chupitos.

A estas alturas a los camareros tus sobrinos ya no les parecen tan graciosos, claro que , como entraron cogidos de tu mano no saben que son tus sobrinos.

Gracias a dios ya es el momento de pagar y tu cuñao suelta la frase gloriosa "quieta hermana, que esto lo pagamos a medias"... ¿a medias?, ¡serás cabrón!: si tu y tu manada habéis comido la mitad de las reservas del restaurante... pero te callas y pagas tu mitad.

Ya en la calle, el cabronzao siempre tiene un detalle con los del restaurante "pues, para mí, que el vino estaba picado"... a ti te picaba yo, mezclar el vino con gaseosa...

Y lo peor es un día que salís sin niños, después de cenar os vais a un pub y os sentáis en un rincón discreto... Te empiezas a encontrar incómodo: la cuñadísima empieza a notar los efectos de la bebida "un vasito de vino y un chupito, sólo uno" ... que sí, que el vaso era el mismo, pero que se iba rellenado, gilipollas.

La pobre, en este estado busca apoyo y te encuentra a tí. Te agarra de una forma que no sabes exactamente como hace, pero te no te puedes soltar. Recuerdas que sus tetas son operadas, que ella misma lo dijo durante la comida y "me valieron diezmil", según el cuñao. De repente suelta "¿queréis tocarlas?", así en plural y se saca una teta y se empeña en que tú y tu pareja la toquéis, mientras tu cuñao se ríe y jalea "tocar, tocar, ya veréis como no se nota la diferencia". Consigues salvar la situación diciendo que has bebido demasiado como para notar algo, pero tu señora no se salva y tiene que palpar y opinar.

Así es el cuñao: gilipollas.


continuará.

OTRO MASS
31/08/2010, 21:39
Un sobrino es alguien a quien no puedes dar una ostia de padre, pero que te sablea más que si fuese tu hijo.

EL CUÑAO (I).

El cuñao es un extraño personaje cuyo hecho diferencial es ser el hermano de tu pareja. Realmente, si no fuese por ese detalle de parentesco no habría sobrevivido a la pubertad ya que su único contacto con el mundo exterior, aparte de la minifalda de la profesora de ciencias eran las amigas que tu señora llevaba a casa, a las que espiaba en el baño... Hasta en eso tuvo suerte el cabrón: mientras que tú tenías que lanzarte a una caza desesperada, él observaba desde su agujero.

Ahora que estás con tu pareja el gilipollas compite contigo: si tú te arrejuntas, él se casa. Si tú te casas como manda la santa madre iglesia católica, él lo hace por el rito sefardí y se circunda allí mismo. Si vosotros decidís no tener hijos, el tiene uno con su pareja, uno con la vecina y adoptan otro.

Que esa es otra. Puestos a adoptar, le aconsejas que adopte un niño del Brasil, por aquello del futbol en los genes; también es válido una china, que serán los dueños del mundo y está bien tener un aliado. Pero el imbécil adopta uno del Congo; que sí, los conguitos están muy ricos, pero el niño no hace más que mirar tus carnes, que tú no duermes tranquilo con el niño en la habitación de al lado.

Pues bien, este elemento, el cuñao, es el que tienes sentado a tu lado en la mesa del restaurante, imponiendo junto con la cuñadísima y los sobrinos "que tanto quieren a sus tíos" una barrera infranqueable entre tú y tu pareja.

Mientras tú intentas que no se enfríe tu filete de merluza y darte a la bebida con una cerveza y tu mujer intenta acceder a su revuelto de setas, tu cuñao despedaza un magnifico entrecot "que no saben hacer en su punto" mientras bebe un ribera del duero gran reserva mezclado con gaseosa y la cuñadísima mastica unos solomillos en salsa de tres quesos. Por su parte los dos niños devoran una tortilla de patatas, una pizza boloñesa y seis cocacolas sin cafeína.

De postre no puede faltar la tarta de tres chocolates, el café y los chupitos.

A estas alturas a los camareros tus sobrinos ya no les parecen tan graciosos, claro que , como entraron cogidos de tu mano no saben que son tus sobrinos.

Gracias a dios ya es el momento de pagar y tu cuñao suelta la frase gloriosa "quieta hermana, que esto lo pagamos a medias"... ¿a medias?, ¡serás cabrón!: si tu y tu manada habéis comido la mitad de las reservas del restaurante... pero te callas y pagas tu mitad.

Ya en la calle, el cabronzao siempre tiene un detalle con los del restaurante "pues, para mí, que el vino estaba picado"... a ti te picaba yo, mezclar el vino con gaseosa...

Y lo peor es un día que salís sin niños, después de cenar os vais a un pub y os sentáis en un rincón discreto... Te empiezas a encontrar incómodo: la cuñadísima empieza a notar los efectos de la bebida "un vasito de vino y un chupito, sólo uno" ... que sí, que el vaso era el mismo, pero que se iba rellenado, gilipollas.

La pobre, en este estado busca apoyo y te encuentra a tí. Te agarra de una forma que no sabes exactamente como hace, pero te no te puedes soltar. Recuerdas que sus tetas son operadas, que ella misma lo dijo durante la comida y "me valieron diezmil", según el cuñao. De repente suelta "¿queréis tocarlas?", así en plural y se saca una teta y se empeña en que tú y tu pareja la toquéis, mientras tu cuñao se ríe y jalea "tocar, tocar, ya veréis como no se nota la diferencia". Consigues salvar la situación diciendo que has bebido demasiado como para notar algo, pero tu señora no se salva y tiene que palpar y opinar.

Así es el cuñao: gilipollas.


continuará.

Tengo 3 cuñados, estoy de acuerdo al 33%:8::8:

Fl0r3s
01/09/2010, 10:09
Jajaja.

Vamos, que te dejan tocar una teta y no la tocas???? Te estas haciendo maricon, siento decirtelo... :105: :105: :105: :105:

aramma
01/09/2010, 11:26
Intimidad masculina: poder rascarse los cojones tranquilamente.

Intimidad femenina: ir al baño las tres amigas.

DECORACIÓN (II).

Ya tenéis todo lo necesario para empezar a redecorar vuestro nidito de amor. Estáis acojonados. Decidís empezar por algo que os lleve poco tiempo y, al mismo tiempo, os dé ánimos para seguir. Elegís la entrada, bueno el "jol" que le dice Maripuri.

Se trata de un espacio de, aproximadamente dos metros de largo por uno cincuenta de ancho. Tiene la puerta de entrada, la que da al salón, la que da a la cocina y un mini radiador. Además está el chisme ese de abrir cuando llaman desde abajo.

Os las prometéis felices, "esto lo hacemos en una tarde" opina tu pareja. Empiezáis sacando los cuadros que habíais comprado en el mercadillo, el espejo y el mueblecito zapatero-llavero-pongolotodosegúnllego. Después desconectas el portero electrónico, como te acojonas al ver la cantidad de cable tomas nota en un papel. Ahora retiras el radiador; como no tienes ni idea, te olvidas de cortar el agua y consigues dos cosas: vaciar el circuito y fregar el suelo del recibidor.

Te dispones a comenzar y ves la lámpara. Te subes en una banqueta y la desconectas. Si haces un repaso del santoral es que te has olvidado de cortar la luz. Solventado el incidente, ya está todo dispuesto.

Comienza la tarea de poner cinta de carrocero en aquellas partes que no queréis pintar. La cinta de carrocero, para los novatos, es una especie de celo que cumple tres funciones: pegarse fatal, permitir que la pintura pase bajo ella y levantar la pintura al retirarla. Con la cinta de carrocero puesta y el suelo protegido por plásticos, cartones, periódicos o cualquier otro objeto se inaugura la reforma.

Pintas el techo. Es fácil, está "chupao". Vale, te has pintado la cara, las manos y la ropa, pero el "azul mañana de otoño" le queda bien.

Para la pared habéis pensado, bueno lo hicieron Maripuri, Luisa y tu pareja, en pintar la parte superior de "amarillo atardecer primaveral" y empapelar la parte inferior. Marcas una línea a un metro del suelo (aquí das gracias a que tienes un nivel láser y sabes usarlo). Pintas. te acuerdas de los fabricantes de rodillos: ¿como coño puedes pintar el cacho de pared que hay entre las puertas y las esquinas?. Usas un pincel y lo dejas como puedes. El efecto del color es resultón, aunque a ti te parecen azul claro y amarillo huevo.

Con todo esto habéis agotado la primera tarde... menos mal que es viernes y tenéis todo el sábado.

Madrugáis, sin que tengas garantías de sexo esa noche, y admiráis vuestra obra de arte: la pintura no ha tapado los agujeros donde estaban los cuadros... ya se comprarán otros.

Al menos la línea que trazaste a salido a través del amarillo y no necesitas volver a pintarla. Lees las instrucciones de la cola: el fabricante, muy amable explica como se hace y como se coloca el papel. Te quedan dos dudas: ¿tu papel es ligero, pesado o vinílico? y ¿qué coño es una plomada?. Viendo el dibujito deduces que el papel tiene que quedar derecho.

Preparas la cola, para papel vinílico por si acaso, y mientras reposa cortas la primera tira de papel: un metro. Lo colocas, salen burbujas, la leche de burbujas. Descubres que hay que irlo poniéndo poco a poco y frotándolo con un paño; al menos habéis empezado por el tramo de detrás de la puerta de entrada y no se verá mucho. La verdad, el efecto "juncos del Nilo" es resultón: da un aire colonial.

Cortas el segundo tramo, un metro, lo colocas y repasas la familia del director de obra: es corto. No importa, tenéis papel de sobra. Mides, cortas, pegas... todo va bien. Llegas a la esquina y aparece otro problema: el joputa del albañil la dejó torcida: si arrimas abajo, queda separado de arriba y si arrimas arriba queda plegado abajo. Lo solucionas con una tijera y una hora de paciencia. Paráis a comer: pizza a domicilio ¿digame?.

Por la tarde continuáis, acordándoos de las familias de los electricistas, telefónicos, fontaneros y otros especímenes cada vez que llegáis a un sitio que os obliga a cortar el papel.

Ya casi habéis acabado. Ahora el papel tiene que secar para poder poner la cenefa... además han salido nuevas burbujas. Tu pareja y tú repasáis la familia de Maripuri y Luisa.

Por supuesto, tal como presentías por la mañana, no hay sexo: tu pareja está disgustada por culpa del papel.

Al día siguiente volvéis a madrugar. Milagrosamente, las burbujas han desaparecido. Colocáis la cenefa, al menos es autoadhesiva y los motivos florales le dan un aire juvenil al conjunto.

Retiras la cinta de carrocero. Se te pega a las manos, levanta trozos de pintura y se rompe en los sitios de más difícil acceso.

Te pasas toda la mañana del domingo retirando trocitos de cinta y retocando con un pincel la pintura que se levantó.

Por la tarde colocas el radiador, el portero electrónico y la lámpara. Te has vuelto a olvidar de cortar la luz... ya te vas acostumbrando a tener la mano dormida.

Son las nueve de la noche. Ves un rato la tele: tu equipo la ha vuelto a cagar. Ni ganas de sexo tienes.

El lunes compráis en los chinos dos cuadros con motivos étnicos y los colgáis. Los agujeros no sirven. Hay que hacer otros. Los hacéis de modo que los agujeros viejos queden tapados por los cuadros nuevos.

Habéis acabado.

Tenéis un recibidor digno de una vivienda de lujo... a sido un trabajo duro, pero mereció la pena.

Te paras un segundo a pensar. Habéis necesitado veinte horas para decorar tres metros cuadrados. La casa tiene cientovenite metros cuadrados... con un poco de suerte acabaréis antes de semana santa.

Al menos tu pareja está contenta y esa noche mojas... mentalmente le das las gracias a Maripuri y a Luisa y te disculpas con sus ancestros. Empiezas a pensar en las reformas que harás a partir de semana santa.

continuará.

mud_ito
01/09/2010, 14:38
Simplemente, genial.
La vida misma.

Fl0r3s
01/09/2010, 15:02
:105: :105: :105: :105: :105: Que descojone a reirme!!!

alfonsico
01/09/2010, 16:35
magistral, no se puede definir mejor

aramma
01/09/2010, 23:06
La única diferencia entre martillo y martillazo es un dedo.

NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (XIII).

Una noche como otra cualquiera estáis en la cama viendo la tele. Es un capítulo de CSI. En una escena sale una chica en la barra de un bar y la gente comiendo fruta que hay sobre su cuerpo.

A ti te entran ganas de sexo y a tu pareja de comer.

Es el momento de innovar. Os levantáis de la cama, ponéis la sábana esa impermeable que guarda tu pareja "por que nunca se sabe" y, mientras tu pareja asalta la nevera, tú aslatas el mueble-bar.

El campo de batalla está listo: los dos estáis en pelotas.

Te ofreces de plato. Tu pareja te pone un trozo de manzana sobre el pezón y lo come, dándote un mordisco. Gimes; bueno: gritas. Para calmarte, echa nata sobre tu otro pezón y la chupetea... esto ya está mejor.

Ella está lanzada, coje la botella de Oporto y te llena el ombligo; vale: lo desborda. Como desde el ombligo hacia abajo hay una pendiente apreciable, parte del líquido llega "ahí y más allá"... ¡quemaaaaa!, pero te aguantas. Ella bebe con fruición y repite la jugada... ya estás insensibilizado.

A base de nata en los pezones y Oporto en el ombligo tú te vas calentando y ella se va animando; está bien: se está emborrachando vilmente.

Decidís cambiar de posición. Vas dibujando corazoncitos de nata por su cuerpo, que vas lamiendo con delicadeza... para que engañarnos: le tapas las tetas con dos pegotes de nata y los tragas de un bocao.

La botella de Oporto ya ha trasvasado a vuestro interior más de la mitad de su contenido y decidís pasar a batallas más duras.

Untas su tesorito con nata (incluso intentas meterle algo dentro) y te dedicas a retirarla con dulzura... y dale: se la lames cual etíope hambriento. Sea cual sea el motivo a ella le gusta y repites la dosis.

Reclamas tu parte. y te tumbas boca arriba. El bote de nata hace pfuuuu... s'acabao. No importa, está el bote de nutella. ¡que bien luce peladito todo moreno!. Ella se dedica a que no quede ningún rastro de nutella, aunque te molesta un poco cuando pasa la galleta para rebañar bien.

Y aquí cometéis vuestro error: os pasáis a la miel. Cuando os queréis dar cuenta ya es demasiado tarde: os pegáis a la sábana y en cada lenguetazo os tragáis medio kilo de hilo de algodón cien por cien. Además aparece otro problema añadido: la miel se seca muy rápido y, al intentar sacarla con los dedos os vais depilando.

La botella de Oporto deja de hacer efecto cuando os fijáis que peladito y tesorito están pegados... aquí piensas que debías haberte circuncidado. y tu pareja maldice el día en que no se hizo la depilación integral de ingles.

Acabáis a la dos de la madrugada en la ducha, con el agua casi hirviendo y raspándoos mutuamente la miel entre gemidos de dolor.

Volvéis a la cama, empaquetáis la maldita sábana impermeable en una bolsa de basura y dormís sobre las sábanas totalmente embadurnados en aloe vera.

Pensáis que ha sido la peor experiencia de vuestras vidas... estáis equivocados.

Lo peor llega al día siguiente. Primero, al bajar en el ascensor, la viejecita de al lado, con sonrisa maligna dice "ayer hubo fiesta ¿eh?". Después en el trabajo todas tus compañeras quieren saber que tratamiento te hiciste para tener una piel tan tersa. Por último llegáis a casa y en el ascensor hay un letrero que dice "se ruega a los vecinos que moderen sus gemidos, que hay gente que quiere dormir".

continuará.

summer85
01/09/2010, 23:09
Algún dia con tiempo, me leeré este post... :5:

Rinconete
02/09/2010, 07:21
(....................)

reclamas tu parte. Y te tumbas boca arriba. El bote de nata hace pfuuuu... S'acabao. No importa, está el bote de nutella. ¡que bien luce peladito todo moreno!. Ella se dedica a que no quede ningún rastro de nutella, aunque te molesta un poco cuando pasa la galleta para rebañar bien.

(....................)



:11::11::11::11::11::11::11::11::11::11:

aramma
02/09/2010, 09:49
Un manitas que no ensucia es como un coitus interruptus: satisface, pero le falta algo.


EL HOMBRE Y SU RAZÓN DE SER. MANUALIDADES (VI)

Si tienes un arreglo pendiente en casa o, simplemente, quieres un mueble de diseño propio, tu solución es buscar un manitas... salvo que tú te consideres manitas, claro.

¿Cómo saber si el manitas es un novato o un profesional?. Fijarte en unos pequeños detalles te ayudará a distinguirlos.

Por ejemplo está el número de herramientas que se emplean para un arreglo. Todo el mundo piensa que un profesional cuenta con una amplia gama de utensilios. Nada más lejos de la realidad: es el novato el que, en su inseguridad, necesita el apoyo de cuanta herramienta se venda en el Corte Inglés o el Leroy Merlín. A un auténtico profesional le bastará un metro para medir, una tiza para marcar, un hacha para cortar y un buen martillo para los ajustes finales.

Otro aspecto importante es la forma de abordar una reparación. Ante una mesa que cojea, un manitas novato utilizará un trozo de fieltro autoadhesivo para calzar la pata que queda en el aire. Sin embargo, un profesional recortará primero las otras tres patas; en caso de que el problema persista tras igualar la primera pata, y sólo entonces, empleará tres o cuatro trozos de cartón para que quede más o menos estable y te dirá "ya no se hacen mesas como las de antes".

En ocasiones el problema no es tan visible, como es el caso de un grifo del lavabo que no cierra bien. Aquí un manitas novato desmontará el husillo, le cambiará la goma que hace tope y comprobará, en su inseguridad, que abre y cierra bien. El profesional ve dos posibilidades: si el grifo es antiguo y dorado te colocará uno nuevo, plateado por supuesto, ya que "es el único modelo que encaja sin cambiar todo el lavabo"; pero si los grifos son nuevos, desmontará el husillo y le pondrá una goma más gorda, de forma que cierre bien pero no abra del todo... "ya no se hacen grifos como los de antes".

También es interesante ver como montan un mueble nuevo en el hueco previsto. El novato tomará medidas del hueco y del mueble, montará el mueble y lo arrimará, deslizándolo sobre un trapo viejo, hasta su hueco. En caso de aparecer algún problema de ajuste, como una pequeña irregularidad en la pared, separará el mueble y lo protegerá, eliminará la irregularidad de la pared, le dará aquaplast y la pintará; por último pondrá el mueble en su sitio. El profesional, por su parte, montará el mueble y lo empujará hasta su sitio rayando el suelo. En caso de surgir algún problema, verá si es posible cortar el mueble; en caso de no serlo, picará la pared y volverá a empujar el mueble de nuevo, quedando los restos de la pared ocultos por el mueble... "si es que ya no se construye como antes".

No podemos olvidar la concentración, que se aprecia muy bien a la hora de cortar un círculo de cartón. El manitas novato utilizará un compas y recortará con unas tijeras adecuadas el cartón; en caso de quedar alguna imperfección, la repasará con unas tijeras pequeñas. El profesional hará dos rectas más o menos perpendiculares sobre las que marcará las medidas, después trazará a mano alzada el círculo, repasandolo con una raya más gorda en caso de ser necesario; para cortar utilizará las primeras tijeras que pille y, en caso de quedarle imperfecciones, doblará los salientes. Aquí es importante el matiz de la posición de la lengua: un auténtico profesional acompañará el movimiento de la tijera mordiendose la lengua, incluso mostrando la punta de la misma como señal de máxima concentración.

Por supuesto, el manitas novato está perdido si no encuentra la herramienta adecuada, mientras que el profesional sabe solventar cualquier situación. Así, en caso necesario, utilizará tu cucharón sopero para revolver la pintura.

Por último queda lo más importante: el coste del trabajo. Un manitas novato se conformará con un refresco y, si el trabajo supera los tres días, una invitación a cenar. Por su parte, el profesional te vaciará la nevera mientras trabaja y te pasará una factura equivalente al precio de una semana de trabajo tuyo por hora de trabajo suya e intentará mantenar sexo contigo a cambio del IVA.

continuará.

Fl0r3s
02/09/2010, 10:34
:105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105: :105:

Sublime.

alfonsico
02/09/2010, 10:42
chincheta por favor

aramma
02/09/2010, 13:01
Un estudio reciente demuestra que los hombres que conocen los diez usos posibles de un condón follan poco.

EL CUÑAO (II).

Estáis en una terracita, aprovechando una tarde soleada de Mayo, con el cuñao, la cuñadísima y los niños. La camarera pregunta que cuantos son "Dos, pero se mueven mucho".

Extrañamente, tu cuñao paga. Sospechas algo raro. Efectivamente, mientras muerdes una aceituna, suelta "Este verano podíamos ir todos juntos de vacaciones a la casita que tenéis en Murcia". Te tragas la aceituna con hueso incorporado y miras con ojos de cordero degollado a tu pareja.

No hay escapatoria: el espabilao ya tiene hecho el planning completo de los quince días... "¡Será genial!. ¡Los niños lo pasan tan bien con vosotros!"... ¡mierda!, la manada también está incluída.

Piensas que, al menos, las diez horas de viaje iréis tranquilos en vuestro coche. Pero, tres días antes de salir tu cuñao llama por teléfono "Por cierto, mi coche falla bastante, ¿que tal si alquilas una furgoneta, tu que sabes de eso?". Recorres todas las empresas de alquiler y, por fin, encuentras una furgoneta de nueve plazas, ochenta-caballos-sin-turbo-pero-diesel.

Allí estáis todos metidos dentro de la furgoneta. No te explicas cómo es posible que sea necesario meter bultos entre los asientos.

Empieza conduciendo el cuñao y de copiloto la cuñadísima. Vosotros vais encajonados entre las sillas de los niños y la bolsa nevera. Como a la pelirroja de bote le molesta el chorro del aire acondicionado, a los diez minutos no sabes si te has olvidado de ducharte, un niño se ha cagao o tu cuñao se ha tirado un pedo. Además los niños sólo paran quietos si van viendo a todo volumen a Bob Esponja.

Al rato tu cuñao comenta "Esto no sube nada. Donde esté mi picasso..". Piensas si tendrá algo que ver el ir subiendo en quinta a ochenta, pero te callas.

A la hora hay que parar, "que la niña tiene pis". Será la niña la que tiene ganas de mear, pero la que va al baño es la pelirroja de bote. Te intentas serenar tomándote una tilita. Tras doce horas de viaje en las que habéis parado unas siete veces a hacer pis y dos más a comer y en las que tu cuñao no ha soltado el volante "es que si no me duermo", llegáis al destino.

Hay que vaciar la furgoneta, pero como ellos nunca habían visto la casa os toca a ti y tu pareja sacar toda las cosas e irlas poniéndo en el salón. Ellos, por su parte, han repartido las habitaciones: se han cogido la habitación principal para ellos y la otra para los niños... os toca dormir en el sofá, al menos los niños suben sus maletas.

Al día siguiente estáis hechos polvo, no por haber follado precisamente, pero el cuñao saca su planning: hay que ir a Cartagena, por supuesto pasando por Lorca.

Hoy te toca conducir a ti, que él extrañó la cama... y yo mi casa, piensas. Como por autopista "no se ve nada" te toca tragarte todas las carreteras comarcales, que el tom-tom no sabe si mandarte a la mierda o para la mierda, eso sí te avisa "control de alcoholemia".

Te pasas todo el día conduciendo y ni siquiera puedes tomarte una mísera cerveza, ya que el hermanísimo se zampa las botellas de vino a pares y luego duerme la siesta en la tercera fila de asientos.

Así, transcurren los días: vosotros los lleváis a ver los sitios y, a cambio, ellos os dejan que paguéis "es que m'a quedao la cartera en el coche... al volver hacemos cuentas". Además en cada parada hay que comprarle un detalle a los niños.

Al menos por la noche estáis tranquilos. Llegáis sobre las dos, acostáis a vuestros sobrinos, os tiráis a dormir con un mal beso de buenas noches y a las seis os despiertan los enanos "es que papi y mami están descansando y ya es de día".

Por fin llega el día del regreso, el cuñao sugiere quedarse unos días más. Te "acuerdas" que tienes una cita inaplazable con el urólogo y le dices que lo lamentas mucho. Se ofrece a interceder ante el urólogo "Es que es una pena, ¡que lo estamos pasando tan bien!". Consigues declinar la oferta.

El viaje de vuelta te recuerda al de ida, sólo que esta vez además de las sillas de los niños y la bolsa nevera lleváis entre las piernas unas bolsas con "detalles para la familia".

Ya en casa, después de dormir dieciocho horas seguidas repasáis los gastos: os habría salido más barato iros a las Bermudas.

Llamas al cuñao para quedar, pero "es que tenemos que ver al resto de la familia, que hemos estado mucho tiempo fuera".

Al mes, como no os llama, insistes, pero "se me ha estropeao el coche, si no os importa os pago para el mes".

Se acerca el puente del Pilar. Te llama el cuñao "Oye, que tenemos que repetir. Te puedes creer que me acabo de dar cuenta que no hemos ido a la playa. En esta época se debe de estar bien. ¿Os apetece una escapa...".

Sorprendentemente en ti, en ese instante os quedáis sin batería... definitivamente, os habría salido más barato iros a las Bermudas en Jet privado.

continuará.

aramma
02/09/2010, 20:19
Si todas las mujeres desean tener un cuerpo perfecto, ¿por qué es malo que todos los hombres deseen a esa mujer?.

NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (XIV).

Como siempre, después de una semana de abstinencia, empiezas a mirar a tu pareja con mirada estrábica: hasta las rodajas de pepino que tiene sobre los ojos parecer incitarte y el osezno del camisón parece adoptar una postura "propicia". Ella lo intuye, cosa fácil pues basta oir tu respiración de burro en celo.

Entonces se quita las rodajas de pepino, se sienta contra el cabecero de la cama y se ajusta perfectamente la sábana al cuerpo, de forma que te quede claro que de momento no mojas. Por si acaso te quedan dudas, coge tu almohada, la pone vertical a veinticinco centímetros de ella y señalándola dice "Siéntate aquí, que tengo que explicarte una cosa".

Repasas a toda leche todos los hechos acaecidos u omitidos culposamente desde la última vez que "hablásteis". Sudas frío.

"Mira, yo tengo tantas ganas como tú. Pero " piensas ¿por qué siempre hay un pero? "es que ultimamente no me presta". A todas las mujeres llega un momento en que no es que las cosas no les satisfagan, no, es que no le prestan. Y te da indirectas: "Siempre vas al asunto directamente, ya no te paras como antes".

Recapitulemos: antes te tomabas tu tiempo y lo hacías cada mes, ahora vas a toda leche y lo haces cada mes ¿cuál es la diferencia?. Pues existe: "Es que yo también necesito mi tiempo, que me acaricies la espalda, que me beses el cuello, que...". piensas: ¡Coño!, pues dilo, ¿acaso no te digo yo que me la chupes?. Pero dices: lo siento cariño, trataré de ir despacio la próxima vez... ¡meeec!, primer error: acabas de aceptar de forma subliminal que hoy no hay sexo.

Y sigue "Claro, como ya te hago todo lo que quieres, no te importan mis necesidades". Piensas: ¿todo lo que quiero? ¡pero si paso más hambre que Carpanta en cuaresma. Dices: tienes razón, cariño, me tratas mejor de lo que merezco... ¡meeec!, segundo error: acabas de aceptar implícitamente que no es necesario hacerlo cada mes.

Continúa "Porque, si de verdad me quisieras, en vez de estar preocupado por meterla en cuanto la tienes tiesa te fijarías en si yo necesito algo más". Aquí ya respondes sin pensar: no es verdad que sólo piense en meterla cuando está tiesa, también me gustan otras cosas. "Ves como sólo piensas en tu satisfacción"... ¡mierda!: has perdido.

No te queda otra que capitular y tratar de salvar tu dignidad, así que le dices: venga cariño, perdóname, deja que te vaya a buscar otras rodajitas de pepino fresquitas y te doy un masaje, que no te merezco.

Y así acabas la semana: sin mojar (como un vulgar pagafantas) y, olvidando tu dignidad, dándole un masaje en los pies con un huevo fuera de los calzoncillos.

Continuará.

Quagmire
02/09/2010, 20:21
chincheta por favor

+11111111111111111111

Rinconete
03/09/2010, 07:45
¿Has dedicado un capítulo a los suegros? También se lo merecen:8:

OTRO MASS
03/09/2010, 07:51
Si todas las mujeres desean tener un cuerpo perfecto, ¿por qué es malo que todos los hombres deseen a esa mujer?.

NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (XIV).

Como siempre, después de una semana de abstinencia, empiezas a mirar a tu pareja con mirada estrábica: hasta las rodajas de pepino que tiene sobre los ojos parecer incitarte y el osezno del camisón parece adoptar una postura "propicia". Ella lo intuye, cosa fácil pues basta oir tu respiración de burro en celo.

Entonces se quita las rodajas de pepino, se sienta contra el cabecero de la cama y se ajusta perfectamente la sábana al cuerpo, de forma que te quede claro que de momento no mojas. Por si acaso te quedan dudas, coge tu almohada, la pone vertical a veinticinco centímetros de ella y señalándola dice "Siéntate aquí, que tengo que explicarte una cosa".

Repasas a toda leche todos los hechos acaecidos u omitidos culposamente desde la última vez que "hablásteis". Sudas frío.

"Mira, yo tengo tantas ganas como tú. Pero " piensas ¿por qué siempre hay un pero? "es que ultimamente no me presta". A todas las mujeres llega un momento en que no es que las cosas no les satisfagan, no, es que no le prestan. Y te da indirectas: "Siempre vas al asunto directamente, ya no te paras como antes".

Recapitulemos: antes te tomabas tu tiempo y lo hacías cada mes, ahora vas a toda leche y lo haces cada mes ¿cuál es la diferencia?. Pues existe: "Es que yo también necesito mi tiempo, que me acaricies la espalda, que me beses el cuello, que...". piensas: ¡Coño!, pues dilo, ¿acaso no te digo yo que me la chupes?. Pero dices: lo siento cariño, trataré de ir despacio la próxima vez... ¡meeec!, primer error: acabas de aceptar de forma subliminal que hoy no hay sexo.

Y sigue "Claro, como ya te hago todo lo que quieres, no te importan mis necesidades". Piensas: ¿todo lo que quiero? ¡pero si paso más hambre que Carpanta en cuaresma. Dices: tienes razón, cariño, me tratas mejor de lo que merezco... ¡meeec!, segundo error: acabas de aceptar implícitamente que no es necesario hacerlo cada mes.

Continúa "Porque, si de verdad me quisieras, en vez de estar preocupado por meterla en cuanto la tienes tiesa te fijarías en si yo necesito algo más". Aquí ya respondes sin pensar: no es verdad que sólo piense en meterla cuando está tiesa, también me gustan otras cosas. "Ves como sólo piensas en tu satisfacción"... ¡mierda!: has perdido.

No te queda otra que capitular y tratar de salvar tu dignidad, así que le dices: venga cariño, perdóname, deja que te vaya a buscar otras rodajitas de pepino fresquitas y te doy un masaje, que no te merezco.

Y así acabas la semana: sin mojar (como un vulgar pagafantas) y, olvidando tu dignidad, dándole un masaje en los pies con un huevo fuera de los calzoncillos.

Continuará.

Qué bueno:5:


¡¡¡CHINCHETA YA!!!

Fl0r3s
03/09/2010, 08:30
:105: :105: :105: :105: :105:

Estas como una jodida cabra... :105: :105: :105:

Navarrico
03/09/2010, 10:41
secundo la mocion de la chincheta:5:

aramma
03/09/2010, 10:46
No es cierto que los hombres estemos siempre pensando en el sexo. A veces lo hacemos sin pensar.

ACONTECIMIENTOS (III).

Existe un acontecimiento que no figura en ninguna agenda y que las parejas con experiencia tratan de evitar a toda costa hasta que se hace inevitable: conocer a la familia.

Si para ambos componentes de la pareja es la primera relación y esta se inicia en una edad adolescente, o incluso si son vecinos de toda la vida, este problema no existe: un joven acojonado es fácil de interrogar, sobre todo si el padre de la novia tiene bigote y en el salón hay una cabeza de ciervo disecada y dos escopetas.

Pero cuando la pareja es veterana en las lides parejo-amatorias el asunto ya no es tan sencillo. Al principio de la relación se intenta mantener las distancias para no crear posibles situaciones incómodas: en cierta ocasión el novia se fugó con el que iba a ser su suegro y eso no está bien.

Sin embargo, si la pareja se hace estable y decide compartir no sólo la cama si no también la vivienda, la situación se vuelve crítica: imagina que las consuegras no se conocen y se pelean por unas bragas de oferta en un mercadillo y tenéis que ir a comisaría a depositar la fianza... ¡menudo papelón haréis!, ¡hasta el comisaro jefe se apiadará de vosotros!.

La mejor solución consiste en enseñar a cada familia fotografías y vídeos de la parte contraria, pero como estáis embobados no se os ocurre y pensaís en lo tradicional: una comida familiar.

Trazáis un plan perfecto, que vuestras madres se encargan de retocar ligeramente: no puede ser un domingo porque no trabajan las peluquerías; no puede ser una merienda-cena en casa, mejor una comida en un restaurante al aire libre, que es más familiar; también tienen que ir las abuelas; pero sobre todo lo más importante: tu tienes que ir bien vestido y afeitado y ella con ropa decente que para eso os educaron... y que no se te olvide que tu padre tiene que comer a las dos en punto, si no se vuelve insoportable.

Después de conseguir una fecha en la que no hubiese nada que ver en la tele y de volver loco al señor del restaurante con los ingredientes prohibidos, la colocación de cada uno en la mesa y con la temperatura del vino, está todo dispuesto.

Llega el gran día. Os tenéis que levantar a las seis de la madrugada, despacharos e iros a buscar a vuestras familias, no vaya a ser que lleguen antes que vosotros y se peleen por el sitio de aparcamiento.

Como en una boda, cuando aparece ella tú ya has mirado cuatro veces el reloj y piensas en un plantón. Por fin aparece, te acercas a tu pareja, le ayudas a salir del coche y le das un beso en la mejilla. Tras un brevísimo tiempo para que tu suegra se alise la falda del vestido, vas a iniciar las presentaciones. Tu madre se te adelanta y le dice a tu pareja "Soy Argimira, la madre de Toñito" y le plancha dos besos... tu pareja consigue reprimir una carcajada mientras te mira y piensa en ti como "Toñito".

A partir de aquí ya no sois dueños de la situación. Vuestros padres se dan un apretón de manos, tu suegro te descoloca el omoplato de una palmada, tu futuro cuñao y tu hermana se dan un abrazo que crees más largo y furte de lo necesario y las abuelas empiezan a hablar de médicos.

Pasáis al restaurante y, mientras esperáis, tu padre y tu suegro se toman tres vermús y ya saben cual es la solución a la corrupción política. Las consuegras mantien las distancias y los cuñaos las acortan. Os pasan a la mesa y cada uno se sienta donde le sale de las pelotas, situación que aprovecha el cuñao para pegarse a tu hermana.

Durante la comida se habla de vanalidades: que si ya iba siendo hora de que sentarais la cabeza y de las ganas que tienen vuestras madres de ser abuelas... nada que no os esperárais.

Cuando os retiran los platos para traer los postres y el café os fijaís que vuestras madres han bebido tanto vino como vuestros padres "pero con gaseosa". En cuanto traen el café y los licores se da por inaugurada oficialmente la sobremesa, que tú ya estabas pensando en pedir la cuenta y largarte "tranquilos, que no hay prisa ¿verdad?".

Mientras los padres empiezan a arreglar el asunto del desempleo y los sindicatos, las abuelas aprovechan para intercambiar pastillas y, lo peor, las madres tiran de bolsos y sacan fotos vuestras de pequeños. Los cuñaos aprovechan para escaquearse.

Allí estáis los dos. Te pones rojo escuchando como tu madre cuenta que todas las niñas te pegaban, que hasta parecía que te gustaba. Recuperas un poco el tono natural cuando su madre dice que tu novia tenía la manía de quitarse las bragas en cualquier sitio. Recuperas el tono rojo cuando tu madre saca el tema del forúnculo aquel en el culo. Tu novia te iguala el tono cuando su madre enseña una foto suya en ropa interior "es del día en que se puso su primer sujetador".

Así, placidamente, va transcurriendo la tarde. Tu novia se entera de que comías la tierra de las macetas y que eras un llorica de cuidado, que incluso con diez añitos te cagaste del susto en una tormenta. A su vez, te enteras que tu novia tenía la costumbre de meterse cosas por "ahi", que tomaba el biberón hasta los doce años y que su primer novio era un chaval muy majo que ahora es director de un banco y gana una fortuna.

Por fin cae la noche: es la hora de que cada uno se largue para su casa. Tu suegro te recoloca el omoplato, tu suegra te da un beso y sospechas que hubiese preferido al director del banco. Las madres dicen "a ver cuando nos volvemos a juntar, que ahora ya somos de la familia"... tembláis.

Ya en vuestra casa os metéis en la cama. Tu pareja te dice "ven aquí, que te doy unos azotes, que sé que te gusta". Le respondes "¿que prefieres, biberón o meter unas cositas"... sin duda será la mejor noche de sexo en mucho tiempo "Toñito".

continuará.

mud_ito
03/09/2010, 10:59
Eres un puto crack.:3::3:
¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿Para cuando la escapada de los cuñaos?????????????

aramma
03/09/2010, 13:23
Al resolver la ecuación martillo + clavo + madera suele ser necesario reducir la variable dedo con el factor tirita.


EL HOMBRE Y SU RAZÓN DE SER. MANUALIDADES (VII)

Toda vivienda suele tener un espacio denominado trastero en el que se acumulan objetos de la más variopinto: libros de la época de estudiante, el perro de porcelana que os regaló la tía Jacinta, la bicicleta estática "que tan bien nos va a venir" y que marca ya 300 metros, etc.

Hasta ahora cada cosa tenía su montón adecuado y lo teníais todo bajo control. Si te hacía falta la sombrilla era fácil: pasabas sobre el montón de revistas de jardinería, te sentabas en la bicicleta, pedaleabas un par de metros y allí estaba la sombrilla, junto a la cafetera expresso.

Pero ahora estáis redecorando la casa y hay que utilizar el trastero como almacén temporal. Se impone una reorganización del sistema.

La primera intención es ir con una bolsa de basura grande y tirar lo inservible. Después de verificar que es una pena deshacerse de algunas cosas (el parchís, los tebeos de mortadelo y esther, la licuadora que está casi nueva,... ) os desprendéis de los apuntes y los libros.

Está claro que el espacio es suficiente, pero habría que redistribuirlo. Así que tomáis medidas y diseñas cuatro estanterías laterales y sobre ellas un altillo... una cosa sencilla hecha con unos barrotes de madera y unos tableros de aglomerado.

Como el autocad es cosa de blandengues, coges una hoja de papel cuadriculado y dibujas en perspectiva como va a quedar. Tu pareja dice que ella sólo ve rayas pero que, si tú dices que queda bien y es seguro, se fía. Estás orgulloso, es la primera vez que ella confía en ti... ni siquiera lo hizo cuando aquello de "sigue, sigue, que yo te aviso".

Con tu papelito vas a junto de tus amigos del centro de bricolaje. Menos mal que insististe en comprar la baca para el coche, así te ahorras los portes. Al llegar a casa, mientras bajáis el tablero gordo de la baca crees que tu hernia vuelve a cobrar vida. Eso sí, mientras subís los doce pisos hasta el trastero por las escaleras empiezas a pensar que tu hernia tiene nuevas amiguitas.

Con todo el material en el trastero empiezas tu obra maestra. No resulta fácil trabajar con un perro de porcelana vigilándote todo el rato, menos mal que te puedes sentar en la bicicleta para tomarte una cerveza.

Marcas en la pared dónde van a ir los agujeros y taladras, primero la pared y luego el barrote. No te coinciden los agujeros. Piensas un poco. Apoyas el barrote contra la pared y, mientras tu pareja lo sujeta "no te muevas que está nivelado", taladras a través de él la pared.

Has acabado de colocar el primer barrote. Tu pareja se queja "me estás poniendo el pelo hecho un asco"... ¿y yo que?, ¡me he clavado una astilla en la mano!.

Poco a poco aquello va tomando forma: ya tienes hecho el bastidor para poner el altilo. Cogéis el tablero y no entra en el sitio: no hay forma de subirlo porque tropieza con el bastidor. Desmontas un lado del bastidor, apoyas el tablero en el otro lado y lo levantas. Mientras tu mujer lo sostiene sobre tu cabeza tú atornillas de nuevo el otro barrote "¡Peeeeeesaaaaaaaa!"... ¡ya casi está, ¡mierda, ¿donde dejé los tornillos?, ¡empuja más para arriba, que no veo el agujero!.

Con el altillo ya hecho amontonáis en él todas las cosas y empezáis las estanterías. Primero los barrotes verticales "parece que está torcido, ¿no?"... ¿no pusiste el nivel?, ¡es que lo tengo que hacer yo todo!.

Así, con breves intercambios de opiniones sigue la tarea: pásame el taladro, alcánzame los tornillos, comprueba el nivel,...

Ya sólo falta colocar los estantes. Esta vez las medidas coinciden y todo sale a la primera.

Os acercáis hasta la puerta y veis el resultado: ahora parece otra cosa, si hasta te vendrías a vivir aquí.

Te miras la mano y le dices a tu pareja: acaba tú de recoger todo esto mientras me voy a quitar la astilla esta que me molesta... no sé como pude aguantar tanto.

Al cabo de una hora tu pareja baja y te encuentra tomando una cerveza. Trae el pelo hecho mierda, las manos negras y lo que es peor: te mira mal... ¿qué?, ¿hace falta que suba a ayudarte?.

Esa noche no follas.

Al día siguiente vienen Maripuri y Luisa a tomar el café. Las llevas al trastero, se lo enseñas y dices: mirad que le hice a mi cariñito, yo solito y en una tarde. Te alaban "¡ay!, ojalá mi Manolo tuviese esas manos, que lo único que sabe hacer es cambiar bombillas". Te sientes realmente orgulloso.

Esa noche tampoco follas... desagradecida.

continuará.

aramma
04/09/2010, 20:10
Principio fundamental del forero: No por mucho madrugar se folla más temprano.

Corolario de la forera: estás obsesionado con el sexo.

LA TELEVISIÓN Y EL SEXO.

No es ninguna novedad que la televisión provoca un distanciamiento entre los miembros de la pareja. Para que tal cosa no suceda hay que saber distinguir cuales son los programas que causan tal separación.

Lo primero que se suele afirmar es "los hombres estáis enganchados a los programas de deporte". Puede ser cierto, pero este tipo de programas no producen alejamiento, mas bien son el preámbulo de una aproximación íntima: ¿qué hombre, después de una victoria de su equipo de futbol, no está exhultante de felicidad y deseoso de expresarla con una sesión de sexo alocado? o, en caso contrario, ¿que hombre, después de una derrota de la selección de baloncesto, no estaría receptivo a una sesión de sexo reconfortante?.

Sin embargo, analizando los mal llamados programas del corazón, se observa algo curioso: todos los que aparecen tienen problemas parejiles, fundamentalmente por unas cornamentas más o menos pronunciadas. Y ¿cómo se va a entusiasmar sexualmente una mujer en estas circunstancias?, es más ¿cómo se sentirá ese santo varón al comprobar que, mientras él es hombre de una sola mujer, ellas se pierden por un donjuán?.

Unos programas especialmente dañinos y que se deben evitar a toda costa son los de decoración, bricolaje y jardinería. A simple vista parecen totalmente inofensivos, pero siembran la semilla del mal. Porque, por ejemplo, veis como decoran una habitación pintándola de amarillo papaya, con un friso a media altura en azul intermedio; la cama lleva un cabecero de DM en verde amanecer y las mesillas de noche son de tres cajones, uno de cada color. La idea os encanta y la hacéis en vuestro dormitorio. Craso error: el de la tele era de veintiocho metros cuadrados y el vuestro tiene diez mal medidos. El resultado es horroroso: no hay quien se concentre en el sexo al ver ese cajón amarillo papaya.

Tampoco son muy apetecibles los informativos, ya que suelen elevar el nivel de tensión "¿y si me pilla un terremoto practicando el sexo oral?". Debe hacerse una mención honrosa: el canal intereconomía. Está demostrado que mejora radicalmente las relaciones sadomasoquistas.

¿Y que decir de los espacios dedicados al tiempo?. ¿Follarías sabiendo que mañana vas a estar a 40º?, ya sólo de pensarlo te entra un sudor frío que no se te levanta. Claro que si amenaza tormenta en el Pirineo y tú eres de Murcia tampoco las tienes todas contigo, "que estos del tiempo no dan ni una".

Algún espabilado dirá "yo sólo veo películas". Pero tu pareja, después de ver como Arnold S. levanta con una sola mano a Jodie Foster o como Nacho Vidal levanta sin manos a Lucía, lo único que piensa es "habiendo tanto ganao, fui a elegir al esmirriao". Y como insistas en emular a cualquiera de los dos, lo único que conseguirás es una hernia o daros una ostia contra la pared.

Ni que decir tiene que los programas que enseñan las casas de los ricos, la gente que hay mundo adelante, etc. son auténticos anti-sexo: ¿cómo pretendes que tu pareja se anime a hacerlo en un plato de ducha de setentayocho centímetros después de ver un jacuzzi con mini-bar incorporado?. Además, ¿no habías prometido llevarla a Finlandia?, pues "mira que bonito es en la tele, ¡nunca me sacas de casa!"... así seguro que no mojas.

Y ojito con los anuncios, que hay algunos que ayudan, como aquel del "podemos", pero si te sale uno de compresas... ¡ufff!, seguro que le duele la cabeza.

Por todo esto, hay que intentar a toda costa que el único canal que se coja en la televisión sea "teledeporte": incluso la natación sincronizada y el patinaje artístico os animarán a probar nuevas experiencias.


continuará.

aramma
06/09/2010, 10:51
Si estás contento porque el fin de semana mojaste, piensa que hasta el próximo no toca.

ENFERMEDADES Y ACCIDENTES.

Tú sufres un accidente en público.

La empresa os manda a un curso en Zamora. La primera noche sales a cenar con Manolo y Pepe a un restaurante. Mientras te tomas los chupitos al acabar de cenar, te entran ganas de ir al baño. Los chupitos de Zamora son la leche, así que vas fijas tu mirada en la puerta del baño, te levantas y vas, buscando con las manos los respaldos de las sillas para evitar una desgracia.

Justo cuando vas a abrir la puerta, alguien sale del baño y te comes la puerta. Con el impulso, retrocedes dos pasos, tropezando con el camarero que está preparando un suflé flambeado. Te empiezas a quemar el pelo, pero tienes suerte de caer sobre una mesa y la ensalada apaga el incendio. El efecto chupito desaparece por ensalmo. Te levantas y dices "no pasa nada", todo el restaurante se escojona.

Manolo y Pepe pagan y os vais al hotel. En tu habitación haces recuento de daños: tienes tres dientes flojos, te falta el lateral derecho del pelo y tienes un chichón en el medio de la frente. Al menos el ojo no lo has perdido: la masa informe era un cacho de tomate.

Insisten en llevarte a urgencias, pero dices que "es una tonteria de nada". Te rapas cabeza y pasas toda la semana tomando consomés y pescadito "es que me gusta cuidarme"... eso sí: los chupitos puedes seguir tomándolos.

Tu pareja sufre un accidente en público.

Ella está de compras con Maripuri y Luisa. Al girarse en las escaleras mecánicas del centro comercial se le rompe un tacón y baja rebotando las escaleras... las bolsas amortiguan la caída, pero se ha torcido el tobillo y se le ha salido una teta.

Tres guardias jurados acuden al rescate. El director del centro comercial le regala unos zapatos.

Casi no puede apoyar el pie, pero acaban de visitar las veintisiete tiendas restantes... comprando en cada una de ellas para curarse del disgusto "todo el mundo me ha visto la teta y las bragas".

Tú sufres un accidente en casa.

Estás ejerciendo de manitas cambiando la tapa del váter. La tapa se cae y te golpea en toda la mano. Juras en arameo. Llamas a tu mujer "ayúdame a levantarme". La mano te duele "creo que me la he roto". Medio mareado, la obligas a llevarte a urgencias. Te hacen unas radiografías: un simple hematoma, dice el médico... ¡ignorante!, tendría que pillarse él los cojones, haber si también era un simple hematoma.

Ya en casa, tu mujer te pone la pomadita y un vendaje. Te sientes inútil con una mano ahí, en cabestrillo. Al menos es la izquierda y puedes "aliviarte".

Tu mujer sufre un accidente en casa.

Estás viendo el partido. Ella está preparando la cena. Se le escapa el cuchillo y se rebana medio dedo. Te llama "cariño, que me he cortado. ¿Podías llevarme a urgencias?"... ¡Coño!, ¿tiene que ser ahora?, ¿no puedes esperar a que acabe el partido?.

Viene a junto tuya y te enseña el dedo. Te desmayas. Tu mujer tiene que conducir hasta el hospital. Allí os hacen esperar... estarán viendo el partido, ¡mierda!. Cuando la mandan entrar insistes en pasar tú también. Cuando el médico le quita el trapo de cocina te vuelves a desmayar. Los enfermeros corren a atenderte.

Mientras te recuperas a tu mujer le ponen diez puntos y han tenido que cortarle la alianza para sacársela del dedo.

De camino a casa vuelve a conducir ella, que tú todavía estás mareado. Además vas preocupado por ella: tendrás que comprarle otra alianza y no sabes si con el dedo así tendrá "ganas".

Tú estás enfermo.

Al levantarte por la mañana te duele la garganta. Te tomas la temperatura: treintaysiete con tres. Menos mal que es sábado y no tienes que ir a trabajar.

Te tomas dos paracetamoles. Tu mujer te trae el desayuno a cama. Te quedas dormido y despiertas a las doce. Llamas a tu mujer... estoy muy mal, no sé si ir a urgencias. Ella insiste en que no es nada y te trae una infusión. A la hora de comer lo haces sin ganas... le falta sal y hay que volver a hacer la cama, que las sábanas están arrugadas.

Por la tarde recibes la visita de Manolo y Pepe. Veis el partido, os tomáis tres cervezas cada uno y encargáis una pizza.

Por la noche te vuelves a tomar la temperatura: teintaysiete con dos décimas... bueno vas mejorando, despacio, pero mejorando que es lo importante.

A la hora de dormir quieres sexo, pero tu pareja no te deja "que te puede sentar mal"... ¡qué sabrá ella!, no tiene consideración con un enfermo terminal.

Tu pareja está enferma.

Es viernes, tu pareja casi no se puede despertar y le hierve la frente... "creo que tengo la gripe". Le tomas la temperatura: trientayocho con dos. La obligas a levantarse. La metes en la ducha, con agua fría para que la refresque y le mandas desayunar un café con un paracetamol.

La llevas al trabajo. Llegas tarde al tuyo... es que mi mujer está enferma y tengo que cuidarla.

Al final del trabajo sales una hora antes... que mi mujer está enferma y tengo que cuidarla. La recoges, la llevas para casa y la tumbas en el sofá. Le das un café y un paracetamol.

A las once de la noche está tiritando. Le tomas la temperatura: treintayocho con ocho. Es normal, de noche sube la fiebre. Te dice "no te acerques, no vaya a ser que te contagie". Aquí reaccionas y la llevas a urgencias, en el asiento de atrás del coche, por si acaso. Es un principio de pulmonía... claro, esos escotes en el trabajo no pueden ser buenos.

Ya en casa, la metes en la cama, todavía sin hacer, y la dejas en la habitación a oscuras, que necesita descansar.

Piensas que lo tuyo es mala suerte: ese fin de semana "tocaba".


continuará.

alfonsico
06/09/2010, 11:08
tremendo.............

aramma
06/09/2010, 13:09
Un martillazo en los testículos duele más cuando le ves las tetas a la enfermera que te examina.

NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (XV).

(edición desesperada)

Te estás quedando sin ideas para conseguir tu objetivo: que tu pareja yazga contigo. Lo has probado todo: flores, joyas, cenas románticas, paseos al atardecer,... y lo único que has conseguido es volverte alérgico al polen, engordar cuatro kilos, disminuir los ahorros y tener agujetas en los gemelos.

Se impone un cambio de estrategia. Vas directo al grano ¿qué? ¿hoy no se folla?... pues parece que no ha funcionado la estrategia, habrá que usar otras técnicas.

Inicias una campaña de acoso y derribo: ¡que tetas tiene la vecina!... por supuesto, nada comparables a las tuyas, cariño. Así no.

¿Te acuerdas de cuando empezamos?, lo hacíamos toooooodas las noches... "y lo bien que estamos ahora, que nos queremos más". Así tampoco.

Mira, me ha salido un bultito en el escroto. "A ver"... parece que funciona... ¡ahhhhhhh!... "era una espinilla, ya te la he explotado". Casi, pero no.

¿Qué te parece si antes de limpiar la casa hacemos...?... empiezo por pasar el plumero ¿no?. Un pasito atrás, que no cunda el pánico.

Esto se está volviendo más dificil que tocar teta en una reunión de feministas. Las cabezas te arden: ideas, necesitas ideas.

Compras la revista "mujeres de hoy". Parece ser que a las mujeres le van los hombres románticos, que sepan llorar y que escuchen. Alquilas "Bambi" y os ponéis a verla. Se abraza a ti... bien... lloráis como magdalenas cuando muere la madre... esa noche no follas pero te pasas cuatro horas escuchando sus cosas.

Al día siguiente recoges los frutos: te da besos y te acaricia. Cuando os metéis en cama se abraza a ti. Te lanzas como un poseso "estás obsesionado con el sexo"... ¡mierda!, casi lo habías conseguido.

En el quiosco encuentras otra revista: "Mujeres liberadas". Según dicen, a ellas les gusta llevar la iniciativa, dominar. En un sex-shop compras unas esposas. Por la noche te quedas en pelotas sobre la cama y te atas al cabecero de forja. Al salir del baño "mira que eres tonto, con lo justos que andamos de dinero y tú gastando el dinero en tonterías. Anda quítate eso"... las llaves están en la mesilla... mientras ella se inclina sobre ti para soltarte, le intentas chupar una teta. Con el susto se parte la llave. Hay que llamar al cerrajero: un señor con bigote que, estás seguro, está deseando contarlo en internet, sobre todo lo de las esposas forradas en terciopelo fucsia. "Pues mira, la bromita nos ha salido en doscientos euros". Fallo gordo.

Desistes. Haces tuyo el refrán de "más vale paja de mano que coito volando".

Al día siguiente, estás durmiendo la siesta. Una mosca te está incordiando. La espantas pero vuelve. Abres un ojo: allí está tu pareja, en pelotas, con una mirada viciosa-viciosa. Te asalta y te derrota vilmente: hace de ti lo que quiere... y lo que quieres.

A las mujeres no hay quien las entienda.

Continuará.

Paticorto
06/09/2010, 15:55
jajajajaja vaya tela:10:

aramma
07/09/2010, 10:14
Un hombre, con los ojos vendados, necesita un segundo para saber si un cuerpo desnudo es el de su mujer: si se mueve es otra.

CONSULTORIO BREVE (I).

¿Es malo, para el sexo, mascar chicle?

Si la chica está sin depilar y practicas el sexo oral, sí. En caso de estar depilada procura no hacer globitos.

Soy la pareja del de antes. ¿Es perjudicial agarrar los testículos?.

Lo aconsejable es dar menos de una vuelta. Pero si se equivoca de nombre puedes dar dos: jamás se olvidará del tuyo.

Si usas un vibrador al hacer el amor con tu pareja ¿es un trío?.

Por supuesto. Yo una vez hice un sesentaynueve... menuda orgía.

Mi pareja ha traído un gatio a casa. ¿Es conveniente castrarlo?.

Es lo primero que debes hacer. Si tienes dudas, piensa que en seis meses tendrá más sexo que tú.

¿Cual es el mejor momento para decirle a mi novio que me han puesto una multa?.

Cuando le estás practicando sexo oral.

Mientras le practicaba sexo oral, le he dicho ha mi mujer que me habían puesto una multa. Se puso hecha una fiera y tuve que dormir en el sofá. ¿Qué falló?

Imbécil. A las mujeres se les dice mientras se prueban un vestido que valga el doble de la multa.

Mi novio y yo llevamos seis meses saliendo. Nos queremos mucho. ¿Cuál es el momento indicado para proponerle relaciones íntimas?.

Déjalo. Es gay.

Mi novia y su mejor amiga quieren que hagamos un trío. ¿Acepto?.

No, lo único que quiere es demostrarle a su amiga que de verdad eres un inútil en la cama. Por cierto, ¿podrías pasarme el teléfono de esa amiga?... y, si eso, una foto.


Continuará.

aramma
07/09/2010, 12:44
Mida lo que mida la pared siempre te sobrará medio bote de pintura.

EL HOMBRE Y SU RAZÓN DE SER. MANUALIDADES (VIII)

En la árdua tarea de remozar vuestro nidito de amor te toca demostrar tus habilidades manuales. Hay que sustituir la moqueta "que por mucho que la limpies siempre aparece mierda" de la habitación por algo mucho más limpio: Tu santa esposa, Maripuri y Luisa han decidido que lo ideal es corcho.

Habéis vaciado la habitación; es decir, tu pareja ha repartido la ropa estratégicamente por todos los rincones de la casa y habéis puesto el somier y el colchón en el pasillo. El armario lo habéis desmontado y está en el trastero, junto con las mesillas de noche.

En tu centro de bricolaje favorito has visto el corcho. Lo hay en rollos, en planchas, barnizado o sin barnizar. Te acuerdas que los pinceles sueltan pelos y eliges corcho en planchas y barnizado. El dependiente te pregunta cuantos metros cuadrados necesitas... es para una habitación de matrimonio... se impone un rápido viaje a casa a medir la puñetera habitación: 14, 16 metros cuadrados... como dudas de la calculadora compras veinte... ya usarás el resto para algo.

Quitas la moqueta. Parece fácil, pero se ve que el constructor era un cafre: el cemento de debajo se levanta. El del centro de bricolaje te aconseja que le des una lechada de cemento... preguntas si vale leche desnatada... resulta que la lechada de las narices es cemento muy suelto.

Después de alisar todo el suelo dos veces, la primera empezaste desde la puerta, sólo queda esperar a que seque. Aprovechas el tiempo para pintarle el techo a la vecina de abajo: al parecer usaste mucha agua.

Equipado con tu pantaloncito corto de faena y un cutter, vas poniendo las planchas de corcho. Es fácil pero no entiendes por que se levantan. Entonces te fijas en el bote de cinco kilos que está junto al resto del corcho: pone "pegamento de contacto"... un despiste tonto.

No quieres más despistes y lees las instrucciones: Aplicar con una llana dentada una ligera capa sobre el suelo, poner en contacto el obejto a pegar presionando ligeramente, levantar y esperar cinco minutos, volviendo a unir nuevamente ejerciendo una presión uniforme.

Como no sabes qué es una llana dentada usas un cepillo gordo que tienes. Después de tu experiencia con el cemento, empiezas por una esquina. Cuando vas por la segunda fila de planchas llevas ahí dentro media hora y tienes un buen colocón encima: tenías que haber abierto la ventana... te da lo mismo, hasta te ries y ves como las planchas de corcho te animan a seguir.

A mitad de la habitación tropiezas con tus propios pies y te caes de culo sobre el pegamento que acabas de extender. Te da la risa floja y piensas que vas a poner corcho en toda la casa. Ahí sentadito te fumas un cigarrito para descansar. Te cuesta levantarte y ves que en el suelo se han quedado parte de los pelos de tu muslo: te vuelves a reir.

Acabas la habitación. Vas a salir y la puerta no se abre... seguro que tu pareja te ha dejado encerrado. La llamas con dulzura: ¡Cariiiiiiiiiiiiiiiiiiii!, ¡que m'as cerrao la puertaaaaaaaaaaaaaa!... "tú eres tonto, ¿no ves que cierra por dentro?"... ¿que connño pasa entonces?... ¡mierda!: la puerta tropieza en el corcho. Menos mal que tenéis balcón y puede pasarte las herramientas.

Desmontas la puerta y sales al pasillo: el corcho queda un par de milímetros más alto."Deja la puerta sin poner, ya lo solucionarás mañana que hemos quedado para cenar. Anda, dúchate".

Te vas al baño. Tienes las manos llenas de pegamento: nada que un poco de disolvente y el estropajo no solucionen. Te quitas la camiseta de asas y te desabrochas el pantalón... ¿que connnnño está pasando hoy?... el pantalón se ha pegado firmemente a tus nalgas... se impone la estrategia: ¡cariiiiiiiiiii!, ¡ven a echarme una mano!.

Le cuentas lo que te ha pasado. Tu pareja se escojona sentada en el bidé mientras mira como hacer... ¡el disolvente!, ¿cómo no se te había ocurrido antes?... Echas disolvente. El disolvente se desliza hacia abajo... ¡ahhhhhhh!... menos mal que estás dentro de la bañera y te aplicas la ducha a toda leche. El agua está helada pero alivia. Después de unos segundos de duda toca ir a urgencias.

Allí vas tú, envuelto en una toalla. En urgencias te hacen pasar el primero y todos los médicos y enfermeros acuden a ver al "tio con el pantalón pegado al culo".

Una enfermera empieza a cortar el pantalón con unas tijeras. Te quedas en pelotas, con el culo hacia arriba y con dos "bolsillos" en las nalgas. Viene un médico y te aplica vaselina por todas tus intimidades, crees que se detiene más de lo estrictamente preciso en el culo pero te da igual: si es necesario, es necesario.

Por fin vienen a quitarte el pegamento. Es una doctora jovencita, parece en prácticas. Se le transparenta el tanga... seguro que lo tiene sudado, piensas. Te aplica un poco de algo que huele a rayos en los trozos de tela. Mientras tú le ves el tanga a la doctora, un enfermero de dos por dos pega un tirón en los restos del pantalón... ¡ahhhhhhh!.

Con una buena cantidad de crema en las nalgas y unas gasas os vais. Te has olvidado de traer ropa, o sea que vuelves a casa envuelto en la toalla. La vecina mueve las cortinas: seguro que piensa algo raro.

Llegáis tarde a la cena. Intentas inventarte una excusa pero tu pareja se lo cuenta a todos con pelos y señales... ¡si hasta lo del tanga fue idea suya!. Y remata la faena "tenéis que verlo ahora, depiladito, que parece el culito de un bebé".

Se va a enterar: esta noche no folla, se queda sin culito de bebé.

continuará

aramma
08/09/2010, 11:19
Si eres torpe con las manos mas te vale ser hábil con la lengua.

ANIMALITOS (I).

Eres un bocazas. Es la única explicación. ¿A quién se le ocurre decirle a la pareja que estaría bien tener un animalito en casa?. Claro que tú habías pensado en un Mastín de los Pirineos, un rotguailer de esos, o algo así... muy macho.

El hecho de que tu pareja no responda "no eres capaz de limpiarte bien el culo y quieres un animal" te da esperanzas. Te paras en todos los escaparates de las tiendas de animales: sólo tienen cobayas, ardillas, lagartos y bolas de pelo... ¡ah!, que es un gato persa. Los precios acojonan, pero estás dispuesto a todo.

Como eres un calzonazos, dejas que ella se te adelante y un buen día aparece en casa con "un gatito muy mono que me ha dado Maripuri, que es hermano del suyo". ¡La leche!: una mierda de gatito tipo vaca lechera (blanco y negro) que te cabe en la palma de la mano. Piensas en el gato de Maripuri: un cabrón destroza cortinas que no levanta un palmo del suelo.

El caso es que empiezas a sentir cariño por el animalito: es limpito y te sigue a todos los lados. Como tienes miedo de pisarlo, le pones un collar con un cascabel; además le construyes unas escaleritas para que pueda entrar en el arenero. Por cierto: hay que ver lo mal que huele la mierda de gato.

Los tres primeros meses te lo pasa educándolo. Como tú querías un perro, le compras un arnés y lo sacas de paseo; también le enseñas a traerte una pelotita. Consigues crearle un complejo de perro y ya no araña: muerde.

A los tres meses, Maripuri y tu pareja hablan de castrarlo "que se quedan más tranquilos". Ya tienes un gato castrado. Eso supuso dos cosas: el gato crece hasta los cuarenta centímetros de alto (y pesa seis kilos ochocientos) y en casa no folla ni el gato. Al menos no le gustan las cortinas: prefiere tu cazadora de cuero.

Todo transcurre apaciblemente. El gato se te tira encima cuando te tumbas en el sofá. Si, en su natural torpeza, rompe algo y le riñes se te queda mirando, que crees que te diría "yo seré un gato, pero tú eres gilipollas".

Un día estás practicando sexo (se ve que tocaba) y notas algo en las nalgas. Como las manos de tu pareja están en tu cabeza sabes que ella no es. Te giras y lo ves a él. En ese momento te pega un mordisco en la nalga y sale corriendo. El mordiscazo te duele, tu mujer se escojona de la risa y, lo peor, se le han pasado las ganas... juras volver a castrar al gato, pero esta vez sin anestesia.

Y así pasan tres años. Una mañana te llama tu señora "Prométeme que no te vas a enfadar"... empiezas a sudar... "me han dado una cachorrita"... el sudor ya te empapa pensando en una gata... "es una perrita muy linda"... ¡ufff!, menos mal. La cachorrita resulta ser un caniche toy: crees que el gato se la merendará al llegar a casa. Pero no contabas con el factor hembra frente a gato castrado con complejo de perro: la perrita abusa del gato vilmente; bueno del gato, de tu pareja y de ti.

Por supuesto, también la castráis. Además la perra tiene complejo de gato y no hace pis y caca en la calle: va a su rincón.

A partir del tercer mes se acaba la tranquilidad en casa: el gato y la perra se dedican a echar carreras por todos los lados. Y se protegen los cabrones: si le riñes a la perra te muerde el gato y si le riñes al gato la perra se enfada.

Claro que todo esto entraría dentro de lo normal en una familia cualquiera.

Lo que no es normal es que, teniendo una cama de uno cincuenta tengáis que dormir encajonados entre el gato y la perra "pobrecitos... ¡quieren tanto!... ¡mira que ojitos!". Por supuesto el sexo hay que planificarlo: con la puerta cerrada y sin muchos grititos, para que "los niños" no completen el concierto con maullidos y ladridos.

Un buen día piensas aquello de que tener un gato es de maricas. Claro que tú también tienes perro. Llegas a la conclusión de que lo que eres es imbécil.

continuará.

jacarmo
08/09/2010, 16:06
que no decaiga uuuuuuuupppppppppppppppppppp

alfonsico
08/09/2010, 16:32
joder que panzada a reir

aramma
08/09/2010, 19:52
Si tu pareja te propone "una velada romántica y lo que venga después" olvídate de los condones: está pensando en una caminata hasta el amanecer o en ver "Orgullo y prejuicio".

EL CUÑAO (III).

Suena el teléfono. Son las dos y media de la madrugada. Es el cuñao "que si estás viendo a Buenafuente, que no sabes lo que te estás perdiendo". Al día siguiente llamas al cuñao. Son las diez y cuarto de la noche. Que su madre está en urgencias. "¡Ya te vale!, ¡me has despertado a los niños!". Así es el cuñao.

Te invita a cenar a su casa. Lleváis un par de botellas de Mencía y una tarta de encargo. Al llegar dicen que ya casi está la cena. Efectivamente, a los dos minutos llega el de telepizza con una pizza mediana y dos raciones de ensaladilla "es que por las noches casi no cenamos"... menos mal que llevastéis la tarta. Ya acabando la cena se autoinvita "para la semana en vuestra casa. Nosotros llevamos el postre"... ¿y el vino?, que tú llevaste dos botellas y sólo abrió una.

Como vosotros sí que cenáis, preparáis unas almejas a la marinera y pollo en pepitoria. Llega el cuñao y la cuñadísima: la tarda es del carreful. Al menos no traen los niños. Sacas una botella de Albariño para las almejas. Hace falta abrir la segunda: se ve que fuera de casa se les abre el apetito. Para el pollo sacas un Amandi... otras dos botellas. Las tres barras de pan se han quedado cortas. Con el postre pones un Chivas, a ver si consigues descongelar la tartita de las narices.

Habéis empezado a las nueve y media y ya son las doce. Has tenido que declararte tres veces republicano para evitar un conflicto familiar. Tu cuñada te ha metido mano mientras te ayudaba a recoger los platos. Esperas que se larguen.

"¿No tenías por ahí un güiski de veinticinco años?"... ¡serás bocazas!... "¿y ese Oporto tan rico que toma tu mujer?"... ¡venga!, la pelirroja de bote metemanos se suma a la cogorza.

Con sus copazos de bebida en las manos "¡es que esas copitas del Oporto son tan delicadas!" empiezan a arreglar vuestra casa: "es que no sé como no tiráis este sofá y os compráis uno de esos que levantan los pies y reclinan el respaldo"... "Lo que no entiendo es para que queréis un piso taaaan grande si no tenéis hijos"... están haciendo campaña subliminal para que le permutéis la casa, eso sí: amueblada a su gusto.

Tu cuñao aprovecha que vas al baño para encender la tele y desorganizar los canales. Cuando vuelves, la pone a tope "que bien suena el cacharro este".

La pelirroja ya va por la tercera copa. Se escurre en el sofá y se le ve el tanga. Por si no te habías dado cuenta, apoya la piernas en la mesita del centro. Tu cuñao se acuerda de lo del otro día y te dice "pero tócale las tetas, hombre. Ya verás como encargas otras para mi hermana". De esta no tienes escapatoria: hay que tocarle las tetas. El sujetador es de encaje. Ante la atenta mirada de tu pareja procedes al tocamiento... te provocas un autogatillazo... murmuras algo de están bien y te bebes una copa de güisqui-de-veinticinco-años de golpe.

Por fin conseguís deshaceros de ellos, no sin antes coincidir plenamente con tu cuñao en que la crisis es culpa del PP.

Agotados os metéis en la cama. Abrazados te dice "no sabía que eras socialista y republicano"... ni yo, cariño, ni yo. Te pregunta por el tanga de la fresca. Le dices que ni te fijaste, que estabas pendiente de que no rayase la mesita de centro con los tacones.

Al parecer acertaste con la respuesta y "como es sábado toca".

continuará

aramma
09/09/2010, 10:56
Si quieres imaginar como sería tu pareja sin maquillaje, sin depilar, sin peinarse y con unos cuantos kilos de más... mírate en el espejo por la mañana.

MIRADAS Y PALABRAS DE MUJER.

Mientras formas parte de una pareja novata, las miradas y las palabras forman parte de un ritual único. Ese aleteo de sus pestañas, esas pupilas que sonríen, esas dulces palabras,... todo te parece maravilloso y, en cada uno de ellos ves la devoción que siente por ti. ¿Quién no recuerda el cosquilleo de unas pestañas sobre la piel y una proposición "¿pedimos una pizza y nos quedamos en casa, los dos solos?".

El tiempo se encarga de corregir tanta perversión amatoria y pone las cosas en su sitio: ya sois una pareja experta o veterana. Las cosas como son, que no es sano para un hombre de pelo en pecho estar todo el día viendo ojitos y lamiendo maquillaje.

Al igual que evolucionas tú lo hace ella. Pero ella es más sutil. Tú ya no te levantas a exprimirle el zumo de naranjas, para algo crees en la igualdad de sexos. Ella, simplemente, no te quita los calzoncillos a bocados.

Y el día que menos te lo esperas descubres LA MIRADA, así, con mayúsculas, en negrita y sin aviso previo. Suele suceder en una reunión de amigos. Estáis todos ahí, charlando en el salón y dices "tráeme una cerveza", ella responde con voz dulce "¿cómo se piden las cosas?"... "¿ya?"... en ese momento se hace el silencio y sientes LA MIRADA... te levantas a toda leche y vuelves con una bandeja con bebidas para todos, aceitunas y patatillas fritas.

LA MIRADA es fría, glacial, traspasa incluso las paredes. Ya puede estar ella en la habitación de al lado que, al hacer un comentario, notas LA MIRADA. Estás perdido: no hay defensa posible ante esta arma. Ya no es cuestión de que no mojes, es que sabes que se avecina sequía.

Y lo peor es que no sabes cuando va a aparecer. Un día le das una palmada en el culo delante de tus amigos y se ríe, incluso te da un beso. Al día siguiente estáis los dos sólos en el ascensor, le tocas el culo y sale LA MIRADA... hasta el ascensor se bloquea entre plantas.

Ahi quien afirma que LA MIRADA está acompañada por un rostro serio e impasible. No digo que no, pero LA MIRADA por excelencia es capaz de encogerte los testículos incluso si ella sonríe mientras habla con las amigas. Es un laser directo al objetivo: tú.

Y no intentes arreglar LA MIRADA con una sonrisa y un beso. El beso sólo servirá para confirmarte que la has cagado y que "ya hablaremos tú y yo en casa". Ni siquiera tus más íntimos amigos se atreven a interceder, saben que un mal paso hará que ellos reciban también LA MIRADA y Maripuri y Luisa no son tan clementes como tu pareja.

En tu inexperiencia, crees que no hay nada peor que LA MIRADA. Estás equivocado. Un día, mientras pasas el plumero rompes un jarrón. No hay LA MIRADA, te crees a salvo... "Precisamente tenías que romper ese, no podía ser otro, tuvo que ser ese"... acabas de descubrir el grave influjo de las frases que empiezan con "precisamente".

Puedes romper su collar de perlas, incluso puedes tener un gatillazo que te dirá "ya se arreglará". Pero si la frase empezó con "precisamente" date por perdido: Hagas lo que hagas no hay solución posible al desastre que has causado. Y no vale ocultar las pruebas de delito. Si manchas esa blusa que nunca se pone "precisamente esta noche quería ponermela, que me hace juego con la falda de volantes"... y eso aunque esté sin depilar, pero ella sabe que lo has hecho... empiezas a sospechar que hay cámaras ocultas en casa.

Y llega el gran día en que descubres el no va más: LA MIRADA seguida de una frase con "precisamente". Estáis paseando con Maripuri, Luisa, Manolo y Pepe. A la hora de subir cada uno a su coche, sueltas: Podíamos ir hasta casa, pedir unas pizzas y seguir charlando tranquilamente. En el coche notas LA MIRADA y "Precisamente hoy que tengo la casa sin limpiar"... intentas salvar la situación "les llamo y les digo que te ha venido la regla"... "Precisamente ahora ¿no?. Siempre es culpa mía, ¡anda!, tira para casa que ya hablaremos".

Cuando ya se han ido, vuelves a notar LA MIRADA... mascullas: no está tan sucia... "precisamente tú, el cerdito mayor del reino,... déjalo estar". Nadie como ella para hacer que un diminutivo sea tan grave. Lavas los cacharros para intentar redimirte, incluso ventilas el salón.

En la cama, lo único que ves es su espalda, pero LA MIRADA sigue ahí. "Precisamente con Maripuri, que es una cotilla". Intentas acariciarla, notas la piel más fría de lo habitual "Precisamente así no vas a arreglarlo". Sabes que se impone un largo período de sequía...

continuará

Quagmire
09/09/2010, 13:18
Joder tengo olvidado el hilo...


Como va el tema de chincheta....

Navarrico
09/09/2010, 17:58
Joder tengo olvidado el hilo...


Como va el tema de chincheta....


yo lo tengo en una pestaña del firefox, asi lo veo todos los dias:11::11:

aramma
09/09/2010, 21:23
Hoy en día está la Play-Station 3 con blu-ray, altísima definición y mandos inalámbricos. Yo me tuve que conformar con la Play-Boy y un mando manual.

LA CRISIS DE LOS TAYTANTOS.

Todo el mundo sufre crisis más o menos profundas. La más conocida es la de los cuarenta, aunque la edad es una aproximación: hay quien con veinticinco años ya la ha sufrido y hay quien no sale de ella hasta los ochenta.

La cuestión es que llega un momento en que te ves al lado de tu pareja y notas que te falta "algo". Después de mucho pensarlo decides cambiar muchas cosas y una de ellas es tu comportamiento "vital".

De repente, empiezas a esconderte desnudo detrás de las puertas y a asustar a tu pareja cuando pasa a tu lado. La primera vez le hace gracia y hasta le da un saludo al peladito. La segunda vez "pero mira que eres pesado, tápate la barriga que te va a coger frío". La tercera vez iba con una palangana llena de agua con lejía para blanquear sus braguitas y acaba blanqueando a peladito "ya sabía yo que un día iba a pasar esto, ahora tendré que fregar todo el suelo"... ¡coño! ¿y peladito qué?... "así se desinfecta, anda lávalo con agua fría durante quince minutos". Allí estás tú, con peladito bajo el chorro del bidé durante un cuarto de hora, que acabas con un dolor de huevos inolvidable.

Visto que el nudismo casero no es lo tuyo decides investigar nuevas técnicas.

Empiezas a usar tangas en vez de esos calzoncillos boxer tres tallas más grandes. Vas ahí, marcando paquete, que se vea que hay mercancía. El estreno lo haces una noche que salís con Maripuri, Luisa, Manolo y Pepe. Lo sueltas en la cena. Los ojos de Maripuri no se separan de tu culo en toda la noche, Luisa te agarra la nalga "¡uy!, ¡este culito que bien se agarra ahora!" y tu pareja baila una lambada contigo más pegada de lo que el decoro aconseja. Os sentáis a tomar un respiro, piensas que vas a tirar los boxes y comprar más tangas. Con tal pensamiento, peladito pega un estirón y el hilo del tanga se te mete en el culo. Intentas un movimiento lateral y, al separar una nalga, el cabrón se sujeta más. Vas al baño a quitártelo, pero el mal ya está hecho: el joputa del hilo se pasa toda la noche buscando tu culo y la Luisa venga a facilitarle el camino "¡ay ese culito!"... será puñetera ¡y con Pepe delante!... ¡calzonazos!.

Vale: el nudismo casero y los tangas descartados. El siguiente paso consiste en tomar vitaminas. Está bien: el coctel de C+E+B+A te alisa la piel y te pone más moreno. El problema es que la tensión testicular aumenta hasta límites peligrosos y las distensiones testiculares mantienen el ritmo anterior. Además te cebas malamente. Definitivamente: tomar vitaminas perjudica seriamente la salud.

Sin nudismo, tangas ni vitaminas decides decides hacer deporte. Cuando te enteras de las tarifas del gimnasio decides salir a correr al parque, que es más sano... ¡y una mierda!... allí estás tú: con tus michelincitos y tu trote cochinero, equipado con pantalón de chandal, camiseta de asas y una banda en la frente, que pareces un cruce de Chuck Norris y Papá Noel... y allí están ellas, veinteañeras macizorras, con un pantalón más corto que tus calzoncillos y meneando las tetas arriba y abajo acompasadamente; además hacen estiramientos que casi se les ve el hilo del tampax... Esto no puede ser bueno para el corazón, por mucho que digan los médicos.

Al final decides unirte al club de los emparejados-cuarentones: Te tomas unas cañas en una terracita, viendo pasar mozuelas y pensando en lo que les harías si te diesen la ocasión... crisis superada.

continuará.

aramma
10/09/2010, 20:52
La vida en pareja garantiza el tener sexo seguro, no el estar seguro de tener sexo.


NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (XV).

Pasado el disgusto que os llevasteis con el kamasutra, os faltan emociones fuertes que hagan revivir el deseo. En un programa radiofónico de esos llama un oyente y comenta que su novia sólo quiere hacerlo en el tren. ¡Ya tenéis la solución!. Preguntáis el precio de un viaje en coche-cama Vigo-Madrid. Le dices que mejor sin cena ni desayuno... ¡ah!, que no iba incluído. Lo consulto y le vuelvo a llamar.

Vista la situación, piensas en algo que sea similar y más económico. Pones a tu mujer en pelotas sobre la lavadora, utilizas varios tomos de la Larrousse para estar "a la altura" y le das al botón del centrifugado. Parece que funciona. Por lo visto, los tomos de la Larrousse también se emocionan y se van a vivir su vida. Caes de morros contra los genitales de tu pareja y te pegas un golpe testicular contra la puerta de la lavadora. Ella sufre un orgasmo y tú sufres mucho.

Decides intentar lo del tren. Os lleváis unos bocatas y bebida. Antes de meteros en la cama cenáis. Os acostáis "que por el precio que cobran además de hacerte la cama podían arroparte". Empezáis timidamente, como unos vulgares quinceañeros, con miedo de que os oigan. Os vais afianzando y cuando vas a profundizar llega una estación. Con el frenazo pierdes apoyo y caes de la cama. Tu pareja se sonríe, vale se retuerce de la risa. Parados no es lo mismo. Arranca el tren y el traqueteo ayuda. Llega un túnel, del acojone la sacas de golpe. Pierdes la concentración unos instantes, pero te rehaces y vuelves a la carga. A tu mujer le gustan las curvas a la izquierda, a ti no: la cabeza te da contra la pared. Otra estación; está todo en silencio, como esto siga así va a parecer un vía crucis. Después de ocho horas de viaje puedes afirmar que ha sido el polvo más largo de tu vida, pero te "sabe" igual que una película de antena tres: con tanto corte no te has enterado de nada.

Pasáis el día en Madrid. Para regresar decides alquilar un coche. Sólo quedaba un C5 familiar. Por el camino tu pareja dice "ahí detrás cabe una cama". Paráis en un área de descanso, de esas que sólo hay un banco y una papelera. Aparcas bien alejado, además ya es noche cerrada. Tapáis las ventanas con las tolallas que tú mujer acaba de comprar en el Ikea, tumbáis el asiento y os ponéis en faena. No lleváis ni dos minutos cuando una luz traspasa las toallas y alguien golpea el cristal Asistencia en carretera. ¿Todo bien?. Sales agarrándote el pantalón y dices "Sí Señor , estaba descansando unos minutos"... "Si quiere mayor seguridad a diez kilómetros tiene una gasolinera"... "Gracias por su preocupación, pero no es necesario"... ahora te explicas por qué tardaron siete horas en acudir cuando tuviste el accidente: estaban jodiéndole el polvo a otros. Seguís a lo vuestro. Sí, el coche es amplio, pero no es tan fácil hacer el perrito. Al menos no hiciste el viaje en vano.

A partir de aquí empieza una época de desfase sexual Hay que probarlo en un camping: debían fabricar sacos de matrimonio y además si enciendes la luz se te ve todo, menos mal que el vigilante nocturno os avisó cuando hacíais el helicóptero. Tampoco está mal el garage, siempre que tu pareja tenga cuidado de no agarrarse de la cadena que abre el portón cuando pasan los vecinos por delante.

Y todo sigue así: cada mes un polvito, como es costumbre, pero en un sitio diferente.

Hasta que un mes "cari, hoy no me apetece salir, ¿lo hacemos aquí?". Entoces descubres que como en la cama propia en ningún sitio.

continuará.

aramma
14/09/2010, 20:47
Los hombres son más religiosos que las mujeres. Mientras ellas desconfían de todo dios, ellos buscan a la única virgen.

ESCAPADAS ROMÁNTICAS (II)

Se avecina un fin de semana con viernes y lunes festivo. Con tanto tiempo libre temes que tu pareja se empeñe en continuar con las labores decorativas. Aprovechas que estáis en un centro comercial y asaltas a la moza de la agencia de viajes. Te ofrece una escapada a París o a Florencia o a Helsinki. Buscas algo más relajado. Te convence y sacas un "plan completo de relax" en un balneario. Además es con buffet libre, con lo que podrás recuperar toxinas.

Durante el viaje tu mujer murmura "Podías haberme consultado. A mi me apetecía cambiar de sitio el armario empotrado de nuestro dormitorio. No sé que le ves a un balneario, seguro que estará lleno de viejas". Respiras aliviado, pero le hablas de la piscina de agua termal, de la sauna, de los masajes,... "todo eso lo podíamos hacer cualquier otro fin de semana".

Os recibe una recepcionista japonesa muy maja, con uniforme de colegiala. Os da las llaves de vuestra habitación y os informa que vuestros asesores os esperan para diseñar vuestro plan de fin de semana.

Tras una ducha rápida en la que compruebas que tus testículos están simétricos, bajáis a ver a los asesores esos. A tu mujer le toca un jovencito imberbe y a ti una veinteañera con una sonrisa angelical y un buen par de tetas.

La asesora te manda quedarte en calzoncillos... te pesa... pues en casa marca menos... no son michelines, los tengo así desde pequeño... te tumba en la camilla y presiona con el dedo en varios sitios... te examina la piel de la cara, de la espalda... te pega una palmada en el culo "venga, que estamos muy descuidados, a ver que podemos hacer este fin de semana"... piensas, ¿cómo que qué podemos hacer este fin de semana?, que yo vine a hartarme de practicar sexo o en su defecto a hartarme en el buffet libre ese.

Te pasa una carpeta con "tu programa personalizado, es muy importante que lo cumplas, verás como te quitas diez años de encima".

Allá vas tú para la habitación. Tu pareja está radiante de felicidad "Paco me ha dicho que debo ser la envidia de mis amigas, que con muy poquito más aparentaré tener dieciocho años". Abre su carpeta y te enseña su planning del viernes: "desayuno libre, paseo optativo, media hora de juegos en la piscina, comida con vino, siesta, masaje thailandés, chorros de agua y cena ligera". ¡Coño!, mola, ves el tuyo: desayuno (té y una tostada), caminata de dos horas, una hora de ejercicio en la piscina, comida (ensalada y bebidas light), una hora en el gimnasio, media hora de sauna, masaje recuperador, chorros de agua fría, cena ligera... "es por tu bien cariño".

Está tan emocionada que allí mismo, antes de cenar tacatá... al menos uno ha caído, duermes como un niño.

El día siguiente es un calvario: la caminata la dirige un paisano que parece Clint Eastwood en el sargento de hierro. Al menos a ti no se te cae el pantalón de deporte como al deforme ese que tienes al lado... ¡mierda!, era un espejo. Te subes el pantalón hasta las tetillas y arrancas. A la media hora ya has acabado con la reserva de agua; al cabo de una hora pides que te dejen morir al lado del camino; al menos la vuelta es cuesta abajo.

En la piscina afirmas que no sabes nadar y consigues que te manden a la zona que no cubre. No hay escaleras... no importa, te sientas al borde y saltas... ¡el monitor es un cabrón!, es el lado profundo... tienes que cruzar la piscina... diez veces. El monitor se apiada de ti y te pasa una barrita energética a escondidas... le das cincuenta euros de propina: ¡se los merece!.

Durante la comida intentas chantajear a tu pareja ofreciéndote a lavar los platos un mes a cambio de una patata frita. Como símbolo de vuestro amor, te deja un culín de vino "¡rápido!, ¡que no te vea tu asesora!".

El masaje recuperador resulta ser una variante de las torturas de la santa inquisición y los chorros de agua fría se te clavan en los testículos.

Lo único que deseas es que llegue e lunes. Pero tu pareja se empeña en tener sexo "que estoy yo animada, oye". No te queda otra que cumplir, no vaya a ser que intente aprovecharse del imberbe ese. Además, tu asesora te tira los tejos y toca más de lo necesario en las revisones... te da lo mismo, es una zorrupia y seguro que las tetas son postizas y la sonrisa son implantes.

Por fin estáis de vuelta en casa. Tu mujer no para de hablar de repetir y de recomendárselo a Maripuri y a Luisa. Por tu parte, le juras a Manolo y a Pepe que es mejor cambiar el tejado de casa.

Memorizas en tu agenda: "no volver a un balneario con plan completo de relax. Mejor ir a Helsinki".

continuará.

aramma
15/09/2010, 11:04
La regla y los hombres. El novato lo ve natural. El experto lo ve una excusa. El veterano la provoca.

RECUERDOS (I).

Cuando uno forma parte de una pareja siempre hay un momento para los recuerdos. No tiene que pasar mucho tiempo para darse cuenta que los recuerdos son un arma de doble filo: pueden conseguir que los amigos no vengan a casa y que las suegras se empeñen en verlos diariamente.

Desgraciadamente, el mismo recuerdo puede tener distintas versiones.

Recuerdos de una pareja novata.

Al poco tiempo de estar aposentados vienen Maripuri, Luisa, Manolo y Pepe. Mientras ellas preparan la cena, vosotros tomáis posición en el sofá y os preparáis para la final de rugby. Os mandan poner la mesa. Cenáis a toda leche y decís "el café mejor en el sofá, que es más íntimo". Os dan la razón y creeis haberos salido con la vuestra.

Nada más sentaros, tu pareja viene con el album de fotos ... ¡la leche!... ¿no habrá días para eso?... pues parece ser que no.

Se hacen los comentarios de rigor y a tu mente vienen recuerdos del momento:

"hay que ver lo mal que le sientan a Jacinta esos escotes"... ¡joder que tetas gasta la zagala!... "Mira al Manolo vomitando por la borda"... el pobre era la primera vez que subía a un barco... "en esta foto estábamos al borde de un acantilado, él me sujetaba por las piernas"... sí,sí,por las piernas... "¡Uy!, míralo que guapo, tapándose con la cortina de la ducha!, que se ve una sombrita por ahí"... la sombra del terror, guapa... "¡anda!, ¿cuándo me hiciste esta foto en sujetador y braguitas?"... y las que tengo escondidas... "¡Qué enamorados se os ve!"... envidia, que vosotros os casasteis de penalti... "¡Mira!, aquí estamos todos en Valencia, ¡qué bien lo pasamos en ese viaje!"... ¡joder!, ¡qué quince días!: playa, monte, polvos...

Recuerdos de una pareja experta.

Para festejar un aniversario parejil vienen Maripuri, Luisa, Manolo y Pepe. Mientras ellas preparan la cena, vosotros tomáis posición en el sofá y os preparáis para la final de badminton. Os mandan poner la mesa. Cenáis a toda leche y decís "el café mejor en el sofá, que es más tranquilo". Os dan la razón y creeis haberos salido con la vuestra.

Nada más sentaros, las marías vienen con el album de fotos ... ¡la leche!... ¡atomarpolculo la final!.

Se hacen comentarios comparativos y a tu mente vienen recuerdos del momento:

"hay que ver lo mal que le sientan a Jacinta esos escotes y ella insiste con ellos"... ¡joder que tetas gastaba la zagala! ¡y como las conserva la jodía!... "Mira al Manolo vomitando por la borda, si el pobre es ver un barco y marearse"... el cabrón con tal de no remar cualquier cosa... "en esta foto estábamos al borde de un acantilado, él me sujetaba por las piernas"... por tó el coño t'estaba amarrando nena... "¡Uy!, míralo que guapo, tapándose con la cortina de la ducha!, que le da vergüenza que lo vean desnudo,tan flacucho"... vergüenza le daría a Nacho Vidal... "¡anda!, ¿cuándo me hiciste esta foto en sujetador y braguitas?, hay que quitarla de aquí"... ¡la de veces que habré sacado esas braguitas con los dientes!... "¡Qué acaramelados se os veía!"... envidia, que Maripuri y Luisa siempre fueron un palo seco... "¡Mira!, aquí estamos todos en Valencia, ¡qué bien lo pasamos en ese viaje!"... ¡qué cantidad de tías en pelotas!, aquí en el norte no se ve de eso...

Recuerdos de una pareja veterana.

Quedáis en casa con Maripuri, Luisa, Manolo y Pepe. Mientras ellas preparan la cena, vosotros tomáis posición en el sofá y os preparáis para el partido del sábado. Os mandan poner la mesa. Cenáis a toda leche y decís "el café mejor en el sofá, que es más cómodo que estas sillas". Os dan la razón y creeis haberos salido con la vuestra.

Nada más sentaros, las marías os apagan la tele "¿no pensaréis ver la tele hoy?" Maripuri dice "¿Os acordáis de Jacinta?, la vi el otro día"... Tu pareja se levanta corriendo y vuelve con el album de fotos ... ¡hay que joderse!... no sólo no hay partido si no que hay que tragarse las fotos.

Se hacen comparaciones con lo actual y a tu mente vienen recuerdos:

"hay que ver lo mal que le sentaban a Jacinta esos escotes y aún ahora, con las tetas caídas, se los sigue poniendo, que parece una buscona"... ¡ay esa teticas y aquel culo! ¡cuántos dolores de cervicales causaron!... "Mira al Manolo, como siempre vomitando por la borda, ¡si es peor que un niño! "... ¡ahí, ahí, dándole de comer a los peces del Retiro!... "en esta foto estábamos al borde de un acantilado, él me sujetaba por las piernas"... así me salió la hernia, que la única forma de palpar algo era agarrándote... "¡Uy!, míralo que guapo, tapándose con la cortina de la ducha!, que ya le apuntaba la barriga cervecera"... ¿barriga? lo que tenía era un empalme que... "¡anda!, ¡mira esta foto en sujetador y braguitas!, que cuerpo tenía, pero con este no hay forma de cuidarse"... tengo que buscar las fotos que te hice en pelotas, a ver si me acuerdo como eres desnuda... "¡Qué par de tortolitos inocentes se os veía!"... ¡qué polvo acabábamos de echar!, se me saltan las lágrimas... "¡Mira!, aquí estamos todos en Valencia, ¡qué bien lo pasamos en ese viaje!"... ¡joder que quince días!, menudas paellas, tremendas siestas...


continuará

alfonsico
15/09/2010, 11:16
eres un crack

aramma
16/09/2010, 11:17
Amor imposible: dícese de la atracción más o menos pasajera en la que se mantiene sexo con cualquiera menos con quien se desea.

Amor, imposible: dícese de la respuesta dada por la pareja a la petición del interesado.

DEL BUEN YACER (I).

Según la RAE:



yacer.

(Del lat. iacēre).


1. intr. Dicho de una persona: Estar echada o tendida.



4. intr. Tener trato carnal con alguien.




Del yacer tendido.

Debe distinguirse aquí si la busqueda del descanso se hace en solitario o en compañía.

El yacer en solitario es cosa fácil: basta con tumbarse en la superficie adecuada y amoldar el cuerpo a la situación. Como el ser humano inicia su vivencia yaciente en solitario, enseguida adquiere vicios: hay quien reposa con chupete hasta la pubertad. Estos vicios se acaban pagando caros en el futuro.

Porque el problema surge cuando se trata de recobrar la calma de espíritu en compañía.

Ahí estás tú: acostumbrado a una cama de cientotreintaycinco centímetros y, de repente, se planta a tu lado otro ser humano, que lo primero que intentas es abrazarlo con fuerza, hasta que te das cuenta que no es tu gusiluz. Y es que no es lo mismo que cada uno duerma de lado en una esquina que los dos pretendan hacerlo boca arriba con las piernas abiertas.

Tampoco ves con buenos ojos que te roben tu lado de la cama, o que tengas que tener el edredón de plumas en agosto. También está el descubrimiento que haces: roncas, roncas mucho... ahora te explicas por que tus padres te mandaban a dormir con los abuelos.

Y ya me dirás que haces si antes de ir con Morfeo has catado carne: tu pareja pretende quedarse acurrucada contra ti. Que sí, para unos minutos está bien, pero después se te duerme el brazo y te cantan las tripas, que a ver quien duerme así... al menos no roncas.

Al final, acabas adoptando una postura semi-fetal, arrimado a tu borde de la cama, agarrando con una mano la almohada y con la otra las mantas, mientras intentas proteger los pies del ataque de los cubitos de hielo de tu pareja.

Del yacer carnal.

Aquel que yazga en solitario puede saltarse este apartado, ya que, en este caso, la situación es bien simple: cuando y donde le apetezca, cuidando de no perturbar el entorno.

Pero si se trata de yacer carnalmente en compañía deben respetarse unas normas, que si bien parecen ser de sentido común, bien merecen un recordatorio.

Lo primero es que se ha de considerar es si el fornicio es exclusivamente lúdico-festivo o busca fines reproductivos. En el segundo de los casos, debe recordarse que el esperma debe depositarse en el interior de la vagina de la fémina, ya que si, por ejemplo, se deposita en su cara, después hay que introducirlo a cucharadas y eso no es tan agradable. Por el contrario, en el primer caso, deben emplearse medidas disuasorias de probada eficacia, como el condón o el dolor de cabeza.

Decidido el objetivo final, es preferible que ambos integrantes del fornicio sepan qué son su contrincante a fin de evitar sorpresas una vez desnudos.

Ya que se habla de desnudos, no puede olvidarse la higiene. Bien es cierto que para un "aquí te pillo, aquí te mato" basta con apartar un mínimo la ropa y proceder, pero si es menester una labor más prolongada hay que ser más considerado. ¿Qué opinará tu pareja al verte los calzoncillos con la gotita del pis?. ¿Qué opinarías de una mujer que te araña las nalgas con las uñas de los pies?. Claro que en un momento dado puede ser erótico recordar lo que habéis comido, pero de ahí a pegarle un chicle en la oreja hay un largo camino. Por eso, en previsión de un acercamiento carnal ambos componentes deben tener en el mejor estado posible sus cuerpos, incluyendo la eliminación de la pelusilla del ombligo.

Claro que no es lo mismo llegar desnudos al lecho que llegar vestidos. En este último caso, sobre todo si no es una pareja experta o veterana, la ropa interior debe estar en condiciones: unas bragas con un roto no levantan la libido y un dedo gordo que asoma por un calcetín puede arruinar lo que con tanto esfuerzo conseguiste.

A partir de aquí cada pareja debe buscar sus propias normas. Pero todo caballero debe saber preguntar primero, no vaya a ser que eso de golpearle la cara con el miembro acabe en un mordisco imprevisto.

Asimismo, se cuidará la comodidad de la pareja. Hubo quien lo hizo en un suelo de mármol frío y cuando puso a la pareja de espaldas para hacer un "perrito", al primer contacto de su vientre con aquel culo helado se le produjo un revuelo intestinal que no es apto para contar aquí.

continuará.

Navarrico
19/09/2010, 10:06
chincheta para este post!!

cheskyastur
19/09/2010, 16:18
Secundo la moción de la chincheta, es la ostia lo que te ries con esto.

aramma
19/09/2010, 19:44
Principio básico del muelle que se suelta: si no rompe algo es porque se ha perdido.

Corolario del montaje: cuando acabes de apretar el último tornillo verás el muelle en el suelo.


LAS AMIGAS (I).

Según la rae:



amigo, ga.

(Del lat. amīcus).


1. adj. Que tiene amistad.


amistad.

(Del lat. *amicĭtas, -ātis, por amicitĭa, amistad).


1. f. Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato.



Sin embargo, la realidad demuestra que las amigas tienen un código ético especial: es básico criticar a aquella "miembra" del grupo que no está presente "a fin de cuentas, gracias al tiempo que hace que nos conocemos, ya sabe la opinión de cada una".

Además, existe la creencia de que las amigas salen juntas a menudo y de vez en cuando con sus parejas. Esto no es cierto, para ser las amigas verdaderas tienen que salir de vez en cuando todas ellas juntas y acompañadas exclusivamente por uno de los varones parejiles.

Y ahí entras tú. Es tu noche. Tu pareja, Maripuri, Luisa y tú.

Han diseñado un plan en el cual tu única intervención es reservar y pagar el restaurante. Para las copas deciden ellas a dónde se va.

En la cena, con el vino, se sueltan las primeras indirectas entre ellas "¿Cuantas veces has follado con tu pareja?"... "no me acuerdo"... "¿alguna memorable?"... "ninguna, chica"...

Tú ya estás negro: ¿habré tenido algún polvo memorable?... piensas en aquella vez en el acantilado, que casi os pilla el Seprona. De repente la tuya suelta "Es que estos se emocionan con nada. Aún estoy esperando que haga algo emocionante de verdad"... que tú te juras que la próxima vez encenderás unas bengalas y contratarás a los ángeles del infierno para que hagan círculos alrededor.

Pero ellas a lo suyo "por cierto, Maripuri, ¿te compraste el vibrador?"... "¡uy!,sí chica, y ya se lo dejé a Luisa, aunque a tí parece que no te hace falta que al tuyo aún se le ve capaz"... sonríes... "no te creas, ultimamente ya no es el de antes"... ¿qué no soy el de antes?, ¿a quién le duele la cabeza?... "es que ponerme para nada, como que no"... te pasas al alcohol... ya pediréis un taxi.

La Luisa, sentada a tu lado, te pone la mano en la pierna,más arriba de lo que el decoro aconseja, que para algo son las amigas y te dice por lo bajo "no le hagas caso, por lo que sabemos superas la media de polvos. Si eso, ya hablaremos"... te metes otro vaso de vino. La Luisa sigue, ya para todos "A ver si lo que quiere éste es una orgía"... se te atraganta un cacho de tortilla... y tu pareja le sigue el juego "¡Una orgía!, como no nos lo hagamos entre nosotras este da para una justito, justito"... la tortilla sigue sin querer bajar... otro vaso de vino.

Llegan los postres "¿Pedimos una de cada y compartimos?"... "vale y chupitos ¿eh?"... "¡Síííí!"... esto va a ser duro.

El camarero que trae los postres resulta ser un mozalbete de unos dieciocho años, con pinta de no tener la ESO aprobada. Maripuri larga "a ese le enseñaba yo anatomía, que seguro que no sabe nada"... "chica, si casi no tiene culo"... "tú fíjate de frente cuando venga"... te ves obligado a intervenir: que podría ser vuestro hijo... y tu pareja remata "razón de más para educarlo bien y que no salga como los padres".

Y la noche no ha hecho más que empezar.

Te bebes dos chupitos seguidos y te juras a ti mismo no volver a salir con estas arpías... claro que no te das cuenta que el alcohol borrará tus recuerdos.


continuará.

aramma
20/09/2010, 10:15
El peor método anticonceptivo es la abstinencia: se puede romper en cualquier momento.

CONSULTORIO BREVE (II).

¿Cómo se comportan, sexualmente, las personas?.

Hay dos tipos de comportamientos: el activo, que siempre quiere llevar la iniciativa e innovar y el pasivo, que deja todo a cargo del otro.

Inicialmente en la pareja son ambos activos: hay prisa por sacarse la ropa, por explorar, por que el otro tenga nuevas sensaciones.

Posteriormente, uno de los miembros se vuelve pasivo y corresponde al otro la tarea de insistir. Con el tiempo esta insistencia se transforma en súplica.

Por último, los dos se vuelven pasivos: no se folla salvo por error.

¿Qué es lo que más excita a una mujer?.

Depende de la mujer: a una las excita que hables mal de tu suegra, a otras que dejes los calzoncillos sucios encima de su almohada,... incluso las hay que se excitan por una tonteria como que te acuestes con su mejor amiga... cada mujer es un mundo.

¿Qué es lo que más excita a un hombre?

Que le rayes el coche.

¿Cómo saber si un chico es un pagafantas?.

Pídele que te compre condones de sabores, que esa noche quieres sorprender a tu pareja. Si te los compra es un pagafantas y si además te trae lubricante es un pagafantas incurable.

He pillado a mi marido con el cajón de mis braguitas abierto y llorando, ¿qué le pasa?.

Tranquila mujer, es la típica crisis TMSF: tres meses sin follar. Empieza a preocuparte si las acaricia y les dice "hemos pasado buenos momentos juntos y yo siempre os apartaba".

El otro día mi pareja me pidió una corrida inolvidable. La llevé a la goyesca y desde entonces no me habla, ¿que ha fallado?.

Tú.

Estoy saliendo con una chica vasca, ¿cuando empezaré a tener relaciones sexuales?

Tú no eres vasco ¿verdad?. Sólo hay una forma de conseguirlo: decirle que o folla o no la llevas a ver el athletic - real sociedad.

¿Existe el punto G?.

Unos dicen que sí, otros dicen que no. Lo importante es poder buscarlo.


continuará.

alfonsico
20/09/2010, 12:46
jijijijijijijijijijijijiji, tremendisimo

mud_ito
20/09/2010, 14:50
Genial..............http://smilies-gifs.com/risa/4risa.gif

aramma
23/09/2010, 18:43
Verdad apelable: practicar sexo hasta la extenuación es agotador.

Verdad inapelable: conseguir practicar sexo es agotador.

ACONTECIMIENTOS (IV).

Hay un acontecimiento que está marcado en rojo en tú calendario: tu cumpleaños. Ese es tu día, salvo que hayas cometido la estupidez de arrimarte a otra persona que naciese en el mismo día.

¡Este año cae en viernes!, ¡oe!, ¡oe!, ¡oe!.

Ya desde el mes anterior empiezas a lanzar indirectas: "hay que ver lo mal que va este portátil" o "que bien me vendría una sierra de calar" o incluso, en los más descarados, "a ver si junto algo de dinerito para comprar este reloj"... A medida que el día se acerca tus comentarios se van haciendo menos sutiles: "¡mierda de portátil!, otra vez tendré que formatearlo", "¡coñazo de serrucho!, con una sierra de calar esto se haría en un pis-pas" o "¡la leche!, han rebajado el reloj que me gusta".

El día en cuestión te despiertas con la ilusión de un niño el día de Reyes. Te levantas una hora antes de lo normal, te duchas, preparas el desayuno y se lo llevas a la cama, dejando claras las cosas: "venga, cariño, levanta que hoy es mi cumpleaños y esto hay que celebrarlo". Haces el primer descubrimiento del día: a tu pareja no le hace ilusión que la levantes tan temprano, de hecho crees que murmura "¿y para esa gilipollez me despiertas?".

Cuando, ¡por fin!, el café hace su efecto, parece reaccionar. Te da un beso y te pega taytantos tirones de orejas, que tú hubieses preferido un tirón y taytantos besos, pero se ve que ella disfruta más así. La cuestión es que se levanta y te dice "espera aquí", estás emocionado: va a por tu portátil/sierra/reloj. Vuelve con un paquete que tu piensas "o quien empaquetó es un genio o ahí no está mi regalo". Lo abres con los nervios del que teme lo peor... y lo peor sucede: son unos pinkis y una corbata... ¡mierda!, esto es peor que los Reyes:al menos estos te traían cosas útiles.

Ya te han amargado el día. Te sobrepones con la mejor de tus sonrisas, esperando que al menos haya una fiesta sorpresa o una sesión sexual no programada.

Además en el trabajo, sin que tú hayas dicho nada, todos saben que día es y te toca invitar a todo quisque. Al menos tu cerveza está fría y tu pincho es más grande.

Vuelves a casa y ves una nota "he salido con Maripuri y Luisa. Prepara la cena para las nueve. Seremos seis". ¡Vaya para la fiesta sorpresa!, te toca pelar patatas y hacer una tortilla, ¡que se jodan los gorrones!. Cuando vas a empezar a pelar patatas te entran remordimientos: ¿y si Maripuri y Luisa te regalan algo?. Total, acabas preparando unas almejas a la marinera y una cinta de lomo rellena; además vas a la pastelería y te compras una tarta "que es mi cumpleaños"; la dependienta te pone todas la velas.

Llegan a las nueve y media, que las almejas ya están casi frías. Además el Manolo y el Pepe no paran de hacer insinuaciones sobre tu cuerpo, que ya no sabes si te están llamando barriguitas o te tiran los tejos. Cenáis entre comentarios picantes "esta noche a batir records" y deportivos "este fin de semana el Celta gana". Está visto que con los años las mujeres se vuelven unas desvergonzadas y los hombres se vuelven... gilipollas.

En los postres Maripuri y Luisa te pasan sus regalos. Maripuri te ha dado una chaqueta de pana "que con esas que usas pareces un viejo" y Luisa un conjunto de lencería para tu mujer "para que lo estrene contigo". No sabías que eras tan buen actor, ya que mientras sonríes piensas "a ver si la jodía chaqueta trae tiquet regalo" y "o sea, en mi cumpleaños, le regalan a la parienta".

A las cuatro de la mañana consigues que se larguen, después de haber acabado con las existencias de licor café y Oporto. Es hora de ir a la cama. Te imaginas a tu señora con el conjuntito... de repente ves que lo guarda en su cajón "lo dejamos para una ocasión especial"... piensas "¡es mi cumple!, ¿esto no se considera ocasión especial?, ¿esperamos a tener pagada la hipoteca?".

Ya casi ni tienes ganas de sexo. Tu pareja, en cambio, no tiene ninguna; es decir: tampoco hay sesión sexual.

Al día siguiente te levantas, le das un beso a tu pareja y le dices que sales ha hacer unas cosas, que se quede en cama. Te largas a tu tienda y compras tu portátil.

Te pasas todo el fin de semana cargándolo con tus cosas, admirándo lo rápido que va y lo que dura la batería.

Fue un buen cumpleaños, sólo faltó que el Celta ganase para que fuese perfecto... con el sexo ya no contabas.

continuará.

summer85
23/09/2010, 19:01
venga voy a echar un ratito... y unas risas... en este post

alfonsico
24/09/2010, 08:06
ste se merece ir a los muy interesantes

aramma
24/09/2010, 19:40
Un vendaje aparatoso en la mano justifica cualquier chapuza.

MODELISMO (I).

Esta es una de la aficiones preferidas por los hombres: el modelismo.

Contrariamente a lo que su nombre parece indicar, no se trata de coleccionar o perseguir a Claudia Chifer, Naomi Cambel, Esther Cañadas o Rossi de Palma... esto sería acoso y está prohibido, salvo que se haga en manada y babeando, que entonces se le llama desfile.

El modelismo consiste en coleccionar objetos diversos, que originalmente son grandes y serían muy costosos de mantener, en un formato reducido, conocido como escala.

También contrariamente a lo que se cree, no se coleccionan tetas por afición al modelismo, a pesar de que las buenas sean grandes y caras, si no por puro vicio.

Uno se inicia en el mundo del modelismo de formas diversas: porque le regalaron un escaletrix, porque no se lo regalaron y siempre quiso uno, porque intentó hacer un velero y confundió metros con centímetros o porque vio los precios del portal de belén y dijo "esto lo hago yo con dos tablas".

Igualmente, hay modelistas de un sólo modelo: quedaron hasta los cojones de montar el puñetero barco en fascículos, que seguro que Noé tardó menos en construir su barquito.

Todo buen modelista que se precie debe conseguir que sus modelos sean únicos. Para ello debe construirlos de forma autónoma o darles su toque personal decorativo. Esto último estilo es llamado truñing por los puristas del modelismo.

Para saber si una colección es buena o simplemente anecdótica lo mejor es tener pareja; si esta afirma "estoy hasta las narices de limpiar tus juguetitos" o "a ver si guardas tus juguetitos en vez de tenerlos tirados por toda la casa" la colección es buena.

Curiosamente, la pareja es el peor enemigo de un modelista profesional, ya que siempre llegará el momento en que diga, por ejemplo, "podías arreglarme la mesita del salón de mi casa de muñecas, que cojea"... y ya me diréis que relación hay entre una mesa de juguete y un experto en aviones de radio control. Pero si no lo arreglas "sin que se note" te encontrarás sin sexo cada vez que ella se acerque a la casa de muñecas... y no vale comprarle una mesa nueva, que ella quiere "la mía, de cuando era pequeña".

Y si la pareja es el peor enemigo del modelista, su terror son los extraños. Los extraños adoptan las formas más variopintas: un amigo torpe, un sobrino, un vecino gilipollas, etc. El modelista temblará cuando uno de esos seres se aproxime a sus niños mimados y se quedará paralizado si, en un despiste suyo, llegan conduciendo su cochecito y empotrándolo contra las esquinas, hasta el punto de ser capaz de arrancárselo de las manos al osado y encerrase en su cuarto para intentar reparar los daños, mientras recuerda los buenos momentos vividos con su creación. Se han dado casos de modelistas que, con tal de salvaguardar su colección, han ofrecido a su pareja al vecino.

Un modelista puede pasarse horas contemplando a sus niños, totalmente ausente del mundo exterior. Y si hay una exposición o una concentración, allá va, deseoso de ver lo que hay mundo adelante. Se quedará pasmado delante de la reproducción de una goleta del siglo XVII en la que el mascarón de proa lleva incrustaciones de zafiro y hará miles de fotos. Al llegar a casa, verá sus barquitos y pensará que no tienen nada que envidiarle a la goleta, a fin de cuentas la goleta la hizo un "vendedor", una lacra para los modelistas.

continuará.

jacarmo
28/09/2010, 16:14
uppppppppppppppppppppppp

alfonsico
28/09/2010, 17:55
esta de capa dia este post

arammna!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

aramma
28/09/2010, 20:56
esta de capa dia este post

arammna!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Toy liao, que tengo que presentar mucho papeleo este año. El año pasado era todo en gallego, este año me "tocó" en el cupo del 50% en castellano... me avisaron el 15 de este mes y tengo hasta el 30 para tener programaciones y apuntes pasados al otro idioma...


prometo un reflote.

:11::11:

aramma
28/09/2010, 22:47
Desesperación masculina: estado emocional inequívoco que, empiece como empiece, se resuelve con sexo.

Desesperación femenina: estado emocional equívoco que indica una acumulación de tragedias, como una carrera en las medias y una uña rota, y que se resuelve a base de chocolate y/o helado. El sexo es estas condiciones está contraindicado.

NEGOCIACIONES Y CAPITULACIONES. EL SEXO (XVI).

Tras haber fracasado estrepitosamente con el kamasutra y recordando todavía las esposas rosas, te sientas a hablar con tu pareja: hay que revitalizar el sexo.

Lo primero es convencerla a ella, ya que "tenemos muchas más cosas en común, no todo va a ser sexo". Meditas un segundo y le dices que entre todo y una vez al año hay muchas posibilidades, pero ella contraataca "¿te crees que a mí no me gusta?. Porque yo disfruto mucho"... ¡coño!, pues no se nota, porque también disfrutas con las galletas de chocolate y no las olvidas ningún día.

Aquí empiezan las sentencia demoledoras "Tú te crees que soy insensible, que no veo tus necesidades y sí que las veo, pero... " ... ¡la leche!, ya salió el pero de los cojones... "a veces pienso que sólo estás conmigo por el sexo"... piensas en los cuatro polvos que echaste en los tres años que llevas con ella, pero le dices "no es verdad y lo sabes", confiando en que recapacite.

Realmente, ya has perdido antes de empezar. Ella sigue "Es que no paras de insistirme y yo así no me concentro"... ahora descubres que hay que concentrarse para tener sexo. Pero, en tu inexperiencia, le dices "Hagamos una cosa: yo no te digo nada y eres tú la que lo propone, ¿de acuerdo?".

Al menos esa noche hacéis algo.

Marcas en tu agenda el día: <<1 de Mayo: hoy jugué al golf>> que tampoco es plan de que nadie sepa de que va esto y una agenda puede caer en malas manos.

El 1 de septiembre consideras que ya ha pasado tiempo suficiente para que ella dijese algo. Consultas la agenda por si te has olvidado de algún partido de golf, pero no. Entonces le dices "cari, ¿recuerdas nuestro acuerdo?" ... "ya estamos con lo mismo, mira que eres impaciente"... piensas ¿impaciente?, ¡si ya hace cuatro meses!; pero dices "ya, ya lo sé, pero es que tengo ganas" ... "y yo, no te fastidia, pero no todo va a ser sexo".

Entonces presentas tu dimisión y anotas en la agenda <<1 de septiembre: dejo de jugar al golf en equipo>>.

Y cuando más tranquilo estás con tu celibato, en ese momento dulce en el que los escotes de tu foro favorito parecen ser ya en 3D, te suelta "¿estás lavadito?"... en diez segundos cuatro décimas consigues ducharte, secarte y estar en la cama con el condón puesto.

Al acabar, te dice "ves como así, sin saber cuando vas a tenerlo, se disfruta más"... que tú le dices "cari, yo contigo disfruto siempre"... "pues eso, que no todo va a ser sexo".

Al día siguiente anotas en tu agenda <<1 de Noviembre: he vuelto a jugar al golf en equipo.>>.

El día tres consultas la agenda y ves una nota que no es tuya <<2 de Noviembre: de tu entrenador: que como practiques en solitario no te vuelvo a llevar al campo>>.

continuará.

alfonsico
29/09/2010, 07:29
l día tres consultas la agenda y ves una nota que no es tuya <<2 de Noviembre: de tu entrenador: que como practiques en solitario no te vuelvo a llevar al campo>>.

continuará.

enorme!!!!!!!!!!!!!!!!

Rinconete
29/09/2010, 07:30
Con los últimos post ya no sé si reir o llorar.

aramma
29/09/2010, 12:33
El descubrimiento del sexo se produce de forma casual. Curiosamente, conseguir practicarlo también es una casualidad.

LAS VISITAS (I)

Cabe distinguir dos tipos de visita: las de cortesía y las sexuales.

Las visitas de cortesía son aquellas que se producen como resultado de una invitación a cenar, a ver la tele o a un intercambio de parejas. Se caracterizan por tener una duración corta en el tiempo, normalmente de unas horas. Aunque el resultado no sea el esperado, ya que en el intercambio te tocó la Maripuri con la regla, sabes que recuperarás la normalidad en breve y eso reconforta.

Las visitas sexuales son aquellas que evitan el sexo. Son especialmente peligrosas cuando se invitan a si mismas. Habitualmente las efectúan miembros de la familia y acaban minando el espíritu de ambos componentes de la pareja.

Cabe distinguir aquí dos tipos de visitantes: los que no tocan nada y los que lo tocan todo.

Visitantes que no tocan nada.

Tú te esperas que venga la hermana pequeña de tu mujer, esa que tiene la costumbre de andar en braguitas y top por la casa. Incluso aceptarías que viniese la Juliana, esa amiga de la infancia de tu pareja y que se pasea en salto de cama... pero el que viene es el cuñao vago.

El cuñao vago se caracteriza por tener mala suerte en todos sus trabajos. Una vez trabajó en El Corte Inglés y duró poco porque los cambios de turno le cambiaban el sueño y llegaba tarde al trabajo. Otra vez fue dependiente en una ferretería, pero resultó ser alérgico al metal... que tú piensas que lo suyo es alergia al trabajo... pobrecito.

Pues ese personaje es el que se ha instalado "para hacer un cursillo" en vuestra casa. Te mentalizas, que el cursillo dura sólo un mes. Desgraciadamente, el cursillo es sólo de tardes, por lo que el cuñao vago dispone de la casa para él solito por las mañanas.

Al cabo de tres días, un extraño olor os avisa que algo sucede en su habitación. Efectivamente: los calcetines y calzoncillos del susodicho se apilan sobre una silla, junto a un amasijo informe de ropa. Tu pareja, en un arrebato de compasión le lava las prendas y las repone al armario.

Además estáis preocupados por la drástica reducción de las reservas de colacao, galletas, bombones y todo cuanto objeto sea comestible o bebible. Y el individuo se permite aconsejar que compres cardús en vez de ese brebaje que tomas. Pero él no suelta un duro "y no por que no quiera, es que el paro sólo me da para lo justo"... lo justo dice el cabronazo, pero si viste de Burberry (bááárberiiii según él) y se mueve en taxi.

Cuando se va respiráis los dos, la lavadora, la plancha y el microondas.

Visitantes que lo tocan todo.

Esta especie de visitantes tiene dos claros representantes: las madres de la pareja, conocidas popularmente como las suegras.

En sus primeras visitas, las suegras suelen avisar de su intención de "pasar un par de días" en vuestro nidito de amor. Esto acarrea una consecuencia inmediata: hay que hacer limpieza general. Es inútil, una buena suegra siempre encontrará algo que limpiar "es que no sé como podéis vivir en esta casa". Sin embargo, la técnica de no limpiar previamente a su visita suele conllevar una réplica contundente "parece que me tenéis de criada".

Lo peor es que los dos días eran en sentido figurado... ya se sabe que las mujeres tienen opiniones personales.

Por eso, si tu pareja cuelga las camisas en una percha, la suegra de turno las descolgará y las colgará por la parte inferior "que se conservan mejor". Y lo malo es cuando te vas a poner tus vaqueros elásticos ajustados: los ha planchado marcándole la raya "que no sabes el trabajo que me han dado"... precisamente en el trabajo te miran raro, seguro que piensan que eres un pervertido.

Otro momento delicado es el de la comida. Como ella "tiene colesterol", os toca estar quince días a verduras y pollo a la plancha sin sal. Además el café "es veneno" por lo que te pasas el día dando cabezadas.

Y por la noche nada de sexo, que las madres tienen un oído muy fino. Claro que, un buen día os sorprende "¿os pasa algo? es que vuestro padre y yo hacíamos el amor todos los sábados... hasta que me vino la menopausia claro"... ¡la leche!, intentáis borrar de vuestra mente la imagen que se ha montado por un instante.

Cuando se va la lleváis a la estación de tren. Al volver, sentís un silencio sobrecogedor... os miráis y os lanzáis como posesos a practicar el sexo, con todas las luces de la casa encendidas y "rodando" por todas las habitaciones... ¿que coño sabrán las madres de esto?.

continuará.

jacarmo
01/10/2010, 23:11
esto no puede estar en la 3ª pg

alfonsico
02/10/2010, 08:01
chincheta ya!!!!!!!!!!!!!!!!

aramma
03/10/2010, 18:45
Dicho popular: no es más feliz quien más tiene si no quien menos necesita.

Extensión sexual: no es más feliz quien tiene más sexo si no quien menos necesita.

Corolario: las mujeres son más felices que los hombres.

EL HOMBRE Y SU RAZÓN DE SER. MANUALIDADES (IX).

Con la llegada de las primeras lluvias el hombre-manitas despierta de su letargo: es el momento de solucionar pequeños detalles.

Un caso muy común es el de la ventana llorona. Se denomina así a aquella ventana que, sorpresivamente, empieza a permitir el paso de una gota de agua hacia el interior de la vivienda.

La primera conclusión es "será la condensación". Si eres un novato en estas lides lo primero que haces es coger la rasqueta de goma y limpiar el cristal. Esto es un craso error: lo único que consigues es tirar toda el agua al suelo; agua que tendrás que secar. Un verdadero experto tomará papel de cocina o, en su defecto, papel higiénico y secará el cristal.

En ese momento se descubre a la gota díscola: ahí está ella, asomando por su esquinita o agujerito, desafiando a tu secado.

Es el momento de tomar decisiones: tomas un trozo de papel de cocina y haces un taponcito para bolquear su paso. Te sientes orgulloso: ya no hay gota. Al cabo de cinco minutos vuelves a comprobar tu trabajo y ves a a japuta asomando nuevamente: el papel ya no puede absorber más.

Analizas fríamente la situación y decides echar mano de recursos más profesionales: tapas el agujero con silicona. Al cabo de diez minutos observas que ya no sale la gota... ahora es un reguero que se extiende por toda la parte inferior de la ventana. Decides que lloviendo poco más puedes hacer, así que secas bien el regato y taponas toda la ventana con cinta americana.

Al día siguiente no llueve. Sacas la cinta americana y el tapón de silicona. Abres la ventana y descubres que hay un montón de mierda que tapona los desagües hacie el exterior. Los limpias, acordándote del fabricante de la ventana: no hay forma de sacar toda la mierda de ese carril tan estrecho. Además ves que la silicona de las juntas está agrietada. Ya puestos la levantas y le pones silicona nueva.

Por la noche vuelve a llover y tu amiga, la gota díscola vuelve a visitarte, así que decides hacerle un seguimiento: secas la ventana y te pones a observar, esperando el momento en que vuelva a salir.

Tras media hora de observación has llegado a la conclusión de que las gotas de agua siguen el camino que le sale de las narices para descender por el cristal. Además crees que existen verdaderas competiciones: las que bajan por el carril de la derecha son más rápidas que las que lo hacen por el carril central; a su vez las que descienden por el carril izquierdo hacen extraños quiebros.

De repente la ves. Se cuela justo por la esquina de la goma y ¡zás!, aparece en tu casa. La secas: ya la tienes fichada.

Cuando para de llover sacas la ventana y compruebas que las gomas han encogido.Compras unas gomas nuevas. desmontas la ventana, sustituyes las gomas y montas la ventana. Seguro que ya no entrará agua por esa esquina.

Ahora entra aire. Te fijas y compruebas que la ventana no ajusta perfectamente: está descuadrada. La vuelves a sacar, aprietas unos tornillos, aflojas otros y vuelves a montarla... sigue igual. Decides probar a darle un golpecito... te cargas el cristal.

Bajas a junto del cristalero a comentarle el detalle. El buen hombre sube contigo, llevando un cristal nuevo. Desmonta la ventana, cambia el cristal y coloca la ventana en su sitio... sigue descuadrada. La quita y le arrea un martillazo que suena en toda la casa y te encoge los huevos... el cristal no se ha roto... ¡lo que hace ser un profesional!. Coloca la ventana y ahora ajusta perfectamente; te cobra cien euros... ¡lo que hace ser un profesional!.


continuará

.AS.GV.NL.
03/10/2010, 20:16
plataforma para que este post tenga chincheta.

aramma
04/10/2010, 11:21
Si la intención es lo que cuenta... yo follo todos los días... dos o tres veces.

CONSULTORIO BREVE (II).

Estoy soltero y llevo seis meses sin tener relaciones. Mis amigos dicen que no es normal. ¿qué puedo hacer?.

Lo suyo es casarse. No tendrás relaciones, pero es normal.

¿Cómo puedo saber si soy gay?

Métete dentro de un armario y sal al cabo de media hora. Si has aprovechado el tiempo para ordenar las camisas eres gay.

Tenemos un hijo de 45 años que no se va de casa. ¿qué podemos hacer?.

Empezar a andar por casa en ropa interior y practicar sexo con la puerta de la habitación abierta. Cuando compruebe que sus padres tienen más vida sexual que él se irá.

Soy una chica de 22 años. ¿cuál es el mejor momento para empezar a tener relaciones?

Hace unos cuatro años

¿Es cierto que el primer polvo nuca se olvida?

Sí, sobre todo si es el único.

¿Tienen los hombres un punto G?.

Sí: va desde la punta del pelo a las uñas de los pies.

Voy a traer a mi novio a mi pisito de soltera. ¿cómo sé si me quiere o sólo está conmigo por el sexo?

No prepares cena. Si no quiere cenar, sólo busca sexo. Si encarga una pizza y dice de pagar a medias, sólo busca sexo y es un cutre. Si paga él, sólo busca sexo y cree que una pizza es suficiente. Si paga él y se sienta en el sofá a ver el futbol, te quiere.

¿Cuál es la mejor técnica para conseguir tener sexo?.

Si lo supiera iba a estar yo contestando esto.

En plena batalla sexual, a mi pareja le entró un ataque de tos. Ahora sólo tengo un testículo y me da miedo tener relaciones. ¿qué puedo hacer?.

No pasa nada, es un accidente sin importancia. Eso sí, la próxima vez procura tener a mano una cubitera con hielo: las técnicas de reimplantación han evolucionado muchísimo.

Si me masturbo mucho, ¿me puedo quedar ciego?

Eso son tonterías sin fundamento.


Continuará.

alfonsico
04/10/2010, 11:26
genial, genial

aramma
06/10/2010, 11:39
Si llegas a casa y encuentras a tu pareja desnuda en la cama, primero aprovéchate, luego, si eso, ya preguntarás.

HAS HECHO ALGO MALO.

Aún no has acabado de decirlo o hacerlo y ya sabes que has actuado mal. No ignoras que tendrá consecuencias. Vale que la primera intención es asumirlo, afrontar las consecuencias como el adulto que eres, pero sabes que eso no será así.

Como tu pareja no está presente, analizas fríamente la situación. Puede que pienses que no se va a enterar o creas no tener escapatoria... en cualquier caso procuras por todos los medios desviar la atención. Y te planteas dos opciones: actuar con naturalidad o hacerle la pelota.

Claro que para ti actuar con naturalidad consiste en pasar girando la cabeza por delante del jarrón que te has cargado o sentarte en la esquina del salón cuando viene Maripuri.

Si te decides a hacerle la pelota intentas que sea discretamente, por ejemplo dándole un besito de buenos días, untándole las tostadas con mantequilla y mermelada, llevándola a cenar fuera,...

En cualquier caso, su sexto sentido le dice que algo pasa y decide investigar: "Tú has roto algo ¿verdad?"... "¿yo?, ¿Por qué dices eso?"... "Mira que nos conocemos, dime lo que has hecho"... "¡que no hice nada!, te lo prometo!"... "Tú verás, cuando me entere va a ser peor"... aquí es cuando piensas que si todos los policías fuesen mujeres casadas se acabarían los delitos: es imposible resistir su interrogatorio brutal...

Además sabe cambiar de táctica: "Anda, tontorrón, que no pasa nada, seguro que después nos reímos"... que tu piensas sí, sí, verás cuando veas que el pez naranja ahora es azul... "¿te hago cosquillas hasta que confieses?"... es el recurso de la tortura.

Entonces cantas, intentando que no parezca culpa tuya "Pues verás, ayer, mientras tú y Maripuri os fuisteis de compras, Manolo y yo estabamos viendo el partido de la tele, tranquilitos con nuestras cervecitas y nuestros cigarritos. Entonces llegó el penalti injusto en nuestra contra y Parrillero lo paró. Manolo saltó de la emoción y, como la mesa de centro está coja, que nunca te decides a cambiarla, no pudo evitar que cayera el cenicero. Por supuesto que limpiamos la alfombra, ya ves que no se nota nada".

Sabes que ella sabe que donde dijiste Manolo debieras figurar tú, pero se lo calla. En estos momentos está adoptando la pose de Inspector del CSI: revisa la alfombra en busca de las pruebas del delito... y las encuentra: hay una pequeña marca en la alfombra, donde el pelo está más aplastado... "Le habéis dado la vuelta a la alfombra, ¿verdad?"... "¿Nos crees capaces de eso?".

Por lo visto sí que os creía capaces, ya que llamó a Maripuri y la hizo venir con Manolo. El tal Manolo resultó ser un joputa, ya que nada más verte suelta "¿qué ya le has dicho que tiraste el cenicero y se te ocurrió girar la alfombra?". Ese tío no vuelve a entrar en tu casa.

Ahora Manolo y tú tenéis que retirar los sofás y llevar la alfombra a limpiar... "Como no salga la mancha pagáis una alfombra a medias y os cortamos el canal del fútbol"... gracias a Dios la mancha salió, pero Maripuri y tu pareja os avisan "Ya veremos que consecuencias trae esto".

Así, a buenas y primeras, esa semana no catáis carne ninguno de los dos.

Pero lo peor viene el sábado siguiente, cuando crees que ya todo está olvidado y se plantan en tu casa Maripuri y el joputa del Manolo. "Buenos, señores, hoy nos van a llevar primero de compras, luego a cenar y después ya veremos que castigo os ponemos".

Bueno, a fin de cuentas Manolo ya no es tan joputa... ha aguantado a tu lado estoicamente el recorrido por las veintytantas tiendas y en la cena te ha servido vino.

Lo mejor es que la Maripuri y tu pareja han decidido aplazar el castigo y os ofrecen la condicional... tal vez esa noche recuperes lo perdido.

continuará.

alfonsico
06/10/2010, 11:43
+11111111111111111111111111111111111111111111111111111

aramma
08/10/2010, 22:59
Afán de superación: estado emocional de un hombre al que ya le han dicho tres mujeres que no y lo intenta con la cuarta.

CRIMEN Y CASTIGO.

Tu pareja rompe el jarrón Ming que os regaló tu madre.

Este hecho suele suceder por accidente. Por supuesto la culpa será tuya "que siempre vas dejando las cosas por ahí". Además no procede montar una escena "se compra uno de los chinos y no notará la diferencia".

Evidentemente todo esto le afecta mucho, así que la tienes que llevar a cenar fuera y esa noche no follas "que aún me dura el disgusto que me causaste".

Tu rompes el jarrón de Lladró que os regaló su madre.

Este hecho suele suceder con premeditación y alevosía "es que siempre tienes que hacer lo mismo. Se nota que le tienes manía a mi madre, ni que ella te hubiera hecho algo". Por supuesto, no sirve de nada que te ofrezcas a encargar a la fábrica otro igual "que lo que importa es el cariño que puso cuando hizo el regalo". La escena está asegurada: ella se pasará el día "de morros", dándote la espalda y haciéndote sentir culpable de jarronicidio.

Evidentemente, todo esto le afecta muchísimo, así que aunque la lleves a cenar fuera y la acompañes de compras esa semana no follas "que aún me dura el disgusto que me causaste".

Ella llega al orgasmo primero.

Este hecho sucede por casualidad. Por supuesto ella quiere que tú también disfrutes, así que te anima "venga, acaba rapidito que mañana hay que madrugar".

Tú llegas al orgasmo primero.

Este hecho sucede gracias a tu ineptitud, que "a saber que te estarías imaginando". Por supuesto, te corresponde hacerla disfrutar a ella "aunque, claro, así ya no es lo mismo". Cuando acabas, tras una hora de esfuerzos varios, te lo agradece "después te extrañas de que nunca tenga ganas".

A ella le ponen una multa.

A parte de que el guardia tenía pinta de mal follao, tampoco era como para multarla "total, sólo hice unos metritos en dirección prohibida para no dar la vuelta a la manzana". Vale que en la multa el policía especifique que recorrió doscientos metros y que casi atropella a una anciana "que no estaba en el paso de peatones", pero era un domingo por la mañana "que casi no venían coches, no es para meterme seiscientos euros".

Del disgusto que tiene la pobre le compras un MP3 y esa noche no follas "que me han quitado seis puntos, ni que fuera una novata incosnciente"

A ti te ponen una multa.

"Que ya podía tener un poco más de cuidado, ni que nos sobrara el dinero". Te han puesto sesenta euros de multa mientras esperabas en doble fila a que ella acabara de despedirse de Maripuri "un segundito de nada", aunque en la sanción pone que la primera foto fue a las diez cuarenta y la segunda a las once y cinco.

Con el disgusto que le has dado "que nos has desequilibrado el presupuesto", no follas en un mes.

Ella se compra algo.

Un día aparece con un modelito "que estaba muy bien de precio"... ¡doscientosycincuenta euros!... "lo que pasa es que tú quieres que ande de cualquier manera".

Como es de verano y ya estamos en otoño, te toca comprarle una chaqueta a juego, que no está rebajada.

Vale, esa noche hay sexo "pero que sepas que lo hago por ti".

Tú te compras algo.

Como andas escaso de clazoncillos limpios te compras unos nuevos ... "¡diez euros cada uno!, en e alcampo te compro tres por cinco euros. Además yo sí que necesito bragas". Vuelves la tienda y cambias los calzoncillos por unas bragas para ella.

Esa noche se las pone, intentas un ataque "¡quita!, que me vas a estropear las bragas nuevas".


continuará

aramma
11/10/2010, 09:47
Estrangulamiento testicular: sensación que se sufre al recibir el SMS "tnmos q hblr. N vin rgla".

EL SEXO (XVI).

Es el momento de abordar un tema que acompleja a la mayor parte de los seres en edad propicia: la primera vez. Por supuesto, nos referimos a la primera vez en compañía.

Quizás influenciados por nuestra imaginación pensamos en que nuestra pareja sea experta en las lides amatorias, de tal forma que sencillamente tengamos que dejarnos hacer y que sea la parte contraria quien lleve la iniciativa y consiga que ambos alcancemos cotas de placer insospechadas. Esto, si bien no afirmo su inexistencia, es algo harto improbable por una razón fundamental: tal especimen, si existe, está firmemente oculto por su pareja.

El caso más común es aquel en el cual uno de los miembros de la unidad sexual hace ver al contrario su capacidad amatoria excepcional. A este elemento se le reconoce por afirmar ser abierto a nuevas experiencias. El problema es que la parte incauta desconoce que tal apertura suele indicar que hay mucha abertura o que está dispuesto a investigar a costa de la pareja.

Así, en caso de caer en sus redes, nos encontraremos con un más que probable desollamiento en nuestra espalda, unos pezones sangrantes o un dedo en el culo. Eso sí, en lo que respecta a su cuerpo, el avezado se muestra conservador y será más de caricias ya que dirá haberlo probado todo y bastarle con poco.

Pero la situación más llamativa, habitualmente oculta, es aquella en la que ambos son unos no iniciados. Cabe destacar que aquí que el temor a lo que va a suceder se inicia ya en los prolegómenos: ¿qué me pongo?, ¿hago pis antes?... y es que no resulta sencillo: aquellos que han visto cierta clase de películas estarán acojonados pensando en si serán capaces de sacarse el pantalón y los calzoncillos al mismo tiempo que los zapatos y los calcetines; por su parte ellas dudarán de sus dotes para desnudarse con la mano izquierda mientras le meten mano y besan a su pareja... por eso la mayor parte de las parejas elige el verano para la primera vez: hay menos ropa.

Una vez que se han decidido, los novatos no tienen freno: el cuerpo contrario es algo tangible, no una simple imagen. Se inician tímidamente con unos besos y caricias y, repentinamente la temperatura sube... es "el momento", no hay opción al sexo oral, se quiere "todo y ya"... aquí empieza el "mundo real": por muy mentalizado que se vaya, el camino no se encuentra sólo, hay que ayudarse para no acabar metiéndola en el ombligo y hay que ponerse de acuerdo en los vaivenes, ya que la media nacional no da para mucha separación corporal.

Después de la batalla hay dos clases de opiniones "fue un auténtico desastre" y "me esperaba otra cosa". Por eso lo mejor es repetir la experiencia sin dejar pasar mucho tiempo. Si se consigue se habrá evolucionado y se pasará a la situación de investigadores.

En caso de juntarse dos investigadores la situación se complica, ya que sólo hay dos caminos posibles. El primero es que sean unos amantes pésimos, de los de "breve pero intenso". El segundo es que se conviertan en carne de las urgencias sanitarias, ya sea porque la botella hizo el vacío, ya sea porque el mordisco testicular ejerció más presión de la estrictamente necesaria; en cualquier caso alcanzarán la fama en forma de iniciales en la prensa y siendo citados en las publicaciones médicas.

continuará.

aramma
14/10/2010, 09:51
Pesadilla masculina: estar en una isla desierta con veinte mujeres y no tener aspirinas.

LOS INNOMBRABLES.

Quien más quien menos ha tropezado en su vida con un innombrable, ya sea en su vertiente masculina o en su forma femenina.

Puedes pensar que un innombrable es aquel amigo de toda la vida que se larga con tu pareja y te deja sólo con el gato... eso no es un innombrable, de hecho tanto puede ser sencillamente un hijoputa como haberte hecho un favor.

El innombrable se caracteriza por aparecer repentinamente en tu vida, que nunca se sabe si lo conociste en una noche de juerga o te lo presentó alguien de confianza, lo verdaderamente trágico es que se pega cual mancha de café en tu prenda favorita: aunque la lleves a la tintorería, "parece" que siempre sigue ahí, acojonándote de tal modo que hasta dejas de tomar café una temporada... tal es el efecto que causa el innombrable.

Pero empecemos por el principio.

El susodicho ya está ahí, no lo puedes evitar. Se convierte en un punto de referencia con quien todos hablan creyendo que es íntimo de otro. Después de unos días, aunque hay casos de transcurrir solamente unas horas, se inicia el verdadero trabajo del innombrable: se aprovecha de todos, manteniendo la ignorancia del conjunto.

Podéis pensar en el típico que te sablea veinte eurillos porque no sabe qué le pasa a la tarjeta que no le suelta pasta y te enseña una libreta que pone tresmilypico euros, que "mañana te los devuelvo"... este tipo de innombrable se detecta con cierta rapidez, ya que el grupo habitual no es un pozo sin fondo y cuando intenta el segundo sablazo te pones en guardia y llamas a los demás. Os enteráis que el gilipollas se ha levantado el sueldo de un mes... lo malo es que el innombrable huele la situación y desparece de la faz de la tierra.

Pero también hay un tipo de innombrable que, si es femenino, se conoce como zorrón verbenero y si es masculino se le llama chuliboy, que se aprovecha de la debilidad afectivo-sexual de las parejas y consigue sexo gratis a cambio de aparentar estar unidos por una gran amistad. Claro que el zorrón verbenero está unida a ti, a Manolo y a Pepe... que vosotros sepáis.

Dentro de los innombrables sexuales merecen especial mención las calientapoyas y los calientachochos: son esos que te ponen a tono pero siempre falta el último empujón, "no vaya a ser que tu pareja se crea que hay lo que no hay".

Con los innombrables sexuales se da un problema añadido y es que no desaparecen ellos, eres tú el que incluso se tiene que cambiar de pais para evitar que tu pareja sospeche que te están timando con el sexo.

La mayor parte de vosotros os reiréis de estos casos, pensando que sólo a un panoli se le puede ocurrir confiar en una persona a la que acaba de conocer. Claro, porque a vuestra pareja le pedísteis referencias antes de salir con ella y nunca tuvísteis que pagarle una fanta u os habéis quedado con un calentón.

Incluso tú mismo puedes ser un innombrable y estás aquí disimulando. Además esa manía tuya de recorrer con la vista los restaurantes al entrar no es para buscar la mejor mesa, es para esconderte si ves a alguien que sabe que eres un innombrable.

continuará.

alfonsico
14/10/2010, 19:13
genial.................................

aramma
18/10/2010, 10:35
Si cambias tus principios por sexo, asegúrate de las condiciones de entrega.


CONSULTORIO BREVE (III).

Hoy tenemos una serie de consultas relacionadas:

Soy un fontanero. El otro día una señora no tenía dinero para pagarme y me ofreció sexo. Desde entonces noto un cierto picor en mis partes.

Soy una señora casada. El otro día después de hacer el amor con mi marido, que me dejó insatisfecha como siempre, vino el fontanero y me aproveché de él. Ahora noto picores "ahí".

Soy un hombre casado al que su mujer no le ofrece emociones interesantes. El otro día no me pude resistir y pequé con mi secretaria. Desde ese momento, algo raro pasa en mis testículos.

Soy una chica joven, que salgo con un universitario y trabajo de secretaria. El otro día mi jefe me pegó un revolcón de escándalo, pero ahora me pica el chichi.

Soy un estudiante universitario que necesita clases particulares. A pesar de que salgo con una chica muy maja que trabaja de secretaria el otro día no me pude resistir al escote de mi profesora particular, una madurita que se ve necesitada. El problema es que me pican los cojones.

Soy una ama de casa que complementa los ingresos de su marido, fontanero de profesión, dando clases particulares en casa. El otro día, no sé como, acabé liada con un alumno. Ahora noto como me pican los genitales.

La verdad estaba preocupado, porque algo me decía que estos casos estaban relacionados, pero no veía una solución, hasta que recibí otra consulta:

Soy un trabajador, ni siquiera soy mileurista por lo que me cuesta encontrar pareja; por eso ahorro y me voy de putas. Hace poco pillé ladillas. Sí, ya sé que entraba dentro de lo posible, pero mi pregunta es ¿se van solas?. Es que el otro día el jefe, como tiene por costumbre, nos estuvo dando por el culo y desde entonces ya no tengo molestias.

De este modo todo quedó aclarado: se trata del típico caso de ladillas viajeras, fácilmente solucionable subiéndole el sueldo al currito y montandose una orgía entre los afectados, de forma que las ladillas se junten.

Aprovechando que mi jefe se tomó el día libre usé la visa de la empresa para irme a un puticlú. Falsifique la firma del jefe y todo estuvo perfecto. Ahora el jefe amenaza con despedirme, ¿que puedo hacer?.

Amenaza con mandarle a su mujer una copia del recibo de la visa.

Desde hace un tiempo noto que mi marido no me insiste para tener relaciones, se ducha a diario e incluso se echa colonia. Además, habla en sueños y dice algo así como "¿siete y siete treinta?". ¿Me estará engañando?.

Salvo que sea contable y esté intentando cuadrar un balance, lo que realmente dice es "¿sientes que te entra? y sí te está engañando.

Estoy casado con una chica que es juez. Cuando le pido para tener sexo me presenta siempre un aplazamiento de la vista. ¿Qué puedo hacer?.

Cuando te presente el aplazamiento te sacas el miembro, convenientemente en posición de firmes, y le alegas un alto riesgo de fuga.


continuará

Navarrico
25/10/2010, 22:30
eeeeenga parrrriibbaaaa que me lo quiitan delas maaanos:11::11::11:

.AS.GV.NL.
31/10/2010, 19:52
upeo y pregunto, ¿cuando mas?

aramma
08/11/2010, 10:56
Ciclogénesis explosiva: dícese del fenómeno natural de carácter violento que se presenta de improviso y que suele causar desastres. Su manifestación más habitual recibe el nombre de menstruación.

EL SUEGRASSO.

Conviene aclarar que una suegra es una madre, concretamente la de tu pareja. Partiendo de esta idea inicial y sabiendo que, por lo general, todas las parejas aportan a la convivencia dos madres, debe asumirse que, en ese instante ambas adquieren la condición de suegras.

Lo anterior no supondría ningún problema, ya que todos sabemos que "madre no hay más que una y a ti te encontré en la calle". Realmente, el quid de la cuestión aparece cuando, al intercambiar opiniones con distintos conocidos, descubrimos que "todas las madres son iguales"... y no precisamente para lo bueno.

En estas condiciones, el hecho de la existencia de la suegra podría pasar desapecibido, salvo que se establezca en la pareja la distinción "tu madre...".

Debe quedar claro que cada pareja organiza su casa con su estilo propio, que casualmente suele coincidir con las preferencias de tu pareja, ya que tu "eres un desastre para estas cosas".

Y en este instante es cuando aparece el riesgo del suegrasso.

No se trata de que la suegra venga a pasar "dos días" con vosotros, no.

El suegrasso es toda una declaración de intenciones, que ríete tú de la invasión de Perejil.

Al principio es un acercamiento cual ligue de fin de semana: compra unos pastelitos para la merienda, hace un potaje, lava tus calzoncillos consiguiendo quitarles la sombra marrón, os informa de que los hijos adoptados abandonan a sus padres para buscar a los de verdad,...

Pero a medida que vosotros adquirís experiencia como pareja ella se forma como suegra y, si cuando os sintáis a gusto, cuando tengáis asentada la rutina diaria, aparece el suegrasso...

Un día descubres sobre la tele un paño de ganchillo "como los que hacía mi madre", os informa,... y claro, vosotros respetáis a la abuela y no os atrevéis a decirle nada, que ya lo quitaréis cuando se vaya... craso error, pues cuando vuelva no verá el pañito y dirá "si no os gusta me lo podíais haber dicho, que no me pasaba el trabajo de hacerlo". Entonces os excusáis diciendo que era para no estropearlo.

En ese preciso instante habéis perdido la batalla, el suegrasso está dado: vuestra casa ya no es vuestra casa, es una exposición de sus pañitos de ganchillo colocados estratégicamente por toda la casa... incluso el teclado del ordenador tiene una funda de ganchillo.

Y suerte tenéis si no aparece la otra suegra a competir colocando jarrones con flores de los chinos sobre los pañitos.

Porque cuando compiten las dos suegras automáticamente entran en acción los suegros. Y si uno es un torpe y el otro un manitas... sólo os queda rezar, porque la suegra afectada por el inútil redoblará sus esfuerzos decorativos.

Contra el suegrasso no es posible luchar, pues aunque lavéis los malditos trapos agua caliente y lejía con una camiseta roja oscura del mercadillo no conseguiréis que destiña... son indestructibles.

Conozco casos de parejas que se han tenido que mudar porque debido al suegrasso necesitaban una casa mayor, de hecho creo que esta es la principal causa de la burbuja inmobiliaria.


continuará.

mud_ito
08/11/2010, 11:09
Si cambias tus principios por sexo, asegúrate de las condiciones de entrega.


CONSULTORIO BREVE (III).

Hoy tenemos una serie de consultas relacionadas:

Soy un fontanero. El otro día una señora no tenía dinero para pagarme y me ofreció sexo. Desde entonces noto un cierto picor en mis partes.

Soy una señora casada. El otro día después de hacer el amor con mi marido, que me dejó insatisfecha como siempre, vino el fontanero y me aproveché de él. Ahora noto picores "ahí".

Soy un hombre casado al que su mujer no le ofrece emociones interesantes. El otro día no me pude resistir y pequé con mi secretaria. Desde ese momento, algo raro pasa en mis testículos.

Soy una chica joven, que salgo con un universitario y trabajo de secretaria. El otro día mi jefe me pegó un revolcón de escándalo, pero ahora me pica el chichi.

Soy un estudiante universitario que necesita clases particulares. A pesar de que salgo con una chica muy maja que trabaja de secretaria el otro día no me pude resistir al escote de mi profesora particular, una madurita que se ve necesitada. El problema es que me pican los cojones.

Soy una ama de casa que complementa los ingresos de su marido, fontanero de profesión, dando clases particulares en casa. El otro día, no sé como, acabé liada con un alumno. Ahora noto como me pican los genitales.

La verdad estaba preocupado, porque algo me decía que estos casos estaban relacionados, pero no veía una solución, hasta que recibí otra consulta:

Soy un trabajador, ni siquiera soy mileurista por lo que me cuesta encontrar pareja; por eso ahorro y me voy de putas. Hace poco pillé ladillas. Sí, ya sé que entraba dentro de lo posible, pero mi pregunta es ¿se van solas?. Es que el otro día el jefe, como tiene por costumbre, nos estuvo dando por el culo y desde entonces ya no tengo molestias.

De este modo todo quedó aclarado: se trata del típico caso de ladillas viajeras, fácilmente solucionable subiéndole el sueldo al currito y montandose una orgía entre los afectados, de forma que las ladillas se junten.

Aprovechando que mi jefe se tomó el día libre usé la visa de la empresa para irme a un puticlú. Falsifique la firma del jefe y todo estuvo perfecto. Ahora el jefe amenaza con despedirme, ¿que puedo hacer?.

Amenaza con mandarle a su mujer una copia del recibo de la visa.

Desde hace un tiempo noto que mi marido no me insiste para tener relaciones, se ducha a diario e incluso se echa colonia. Además, habla en sueños y dice algo así como "¿siete y siete treinta?". ¿Me estará engañando?.

Salvo que sea contable y esté intentando cuadrar un balance, lo que realmente dice es "¿sientes que te entra? y sí te está engañando.

Estoy casado con una chica que es juez. Cuando le pido para tener sexo me presenta siempre un aplazamiento de la vista. ¿Qué puedo hacer?.

Cuando te presente el aplazamiento te sacas el miembro, convenientemente en posición de firmes, y le alegas un alto riesgo de fuga.


continuará
:11::11::11:.........:11:..:11::11:
Genial.

alfonsico
15/12/2010, 11:59
queremos mas.....................

aramma
15/12/2010, 12:07
Tal como están las cosas, volveré por Navidad... como el Almendrito ese :11::11:

alcasa
15/12/2010, 12:32
Tal como están las cosas, volveré por Navidad... como el Almendrito ese :11::11:

Con múltiples pensamientos sobre cómo afrontar las comidas familiares, espero...

aramma
03/01/2011, 12:58
Teorema de la siesta: Toda siesta tiende a extenderse hasta la hora de la cena.

COMPRAS. VERSIÓN NAVIDEÑA.

Nadie sabe lo que es ir de compras hasta que hace la compra de Navidad.

Porque, analicémoslo fríamente, lo que vas a comprar son regalos. Sí objetos aparentemente inofensivos pero que pueden causar grandes desastres. De hecho estoy seguro de que la revuelta bolquevique se inició por un regalo mal elegido.

Habrá quien no esté de acuerdo conmigo. Pero tengo argumentos: ¿Por qué los regalos se hacen el día de Reyes? (curiosamente al final del periodo festivo)... pues está claro: si se hacen el día 24 antes de la cena de Nochebuena más de uno se quedaría sin postre y tendría que tomarse las uvas solo... no me negaréis que si alguien os regala ropa interior de felpa no es para negarle el plato.

Pero claro, como se hacen el día seis de enero, hay que aguantarse y mantener las apariencias "por si acaso cae un buen regalo"... y mira que hay regalos buenos... pero todos son para los otros.

En esta tesitura, ya no te acuerdas de que te regalaron el año pasado... lo cual ya es un indicio más que sospechoso, pero tu pareja está cegada por un mal entendido amor familiar unido al ingreso de la paga extra.

Y toca pensar regalos.

Con los niños es fácil, les preguntas y te responden:

Los hay decididos "quiero un gormiti explorador mutante albino".

Los hay indecisos "quiero una bicicleta o un patinete o un avión teledirigido".

Los hay acaparadores " tengo marcado aquí lo que quiero" ... y ha llenao de cruces el catálogo del cortinglés.

Y están los fáciles de contentar "caramelos"... ¿y otra cosa?... "piruletas".

Pero a los mayores no les vas a preguntar, más que nada porque tu cuñao es capaz de pedir que le pagues la reforma del baño.

Así que os armáis de valor e iniciáis la caza del regalo.

Lo primero es ir a un centro comercial a solucionar lo de los niños.

Descubres que el puto gormiti de los cojones vale sesenta euros y está agotado, que lo único que se le parece es el gormiti que ríe... decides comprarlo y darle en casa una mano de pintura blanca, además le pegarás una brújula barata... pero tu pareja no está de acuerdo, así que habla con el vendedor y localizan en la tienda de la provincia de al lado uno; lo reserváis, que ya pasarás tú mañana a recogerlo.

Al indeciso lo despacháis en un plisplás con una puñetera tabla con ruedas que vale setentaycinco euros... "es que es de diseño yemení".

La que marcó el catálogo del cortinglés sabía lo que se hacía: lo más barato es la barbi preñá, que vale cientoycincuenta euros... que por ese precio piensas que compras una cualquiera y la preñas tu mismo.

Por eso, cuando llega el turno del de los caramelos y las piruletas decides tirar la casa por la ventana y comprarle un robot teledirigido... a la mierda otros cientoypico euros.

Es el turno de los mayores, pero tu señora decide pasarse por la sección de lencería... allí estás tú, en un probador, sujetando bolsas, mientras tu mujer se despelota y se pone un sujetador y unas minibraguitas... que te sale el gormiti explorador. Ella ya decidió su regalo: un conjunto que vale doscientosytantos euros y que sólo verás de lejos.

Para las suegras resulta sencillo: como regales lo que regales no sabrán dónde ponerlo, decidís comprar unos botes de colonia de esa que anuncia Carmen Sevilla... al menos salen baratas.

Para los suegros pensáis en algo que necesiten: unas zapatillas y un batín para andar por casa.

Con la cuñada se complica el asunto: ¿qué le gusta a una cuñada?... porque no es plan de regalarle un vibrador y crear un cisma familiar. Así que, en un derroche de originalidad os decidís por un bolso de esa diseñadora Cagolina Hegera que dicen por la tele... casi preferías otra barbi preñá.

Y llega el turno del cuñao... el depositario del amor filial... que tú has pensado algo acorde con su carácter, como unas fundas para los asientos del coche en pelo de camello... pero tu señora dice que nanai, que mejor un notebú de esos. Tú sudas, pensando en las horas extras que tendrás que hacer para mantener el puñetero ordenador... al final consigues convencerla y le cae un e-book a colorines.

Y falta tu regalo... los ojitos se te van hacia un tablet que has visto, pero "¿para que quieres más cacharrada?"... acabas comprándote un polo rosa y unos pinkis.


Visión de futuro: la entrega de regalos.

Ya han llegado los Reyes, los regalos están ahí apiladitos... cada uno abre el suyo...

El puñetero gormiti albino ya ha perdido la cabeza a los cinco minutos... te tocará pegarlo.

El del monopatín se ha estrellado contra la encimera y ha hecho un chichón... cosas de niños.

La barbi preñá ya ha parío... al feto de los cojones le han puesto tu nombre.

El de los caramelos ha quitado el robot, se ha puesto la caja en la cabeza y va golpeándose contra los muebles diciendo "soy un robot... soy un robot".

Las suegras han abierto la colonia y han decidido que les da alergia.

Los suegros han abierto y se han puesto sus regalos. Rápidamente, las suegras se lo han vuelto a guardar "para cuando vayas al hospital".

La cuñada ha dicho "tendré que comprarme un vestido que haga juego con el bolso".

El cuñao ha abierto su regalo, lo ha dejado sobre la mesa, ha estrellado el monopatín contra tu tele, ha intentado averiguar como se ha quedado preñá la barbi y ahora te está golpeando las espinillas con el robot teledirigido.

A tu señora le han regalado entre todos unas bragas de esas anchas para andar a diario y una bufanda del carrefú.

A ti te han dado unos calzoncillos de felpa y un pijama.

Lástima que los regalos no se den el día 24 antes de la cena.

lapierroxtr
03/01/2011, 13:22
real como la vida misma....:5::5::5:

Wrathchild
03/01/2011, 14:06
Llevaba tiempo sin leer este hilo, pero........ha merecido la pena









Y falta tu regalo... los ojitos se te van hacia un tablet que has visto, pero "¿para que quieres más cacharrada?"... acabas comprándote un polo rosa y unos pinkis.


:105::105::105::105::105:
:105::105::105::105::105:

jacarmo
03/01/2011, 23:17
Gracias por seguirlo :5:

aramma
04/01/2011, 13:43
Sueño del soltero: conseguir follar durante una hora.

Sueño del casado: conseguir una hora para follar.


CENA EN FAMILIA. NAVIDAD'S PERFORMANCE.

Las cenas en familia tienen dos variantes: normales y navideñas.

En las normales se procura que el lenguaje sea sereno y, como muncho se oyen frases del tipo "a mí esas que llevan un cinto por falda me parecen unas fulanas... y no lo digo por ti, que tienes tipo para lucirlo" o "No sé como no tenéis más dinero ahorrado... tu padre y yo ganamos mucho menos y tenemos dinero en el banco para lo que pueda pasar".

Sin embargo en las navideñas se produce una transmutación de la personalidad que suele acabar en desastre, en borrachera... o en un desastre con borrachera.

Pero no adelantemos acontecimientos y veamos las navidades de nuestras tres parejas preferidas: la novata, la experta y la veterana.


Cena de Navidad en una pareja novata.

Estos pobres inocentes, en su primer añito de convivencia, deciden hacer una cena "especial" y juntan a los suegros y los cuñados en su casa porque "somos una familia".

Se queda a las veintiuna cero-cero y ya a las dieciocho quince está la mesa puesta, con su mantelito de estrena, las velas rojas, el vino preparado y el marisco a punto.

A las veinte treinta llegan los familiares, todos juntos, que parece que se hubiesen estado esperando. Los cuñados se apropian de unas cervezas y se tiran delante de la tele... ellos "saben".

Te das cuenta de que ya se te ha planteado el primer problema: un suegro ha traído cuatro botellas de "Rioja Tintorro gran reserva" y el otro cuatro de "Blanco del Duero"... decides tirar por la calle del medio y acabas poniendo las ocho botellas en la mesa.

Mientras, en la cocina, se está fraguando el primer desastre: una suegra dice que el marisco debe estar templado y la otra que tiene que ser frío, además parece que la salsa de la carne es muy espesa según una y la otra opina que el pescado está muy hecho... tu pareja nota como las tetas le saltan detrás del mandil.

Salvadas estas menudencias, se sienta todo el mundo a la mesa y se inicia la comida... todo parece ir bien, con las conversaciones de siempre "¿sabes quien se ha muerto?", "Pues Patricia, tu novia anterior, ya tiene un niño"...

De repente te das cuenta que los suegros están mezclando el blanco y el tinto y te hueles el segundo desastre... efectivamente "Zapatero es un inútil, no sabe lo que hace... Aznar, ése sí que sabía", "Sí, ¿has visto a los de Intereconomía como le dicen las verdades"... te preguntas como dos jubilados que no saben casi ni encender la tele han conseguido sintonizar el puñetero TDT... los clubs de jubilados debían estar prohibidos.

La cosa se complica con los postres: tu padre decide enseñarle al de tu pareja lo que tomaba de pequeño y prepara dos tazas de vino tinto caliente con azucar y una manzana asada dentro... se la meten para dentro como si nada... a Zapatero le deben estar operando los oídos.

Las suegras están enseñando a tu pareja como tiene que recoger la mesa y lavar los platos... tu pareja insiste en que tenéis lavavajillas... "hija, ¿tú sabes lo que gasta eso?". Además la están aleccionando para que "sepas como hacer un niño o una niña, según quieras".

Los cuñaos han emigrado, que han quedao con los amigos... una lágrima nostálgica asoma a vuestros ojos.

Cuando se van estáis convencidos de que Rajoy es la salvación y de que no se puede follar en Navidades, que si no el niño sale cura.

Además os dáis cuenta de que dentro de ocho horas volverán, "que es una pena tirar toda la comida que sobró".


Cena de Navidad en una pareja experta.

Nuestro pobres imbéciles creen haber aprendido la lección y deciden pasar la Nochebuena en "casa de ella" y la Navidad en "casa de él", creyendo que así conjuran el peligro.

Primera sorpresa: en casa de ella no hay cordero asado, hay bacalao "en tu honor". Notas como el cuñao y el suegro miran al pobre pescado con indiferencia y a ti con odio.

Además tienes que escuchar el mensaje del rey "que es tradición"... al menos no tienes que estar en posición de firmes.

El bacalao está soso "por culpa de tu suegro y el corazón", sin embargo parece que el vino es medicinal, que ya van tres botellas vacías y aún no llegaron los postres.

Tu cuñao, sin compañía femenina a la que sobar, resulta ser un soso de primera; pero no se olvida de recordarte que el portátil no le va bien y a ver si le echas un vistazo, que mañana por la mañana tiene que ver una cosa en internet... te pasas la sobremesa intentando desinfectar el puñetero cacharro de un virus llamado elhigomechorrea, mientras tu suegro insiste en que "Cuando gane Rajoy, estos sinvergüenzas de los piratas informáticos van a saber lo que es bueno".

De camino a casa, tu pareja te cuenta que su madre piensa que eres impotente, que se la ve insatisfecha y que un hijo os haría más felices.

Al día siguiente te duele la cabeza, pero tienes que afeitarte para ir a "tu casa" a comer, que "de soltero andabas siempre más arreglado".

¡Mierda!, otra vez bacalao "que seguro que ayer lo echaste de menos". Además tu padre te ha grabado el discurso del rey "para que veas como dice las verdades"...... y está salado, el bacalao, "que se me fue la mano, con taaaanto trabajo"

Tu hermana insiste en que le arregles el ordenador, que "algún gracioso me ha mandado un mensaje con virus"... al menos ya sabes como matar al dichoso elhigomechorrea.

Conseguís largaros a las diecisiete horas... acojonados al pensar en el fin de Año.


Cena de Navidad de una pareja veterana.

Curiosamente, les ha tocado un crucero por el Nilo entre el 23 de Diciembre y el 7 de Enero.

aramma
05/01/2011, 09:44
Ley del soltero: siempre el condón para pillar polvo.

Extensión del casado: el condón siempre pilla polvo.


CONSULTORIO BREVE (IV). SITUACIONES NAVIDEÑAS.

Tras la cena de fin de año, con la cogorza que teníamos, mi señora y yo nos dimos un revolcón impresionante, con la mala suerte de que nos pillaron las campanadas en medio. Ahora ella dice que ya ha cumplido con el débito conyugal para este año. ¿Quién tiene razón?.

Según la normativa vigente, para evitar malentendidos como los vuestros, se debe considerar que el nuevo año no se inicia hasta el dos de Enero; así se ha hecho con la ley antitabaco. Claro que en el caso del cheque-bebé los nacidos después de las cero-cero no ven un duro... entonces podríamos deducir que si fue un polvo sin ánimo de lucro queda pendiente el de este año.

El dia 28 de diciembre, por hacer una inocentada, les dije a mis padres que me iba de casa. Ahora no puedo entrar pues han cambiado las cerraduras y no me contestan al teléfono. ¿Qué puedo hacer?.

He hablado con tus padres. Dicen que en su casa se respira tranquilidad, que la nevera está siempre llena, que pueden ver el Sálvame e ir al baño siempre que quieren. De hecho, me han jurado por lo más sagrado que ellos nunca han tenido un hijo.

Le he preguntado a mi novio que quería de regalo de reyes y me ha dicho algo de unos empujones, un salchichón y leche en las orejas. ¿Qué le regalo?.

Tu novio quiere un polvo de espanto.

¿Dónde venden ese polvo de esparto?.
PD. Soy rubia.

Gracias por aclarar lo de que eres rubia: tu novio quiere verte los ojos, pero no sabe como decírtelo. Por eso, la noche de reyes, después de cenar, haz pis y báñate bien bañadita. A continuación lávate los dientes y enjuágate la boca con un producto no alcohólico. Ponte ropa interior provocativa y vístete con algo sugerente. Es muy importante que te pongas al cuello un gran lazo rojo y que lleves gafas de sol muy oscuras. Cuando te recoja, pídele que te lleve a un hotel caro. Una vez en la habitación dile que se de la vuelta, quítate las gafas y ponte el lazo en los ojos de forma que no veas nada. Ahora dile que ese es su regalo. Tienes que saber que los hombres son muy torpes y que no siempre encuentran el regalo a la primera, por lo que no te extrañe que te desnude y busque por todo tu cuerpo. Debes ayudarle y seguir sus instrucciones, piensa que él es torpe y debe comprobar todas las posibilidades. Ya verás como cuando te descubra los ojos tiene una cara de felicidad enorme.

Copi_TDCi
05/01/2011, 10:48
Simplemente genial :5::5::5:

aramma
07/01/2011, 12:03
¿Qué es una rubia teñida de moreno?... inteligencia artificial


EL SEXO (XVII). DESNUDO NAVIDEÑO.

Mira que es difícil convencer a tu pareja para mantener una aproximación más placentera que la habitual de ir apretujados debajo del paraguas mientras graniza.

Pero ahí estás tú, ilusionado con la navidad... te pones tus calzoncillos rojos de Papá Noel, tu gorrito con pompón y te presentas de esta guisa en la habitación. A los dos segundos comprendes por qué el susodicho Noel se larga a repartir regalos: seguro que a su señora le ha entrado el mismo ataque de risa que a tu pareja.

Seamos serios: si no consigues convencer a quien comparte tu cama en condiciones normales ¿pretendes convencerla con sabe dios cuantas botellas de champán en su interior?... todo lo más conseguirías una lluvia dorada, que "tengo la vejiga que explota"... ¡coño!, pues haz pis, como yo... "es que la tapa del vater está fría".

¡Mierda!: en verano porque tú sudas como un cerdo, en invierno porque la taza del vater está fría... seguro que en primavera tiene alergia y en otoño le entristece la caída de las hojas.

Pero tú no desistes, que por algo es Navidad y aún crees en los milagros. Así que miras el calendario y analizas los días: el 24 no puede ser que tiene que preparar la cena, el 25 estará cansada, los días 31-1 y 5-6 se va a repetir la historia, así que marcas en tu agenda el día veintiocho y empiezas a preparar tu estrategia.

Lo primero es preparar el ambiente: mientras ella apura la visa con Luisa, tu compras una pizza y unas botellas de vino en el supermercado. Preparas la mesa, con velitas y todo, aflojas dos bombillas de la lámpara, pones el bolero de Ravel en modo repetición continua y las estufas a tope. Además pones la manta térmica sobre la tapa del vater. Te vistes para la ocasión, con un tanga nuevo y dejas desabrochados dos botones de la camisa... hasta te has echado colonia en los pezones.

El primer disgusto lo tienes cuando viene cargada de paquetes y trae a Luisa "que se queda a cenar, que Manolo tiene cena de empresa"... el Manolo es un cabrón.

Disimulas como puedes, mientras sientes como el puñetero tanga se busca un camino no previsto. Al menos el vino baja a buen ritmo.

Ya en los postres, mientras las dos van al baño (sí: también aquí van juntas), aprovechas para recolocar al tanga díscolo.

La Luisa vuelve antes, parece que no anda muy derecha. De hecho, se te cae encima, plantándote las tetas en la cara justo en el momento en que entra tu señora... "¡uy!, si queréis os dejo solos". Las dos se ponen a reir como locas mientras tú te sacudes a Luisa de encima como si fuese una brasa ardiendo.

Tu pareja saca una botella de Oporto y, ayudada por Luisa, impiden que se evapore. La conversación sube de tono: se empeña en demostrarle a Luisa que casi no tienes pelo en el pecho, aunque no entiendes que para ello sea necesario sacarte la camisa. Además, crees lo de Luisa no es una sencilla comprobación de que no tienes abdominales; de hecho, no es absolutamente necesario que te pellizque los pezones.

Recuperas tu camisa como puedes. Esas dos fieras deberían tener prohibido beber en la cena. Tu señora empieza a insistir "Luisa no puedes irte así. Hoy te quedas a dormir aquí"... empiezas a maldecir al jodío tanga y al cabrón del Manolo pensando en que te toca sofá mientras las dos zorrupias duermen en tu cama.

Hay que irse a dormir. Te vas al baño, te sacas el tanga y te pones tus calzoncillos de siempre. Cuando sales están las dos ahí en el pasillo, con los mejores saltos de cama de tu amada esposa, sí: esos que nunca se pone. Intentas largarte arrimándote a la pared, notando como tus inferioridades parecen cobrar vida propia.

Las dos arpías quieren darte "el beso de buenas noches"... ¡judas!, ¡que sois unas judas!.

De repente escuchas a tu parienta "Luisa, ¿Has hecho algna vez un trío?"... ¿eing?, ¿mande?, ¿mi adorada haciendo proposiciones obscenas?. "Podríamos probar"... el Manolo es un pringao.

Te mandan para la habitación "que nos vamos a lavar". Aún no han conseguido abrir el grifo y ya has quitado la colcha, las mantas y la sábana de arriba, doblándolas perfectamente. Te quitas el calzoncillo y te tiras sobre la cama.

Se abre la puerta y entran las dos al grito de "¡inocente!, ¡inocente!".

Las mandas a la mierda, te largas sin hacerles la cama y te acuestas en el sofá desnudo, eso sí: te tapas con la manta térmica... ¡que se jodan!.


.

salvalopez
07/04/2011, 13:12
Insuperable. :3:

De lo mejorcito que estoy leyendo -no he acabado, pero merece la pena subirlo- :5:

Y un chistecito para alcanzar la sexta línea:


<!--[if gte mso 9]><xml> <w:WordDocument> <w:View>Normal</w:View> <w:Zoom>0</w:Zoom> <w:PunctuationKerning/> <w:ValidateAgainstSchemas/> <w:SaveIfXMLInvalid>false</w:SaveIfXMLInvalid> <w:IgnoreMixedContent>false</w:IgnoreMixedContent> <w:AlwaysShowPlaceholderText>false</w:AlwaysShowPlaceholderText> <w:Compatibility> <w:BreakWrappedTables/> <w:SnapToGridInCell/> <w:WrapTextWithPunct/> <w:UseAsianBreakRules/> <w:DontGrowAutofit/> </w:Compatibility> <w:BrowserLevel>MicrosoftInternetExplorer4</w:BrowserLevel> </w:WordDocument> </xml><![endif]--><!--[if gte mso 9]><xml> <w:LatentStyles DefLockedState="false" LatentStyleCount="156"> </w:LatentStyles> </xml><![endif]--><!--[if gte mso 10]> > /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:"Times New Roman"; mso-ansi-language:#0400; mso-fareast-language:#0400; mso-bidi-language:#0400;} </style> <![endif]--> Le decía una amiga a otra:
Mi marido y yo somos inseparables.
¿Vais siempre juntos?
No, es que cuando nos peleamos se necesitan hasta 8 vecinos para poder separarnos.


:11::11::11::11::11::11::11:

Quagmire
07/04/2011, 13:27
jajajajajajajajajaja, siempre genial.

salvalopez
07/04/2011, 13:31
jajajajajajajajajaja, siempre genial.


¡Eh!

Seis líneas.

Espabilado. :4:

Hay que respetar la reglas. :5:

Ma falta una. :2:

Vendo Opel Corsa.

aramma
18/04/2011, 12:41
Realizar el acto sexual con una mujer es fácil. Lo difícil es convencerla.


VACACIONES. SEMANA SANTA (I).

Nuestra historia comienza allá por el siete de Enero, cuando os percatáis (bueno: tu pareja hace que tú te enteres bien enterado) de que los gastos navideños han superado a los ingresos y se hace necesario afrontar una situación de autocontrol económico hasta la paga extra veraniega.

Tú ya tenías metido en tu cabecita que en Semana Santa tocaba ir a Murcia y allí seguro que "tocaba", por eso te esforzaste en ahorrar, incluso casi ni te molestaba no mojar: todo fuese por no gastar en condones.

Pero el fin de semana anterior entras en tu cuenta y ves que estás más cerca de "lo rojo" de lo que creías y asumes que para sentir la naturaleza tendréis que ir a pasear a un vivero. Bueno, al menos podrás descansar y, como el roce hace el cariño, "tocará".

La noche del sábado, mientras ves el partido, tu pareja te suelta: "podríamos aprovechar estos días para arreglar algunas cosillas en la casa" y tú, que estás con la mente en otro sitio como tu equipo, dices "vale" ...te acaban de cambiar la "Semana de Pasión" por un Vía Crucis.

Y ahí estás tú, con tu semanita libre, yendo el lunes al centro comercial a comprar lejía, limpia wc, friegasuelos y otros artículos. De paso aprovechas y compras condones de sabores... por si acaso.

Como tu pareja trabaja te pones manos a la obra. Decides empezar por los cuartos de baño, que son unos receptáculos pequeños y además piensas que una bañera limpia puede atraerla hacia un baño relajante "y lo que venga después".

El bidé lo despachas enseguida pasándole una toallita húmeda y secándolo con papel higiénico, a fin de cuentas tú no lo usas salvo para cortarte las uñas de los pies. El lavabo tampoco da mucho trabajo: un estropajito para despegar los restos de jabón, un dedo para que el agua del grifo lo lave todo y el papel higiénico para secar... no entiendes por qué se queja tanto cuando limpia el baño.

Y llegas a la bañera... ¿Cómo es posible que un sitio que se usa con agua limpia y jabón tenga tanta mierda?. Te armas de valor, te despelotas y te metes en la bañera con tu estropajito... al cabo de media hora has conseguido acabar con la suciedad, con el bote de jabón y con tres uñas. Estás sudando como un cerdo, pero te niegas a ducharte, que para eso la has limpiado tú, así que te vuelves a poner la ropa.

Ya sólo te falta el wc. Lo ves ahí, poca cosa y vas a por él. Se nota que el que diseñó el chisme ese no tiene que limpiarlo: ¿alguien le ha explicado que si, por casualidad, sale una gotita de pis se mete debajo de la tapa?. Además, las rayas que deja el agua al caer no hay quien las quite. Decides que ya has respirado bastante pato wc mientras frotabas con el estropajo... después de haber roto la escobilla, así que tiras de la cadena y recuperas el trozo de escobilla del fondo.

Tanto oír correr el agua te "produce" pis, pero te niegas a mear en ese wc tan pulcro, así que meas en el bidé... que tu no lo usas.

Crees que has acabado, pero mientras descubres los misterios del manejo de la fregona para secar el suelo, te fijas que los azulejos están como empañados. Les pasas la fregona... sin resultado. Así que te pones otra vez con tu estropajito a limpiarlos.

Después de tres horas da gusto ver ese baño: hasta comerías en él... bueno en el bidé no, por si acaso.

Por la noche llega tu pareja. Dice que está muy cansada y que se va a tomar un baño relajante. Se lo toma con la puerta cerrada... ¡desagradecida!.

Cuando sale, envuelta en su toallita te sonríe y te pide que recojas su ropita.

Abres el baño y... ¡será japuta!... ha dejado todo patas arriba, el suelo mojado, la ropa en el lavabo, tiras depilatorias en el bidé... al menos no ves restos de compresas: no está todo perdido.

Te pide que te encargues de la cena, así que llamas al de la pizza y abres una botella de vino.

Mientras esperáis al pizzero se sienta en el sofá a tu lado, te pone los pies encima y, mientras echa un ojo al salón, te dice: "ya veo que ni siquiera limpiaste el polvo".

El polvo, dice, el polvo... ¡pues hoy no mojas!... seguro que por la tele dan Ben-Hur, que esos eran machos.

continuará.

A_la sombra
18/04/2011, 23:10
¿Como he podido pasar tanto tiempo sin este hilo?...:11:

Quagmire
18/04/2011, 23:17
jajajajjajajajaja, brutal lo del polvo jajaa...

alfonsico
18/04/2011, 23:28
genial, como siempre

aramma
19/04/2011, 11:27
Si eres de los que opinan que los condones de sabor a fresa no están bien conseguidos, es que ya los has probado.

VACACIONES. SEMANA SANTA (II).

Estamos a martes. Ayer por la noche por fin te comiste un rosco. Bueno: exactamente fue un roscón... el de kilo y medio que te dio tu madrina.

Hoy tu pareja vuelve al curro y tú decides inspeccionar la casa, siguiendo las instrucciones que te ha dejado. Así que ya sabes: hay que limpiar el polvo, pasar la aspiradora y poner la lavadora.

Limpiar el polvo es fácil. Sólo hay que cogerle el truco al chisme ese con plumas de avestruz y hacer pequeños círculos alrededor de las figuritas... hasta que te fijas y ves que al trasluz se ve exactamente la misma cantidad de polvo que antes.

Así que decides hacer fotos a las estanterías y apilar todos los objetos en un rincón. Después llenas todo el mueble con el spray quita-polvo y pasas un paño que encontraste junto a la cocina... crees que te estás volviendo un adicto a los productos de limpieza. Después pones en el portátil las fotos y vas colocando las figuritas en su sitio.

El aspirador ya lo tienes dominado: tubo gordo y tira millas... claro que después tienes que pasar la mopa, que el puñetero aspirador sólo recoge lo "gordo"... al menos no has puesto "Il Divo" en el cassete.

Ahora toca la lavadora. Para ello sigues las indicaciones de tu pareja: "Separa los colores en fuertes y claros. Dale la vuelta a la ropa. Vacía los bolsillos. No metas la ropa a presión. Coloca mis braguitas y sujetadores en las bolsitas de rejillas Echa el detergente y el suavizante. Fíjate que el centrifugado esté a mil revoluciones"...

Vamos a ver: si una camisa es de rayas negras y blancas ¿es fuerte, débil o hermafrodita?... acabas haciendo tres montones: claros, oscuros y el resto, que es el montón más gordo, así que lo repartes a ojo con los otros dos.

Le das la vuelta a la ropa y, aunque entiendes el porqué de darle la vuelta a tus calzoncillos, ignoras por qué es preciso darle la vuelta a un sujetador. De hecho, ni siquiera sabes la necesidad de lavarlo: no está "usado".

¡La leche!, ¿sabéis lo complicado que es vaciar los bolsillos de un pantalón cuando se le ha dado la vuelta? y ¿qué hace un kleenex usado en tu bolsillo trasero?... por cierto: su ropa interior va protegida en bolsitas, pero tus calzoncillos van a pecho descubierto.

Esperas cuarenta minutos a que acabe la lavadora y cuelgas la ropa... que no te han dicho si se cuelga del derecho o del revés, así que llamas a tu madre y le preguntas... resulta que no es tan fácil: hay que colgar la ropa derecha pero sin estirar demasiado, las toallas hay que fruncirlas (menos mal que tienes un diccionario en casa) y además la ropa interior la tienes que colgar hacia adentro, para que los vecinos no curioseen... después de haber perdido dieciocho pinzas das por concluída la tarea.

Como te sobra tiempo decides limpiar la cocina. Empiezas a sospechar que alguien visita a tu pareja cuando tú no estás: te has roto otras tres uñas frotando la maldita encimera de gas... decides cambiarla por una vitrocerámica en cuanto sea posible. Por cierto: el KH7 despeja la nariz que da gusto... aunque jode los ojos.

Falta media hora para que llegue ella, así que decides dar una última visual a la casa: haces un montón con todos los papeles que tienes junto al ordenador y los pones en la estantería más alta, apilas los CD, le das unos golpecitos a los cojines del salón, pones velas en la mesa y pones música clásica en el cassete.

Y Ahí está ella, tocando al timbre... ¿para qué tiene llaves?. Pero tú le abres y quieres enseñarle todo tu trabajo. "Venga, deja eso para luego. ¡Salgamos a cenar fuera!".

¡Será desagradecida!: te pasas el día encerrado en casa para que ella ni se digne en decirte un simple "que bien está todo, cariñito"... al menos piensas que después de una cena íntima "tocará".

Al llegar al restaurante os están esperando la Puri, la Luisa, el Pepe y el Manolo, ¡no es una cena privada!. Por las caras de Pepe y Manolo descubres que también tuvieron operación limpieza. Además las jodías hacen corrillo en la mesa, así que vosotros tres habláis de vuestras cosas: de la docena de condones de sabores que has comprado, del gel efecto calor que compró Pepe, del anillo vibrador que pilló Manolo... suspiráis con lo que pudo haber sido y no fue.

Al menos pactáis el día D hora H: la gran final. Será en casa de Pepe, que tiene dos salones y dos teles grandes, así seguro que no hay problemas de incompatibilidades.

A los postres, dice la Luisa: "Chicos: mañana a las tres salimos los seis para Oporto, que hemos conseguido un chollo de última hora"... se oyen seis huevos contra la silla.

Continuará.

alfonsico
19/04/2011, 11:37
Si eres de los que opinan que los condones de sabor a fresa no están bien conseguidos, es que ya los has probado.

VACACIONES. SEMANA SANTA (II).

Estamos a martes. Ayer por la noche por fin te comiste un rosco. Bueno: exactamente fue un roscón... el de kilo y medio que te dio tu madrina.

Hoy tu pareja vuelve al curro y tú decides inspeccionar la casa, siguiendo las instrucciones que te ha dejado. Así que ya sabes: hay que limpiar el polvo, pasar la aspiradora y poner la lavadora.

Limpiar el polvo es fácil. Sólo hay que cogerle el truco al chisme ese con plumas de avestruz y hacer pequeños círculos alrededor de las figuritas... hasta que te fijas y ves que al trasluz se ve exactamente la misma cantidad de polvo que antes.

Así que decides hacer fotos a las estanterías y apilar todos los objetos en un rincón. Después llenas todo el mueble con el spray quita-polvo y pasas un paño que encontraste junto a la cocina... crees que te estás volviendo un adicto a los productos de limpieza. Después pones en el portátil las fotos y vas colocando las figuritas en su sitio.

El aspirador ya lo tienes dominado: tubo gordo y tira millas... claro que después tienes que pasar la mopa, que el puñetero aspirador sólo recoge lo "gordo"... al menos no has puesto "Il Divo" en el cassete.

Ahora toca la lavadora. Para ello sigues las indicaciones de tu pareja: "Separa los colores en fuertes y claros. Dale la vuelta a la ropa. Vacía los bolsillos. No metas la ropa a presión. Coloca mis braguitas y sujetadores en las bolsitas de rejillas Echa el detergente y el suavizante. Fíjate que el centrifugado esté a mil revoluciones"...

Vamos a ver: si una camisa es de rayas negras y blancas ¿es fuerte, débil o hermafrodita?... acabas haciendo tres montones: claros, oscuros y el resto, que es el montón más gordo, así que lo repartes a ojo con los otros dos.

Le das la vuelta a la ropa y, aunque entiendes el porqué de darle la vuelta a tus calzoncillos, ignoras por qué es preciso darle la vuelta a un sujetador. De hecho, ni siquiera sabes la necesidad de lavarlo: no está "usado".

¡La leche!, ¿sabéis lo complicado que es vaciar los bolsillos de un pantalón cuando se le ha dado la vuelta? y ¿qué hace un kleenex usado en tu bolsillo trasero?... por cierto: su ropa interior va protegida en bolsitas, pero tus calzoncillos van a pecho descubierto.

Esperas cuarenta minutos a que acabe la lavadora y cuelgas la ropa... que no te han dicho si se cuelga del derecho o del revés, así que llamas a tu madre y le preguntas... resulta que no es tan fácil: hay que colgar la ropa derecha pero sin estirar demasiado, las toallas hay que fruncirlas (menos mal que tienes un diccionario en casa) y además la ropa interior la tienes que colgar hacia adentro, para que los vecinos no curioseen... después de haber perdido dieciocho pinzas das por concluída la tarea.

Como te sobra tiempo decides limpiar la cocina. Empiezas a sospechar que alguien visita a tu pareja cuando tú no estás: te has roto otras tres uñas frotando la maldita encimera de gas... decides cambiarla por una vitrocerámica en cuanto sea posible. Por cierto: el KH7 despeja la nariz que da gusto... aunque jode los ojos.

Falta media hora para que llegue ella, así que decides dar una última visual a la casa: haces un montón con todos los papeles que tienes junto al ordenador y los pones en la estantería más alta, apilas los CD, le das unos golpecitos a los cojines del salón, pones velas en la mesa y pones música clásica en el cassete.

Y Ahí está ella, tocando al timbre... ¿para qué tiene llaves?. Pero tú le abres y quieres enseñarle todo tu trabajo. "Venga, deja eso para luego. ¡Salgamos a cenar fuera!".

¡Será desagradecida!: te pasas el día encerrado en casa para que ella ni se digne en decirte un simple "que bien está todo, cariñito"... al menos piensas que después de una cena íntima "tocará".

Al llegar al restaurante os están esperando la Puri, la Luisa, el Pepe y el Manolo, ¡no es una cena privada!. Por las caras de Pepe y Manolo descubres que también tuvieron operación limpieza. Además las jodías hacen corrillo en la mesa, así que vosotros tres habláis de vuestras cosas: de la docena de condones de sabores que has comprado, del gel efecto calor que compró Pepe, del anillo vibrador que pilló Manolo... suspiráis con lo que pudo haber sido y no fue.

Al menos pactáis el día D hora H: la gran final. Será en casa de Pepe, que tiene dos salones y dos teles grandes, así seguro que no hay problemas de incompatibilidades.

A los postres, dice la Luisa: "Chicos: mañana a las tres salimos los seis para Oporto, que hemos conseguido un chollo de última hora"... se oyen seis huevos contra la silla.

Continuará.


eres un puto crack